Marketing's Promotional Mix: Definición y cómo utilizarla

El marketing puede ser tan esencial para el éxito de una empresa como la calidad de los productos y servicios que ofrece. Una mezcla promocional es esencial para una estrategia de marketing eficaz.

En este artículo, definimos una mezcla promocional y damos ejemplos de cómo utilizarla;

¿Qué es una mezcla promocional?

Una mezcla promocional es una combinación de métodos de marketing que incluye la publicidad, las ventas, las relaciones públicas y el marketing directo para lograr un objetivo de marketing específico. La combinación promocional suele ser sólo una parte de una combinación de marketing más amplia. Puede optar por utilizar algunos métodos o decidir que una combinación de todos ellos puede ser lo más eficaz para su campaña;

Relacionado: 12 consejos para crear una campaña de marketing exitosa

Los cuatro elementos de una mezcla promocional

La mezcla promocional tradicional tiene cuatro herramientas principales que las empresas utilizan para crear un significado para su servicio o producto e influir en el público para que lo compre:

1. Publicidad: Las empresas pagan por anunciar su servicio o producto a un elevado número de personas al mismo tiempo. Las formas habituales de publicidad incluyen anuncios en televisión, periódicos, correo directo, radio, revistas o en línea.

2. Promoción de ventas: Las promociones de ventas son incentivos a corto plazo para animar a la gente a comprar un producto o servicio. Algunos ejemplos son los cupones, las rebajas o los juegos y concursos en los que puede participar el público.

3. Relaciones públicas: Este tipo de promoción comunica al público los servicios y la imagen de una empresa. Algunos ejemplos son las conferencias de prensa o los comunicados de prensa.

4. Marketing directo: Esta estrategia es un enfoque más personal, que se dirige a los clientes directamente a través de promociones en persona, catálogos, correo electrónico, llamadas telefónicas o correo.

La combinación promocional forma parte de la combinación global de marketing, que es el modelo básico que utilizan muchas empresas. La mezcla de marketing se compone de cuatro partes esenciales que pueden formar una estrategia sólida cuando se utilizan juntas:

  • Precio: El precio es la cantidad de dinero que los consumidores pagan por su producto. Hay que pensar en dedicar tiempo a idear un precio en el que la empresa obtenga beneficios pero el coste siga siendo atractivo para el consumidor.
  • Producto: El producto es el servicio o bien que satisface la demanda o necesidad del cliente. Puede revisarse a lo largo de los años para adaptarse a los cambios del mercado
  • Promoción: La promoción abarca todas las técnicas y estrategias de marketing, como las ofertas especiales, la publicidad o las promociones de ventas. El producto y el precio son el resultado de una promoción.
  • Lugar: El lugar implica conocer la mejor zona en la que distribuir su producto. Esto puede incluir el conocimiento de los datos demográficos y los hábitos de compra de los consumidores en ese lugar.

Cómo utilizar una mezcla promocional

Estos pasos ofrecen sugerencias sobre cómo utilizar una mezcla promocional:

  1. Establezca su público objetivo.
  2. Crear anuncios.
  3. Utilizar las relaciones públicas.
  4. Utilizar la promoción de ventas.
  5. Piense en el marketing directo.

1. Establezca su público objetivo

Antes de iniciar cualquier promoción, debe considerar la posibilidad de determinar su público objetivo. Hay varios factores a tener en cuenta, como la edad, el sexo y los ingresos. Las campañas eficaces tienen en cuenta a sus consumidores más probables  

Por ejemplo, considere si su producto se dirige más a las mujeres o a los hombres. También puede calcular la distancia que puede recorrer la gente para obtener su servicio, de modo que pueda anunciarse en ese radio. Estos pasos pueden ayudarle a crear un público objetivo más definido para que su combinación promocional sea más eficaz.

2. Crear anuncios

La publicidad es cualquier tipo de promoción o presentación de servicios, ideas y bienes por parte de un patrocinador particular. Es una gran forma de comunicarse con un gran número de personas a la vez y es una de las formas más comunes de promocionar un producto. Su empresa puede dedicar gran parte de su presupuesto sólo a la publicidad, incluyendo la radio, las revistas, la televisión y los periódicos.

Puede colaborar con su equipo para determinar qué tipo de publicidad le conviene más. Si vende algo que compraría la población local, el periódico local puede ser una buena opción para la colocación de anuncios. Si vende un producto que puede comprar cualquier persona del país, debería considerar la posibilidad de colocar anuncios en algunas revistas nacionales o en la televisión para llegar a más gente. Su equipo puede crear varios borradores para los anuncios hasta que todos estén de acuerdo con el definitivo.

Relacionado: 14 tipos de publicidad

3. Utilizar las relaciones públicas

Una empresa puede recurrir a una empresa de relaciones públicas para ayudar a su mezcla promocional e intentar influir en la actitud de un determinado grupo’hacia su negocio. Los esfuerzos de las relaciones públicas suelen crear y mantener una imagen positiva de una empresa mientras la promocionan. Las relaciones públicas se dirigen a grupos específicos de personas, como accionistas, empleados, ecologistas, clientes, residentes o sindicatos. Puede trabajar con ellos para informarles de cualquier detalle importante que deban promocionar y de quién es su público objetivo.

Hay una variedad de actividades que considerar, como invitar a los consumidores a ver su producto en una presentación especial. Es útil contar con alguien de relaciones públicas, ya que se encarga de crear listas de personas a las que enviar correos electrónicos, comunicarse con los posibles compradores y responder a las preguntas que el público pueda tener sobre su servicio. Estos pasos pueden ayudar a crear un evento exitoso en el que promocionen su producto y puedan conseguir que la gente lo compre.

4. Utilizar la promoción de ventas

La promoción de ventas incita a los consumidores a decidirse rápidamente por su servicio. Implica incentivos no rutinarios y a corto plazo, como rebajas de precios, cupones, descuentos u ofertas especiales como «compre uno y llévese otro gratis», para motivar a los consumidores y a los distribuidores a comprar lo que usted vende.

Un ejemplo de promoción de ventas es ofrecer un determinado porcentaje de descuento en el precio total si alguien compra tu producto en un periodo de tiempo determinado. Puedes comunicar estas ofertas a los consumidores con anuncios online o impresos. La promoción podría ser un código de cupón que ofrezca un 15% de descuento en el producto si el cliente lo compra entre determinadas fechas.

Relacionado: Ventas internas vs. Ventas externas: ¿Cuál es la diferencia?

5. Considerar el marketing directo

Otra parte de la mezcla promocional es el marketing directo, que se utiliza para ofrecer un servicio o un mensaje. Este método ha crecido en popularidad a lo largo de los años ya que ahorra tiempo y dinero a las empresas;

Varias formas de utilizar el marketing directo incluyen el envío de anuncios por correo a clientes potenciales, ir de puerta en puerta para vender su servicio o tener un quiosco en un centro comercial para promocionar su producto. Este tipo de marketing puede hacer que la experiencia sea más agradable y personal para los consumidores.