Mi jefe me odia: Cómo mejorar la relación con tu jefe

Es crucial tener una relación de trabajo positiva con su jefe para tener éxito profesionalmente. Puedes notar un aumento de la productividad y de la satisfacción laboral si desarrollas una relación positiva con tu jefe.

En este artículo, analizamos por qué es importante llevarse bien con su jefe y le explicamos qué medidas puede tomar para mejorar su relación con él.

Por qué es importante llevarse bien con tu jefe

Tener una buena relación con tu jefe puede hacer que tu trabajo sea más agradable y que las interacciones respetuosas sean más probables. Esta relación también puede aumentar tu satisfacción laboral y tu motivación para trabajar más y mejor por el éxito de la empresa.

Una relación sólida y de respeto mutuo con tu jefe también conduce a un mayor reconocimiento de tus logros y a una retroalimentación constructiva más útil. Además, si usted y su jefe se comunican bien, obtendrá una retroalimentación más valiosa y bien entregada, lo que le anima a seguir sobresaliendo en el trabajo.

Relacionado: 8 formas de establecer relaciones en el lugar de trabajo

Señales de que la relación con su jefe necesita mejorar

Aquí hay algunas posibles señales de que tu jefe te odia:

Su jefe quiere una actualización de todo

Si su jefe le pide constantemente que le actualice el estado de su trabajo o le exige que un supervisor revise sus tareas antes de presentarlas, puede ser un indicio de que su jefe le está microgestionando. Aborde la situación solicitando comentarios detallados sobre su trabajo o rendimiento. Pregúntale a tu jefe si hay algo que le hace sentir que no puede confiar en ti y cómo puedes trabajar con más autonomía.

Puedes sugerir otras formas de mantenerlos al día sobre el progreso de tus tareas, como reuniones o informes semanales, para que no sientan que tienen que comprobarlo tanto. Si se resisten a ello, puedes preguntarles si estarían dispuestos a experimentar dándote más independencia en una tarea específica para ver cómo va.

Su jefe asigna proyectos clave a otros

Si tu supervisor o director te deja de lado regularmente para proyectos importantes para los que estás cualificado, puede ser una señal de que no está satisfecho con tu rendimiento. Cuando tu jefe asigna un proyecto clave a otra persona, lo mejor que puedes hacer es mostrar tu profesionalidad y apoyo ofreciendo ayuda al nuevo responsable de la tarea. A continuación, habla con tu jefe y exprésale tu interés por asumir más responsabilidades y lo que tienes que hacer para conseguirlo.

Nunca se obtiene retroalimentación

Si tu jefe elogia a otros y te deja sin reconocimiento, puede ser una señal que refleje algo sobre su evaluación de ti. Intenta pedirle directamente su opinión. Puedes decir algo como: «Me encantaría saber qué crees que va bien y en qué debo centrarme para hacerlo mejor»

También puede intentar solicitar comentarios a menor escala, como pedir que le informen de un proyecto reciente, compartiendo su evaluación de lo que ha ido bien y lo que podría haber ido mejor y pidiendo la opinión de su supervisor. Su respuesta te proporcionará más información sobre cómo te ven, lo cual es una información útil para que tengas en cuenta tu relación con ellos.

Relacionado: 8 estrategias para tratar con un jefe difícil

Te rechazan un aumento de sueldo sin muchas explicaciones

Rechazar tu solicitud de aumento de sueldo no es señal de un problema en sí mismo, ya que puede deberse a otras razones, como las limitaciones presupuestarias. Sin embargo, tu jefe debe explicarte por qué no puede aprobar tu solicitud de aumento y cuándo puedes esperar un aumento en el futuro o cómo conseguirlo.

Puede preguntar algo como, «¿Qué debería hacer para conseguir un aumento en el futuro?» Un jefe que' está invertido en retenerte y que cree en tus capacidades debería estar dispuesto a discutir lo que necesitarías hacer para conceder tu petición la próxima vez.

Relacionado: Cómo pedir un aumento de sueldo (con ejemplos de guiones)

Ya no estás en los correos electrónicos del grupo y te quedas fuera de las reuniones importantes

Ser excluido de cadenas de correo electrónico, reuniones, conferencias telefónicas o charlas a las que normalmente se le invitaría puede ser una señal de que algo va mal. Para abordar el problema, diríjase directamente a su jefe.

Por ejemplo, puedes decir: «Me hubiera gustado que me incluyeran en la conferencia de esta mañana sobre la cuenta de Thompson, ya que trabajo estrechamente con ellos. Me he dado cuenta de que me han excluido en varias reuniones de la cuenta últimamente. ¿Hay algo que pueda hacer para asegurarme de que formaré parte de esas conversaciones en el futuro?

Cómo mejorar la relación con tu jefe

Siga estos pasos para empezar a mejorar su relación con su jefe:

1. Ponte en la situación de tu jefe'.

Es fácil suponer que no le gustas a tu supervisor o gerente si te trata de una manera determinada. Sin embargo, hay muchas cosas en su trabajo que usted no ve ni conoce, por lo que su comportamiento puede deberse a algo totalmente distinto.

Piensa en los retos que tu jefe o supervisor se encontrará ese día y prepárate para ofrecer soluciones. Prevea las preguntas que su jefe puede hacerle sobre un proyecto o su trabajo y prepare respuestas meditadas. Pensar de forma proactiva puede ayudarte a demostrar que eres un miembro inestimable del equipo.

2. Entiende el estilo de trabajo de tu jefe

En lugar de intentar cambiar a tu jefe, céntrate en intentar comprender su estilo de trabajo. Averigua cómo toma las decisiones, cómo prioriza el trabajo y cuáles son sus puntos fuertes y débiles. También puede ayudar averiguar qué valoran en un empleado. Las preferencias de tu jefe son importantes, y cuanto mejor entiendas lo que le gusta y lo que no le gusta a tu jefe, más fácil será trabajar con él.

3. Comunicar con eficacia

Conozca cómo prefiere su jefe comunicar y recibir información. Algunos gerentes o supervisores prefieren recibir todas las preguntas, solicitudes y actualizaciones de los empleados por escrito, incluso si se trata de correos electrónicos breves y nítidos. A otros les gusta entablar conversaciones más largas durante las conferencias. También es importante tener en cuenta cuándo es más probable que su jefe esté ocupado con sus propias tareas de trabajo y programar las comunicaciones en consecuencia.

Relacionado: Cómo comunicarse eficazmente con un equipo difícil

4. Asegúrate de seguir participando

Asegúrate de que tu jefe vea que participas en cosas como reuniones de equipo y grandes proyectos. El trato con tu jefe o supervisor significa que debes seguir siendo un miembro que contribuye con fuerza a la empresa. Independientemente de tu relación con ellos, tu jefe debe respetar la forma en que manejas tu trabajo y lo mucho que aportas al equipo.

5. Hacer bien las cosas básicas

Si eres nuevo en un puesto, céntrate en aprender lo básico. Realice las tareas de la forma en que su jefe le ha indicado antes de hacer sugerencias que puedan mejorar la productividad o la eficiencia. Además, prepárate para pensar de forma independiente. Si sabe lo que debe hacer, demuestre que confía en su trabajo poniéndose inmediatamente a trabajar en su tarea actual en lugar de pedir repetidamente instrucciones.

6. Esforzarse por superar los objetivos

Los resultados son muy importantes en los negocios, por lo que superar los objetivos manteniendo una alta calidad de trabajo puede ayudarte a establecer una relación positiva con tu jefe. Si quiere mejorar su relación con su supervisor o gerente, piense en cómo podría rendir a un nivel más alto y ofrecer resultados más impresionantes.

7. Haz más de lo que se espera de ti

Puede haber ocasiones en las que su jefe le pida que vaya más allá de la descripción básica de su trabajo o que trabaje fuera del horario normal. Estar preparado para hacer más de lo que se te pide puede ayudar a mejorar tu relación con tu jefe. Sin embargo, no esperes a que tu jefe te lo pida. Considera la posibilidad de ayudar a un compañero de trabajo que tenga una gran carga de trabajo, o preséntate voluntario para llegar a la oficina antes de tiempo durante un periodo de máxima actividad. Seguro que tu contribución será reconocida tarde o temprano.

8. Demuestre su voluntad de aprender

Demostrar la voluntad de aprender habilidades especializadas o nuevas técnicas también puede ayudar a mejorar tu relación con tu jefe. Al convertirte en un empleado más valioso y productivo, estarás quitando parte de la carga a tu jefe y a tus compañeros. También puedes ofrecerte a compartir las habilidades que has aprendido formando o enseñando a tus compañeros de trabajo, o simplemente ayudando a los nuevos empleados a aprender lo que tienen que hacer. Estas acciones te ayudan a añadir un valor significativo a la empresa, lo que puede reforzar tu relación con tu jefe.

9. Sé leal y trata a tu jefe con respeto

Aunque tu jefe tenga un estilo de gestión informal, no olvides el hecho de que es tu superior. Respeta siempre esta antigüedad, y si tienes una queja, habla con tu jefe en privado en lugar de hablar abiertamente del asunto delante de tus compañeros.