Cómo superar el miedo a hablar

El miedo a hablar en público puede impedirle compartir ideas, preocupaciones, opiniones o preguntas. Superar este miedo puede ayudarte a destacar entre tus compañeros. Desarrollar la confianza y practicar esta habilidad puede ayudarte a mejorar tu capacidad de hablar en público.

En este artículo, explicamos por qué es importante hablar en el trabajo, ofrecemos consideraciones para decidir cuándo es importante hablar, compartimos cuatro pasos para superar el miedo y destacamos algunos consejos útiles.

¿Por qué es importante hablar claro en el trabajo?

Hablar en público en el trabajo es importante porque le permite comprometerse más con sus tareas y compañeros de equipo. Por ejemplo, si su equipo está trabajando en colaboración en una tarea o en una lluvia de ideas para encontrar soluciones, puede proporcionar información o perspectivas beneficiosas a su equipo. También es posible que tengas que hablar para hacer frente a un comportamiento poco profesional en el lugar de trabajo.

Algunas de las ventajas de hablar en su lugar de trabajo pueden ser:

  • Cómo identificarse como líder
  • Ganarse el respeto
  • Ampliar la influencia

¿Cuándo se debe hablar en el trabajo?

Hablar en público en el trabajo puede aportar beneficios, pero es importante reconocer cuándo es apropiado. He aquí tres elementos clave que hay que tener en cuenta a la hora de decidir cuándo hablar en público:

Papel

Es importante considerar cuál es su función para determinar si es útil o innecesario proporcionar retroalimentación. Considera dos ejemplos generales, uno en el que tu función podría justificar la retroalimentación y otro en el que no.

En el primer ejemplo, tú y tu equipo estáis haciendo una lluvia de ideas sobre nuevos productos para dirigirse a un nuevo público objetivo al que tu empresa quiere llegar. Los miembros del equipo están compartiendo sus ideas y opiniones. Este puede ser un buen momento para compartir algunas de tus ideas para nuevos productos o adaptaciones de productos existentes. Compartir esto puede ayudarte a emerger como líder y a ganarte el respeto de tus compañeros de equipo.

En el segundo ejemplo, te enteras de que otro equipo no está cumpliendo sus objetivos. Un amigo tuyo de ese equipo te ha contado los problemas que están teniendo. En esta situación, puede ser preferible evitar compartir esta información a menos que tu jefe te pregunte directamente.

Relacionado: Qué es la autoconciencia: Consejos para ser más consciente en el trabajo

Liderazgo y cultura

Pensar en la capacidad de respuesta de la dirección de tu empresa y considerar su forma de actuar, así como la cultura general del lugar de trabajo, puede ayudarte a decidir si debes hablar y cuándo. Normalmente, un liderazgo fuerte puede crear vías para que los equipos se sientan cómodos hablando en su lugar de trabajo. Dado que cada lugar de trabajo es único, puedes pensar en ello:

  • La capacidad de respuesta del liderazgo en su empresa
  • La posibilidad de reunirse con cualquier persona uno a uno
  • La cultura general de su lugar de trabajo

Tener en cuenta estos elementos puede ayudarte a tomar una decisión informada sobre cuándo, dónde o si debes hablar y puede variar de un lugar a otro.

Relacionado: Relacionado: 8 tipos de cultura en el trabajo

Situación

Reconocer la situación puede incluir conocer a su público, el momento y el lugar. Conocer a tu público es importante para saber cómo enfocar las diferentes situaciones en las que puedes hablar en el trabajo.

Por ejemplo, puede hablar de manera más informal cuando trabaje con sus compañeros de equipo que si se reuniera con su jefe de equipo. Es importante ofrecer soluciones prácticas cuando se abordan los retos en el trabajo.

Gestionar la forma de hablar en el trabajo puede requerir una comprensión del tiempo y el lugar. Por ejemplo, si tienes un conflicto con un compañero de trabajo, puedes obtener más beneficios si manejas la situación de forma profesional y programas una reunión personal con tu jefe o líder de equipo. Así podrá compartir con ellos cómo se siente de forma sana y productiva, lo que puede llevarles a implementar cambios útiles.

Resultado

Cuando consideres si debes hablar en el trabajo, puedes pensar en los posibles resultados. Esto también puede ayudarte a determinar qué enfoque utilizar si decides expresar tu opinión. Algunas estrategias para considerar los resultados son:

  • Escribir los pros y los contras
  • Reconocer ambas perspectivas
  • Comprender tus emociones y prejuicios

Relacionado: Cómo crear una lista de pros y contras significativa

Cómo superar el miedo a hablar en 4 pasos

Si tiene miedo a hablar en el lugar de trabajo, puede superar su temor si realiza este proceso paso a paso:

1. Identificar una idea o preocupación

Piensa en la idea o inquietud que quieres compartir. Si no estás seguro de cómo podrías articularlo a tus compañeros de equipo o a la dirección, puedes hacer una lluvia de ideas con una lista de diferentes formas de comunicar o compartir tu aportación. Puede incluir ejemplos de lo que piensa decir o cuándo y dónde piensa hablar. Incluso puedes pensar en diferentes formas de abordar varios temas si hay más de una idea o preocupación que quieras compartir.

2. Analizar los beneficios y el valor

Haz una lista de los pros y los contras de hablar para ayudarte a tomar una decisión informada sobre si ofrecer tu opinión. Contemplar los pros y los contras puede permitirte examinar todos los detalles y reconocer los beneficios que puedes experimentar, como convertirte en líder de un equipo, resolver conflictos o aplicar cambios empresariales.

3. Racionalizar y considerar la determinación de los costes

La racionalización y la determinación de los costes se refieren al análisis del razonamiento para alzar la voz en el trabajo y al reconocimiento de los posibles costes o efectos. El razonamiento para querer hablar puede depender del individuo y de su situación específica, por lo que debe considerar las consecuencias relacionadas con sus circunstancias únicas. A continuación, redactar una lista de posibles resultados puede ayudarte a determinar los efectos de alzar la voz, en los que pueden influir la cultura y el liderazgo de tu lugar de trabajo. Con esta información, puedes tomar una decisión informada.

4. Practica la presentación

Si decides hablar en el trabajo, crea un plan para compartir tus ideas. Puedes considerar el lugar o el momento. Por ejemplo, si hablas en una reunión de intercambio de ideas en el trabajo, puedes sentarte donde la gente pueda verte en lugar de detrás de otros empleados. También tienes que proyectar y articular mientras hablas para asegurarte de que todos pueden entender claramente lo que estás diciendo o añadiendo a la conversación. Considere la posibilidad de practicar lo que piensa decir o de escribir notas para sentirse más seguro.

Relacionado: 15 Consejos y trucos para hablar en público en tu próxima presentación

Consejos para superar el miedo a hablar

Superar el miedo a hablar en público puede llevar tiempo, pero hay algunos consejos útiles que pueden ayudarte a sentirte más cómodo, entre ellos:

  • Elige el formato, como el cara a cara o el correo electrónico, con el que te sientas más cómodo.
  • Comprende por qué tu idea o preocupación es importante y siéntete seguro al articular esa información.
  • Selecciona estrategias que te ayuden a mantenerte sereno y receptivo a otras perspectivas cuando expreses tu idea o preocupación.
  • Recuerde que sentirse nervioso puede significar que se preocupa por lo que decide discutir en el trabajo.