P&R: ¿Qué hace que un profesional sea un buen modelo a seguir?

Es probable que haya tenido varios modelos de conducta a lo largo de su vida. Estas personas a menudo nos inspiran a hacer grandes cosas por la forma en que nos animan a vivir sus vidas de forma abierta y hábil.

Puede que los modelos de conducta en el lugar de trabajo no sean mundialmente conocidos, pero aún así pueden ofrecer muchos beneficios a los compañeros, incluyendo la ayuda para alcanzar sus objetivos profesionales. En este artículo, analizamos qué es un modelo de conducta profesional, sus rasgos clave y la importancia de encontrar tu modelo de conducta en el trabajo.

¿Qué es un modelo de rol?

Un modelo a seguir es alguien a quien los demás intentan emular o admirar porque es eficiente o hábil en algún aspecto. Los modelos a seguir suelen tratar de aprender todo lo posible para mejorar, pero siguen siendo humildes. Se pueden encontrar modelos de conducta dentro o fuera del lugar de trabajo.

Relacionado: ¿Qué es un mentor?

Rasgos de los modelos de conducta eficaces en el trabajo

La mayoría de los modelos de conducta muestran características similares. Incluso en los momentos de tensión, confían en sus capacidades y en las de sus compañeros para superar los obstáculos. Estos rasgos suelen caracterizar a los modelos de rol eficaces en el lugar de trabajo:

  • Rendición de cuentas
  • Trabajo duro
  • Positividad
  • Persistencia
  • Integridad
  • Respetar

Rendición de cuentas

Los modelos de conducta suelen asumir la responsabilidad de sus acciones y están dispuestos a admitir cuando cometen errores, e inspiran a otros a hacer lo mismo haciendo que sus equipos sean conscientes de sus errores y de cómo piensan corregirlos.

Trabajo duro

Los modelos de conducta eficaces se esfuerzan por llevar a cabo sus propias tareas, y con frecuencia pueden completar más de lo que se espera de ellos. Una vez que completan su trabajo, es probable que estén dispuestos a ayudar a sus colegas con su trabajo también. Muestran una actitud positiva y demuestran a los demás que no hay tarea que no estén dispuestos a hacer.

Positividad

Los lugares de trabajo pueden ser estresantes en ocasiones, y los modelos de conducta mantienen una actitud positiva incluso cuando se enfrentan a retos dentro o fuera del lugar de trabajo. Buscan los beneficios de cada situación y animan a los que les rodean a hacer lo mismo.

Persistencia

Los modelos de conducta siguen adelante cuando una tarea es difícil de completar. Se enfrentan a los obstáculos con un sentido de urgencia y resolución. Esto contribuye a su eficacia, ya que los demás se darán cuenta de que sus éxitos no se lograron con facilidad;

Relacionado: Relacionado: 5 pasos para encontrar un mentor

Integridad

La rectitud moral es un rasgo importante de los modelos de conducta. La gente en el lugar de trabajo tiende a admirarlos porque son honestos y siguen las normas y directrices de su empresa. Esto incluye llegar a tiempo y ser productivo durante las horas de trabajo.

Respetar

Tratar a los empleados, a los compañeros de trabajo y a los clientes con respeto es importante en todas las situaciones, ya que ser impulsivo, inteligente y con talento significa poco en comparación con la forma en que los modelos de conducta tratan a los demás. Una buena manera de que los modelos de conducta se ganen el respeto de los demás es mostrar siempre respeto hacia ellos 

La importancia de los modelos de conducta en el trabajo

Tener un modelo de conducta en el lugar de trabajo tiene muchos beneficios. Los modelos de conducta pueden ser importantes para usted o sus empleados por varias razones, entre ellas:

1. Aumentan la moral de los empleados

Los modelos de conducta ayudan a elevar la moral utilizando sus rasgos para hacer del lugar de trabajo un entorno en el que la gente disfrute. Sus actitudes inspiran a los demás a dar lo mejor de sí mismos incluso cuando las cosas no son fáciles. Sus compañeros de trabajo y empleados probablemente los admiran, y si están satisfechos con su vida laboral diaria, los que los rodean también pueden sentirse así;

Por ejemplo, un modelo a seguir puede llegar siempre a tiempo y estar dispuesto a ayudar con las tareas que han quedado en suspenso durante un tiempo. Los demás apreciarán sus esfuerzos y pueden experimentar más satisfacción en un lugar de trabajo en el que se fomenta un entorno de ayuda y colaboración.

2. Inspiran una competencia sana

Las personas con mayor rendimiento inspiran una sana competencia en el lugar de trabajo. Aquellos que trabajan con ellos probablemente se darán cuenta de lo bien que producen, y esto puede inspirarles a intentar producir un trabajo al mismo nivel o por encima de su nivel. 

Por ejemplo, un modelo de conducta puede vender productos en una empresa al doble de la tasa normal del empleado medio y ser reconocido por ello, y sus compañeros de trabajo pueden sentir una presión positiva para seguir el ritmo y vender más. Incluso pueden pedirle al modelo de conducta consejos y técnicas para tener más éxito en su trabajo.

3. Crean un ambiente positivo

La positividad es uno de los rasgos importantes que debe tener un modelo de conducta en el trabajo. Es probable que fomenten la positividad e intenten poner en práctica ideas que contribuyan a crear un entorno más positivo;

Por ejemplo, un modelo de conducta puede escribir una cita positiva semanal en una pizarra del lugar de trabajo, en una sala de descanso o en otro lugar de la zona común, para dar a sus colegas algo agradable que considerar.

Relacionado: Establecer objetivos para mejorar la carrera profesional

4. Motivan a los demás

Los modelos de conducta están dispuestos a entrenar y formar a otros haciendo algo más que proporcionar a los individuos la información necesaria. También motivan a sus equipos para que den lo mejor de sí mismos para sobresalir en el trabajo. La mejor manera de motivar a la gente es convirtiéndose en un buen ejemplo en varios aspectos.

Por ejemplo, un modelo de conducta puede notar que un empleado se siente frustrado por un reciente plazo de entrega de un proyecto. El modelo de conducta se toma el tiempo necesario para entender las preocupaciones del empleado y decide ayudarle proporcionándole ejemplos de trabajos que ha realizado en el pasado y que han cumplido con plazos estrictos, motivando así al empleado al mostrarle que es posible cumplir con su plazo.

5. Se comunican abiertamente

Los modelos a seguir no tienen miedo de compartir sus ideas e innovar para ayudar a los objetivos del sector. Proporcionan una retroalimentación honesta y consistente que es respetuosa y útil. Están dispuestos a comunicarse con sus empleados y compañeros de trabajo para explicarles cómo han llegado a ser competentes y exitosos en sus funciones.

Por ejemplo, el supervisor de un modelo de rol puede preguntar por una opinión específica sobre un nuevo proceso que su empresa ha puesto en marcha, y un modelo de rol daría una opinión honesta y positiva y ofrecería las alternativas percibidas para solucionar cualquier posible problema con el nuevo proceso.

Te recomendamos

6 Métodos de previsión de ventas para ayudar a predecir las ventas futuras

Cultura empresarial inclusiva: Por qué es importante y cómo contribuir

Tipos de servidores informáticos y su funcionamiento

¿Qué es el sector privado? Definición y ejemplos

Qué hacer si odias tu trabajo pero te pagan bien: 5 consejos

Cómo escribir objetivos SMART (con ejemplos)