¿Qué son los modelos de resolución de problemas? Definición y tipos

En todo lugar de trabajo, es importante disponer de métodos útiles para abordar los diversos problemas que pueden surgir en el día a día. Disponer de un conjunto de modelos de resolución de problemas bien definidos puede ayudarle a resolver situaciones laborales de forma rápida y eficaz. Los compañeros pueden aprender a trabajar juntos utilizando las herramientas de resolución de problemas adecuadas para abordar los retos y encontrar soluciones ideales. En este artículo, hablamos de los modelos de resolución de problemas, explicamos su importancia, identificamos los diferentes tipos de modelos y proporcionamos los pasos para utilizarlos de forma eficaz.

Relacionado: Habilidades para la resolución de problemas: Definiciones y ejemplos

¿Qué son los modelos de resolución de problemas?

Los modelos de resolución de problemas son procesos paso a paso que proporcionan un marco para abordar los retos en el lugar de trabajo. Estos modelos le permiten a usted y a los miembros de su equipo tomar decisiones basadas en datos mientras trabajan hacia una solución lógica y estructurada para beneficiar a todo el equipo o la empresa. Las técnicas de resolución de problemas pueden variar de una empresa a otra, pero suelen hacer hincapié en la identificación del reto, la búsqueda de soluciones viables y la evaluación de los resultados. Este tipo de enfoque reflexivo y estratégico de la resolución de problemas puede ayudar a las empresas y a sus empleados a crecer y mejorar continuamente.

Relacionado: 10 formas de mejorar tu capacidad creativa para resolver problemas

¿Por qué son importantes los modelos de resolución de problemas?

Los modelos de resolución de problemas desempeñan un papel importante en la mejora de las operaciones, la eficiencia del lugar de trabajo y la cultura de la empresa. Establecen un enfoque coherente para resolver los retos y simplifican el proceso de toma de decisiones. Estos modelos fomentan la colaboración entre los compañeros de trabajo, capacitando a los equipos para encontrar una solución adecuada. Las técnicas específicas de resolución de problemas pueden proporcionar a los equipos una guía y dirección útiles, al tiempo que garantizan una comprensión precisa del proceso. Además, la mayoría de los modelos de resolución de problemas se basan en datos para fundamentar las decisiones, lo que ayuda a mantener la objetividad y la imparcialidad en todo el proceso.

Relacionado: Pasos eficaces para la resolución de problemas en el lugar de trabajo

Tipos de modelos de resolución de problemas

A continuación se presentan algunos modelos y técnicas habituales de resolución de problemas:

Prueba y error

El modelo de resolución de problemas por ensayo y error implica trabajar repetidamente para resolver un problema a través de varios intentos con múltiples enfoques. En el método de ensayo y error, los miembros del equipo aplican diferentes soluciones para abordar el reto, midiendo la eficacia de cada intento y realizando ajustes antes de iniciar la siguiente estrategia. El método de ensayo y error suele funcionar mejor cuando los miembros del equipo ya tienen algún conocimiento del problema y de cómo superarlo. También puede ser útil para abordar retos que podrían tener varias soluciones potenciales.

Método GROW

El modelo GROW identifica los fundamentos de una situación, el resultado óptimo y los pasos para lograr ese objetivo. Este método funciona bien en diversas situaciones, independientemente del alcance o la naturaleza del reto, lo que lo convierte en un método popular de resolución de problemas. Significa objetivo, realidad, opciones y camino a seguir:

  • Objetivo: En este primer paso, los equipos identifican el objetivo que esperan alcanzar manteniendo conversaciones constructivas y realizando una lluvia de ideas.

  • La realidad: Una vez que los equipos identifican su objetivo, determinan su estado actual para alcanzarlo, lo que se conoce como su realidad.

  • Opciones: Durante la tercera fase del método GROW, los equipos identifican los posibles obstáculos para alcanzar su objetivo, al tiempo que determinan las opciones para superar esos retos.

  • El camino a seguir: El camino a seguir es la parte final del método GROW, en la que el equipo selecciona la mejor opción y la utiliza para desarrollar pasos accionables para resolver el problema.

Divide y vencerás

En el modelo de «divide y vencerás», los equipos identifican un reto y lo dividen en una serie de partes, trabajando para resolver esos problemas individualmente. Una vez que el equipo identifica soluciones para los retos más pequeños, puede combinar esas prácticas para determinar la mejor solución global para el problema original. El método de dividir y conquistar funciona bien para resolver problemas complejos, ya que hace que el proceso sea más manejable. Suele funcionar mejor en situaciones en las que es probable que haya un resultado óptimo que implique varios elementos para tener éxito.

Relacionado: 14 Estrategias eficaces para la resolución de problemas

Cómo utilizar un modelo de resolución de problemas

Aunque los pasos de los distintos métodos de resolución de problemas pueden variar, todos ellos utilizan un marco para lograr resultados lógicos y estratégicos. Estos son algunos de los pasos más comunes para utilizar un modelo de resolución de problemas:

1. Definir el problema

En primer lugar, determine el problema que debe resolver su equipo. Durante este paso, los equipos pueden fomentar una comunicación abierta y honesta para que todos se sientan cómodos compartiendo sus ideas y preocupaciones. Intente guiar el debate inicial con una serie de preguntas, que pueden incluir la de cómo descubrieron el problema y desde cuándo les afecta. Documente sus comentarios y preste atención a cualquier tendencia o similitud en las respuestas. Una vez que el equipo defina el reto y sus elementos, podrá empezar a trabajar para encontrar una solución productiva.

2. Identificar las posibles soluciones

En el siguiente paso, identifica algunas de las acciones que puedes llevar a cabo para resolver el reto. Los miembros del equipo pueden hacer una lluvia de ideas sobre diversas formas de abordar el problema y anotar sus sugerencias, sopesando cuidadosamente los beneficios de cada método. Puede ser útil generar varias soluciones durante el proceso de lluvia de ideas, así que anime a los miembros del equipo a explorar varias opciones aunque todos parezcan estar de acuerdo con una de las primeras sugerencias. Tener varias ideas da a los equipos la oportunidad de probar soluciones alternativas si es necesario, o pueden decidir combinar varias soluciones en un enfoque estratégico.

3. Evalúe estas soluciones

Una vez que el equipo haya identificado algunas soluciones diferentes, tómese el tiempo necesario para analizar cada una de ellas con detenimiento. Los equipos deben considerar en qué medida cada opción resuelve el problema, así como otros factores como el plazo, el presupuesto y la viabilidad. Al evaluar cada enfoque, llegue a un consenso de grupo para que todos los miembros del equipo tengan la motivación de aplicar la solución. Después de elegir una solución principal, considere la posibilidad de seleccionar un método alternativo para utilizarlo si la primera solución no produce los resultados deseados.

4. Poner en práctica y analizar la decisión

Esboza los pasos que debe dar cada miembro del equipo para poner en práctica la solución. Intenta crear un cronograma o gráfico que indique quién es el encargado de completar cada paso y el mejor momento para iniciar cada acción. Después de que el equipo ponga en práctica la solución, analiza y documenta los datos sobre el resultado para medir la eficacia de tu modelo de resolución de problemas. Los miembros del equipo pueden hacerlo comunicándose entre sí sobre sus experiencias, o pueden preferir rellenar una encuesta anónima para dar su opinión. Recopile estos datos manual o electrónicamente para evaluar el éxito de su solución.

5. Adaptarse según sea necesario

Después de analizar y evaluar el resultado, determine si debe seguir aplicando la solución actual o probar una nueva idea para abordar el reto. Identifique los elementos que han tenido éxito en su solución y busque la manera de utilizarlos en otros intentos de resolución de problemas. Pide al equipo más sugerencias sobre qué cambios hacer y cómo perfeccionar tus planes iniciales de resolución de problemas.

Te recomendamos

11 Consejos para mejorar los resultados de las ventas de consultoría

7 Consejos para mejorar la ergonomía del puesto de trabajo

Cómo Calcular el Beneficio de Explotación

Aprenda a calcular el NPS

9 Programas de certificación de conducción y aprobaciones para la conducción comercial

Cómo Calcular el Ingreso Neto: Fórmula y Ejemplos