Motivación por la actitud: Todo lo que necesita saber

Cuando los empleados acuden al trabajo con una actitud positiva, suelen ser más productivos, producen un mejor trabajo y pueden influir en las actitudes de quienes les rodean. Independientemente de su función en un equipo, usted tiene la capacidad de ayudar a las personas a sentirse valoradas y respetadas, lo que repercute en su actitud y probablemente les motiva a querer aumentar su contribución a la organización.

Utilizar el poder de las emociones para motivar a los miembros del equipo requiere que usted sea intencional para cambiar la forma de pensar y sentir de las personas.

En este artículo, exploraremos más a fondo lo que es la motivación por actitud, cómo puede mantener una actitud motivada en el lugar de trabajo y algunos consejos rápidos para energizar a los empleados de inmediato.

¿Qué es la motivación de la actitud?

La motivación por la actitud es la práctica de motivar a las personas influyendo en sus pensamientos y comportamientos. La actitud y la motivación están estrechamente vinculadas y pueden actuar como fuertes motivadores para que un equipo trabaje conjuntamente de forma eficaz y logre sus objetivos empresariales en el momento oportuno. De hecho, una actitud positiva puede influir directamente en la trayectoria de su carrera, ya que estará más motivado para trabajar duro, probar cosas nuevas y seguir contribuyendo al éxito de una organización.

Todos los miembros de un equipo quieren conseguir satisfacción y sentirse valorados por el trabajo que aportan a un proyecto. Cuando los empleados se sienten valorados y respetados, es probable que se sientan mucho más animados a producir grandes resultados, aumentando la probabilidad de alcanzar el objetivo general de la empresa.

La actitud es un estado de ánimo, mientras que la motivación es la razón por la que te comportas de una manera determinada. Tu actitud puede mejorar o disminuir tu motivación. Si construyes una actitud positiva dentro de tu espacio de trabajo, notarás que todos los miembros del equipo están motivados para ser más productivos, comunicarse más eficazmente y producir más esfuerzo por el bien de la organización.

Relacionado: Motivación intrínseca frente a motivación extrínseca

Cómo mantener una actitud motivada en el trabajo

Aquí tienes algunos consejos para crear una actitud positiva y mejorar tu motivación en el trabajo.

  1. Crear relaciones significativas con tus compañeros de trabajo
  2. Establezca objetivos inteligentes para motivarse.
  3. Céntrate en tus habilidades y logros.
  4. Descansa un poco
  5. Crear y mantener una rutina.
  6. Cree un sistema de recompensas para usted y sus compañeros de trabajo.

1. Cree relaciones significativas con sus compañeros de trabajo

Tener relaciones de calidad con los demás miembros de tu equipo puede hacer que tu empresa sea un lugar al que te apetezca ir cada mañana. También puede influir en tu actitud y motivación, lo que se traduce en una mayor satisfacción profesional a largo plazo.

Construir amistades en el trabajo puede ser tan fácil como ir a comer con uno de tus compañeros en lugar de comer en tu mesa. También puedes encontrar un mentor que te inspire y crear una conexión positiva y productiva.

Relacionado: Las mejores formas de motivar a su equipo

2. Establecer objetivos inteligentes para motivarse

Establecer objetivos más pequeños y específicos puede ayudarte a mantener la concentración y el entusiasmo por el proyecto en el que tienes que trabajar. Intenta reformular tu lista de tareas para incluir tareas más pequeñas que puedas realizar rápidamente en lugar de otras más grandes que te lleven mucho tiempo y energía. Divida los proyectos grandes en partes más pequeñas para hacerlos más manejables.

Por ejemplo, en lugar de fijarse como objetivo la preparación de una gran presentación, establezca objetivos más pequeños para crear sus diapositivas y generar temas de conversación para el discurso. Completa una tarea antes de pasar a la siguiente.

3. Centrarse en sus habilidades y logros

Puedes asegurarte de mantenerte positivo si te centras en lo que ya has conseguido en tu carrera, así como en las habilidades que puedes aportar a tu equipo. Mirar hacia atrás y ver los logros del pasado te ayuda a ver lo lejos que has llegado y te motiva a trabajar más duro para conseguir aún más en el futuro. Intenta mantener una lista continua de éxitos o incluso escribir los logros en un pequeño papel y añadirlos a un frasco en tu escritorio. El recordatorio visual debería ayudarte a mantener tu actitud positiva.

4. Descansa un poco

Cuando está bien descansado, podría encontrar que es más fácil manejar el estrés, asumir grandes proyectos o responder a tareas desafiantes. Cuando haya descansado adecuadamente, en general se sentirá motivado y positivo con respecto a su próximo día. Permítase también hacer pausas durante el día. Los empleados que se toman descansos frecuentes suelen mantener niveles más altos de productividad durante la jornada laboral, lo que puede ayudar a motivar a los demás.

5. Crear y mantener una rutina

Crear una rutina te ayuda a ser más productivo y reduce tus niveles de estrés. Cree una lista de tareas al final de cada día y empiece por el elemento más prioritario, ya que un logro a primera hora de la mañana puede ayudarle a sentirse productivo y positivo durante el resto del día.

Relacionado: Cómo motivarse en el trabajo

6. Cree un sistema de recompensas para usted y sus colaboradores

Intenta recompensarte por cada pequeño objetivo que consigas en el trabajo, como cumplir un plazo importante o alcanzar un objetivo de ventas. Acostúmbrese también a elogiar a sus compañeros de trabajo por sus éxitos, ya que estará creando una atmósfera de positividad. Por ejemplo, puede permitirse una chocolatina por completar un informe extenso en un plazo determinado o llevar a su equipo a una excursión de empresa si obtienen un número determinado de contratos en un trimestre.

Consejos para dinamizar a los empleados

Dado que la productividad y el éxito de los empleados suelen depender de la positividad, he aquí unos cuantos consejos que puede poner en práctica de inmediato para dar energía a su equipo:

  • Haz todo lo posible por dar una respuesta positiva tanto a las cosas grandes como a las pequeñas.

  • Dé poder a los miembros del equipo haciéndoles saber que cree en sus capacidades y que pueden alcanzar sus objetivos.

  • Manténgase siempre centrado en las soluciones y permita que su entusiasmo se transmita a su equipo.