24 Estrategias de negociación para ayudarle a hacer y aceptar ofertas

Saber cómo negociar acuerdos es una herramienta valiosa para llegar a un acuerdo con otra persona en relación con una disputa o arreglo. Hay muchos tipos de estrategias que le ayudarán a negociar de forma más eficaz cuando discuta un acuerdo. Entender las diferentes estrategias de negociación puede ayudarle a hacer mejores ofertas o a recibir el resultado que desea.

En este artículo, hablaremos de cómo negociar acuerdos explicando lo que significa y enumerando 24 estrategias y tácticas de negociación que puede utilizar.

¿Qué es la negociación de acuerdos?

La negociación es cuando dos o más grupos regatean o hacen un intercambio para llegar a un acuerdo. La negociación es la forma de discutir una oferta o los términos de un acuerdo, y un trato se refiere a la oferta que usted o la otra parte está haciendo. La negociación puede producirse a menudo en el lugar de trabajo, como cuando se negocia el salario o las condiciones del contrato con el director de la empresa. Una carrera en los negocios puede implicar la realización de muchos tratos de negociación. Por ejemplo, puedes negociar el precio de un bien o servicio. Otro ejemplo es resolver una disputa entre su empresa y otra.

Relacionado: Negociación de ventas: Definición y consejos

24 estrategias y tácticas para negociar acuerdos

A continuación se ofrece una lista de 24 estrategias y tácticas de negociación que puede considerar utilizar:

1. Conozca sus prioridades

Entender sus prioridades se refiere a saber qué objetivo final quiere obtener de la negociación. Es importante que conozca sus prioridades antes de que comience la negociación para estar totalmente preparado. Esto le ayudará a tomar decisiones informadas a la hora de negociar.

2. Conocer el valor del comercio

Puede ser una buena idea conocer el valor del trueque, es decir, saber lo que está en juego en la oferta y cuánto vale. Por ejemplo, si quieres rebajar el precio de un recurso con el propietario de una empresa de producción, quizá quieras saber cuánto cuestan sus productos para poder hacer un trueque adecuado. Investiga el valor de tu intercambio antes de empezar a negociar.

3. Examinar otras opciones

Buscar otras opciones significa investigar para ver si hay otras personas que puedan ofrecerle un bien o servicio similar a un precio más bajo. Por ejemplo, si tiene una oferta de trabajo, puede buscar si otras empresas tienen puestos similares con mejores salarios o beneficios. Puedes investigar tus opciones antes de negociar con alguien para ver si tienes la mejor oferta.

Relacionadas: 12 Habilidades de negociación importantes: Definición y ejemplos

4. Seleccione a la persona adecuada

La selección de la persona adecuada se refiere a la comunicación con alguien que tenga autoridad para ofrecerle un buen trato. Si haces un trueque con un gerente o supervisor, es posible que te ofrezca un trato más impresionante que un asistente. Intenta preguntar con quién estás negociando y, cuando sea posible, pide hablar con alguien que tenga un cargo superior.

5. Entender al negociador

Antes de negociar, intente comprender a la persona. Esto puede incluir observar y aprender sobre ellos antes de dirigirse a ellos. Esto puede ayudarle a determinar mejor el resultado final de la negociación. Para ello, puede mantener una conversación por separado con el negociador antes de la reunión de negociación.

6. Establezca una relación de confianza

Establecer una buena relación significa familiarizarse con alguien para ganarse su confianza. Por ejemplo, cuando se reúna con las personas con las que está negociando, es posible que quiera establecer primero una relación con ellas conociéndolas. Considere la posibilidad de presentarse a la otra parte y dedicar unos momentos a hablar con ella antes de negociar.

7. Vestir de forma profesional

Vestirse de forma profesional significa tener un aspecto experimentado y cuidado. Esto puede ayudarle a transmitir que tiene una gran consideración en la negociación, lo que puede ayudar a que la otra parte le tome más en serio. Puede vestir de manera formal llevando ropa limpia, sin roturas ni desgarros, y siguiendo el código de vestimenta de su empresa.

8. Traiga a un compañero de trabajo

Si puede, intente llevar a un compañero de trabajo cuando negocie. Esto es valioso porque pueden ayudarte a elaborar una estrategia y a conseguir una mejor oferta. Antes de hacerlo, pregunte a las personas con las que está negociando si le parece bien llevar a otra persona. Si están de acuerdo, pídele a un compañero de trabajo que conozca el trato y se sienta seguro de sus capacidades que te ayude.

9. Cambiar la alineación

Si hay varias personas en cada lado de la negociación, intente cambiar de fila. Esto significa que se turnan para discutir y negociar. Hacer esto puede ayudarle a tener más éxito a la hora de llegar a un acuerdo. Esto se debe a que una nueva voz y perspectiva puede ayudar a cambiar la opinión de la otra parte.

Relacionado: 4 tipos de negociación (con consejos y ejemplos)

10. Demuestre que presta atención

Prestar atención a alguien significa que se le escucha activamente. Es importante que demuestre que está prestando atención para que el negociador sepa que está mostrando respeto y que se relaciona con él de forma cortés. Utiliza tu lenguaje corporal para mostrar que estás prestando atención manteniendo el contacto visual con el otro interlocutor.

11. Llevar un dispositivo móvil

Disponer de un dispositivo móvil, como un teléfono, un portátil o una tableta, puede ayudarte a respaldar tus reclamaciones. Por ejemplo, si le dices a la otra parte que otra empresa ofrece un precio inferior al suyo por un servicio, puedes utilizar tu dispositivo móvil para demostrárselo. Guarda tus notas en tu dispositivo móvil para tener fácil acceso a ellas durante la negociación.

12. Tener un presupuesto

Si su negociación gira en torno a la adquisición, compra o préstamo de algo, acuda a la reunión con un presupuesto. Hacerlo le permitirá tener una referencia de por cuánto está dispuesto a gastar o vender algo, de modo que estará preparado cuando le pidan un precio. Calcula tus cifras o gastos antes de la negociación y consulta con tu empresa al crear el presupuesto.

13. Utilizar números concretos

Cuando haga una oferta, utilice cifras concretas. Por ejemplo, puede ofrecer 550 dólares en lugar de proporcionar un rango, como entre 500 y 600 dólares. Si les das un rango, es más probable que elijan la cantidad más baja, lo que podría suponer una pérdida de beneficios. Puede ser una buena idea acudir a la reunión de negociación preparado con una cifra concreta de antemano.

14. Hacer múltiples ofertas

Otra táctica consiste en hacer varias ofertas a la otra parte. Esto puede aumentar la probabilidad de que acepten una oferta porque tienen varias entre las que elegir. Comuníquese con los ejecutivos de su empresa de antemano para asegurarse de que están de acuerdo con la realización de múltiples ofertas y con tenerlas listas antes de la reunión.

15. Establezca un plazo

Cuando estés negociando, fija una fecha límite para tu oferta, es decir, dale una caducidad a tu oferta. Si no aceptan tu oferta antes de la fecha límite, el acuerdo deja de estar disponible. Tener una fecha límite puede ayudar a que tu interlocutor en la negociación se decida más rápidamente, y puede hacer que se tome la decisión más en serio.

16. Transmita el tono que desea

Puedes utilizar tu tono para transmitir diversas emociones, como la aserción o el desinterés. La afirmación puede mostrar que confías en tus habilidades de negociación. El desinterés muestra a la otra parte que no estás desesperado por llegar a un acuerdo, lo que puede ayudar a mantener unas condiciones razonables. Tenga en cuenta su forma de hablar, porque esto puede ayudarle a establecer la actitud o el estado de ánimo adecuados para la reunión.

17. Tómate un descanso

Tomar un descanso significa hacer una pausa durante la reunión de negociación. Esto permite a ambas partes de la negociación reagruparse y evaluar la situación. Si te tomas un descanso, puedes pensar en nuevas estrategias para aumentar tus posibilidades de llegar a un acuerdo. Una pausa puede ser tan larga o tan corta como sea necesario, y puedes utilizar ese tiempo para replantearte cómo quieres enfocar la situación.

18. Saber cuándo parar

Si se llega a un punto en el que ninguna de las partes puede llegar a un acuerdo o ceder, puede ser necesario detener la negociación. Agradezca a la otra parte su tiempo y consideración y dígale que ya no está interesado. Para saber cuándo hay que parar, pregúntate si merece la pena perder el trato o si puedes permitirte aceptar sus condiciones.

19. Acepte el silencio

Durante una negociación, puede ser beneficioso que permanezca en silencio mientras la otra persona discute sus condiciones. Esto les demuestra que usted' está escuchando, y también hace que sea un reto para ellos saber lo que usted' está pensando, lo que puede darle una ventaja. Puede que incluso bajen el precio inicial porque no conocen tu plan.

20. Pídales que nombren el precio

Si está intentando comprar un bien o servicio, intente que la otra parte fije el primer precio. Si tú fijas el precio primero, ellos pueden calibrar cuánto estás dispuesto a gastar en el artículo, lo que puede aumentar su precio de venta. Si te preguntan primero, puedes negarte amablemente a responder.

21. Utilizar una contraoferta

Una contraoferta es cuando respondes a la oferta del otro equipo con una contraoferta que cambia los términos para que te beneficien. Por ejemplo, si te ofrecen comprar un producto por 100 dólares, puedes hacer una contraoferta de 150 dólares. Intenta que tus contraofertas sean realistas para que los negociadores estén más dispuestos a aceptarlas.

Relacionado: Cómo negociar una indemnización para obtener los mejores beneficios

22. Intentar una situación en la que todos salgan ganando

Una situación en la que todos ganan es cuando un acuerdo beneficia a ambas partes. Por ejemplo, si estás negociando las condiciones de tu tiempo libre remunerado, aceptar un compromiso que satisfaga tanto tus necesidades como las de tu empleador es una situación en la que todos ganan. Pregúntate cómo puedes conseguir lo que quieres y al mismo tiempo satisfacer al otro equipo, y haz una propuesta que satisfaga ambas necesidades.

23. Tómate tu tiempo

Al negociar, tómate tu tiempo durante el proceso para considerar tus opciones. Tomarse su tiempo le permitirá tomar una decisión lo más inteligente y bien informada posible. Para conseguirlo, asegúrate de que te das a ti mismo y a la otra parte el tiempo suficiente para que la negociación no presione ninguna decisión.

24. Sé educado

Para construir relaciones sólidas y duraderas con el otro equipo, intenta ser cortés y educado con ellos durante la reunión. Puede seguir mostrándose seguro y hacer una oferta impresionante sin dejar de ser amable. Deja a la otra parte mucho tiempo para hablar y trátala con respeto para demostrar que valoras su tiempo y su participación.