Razones por las que puede no tener motivación para trabajar (y cómo superarlas)

Cuando uno está motivado en el trabajo, se siente con energía y dispuesto a tachar las tareas de su lista de pendientes. Puede haber ciertos días en los que te sientas menos motivado y te resulte difícil mantenerte en la tarea. En esos días, debe evaluar por qué se siente así e intentar encontrar formas de aumentar su motivación de nuevo.

En este artículo, analizamos por qué puedes no tener motivación para trabajar y cómo superar estos obstáculos.

35 ejemplos de motivación en el trabajo

¿Por qué es importante tener motivación en el trabajo?

Es importante tener motivación en el trabajo para poder tener la energía necesaria para realizar las tareas. Cuando te sientes muy motivado, es más probable que trabajes para conseguir tus objetivos y cumplir los plazos. Tu motivación también puede influir en tus compañeros de trabajo, así que cuando te sientas con energía, ellos también lo harán. Esto puede conducir a una mejor moral de los empleados y a un ambiente de trabajo positivo en general. Los empleados motivados tienden a estar más satisfechos con su trabajo, se sienten comprometidos con él y lo completan con eficacia.

Relacionado: 4 formas sencillas de mantener la motivación para el éxito profesional

Razones por las que no tienes motivación en el trabajo

Cuando te sientes desmotivado en el trabajo, puede deberse a una o varias de las siguientes razones:

  • Tienes una agenda muy apretada. Cuando su lista de tareas pendientes está desbordada, puede sentir que es un reto terminarlo todo. En lugar de ocuparse de todas las tareas que se le presentan, es importante encontrar una forma de priorizar lo que tiene que hacer.
  • Necesitas un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Cuando se dedica más tiempo al trabajo que a la vida personal, se puede experimentar el agotamiento laboral. Al establecer límites saludables entre ambas cosas, puede sentirse más centrado y motivado en el trabajo. Puede ayudar el hecho de apagar las notificaciones del trabajo justo cuando hayas terminado el día.
  • Te resulta difícil empezar. El mero hecho de pensar en comenzar una tarea puede resultar más desalentador que hacerla realmente. Recuérdese a sí mismo que, una vez que entre en un estado de concentración, su trabajo podría ser bastante gratificante.
  • Necesitas una recarga física y mental. Si hace tiempo que no te tomas un tiempo libre en el trabajo, puede que necesites planificar tu próximo descanso. Pueden ser unas vacaciones de una semana o un fin de semana largo para reponer fuerzas.
  • Usted' está pasando por un cambio de vida. Si la vida fuera del trabajo es estresante, puede ser un reto mantener la concentración durante las horas de trabajo. Por ejemplo, cosas como una mudanza o un matrimonio suelen requerir mucha de su atención. Si ves que tu vida personal o familiar está afectando a tu trabajo, puedes comunicarlo a recursos humanos o a tu jefe.
  • Usted' está listo para un nuevo trabajo. Cuando su trabajo actual ya no le supone un reto, puede ser el momento de empezar a buscar uno nuevo. Al tener nuevas tareas y responsabilidades, puede volver a interesarse por su trabajo.

Relacionado: Cómo lograr un equilibrio saludable entre vida y trabajo

Cómo aumentar su motivación en el trabajo

Pruebe estos pasos para aumentar su motivación en el trabajo:

  1. Cree un sistema de recompensas
  2. Encontrar una rutina matutina saludable
  3. 7. Realice pequeñas pausas
  4. Date el tiempo suficiente
  5. Encontrar motivadores externos
  6. Crear objetivos de trabajo
  7. Pedir opiniones

1. Crear un sistema de recompensas

Recompénsese por cada tarea que complete. Esto es especialmente importante cuando estás trabajando para conseguir un objetivo a largo plazo. En cada hito del objetivo, decida cuál es su recompensa. Base su sistema de recompensas en las cosas que le gustan. Por ejemplo, si le gusta estar activo, su recompensa podría ser tomarse un descanso para dar un paseo. Del mismo modo, si eres una persona sociable, tu recompensa podría ser pasar unos minutos hablando con un compañero de trabajo. Adapte sus recompensas a las tareas que realiza. Las pequeñas tareas pueden obtener pequeñas recompensas, mientras que las grandes tareas obtienen recompensas más significativas.

2. Encuentra una rutina matutina saludable

Cuando te sientes despierto y con energía puedes tender a estar más motivado. Empezar bien el día es una forma de hacerlo. Encuentra una rutina matutina que incorpore hábitos saludables. Por ejemplo, hacer yoga o salir a correr puede despertar tu mente y tu cuerpo. Del mismo modo, comer una comida nutritiva puede servirte de combustible durante la mañana. Además de estos hábitos saludables, asegúrate de que duermes lo suficiente y de que te tomas tiempo para relajarte después o antes del trabajo cada día.

3. Haz pausas cortas

Si ves que tu mente divaga durante el trabajo, puede que sea el momento de tomarte un breve descanso para recargar pilas. Dedica tu descanso a otras cosas aparte del trabajo. Puedes tomarte un momento para charlar con un compañero de trabajo, tomar un tentempié, rellenar el agua o dar un paseo. Incluso ponerse de pie y estirarse puede ayudar a que tu cuerpo y tu mente se sientan más despiertos. Al dar a tu mente un breve descanso, puedes sentirte preparado para empezar la tarea que tienes entre manos.

Relacionado: Relacionado: 9 formas de evitar el agotamiento

4. Date el tiempo suficiente

En lugar de intentar hacerlo todo de una vez, divide tu día en diferentes tareas. Date cuenta de lo que es realista hacer en un día. A la hora de planificar la semana laboral, priorice las tareas más importantes y deje de lado las demás. Tómate tiempo para trabajar en tareas menos importantes si es posible, pero tu prioridad principal deben ser los plazos más urgentes. De este modo, podrá sentir que tiene tiempo de sobra para trabajar en sus tareas. Recuerda tener en cuenta los descansos a lo largo del día cuando planifiques lo que vas a realizar.

5. Encontrar motivadores externos

A veces la motivación proviene de algo externo a uno mismo. Por ejemplo, los libros de autoayuda, los podcasts y los artículos inspiradores pueden ayudarle a sentirse más motivado. Asimismo, escuchar música alegre mientras trabajas puede aumentar tu energía y concentración. Incluso puedes crear un sistema de amigos con un compañero de trabajo para ayudaros mutuamente a mantener la motivación. Ambos podrían compartir citas inspiradoras o comentarios positivos cuando noten que la motivación del otro podría ser mayor.

6. Crear objetivos de trabajo

Tener un objetivo por el que trabajar puede ayudarte a mantenerte en la tarea y sentirte más motivado. Al establecer tus objetivos, ten en cuenta el método SMART:

  • Específico: Limita el alcance de tu objetivo para entender mejor lo que necesitas conseguir.
  • Medible: Encuentre un conjunto de parámetros para medir el progreso de su objetivo.
  • Alcanzable: Elige un objetivo que sea realista para ti. Puedes empezar poco a poco y aumentar gradualmente tus aspiraciones.
  • pertinente: Su objetivo debe estar relacionado con su carrera y sus responsabilidades laborales. Elija un objetivo que pueda ayudarle a crecer en su puesto.
  • Con el tiempo: Planifica el tiempo que te llevará terminar este objetivo. Si se trata de un objetivo a largo plazo, establezca fechas específicas para cada uno de sus hitos.

Relacionado: Objetivos SMART: Definición y ejemplos

7. Pide opiniones

Recibir comentarios sobre su trabajo es una buena manera de saber qué está haciendo bien y qué debe mejorar. Es una parte importante de la creación de tus objetivos. Cuando tu jefe o empleador te da un feedback positivo, puedes sentirte mejor con tu trabajo y más motivado para seguir haciendo un buen trabajo.