Consejos para cuando no hay trabajo en equipo en su organización

Cualquier empresa con varios empleados requiere coordinación entre los miembros de su equipo. En un entorno profesional en el que no hay trabajo en equipo, todos los aspectos de la empresa se resienten. Si usted está en una posición de liderazgo y está interesado en aprender cómo resolver la falta de trabajo en equipo, podría beneficiarse de revisar las sugerencias que ayudan a construir un sentido de comunidad y colaboración.

En este artículo, repasamos por qué es importante el trabajo en equipo, consejos para mejorar el trabajo en equipo y ejemplos de cómo superar una situación en la que actualmente no hay trabajo en equipo.

11 beneficios del trabajo en equipo

¿Por qué es importante el trabajo en equipo?

El trabajo en equipo es una condición esencial para las operaciones rentables. He aquí las principales formas en que el trabajo en equipo puede mejorar su empresa y sus empleados:

2. Aumento de la productividad

El trabajo en equipo permite a los miembros de su organización encontrar sistemáticamente el enfoque más eficaz para cada proyecto o reto. Cuando los empleados trabajan juntos, se enseñan, apoyan y asesoran mutuamente, creando un entorno en el que todo el equipo puede adoptar rápidamente las mejores prácticas. El trabajo en equipo impulsa la productividad al animar a cada miembro del equipo a ser a la vez independiente y colaborador, a hacerse cargo de sus tareas individuales y a ayudar a los demás.

Mejor comunicación

El éxito de la comunicación requiere que los miembros de una organización valoren lo que sus colegas tienen que decir. En una empresa basada en el trabajo en equipo, los empleados reconocen que sus compañeros comparten sus ideas y opiniones para lograr mejores resultados para todos. Sin el trabajo en equipo, la comunicación se vuelve frustrante. Los miembros del equipo se sienten ignorados o como si sus opiniones no afectaran al curso de los negocios. Si su organización contrata a personas por su visión única y valiosa, depende de una comunicación positiva y receptiva para capitalizar su inversión.

Relacionado: Habilidades de trabajo en equipo: Definición y ejemplos

Mayor satisfacción de los empleados

La mayoría de los empleados quieren trabajar en empresas en las que los miembros del equipo aportan su mejor trabajo, se respetan mutuamente y se enorgullecen de los logros colectivos. El trabajo en equipo permite a los empleados avanzar en sus objetivos y habilidades individuales al tiempo que experimentan el sentido de propósito que acompaña a la colaboración productiva. La falta de trabajo en equipo sugiere que los empleados no sienten que sus compañeros contribuyen de forma equitativa. A menudo fomenta la competitividad en lugar del apoyo mutuo.

Con un nivel fiable de trabajo en equipo en su organización, puede esperar una mayor satisfacción de los empleados. Los empleados satisfechos permiten a su empresa evitar la alta rotación, el reciclaje constante y los costes de la reducción de la productividad.

Solución innovadora de problemas

Para muchos modelos de negocio, la innovación es el principal motor del desarrollo de productos, las ventas y, en última instancia, la rentabilidad. Las actividades que conducen a la innovación se basan casi siempre en el trabajo en equipo. La lluvia de ideas, la investigación y el desarrollo y la colaboración requieren que varias partes intercambien ideas libremente y con respeto. El trabajo en equipo crea la base para que su empresa innove con regularidad y obtenga los ingresos correspondientes. Sin el trabajo en equipo, los empleados podrían no compartir su mejor trabajo. Las ideas potencialmente exitosas pueden pasar largos periodos sin progresar porque un solo empleado tiene que superar los retos en solitario.

Consejos para mejorar el trabajo en equipo

Estos son algunos consejos que pueden conducir a un mejor trabajo en equipo entre sus empleados:

1. Delega claramente las responsabilidades

A menudo, cuando un empleado considera que un compañero de trabajo no está cumpliendo con sus obligaciones, la causa del problema no es una negligencia intencionada. Más bien, es posible que un empleado no entienda bien las obligaciones reales de su compañero, o que éste esté confundido sobre lo que la organización espera de él. Puede abordar ambas posibilidades delegando las obligaciones con claridad, de forma que todos los miembros de su equipo sepan quién es responsable de cada tarea.

Durante las reuniones, compruebe que las tareas están claras y fomente las preguntas. Revise su organigrama para confirmar que es fácil de entender y está actualizado. Aprovecha las revisiones de rendimiento para preguntar a tus empleados qué opinan de las comunicaciones internas y ver si hay alguna forma de mejorar la gestión de la delegación.

Relacionado: Tipos de delegación y habilidades para delegar Ejemplos

Facilitar la unión del equipo

El trabajo puede ser más un espacio profesional que personal, pero los empleados se benefician de sentirse conectados como personas, no sólo como colegas. En muchas organizaciones, un horario frenético puede hacer que la unión del equipo durante las horas de trabajo sea un reto. En otros casos, el entorno de trabajo puede tener una disposición física que hace que las interacciones entre los miembros del equipo sean poco frecuentes. Facilitar la unión del equipo requiere un esfuerzo, pero representa una inversión que merece la pena para construir una empresa más colaborativa y positiva.

Las pequeñas medidas, como el servicio de comidas o la organización de una fiesta de vacaciones en la oficina, pueden permitir que su equipo se comprometa sin tener que centrarse en sus responsabilidades laborales. Si tiene buena acogida, puede planificar eventos para después del trabajo o los fines de semana, como retiros, noches de trivia o viajes de voluntariado.

Valorar la aportación

A veces, una empresa asume que las aportaciones de sus empleados principiantes no son valiosas porque su experiencia no está suficientemente desarrollada. Sin embargo, valorar las aportaciones no requiere que su organización actúe sobre las opiniones o sugerencias de todos sus miembros. Valorar las aportaciones significa que los líderes que modelan el trabajo en equipo en su organización escuchan activamente a sus empleados con respeto y ánimo.

Cuando los miembros del equipo comparten sus pensamientos, a menudo simplemente quieren transmitir que están comprometidos con su trabajo y quieren ayudar a la organización a tener éxito. Si mantiene conversaciones abiertas con su equipo y mantiene un sentido de la humildad, puede crear un entorno en el que los empleados se sientan asesorados y respetados. Si desarrolla con éxito a su equipo, en algún momento sus aportaciones tendrán un valor crítico, por lo que resulta útil practicar la escucha en el presente.

Crear una cultura de trabajo positiva

La cultura de trabajo describe cómo los valores y las prácticas de una organización se combinan para crear su entorno profesional. Tener una cultura de trabajo positiva puede ayudarle a fomentar el trabajo en equipo y la camaradería entre los empleados. A continuación se exponen algunas consideraciones que se deben tener en cuenta a la hora de determinar la salud de su cultura de trabajo:

  • Prácticas de gestión: Las culturas de trabajo positivas se caracterizan por tener directivos que dan un ejemplo positivo a todos los empleados. Invierten en el éxito de su equipo, se comunican con respeto en todo momento y reconocen el rendimiento excepcional de los empleados.

  • Políticas de empresa: Las políticas de empresa consideradas y flexibles contribuyen directamente a una cultura laboral positiva. En la medida de lo posible, asegúrese de que los empleados puedan cuidarse cuando estén enfermos, disfrutar de vacaciones y acceder a beneficios que mejoren su calidad de vida.

  • Recursos humanos : Los departamentos de recursos humanos crean las condiciones para una cultura de trabajo positiva proporcionando una formación completa a los empleados, escuchando sus preocupaciones y resolviendo cualquier conflicto de forma productiva.

  • Misión y valores: La misión y los valores de una empresa definen su razón de ser. Unas declaraciones de misión y unos valores bien pensados permiten a los miembros del equipo compartir un sentido de propósito y trabajar hacia un objetivo universal.

Relacionado: ¿Qué es la cultura del trabajo?

Ejemplos de no trabajo en equipo

He aquí tres ejemplos de situaciones en las que falta el trabajo en equipo, junto con posibles soluciones que pueden restablecer las relaciones productivas:

Ejemplo de roles poco claros

He aquí un ejemplo de cómo la falta de claridad en las funciones puede socavar el trabajo en equipo:

Un ayudante de camarero en un restaurante se da cuenta de que algunos compañeros de trabajo no están poniendo los platos de pan en la mesa. El ayudante de camarero asume que no están prestando atención o que no se preocupan por seguir el protocolo. Como nadie corrige a estos compañeros, el ayudante de camarero decide que no merece la pena seguir otros protocolos y presta menos atención a los detalles. En realidad, la dirección anunció en una reunión el día anterior que los ayudantes de camarero ya no debían poner las mesas con platos de pan. El ayudante de camarero había estado de baja y no recibió la actualización.

La dirección del restaurante's sabe que varios empleados no trabajan cada día. Por lo tanto, deberían comunicar los cambios en el protocolo por correo electrónico y abordar el cambio en las reuniones de personal durante varios días seguidos. El ayudante de camarero también podría haber preguntado respetuosamente por qué sus compañeros no estaban poniendo las mesas con platos de pan y evitar hacer suposiciones negativas.

Ejemplo de no valorar la entrada

Este es un ejemplo de cómo la falta de valoración de las aportaciones puede hacer que un miembro del equipo no se sienta respaldado:

Un nuevo empleado de una empresa de inversiones está recibiendo formación sobre un programa informático de modelización financiera. Mientras el formador le explica algunas funciones, el recién contratado le dice que en su anterior empresa las utilizaban de forma diferente. El formador le dice al alumno que ésta no es su anterior empresa y que debe centrarse. El nuevo empleado concluye que el equipo de esta empresa no es amistoso ni acogedor.

El nuevo contratado quería comparar los métodos anteriores con los nuevos y demostrar que podía pensar de forma crítica sobre cómo resolver problemas con diferentes enfoques. Probablemente también querían conocer a su nuevo colega. Al interrumpir la conversación, el formador ha dado al nuevo empleado la impresión de que su aportación no es valiosa. El formador podría haber hecho preguntas de seguimiento y haber mostrado interés por las experiencias anteriores del nuevo empleado. Incluso es posible que el nuevo empleado haya entendido un método mejorado que podría ahorrar tiempo y dinero a la empresa.

Ejemplo de cultura laboral negativa

He aquí un ejemplo en el que la cultura de trabajo negativa se relaciona directamente con el escaso trabajo en equipo:

El director de ventas de una empresa, que hasta ahora ha faltado muy poco al trabajo, se siente demasiado enfermo para acudir a la oficina. Llama al director de ventas y le pide que se quede en casa. El director de ventas expresa su decepción y no les desea lo mejor. El director de ventas había estado considerando una vacante en otra empresa. Sintiéndose poco respetados y atendidos, presentan su dimisión.

Aquí, el director de ventas no trató a un miembro de su equipo con respeto o preocupación. El empleado llegó a la conclusión razonable de que esta empresa no tiene una cultura de trabajo saludable y, por tanto, dimitió. El director de ventas tiene ahora un problema mucho más importante que abordar que un empleado que se retira por el día. En cambio, el director de ventas podría haber dado un ejemplo positivo de cultura laboral agradeciendo al empleado su comunicación, deseándole una pronta recuperación y asegurándole que el resto del equipo se encargaría de todas las tareas necesarias.