Sin ánimo de lucro vs. Sin ánimo de lucro

Los diferentes tipos de organizaciones se forman para aliviar un desafío social o económico en la comunidad. Las organizaciones sin ánimo de lucro son dos de las entidades más conocidas creadas para abordar problemas sociales acuciantes como el hambre, la falta de vivienda y la salud pública. Una similitud común entre estas organizaciones es que no tienen ánimo de lucro.

En este artículo, analizamos qué es una organización sin ánimo de lucro y qué es sin ánimo de lucro y destacamos las diferencias significativas entre ambas entidades.

¿Qué es una organización sin ánimo de lucro?

Una organización sin ánimo de lucro es una entidad que goza de un estatus de exención fiscal y que se ha constituido expresamente para proporcionar un beneficio público. Las organizaciones sin ánimo de lucro pueden obtener beneficios, pero éstos no se distribuyen entre los fundadores u otros particulares. En su lugar, se reinvierte en la organización para apoyar su misión y objetivos. Las organizaciones sin ánimo de lucro también atraen donaciones de diversas fuentes, como particulares y empresas.

Por regla general, las organizaciones sin ánimo de lucro deben publicar su información financiera y operativa para que sea examinada por sus interesados y el público en general. Las donaciones a las organizaciones sin ánimo de lucro son deducibles de los impuestos y éstas no están obligadas a pagarlos.

Algunas de las organizaciones sin ánimo de lucro que existen hoy en día son

  • Organizaciones religiosas como iglesias, sinagogas, mezquitas y templos
  • Organizaciones artísticas y culturales como grupos de teatro y museos
  • Organizaciones humanitarias para la ayuda en caso de catástrofe
  • Organizaciones médicas
  • Cámaras de comercio
  • Sindicatos
  • Universidades
  • Fundaciones

Para poner en marcha una organización sin ánimo de lucro, hay que identificar un propósito para la organización, registrarla de acuerdo con las leyes estatales y locales y solicitar la exención fiscal. También hay que cumplir con los requisitos legales, como la formación de una junta directiva, la contabilidad, la auditoría y la renovación anual de la exención fiscal.

Relacionado: Cómo crear una empresa sin ánimo de lucro

¿Qué es una organización sin ánimo de lucro?

Una organización sin ánimo de lucro es una entidad creada para atender una necesidad comunitaria, social o recreativa. Las organizaciones sin ánimo de lucro pueden generar un beneficio, pero los ingresos se destinan al funcionamiento de la organización. Los fundadores y los miembros no obtienen ingresos de las actividades de la organización.

Mientras que la mayoría de las organizaciones sin ánimo de lucro se forman para el bien público, algunas existen simplemente para servir a un propósito específico para sus miembros. Algunos ejemplos son los clubes deportivos y las asociaciones de padres y profesores. Las organizaciones sin ánimo de lucro pueden solicitar la exención de impuestos en función de su misión.

Las categorías más comunes de las organizaciones sin ánimo de lucro son:

  • Fundaciones privadas
  • Grupos de defensa social
  • Organizaciones de miembros
  • Clubes de ocio
  • Organizaciones benéficas públicas
  • Fraternidades y hermandades

Cualquiera puede crear una organización sin ánimo de lucro siempre que identifique una necesidad de la comunidad. El primer paso es redactar un plan de negocio en el que se describan los objetivos previstos y la forma en que la organización propuesta puede cumplirlos. Este plan acompañará a los trámites necesarios para registrar la organización a nivel estatal o municipal.

Relacionado: ¿Qué es una empresa u organización sin ánimo de lucro?

Organizaciones sin ánimo de lucro vs. organizaciones sin ánimo de lucro: ¿Cuáles son las diferencias?

Las organizaciones sin ánimo de lucro tienen algunas similitudes, como la falta de distribución de beneficios a los propietarios o fundadores. Estas son las principales diferencias entre las organizaciones sin ánimo de lucro y las que no lo son:

Objetivos de la organización

Una organización sin ánimo de lucro se forma con el único propósito de promover una causa pública. Durante su constitución, los fundadores deben declarar qué beneficio público se derivará de las operaciones de la organización. En los años siguientes, también deben publicar informes que muestren con precisión los logros de la organización durante el ejercicio económico anterior. Los informes pueden indicar estos hitos:

  • El número de personas hambrientas alimentadas
  • El número de personas sin hogar que han acogido
  • El número de inmigrantes que han reubicado
  • Investigación de interés público realizada

Por otro lado, una organización sin ánimo de lucro puede no tener un beneficio público directo más allá de cumplir los objetivos de sus miembros. Por ley, las organizaciones sin ánimo de lucro no están obligadas a declarar qué beneficio público han alcanzado. Sin embargo, pueden ser requeridas por sus miembros para que lo expongan:

  • El grado de consecución de los objetivos de los socios
  • Desafíos enfrentados en el período considerado
  • Sugerencias o recomendaciones para el futuro

Fuente de ingresos

Las organizaciones sin ánimo de lucro tienen diferentes modelos de financiación en función de su misión y sus programas. Sin embargo, la mayoría de las organizaciones sin ánimo de lucro combinan varias fuentes de financiación para cumplir sus objetivos y garantizar un flujo financiero constante. La principal fuente de ingresos de las organizaciones sin ánimo de lucro son las donaciones de los simpatizantes, tanto individuales como empresariales. Otras fuentes de ingresos para las organizaciones sin ánimo de lucro son

  • Subvenciones
  • Patrocinios corporativos
  • Cuotas de socios
  • Donaciones en especie

La principal fuente de ingresos de las organizaciones sin ánimo de lucro son las cuotas de sus miembros. Las organizaciones sin ánimo de lucro también pueden obtener ingresos del dinero recaudado en eventos o de la venta de mercancías, como artículos de marca. También pueden recibir donaciones de miembros y no miembros.

Situación fiscal

Las organizaciones sin ánimo de lucro pueden estar exentas de impuestos siempre que demuestren que su misión es promover una causa social. Las donaciones y los ingresos de las actividades de recaudación de fondos de las organizaciones sin ánimo de lucro también están exentos de impuestos. Para el donante, una donación a una organización sin ánimo de lucro es deducible de impuestos. Para mantener su estatus de exención fiscal, una organización sin ánimo de lucro está obligada a presentar informes que indiquen los beneficios públicos obtenidos de sus actividades.

Las organizaciones sin ánimo de lucro no tienen derecho a la exención fiscal, ya que se consideran organizaciones de interés especial. Aunque pueden recibir donaciones de particulares, éstas no son deducibles en la declaración de la renta de los donantes. Sin embargo, las organizaciones sin ánimo de lucro pueden solicitar la exención de impuestos, incluida la exención del impuesto sobre las ventas y los impuestos sobre la propiedad.

Estándares de responsabilidad

Las normas de responsabilidad de las organizaciones sin ánimo de lucro son más estrictas que las de las organizaciones sin ánimo de lucro. La razón principal de este fenómeno es que las organizaciones sin ánimo de lucro reciben la mayor parte de su financiación del público, que tiene derecho a saber cómo se han gastado sus contribuciones. Por ley, las organizaciones sin ánimo de lucro deben publicar sus informes financieros indicando cuánto dinero han recibido e informes operativos para mostrar cómo se ha gastado el dinero. Estos informes son también cruciales para que las organizaciones sin ánimo de lucro mantengan su estatus de exención fiscal.

Las normas de responsabilidad de las organizaciones sin ánimo de lucro son menos estrictas. Dado que no reciben financiación del público en general, las organizaciones sin ánimo de lucro no están obligadas a declarar públicamente sus informes de ingresos y gastos. Sin embargo, los miembros de la organización tienen derecho a examinar los registros a efectos de rendición de cuentas. A las organizaciones sin ánimo de lucro también se les puede exigir que se sometan a auditorías más intensas para poder optar a una exención del impuesto sobre bienes inmuebles, el impuesto sobre las ventas o el impuesto sobre donaciones.

Entidad legal

Las organizaciones sin ánimo de lucro pueden tener una entidad jurídica independiente. La implicación de una entidad legal separada significa que:

  • Las organizaciones sin ánimo de lucro pueden comprar, poseer y disponer de bienes
  • Las organizaciones sin ánimo de lucro pueden celebrar contratos
  • Las organizaciones sin ánimo de lucro pueden demandar y ser demandadas ante un tribunal

Los activos de una organización no lucrativa se dedican exclusivamente al propósito de la organización. Las propiedades, el dinero en efectivo y otros activos de las organizaciones no lucrativas no pueden ser transferidos a nadie para beneficio privado. En caso de disolución, los activos residuales sólo pueden transferirse a otra organización no lucrativa.

Una organización sin ánimo de lucro no es una entidad jurídica independiente. Esto significa que la organización no puede demandar o ser demandada por separado de sus miembros. La acción o la inacción de los miembros que resulten en una demanda judicial recae sobre el miembro responsable. Cualquier propiedad o activo de las organizaciones sin ánimo de lucro se mantiene en fideicomiso en nombre de sus miembros. En el momento de la disolución y una vez satisfechas todas las deudas y responsabilidades, los activos restantes se distribuyen entre sus miembros.

Personal y pagos a los empleados

Las organizaciones sin ánimo de lucro cuentan principalmente con voluntarios no remunerados. La organización también puede emplear a profesionales remunerados a tiempo completo o parcial. Los voluntarios son responsables del funcionamiento diario de la organización y de la ejecución de los programas que trabajan con los beneficiarios previstos. Estos empleados pueden ser gestores de recaudación de fondos, contables, gestores de programas y responsables de proyectos.

Las organizaciones sin ánimo de lucro no dependen principalmente de voluntarios, sino que tienen empleados remunerados que cobran un sueldo. El salario y las prestaciones del empleado se pagan con los ingresos generados por las actividades de la organización. Después de estos pagos, el dinero restante se reinvierte en la empresa.

Relacionado: Todo lo que debes saber sobre el trabajo en una organización sin ánimo de lucro

Alcance y escala

Las organizaciones sin ánimo de lucro son más grandes y tienen un alcance más amplio que las organizaciones sin ánimo de lucro. Algunas organizaciones llevan a cabo programas en una zona geográfica más amplia y pueden abarcar todo un estado o provincia. También pueden tener varios programas funcionando simultáneamente, y cada programa tiene su personal y su modelo de financiación.

Las organizaciones sin ánimo de lucro suelen ser de menor tamaño y su ámbito de actividades es mucho menor. Sus actividades se limitan sobre todo a una zona geográfica determinada.