25 maneras de asegurarse de no quemar los puentes al dejar un trabajo

Es fundamental dejar un trabajo en buenos términos para construir su red, mantener su reputación profesional y recibir referencias positivas. Los empleadores, compañeros de trabajo y asociados suelen mantener una percepción positiva de ti y de tu trabajo. Si te preocupa que se quemen los puentes, puedes mantener tus relaciones sólidas y asegurar tus oportunidades futuras siguiendo las mejores prácticas.

En este artículo, explicamos qué significa quemar puentes y enumeramos 25 formas de preservar tus relaciones y conexiones laborales.

¿Qué significa quemar puentes?

Ya no se puede depender de las relaciones o los privilegios anteriores después de haber quemado los puentes, que es una frase hecha. Cuando dejas un trabajo, la impresión que dejas en quienes te rodean puede tener un impacto significativo en tus futuras oportunidades. Incluso si crees que no volverás a ver a ciertas personas, seguir siendo profesional puede ayudarte a mantener tu imagen pública y ampliar tu red de contactos.

25 maneras de asegurarse de no quemar los puentes

Explora esta lista de pasos para asegurarte de que dejas tu trabajo en buenos términos:

1. Mantener la profesionalidad

Una forma de asegurarse de no quemar los puentes es mantener siempre la profesionalidad. En tus conversaciones con posibles empleadores, compañeros de trabajo pasados y futuros y tu jefe, mantén la profesionalidad y la cordialidad. Cuando dejes tu trabajo, utiliza tu mejor criterio para determinar hasta qué punto es apropiado ser informal. Dejar el trabajo rara vez te da licencia para usar blasfemias, profesar sentimientos románticos o quejarte de un puesto anterior. Aunque tengas amistades de un puesto anterior que esperas mantener durante la transición, sé consciente de tus acciones y palabras mientras dure tu relación laboral.

2. Ser honesto

A lo largo de la transición, sea sincero y transparente sobre los motivos por los que deja su puesto. Si no te sientes cómodo diciéndole la verdad a tu supervisor, explícale que te gustaría mantener en privado las circunstancias de tu marcha. Esto es importante porque te ayuda a mantener tu reputación de empleado honesto, incluso si crees que una excusa o una mentira es más fácil de escuchar para tu empleador.

3. Devolver el equipo de la empresa

Asegúrese de que ha devuelto todo el equipo de la empresa antes de dejar su puesto. Es posible que tengan la intención de reutilizar los suministros y los aparatos electrónicos con su sustitución. Si hay algo que quiere conservar, considere la posibilidad de preguntar a su empleador si puede llevárselo cuando se vaya. Es posible que te permitan conservar algunos artículos con permiso.

4. Pida que le den su opinión

Cuando te vayas, intenta mantener un diálogo abierto con tu supervisor sobre tu rendimiento mientras trabajabas en la empresa. Esto puede darte una idea de cómo te representarían en una llamada de referencia. También puede ayudar a garantizar el desarrollo de tus habilidades y tu rendimiento en futuros puestos.

5. Manténgase en contacto

Mantener tus relaciones laborales puede ayudarte a hacer crecer tu red profesional. Más adelante en su carrera, puede pedir referencias a antiguos supervisores o compañeros de trabajo. El uso de sitios de redes profesionales puede ayudarle a mantenerse conectado con sus contactos y a desarrollar su red. Esto puede conducir a futuras oportunidades de trabajo o a futuras aventuras profesionales.

6. Seguimiento

Después de avisar, sigue cumpliendo con tus obligaciones laborales a un alto nivel. Cumpla sus compromisos con la empresa hasta el último día que esté empleado en ella. Si has acordado completar ciertas tareas o ultimar detalles específicos de tu transición, asegúrate de que has cumplido todas tus promesas.

7. Mantener la confidencialidad

Después de dejar una empresa, mantenga en privado los detalles, procesos y métodos empresariales. Compartir información confidencial con un nuevo empleador, cliente o antiguo compañero de trabajo puede afectar a su reputación en el sector. Muestre respeto por su anterior lugar de trabajo manteniendo en secreto la información sensible o privada.

8. Sea consciente de las relaciones existentes

Si piensas trabajar en el mismo sector, ten en cuenta las relaciones existentes. La mayoría de las empresas consideran inapropiado trabajar para un competidor cercano o contactar con antiguos clientes. Algunos trabajos pueden incluso pedirte que firmes un documento de no competencia, que te restringe legalmente de trabajar para un competidor directo durante un tiempo determinado.

Si firmó uno de estos documentos, asegúrese de revisar los detalles para comprobar que cumple las normas de su anterior empresa. Si no firmó un documento de no competencia, evalúe las implicaciones de trabajar para un competidor. Utilizar las estrategias o los clientes de su anterior empresa en su nuevo puesto podría no ser una decisión empresarial inteligente.

9. Ser positivo

En las entrevistas o en las interacciones con otras personas, mantén una actitud positiva sobre tu experiencia laboral. Hable bien de sus compañeros de trabajo y de su anterior empleador. Si no está de acuerdo con ellos o no aprecia su estilo de gestión, hay formas políticas de expresar esos sentimientos, pero el mejor consejo suele ser guardarse las opiniones negativas cuando se está en un entorno profesional.

10. Piensa en el futuro

Cuando deje un puesto, intente anticipar cualquier cosa que su antiguo empleador necesite saber sobre su función o sus responsabilidades. Ayudarles a entender su papel y las funciones del puesto puede garantizar una transición fluida y ayudarles a mantener los procesos en funcionamiento de forma eficiente. Facilita al máximo el trabajo a quienes te ayuden a asumir tus responsabilidades y prepárales para el éxito. Si prevés algún problema, infórmales lo antes posible.

Relacionado: 10 cosas que hay que hacer antes de dejar el trabajo

11. Utiliza las redes sociales de forma reflexiva

Sé consciente de quién puede ver tus publicaciones y comunicaciones en las redes sociales. Publicar sobre una nueva oportunidad o quejarse de un puesto anterior puede perjudicarle si sus publicaciones son públicas. Mantén una actitud positiva y profesional si decides publicar en las redes sociales sobre tu cambio de carrera. Del mismo modo, un entusiasmo excesivo sobre un nuevo puesto puede perjudicar tus relaciones con antiguos compañeros de trabajo. Ser consciente de quiénes pueden ver tu actividad online puede ayudarte a tomar decisiones informadas sobre qué compartir y qué mantener en privado.

12. Pida permiso antes de utilizar a alguien como referencia

Si piensa utilizar a un empleador como referencia, asegúrese de pedirle permiso primero. Esto les da tiempo para preparar sus respuestas y garantiza que las comunicaciones de tus posibles empleadores no les sorprendan. Pedir permiso primero también les da tiempo para despejar su agenda o avisarle si no se sienten cómodos siendo una referencia.

Relacionado: Cómo pedir referencias a alguien (con ejemplos)

13. Ser agradecido

Si alguien le da una referencia, le proporciona una recomendación para un nuevo puesto o le hace un favor, asegúrese de mostrar su agradecimiento. Las tarjetas de agradecimiento y los correos electrónicos pueden ser formas rápidas de asegurarse de que conocen el valor del servicio que han prestado. Ser agradecido también puede animarles a realizar más favores para usted en el futuro. Considera también la posibilidad de mostrar tu agradecimiento a quienes te ayudaron a desempeñar tu función. Los jefes que te han orientado, los compañeros que te han apoyado o las relaciones que has desarrollado pueden beneficiarse de tu reconocimiento y agradecimiento.

14. Avisar con suficiente antelación

Cuando deje un puesto, asegúrese de avisar al empleador de su marcha. Muchas empresas exigen al menos dos semanas de aviso por escrito. Esto les da tiempo para encontrar un sustituto, ultimar los detalles de tu marcha y la transición de la información importante. Si lleva mucho tiempo en la empresa, considere la posibilidad de avisar con más de dos semanas de antelación. El tiempo de preaviso puede depender de su relación con la empresa, de las funciones específicas de su trabajo y de la dificultad prevista para contratar a un sustituto.

Relacionado: Cómo avisar con dos semanas de antelación (con ejemplos)

15. Facilitar la transición

Cuando deje una empresa, haga todo lo posible para garantizar una transición exitosa. Es posible que le pidan que ayude a formar a su sustituto. Asegúrese de proporcionar mucha ayuda y recursos a la persona que ocupe su puesto. Si su empleador le pide que realice tareas específicas antes de marcharse, intente completarlas rápidamente y con una actitud positiva. Comunica cualquier problema lo antes posible para asegurarte de que tu empleador y tu equipo tienen todo lo que necesitan para tener éxito tras tu marcha.

16. Sea modesto

Mantener la humildad sobre tus contribuciones a la empresa puede ayudarte a mantener una relación saludable con tus compañeros de trabajo y supervisores. Aunque es posible que reconozcan tus contribuciones a la empresa y te elogien por el trabajo que has realizado en tu puesto, mantener la gracia y la modestia puede permitirte mostrar tu agradecimiento por su apoyo sin socavar su rendimiento ni insultar a la empresa. Esto también es válido para las entrevistas con posibles empleadores. Puede compartir el orgullo y la satisfacción por su trabajo sin presumir ni parecer arrogante.

17. Organízate

Antes de dejar un puesto, organice los archivos o suministros a los que su sustituto pueda necesitar acceder. Si tenía un sistema de organización que no es intuitivo, considere la posibilidad de dejar una explicación que puedan utilizar para navegar por su trabajo anterior. Si algo no está claro, infórmales de dónde pueden encontrar respuestas a posibles preguntas o dónde buscar los documentos, suministros o información que puedan necesitar.

18. Manténgase fuera de la propiedad de la empresa

Cuando dejes un puesto, dale espacio para que se adapte a la vida sin ti. Si te llevas bien con tu supervisor o tus compañeros de trabajo, puedes optar por visitar tu antiguo trabajo de vez en cuando. Asegúrese de anunciar sus visitas con una llamada telefónica o un mensaje de texto y asegúrese de que las visitas no interfieren con el trabajo de los demás. Después de dejar un trabajo, puede ser más apropiado organizar una reunión en un restaurante o en un lugar público que en tu antiguo lugar de trabajo. Utiliza tu mejor criterio o pregunta a tu supervisor para decidir si está bien volver a tu antiguo trabajo.

19. Responder a las solicitudes

Si un antiguo empleador, un compañero de trabajo o su nuevo sustituto se ponen en contacto con usted para pedirle información, asegúrese de responder. Mantenerse flexible y servicial incluso después de dejar de trabajar para una empresa puede ayudarle a conservar sus relaciones. También puede ser una gran ayuda para los que se enfrentan a su antiguo puesto sin usted.

20. Renuncia en persona

Cuando dé su aviso, asegúrese de hacerlo en persona. Si no puede reunirse en persona, pida que se establezca una reunión en un sitio de videoconferencia o por teléfono para dar la noticia. Muchos consideran que los avisos por texto o por correo electrónico son poco profesionales.

Relacionado: ¿Qué es un aviso de despido?

21. Deja una impresión positiva

Cuando deje su puesto en una empresa, haga todo lo posible para dejar una impresión positiva tras su marcha. Manténgase profesional y amable hasta el día en que se vaya e incluso después. Exprese su agradecimiento a las personas con las que compartió su tiempo y haga todo lo posible para que la transición sea lo más fluida posible. Esto puede ayudar a que los demás le recuerden con cariño.

22. Limpiar lo que se hace

Cuando te vayas, acuérdate de poner orden después. Retira la comida vieja de la nevera, coge los objetos personales que hayas dejado y limpia tu escritorio o taquilla, si la tienes. De este modo, no tendrás que volver para recuperar los objetos que hayas dejado.

23. Dejar solo

Cuando dejes un puesto, vete solo. Animar a otros a que se vayan contigo puede perjudicar a la empresa y a la percepción que los demás tienen de ti. Del mismo modo, si piensa pedir a sus antiguos compañeros de trabajo que se unan a su negocio personal o le sigan hacia una nueva empresa, calibre el efecto que tendría en su antiguo empleador y en su propia reputación.

24. Asegúrese de que su currículum es preciso

Cuando solicite nuevos puestos, asegúrese de representar con exactitud su antiguo papel y sus responsabilidades. Utiliza el título correcto del puesto, las descripciones de las responsabilidades y los logros. Ser honesto puede ayudarte a evitar situaciones incómodas con tu nuevo o antiguo empleador.

25. Comunicar

La mejor manera de preservar las relaciones y asegurarse de no quemar los puentes es mantenerse comunicativo. Haz saber a los empleadores lo que planeas hacer, lo que necesitas y cualquier problema que hayas tenido con tu empleo o tus funciones laborales. Ser abierto y honesto sobre tus experiencias puede servirte en tus futuras búsquedas de empleo y esfuerzos profesionales.