Qué hacer cuando se siente poco apreciado en el trabajo

Los empleados más productivos suelen ser los que experimentan un alto grado de satisfacción laboral. La satisfacción laboral depende de muchos factores, entre ellos que los empleados se sientan apoyados y valorados por sus compañeros y directivos. Cuando uno recibe elogios y comentarios positivos sobre su rendimiento, puede sentirse más motivado, con más energía y productivo. En este artículo, analizamos lo que significa sentirse poco apreciado en el trabajo, por qué es importante sentirse apreciado en el trabajo y las formas en las que puedes abordar el hecho de sentirte poco apreciado en el trabajo.

8 razones por las que la cultura organizativa es importante

¿Qué significa sentirse poco apreciado en el trabajo?

Sentirse poco apreciado en el trabajo significa que sientes que tus compañeros o jefes no reconocen tus contribuciones. Sientes que tu trabajo duro y tus logros pasan desapercibidos, aunque los resultados sean favorables. Algunas señales de que no se le aprecia en el trabajo son

  • A menudo recibe críticas o comentarios negativos, pero rara vez recibe elogios.
  • No recibes ningún tipo de feedback sobre las tareas o proyectos importantes.
  • Otras personas se atribuyen el mérito de su trabajo.
  • Su salario es inferior al de sus compañeros con funciones similares.
  • No recibe ascensos ni aumentos al mismo ritmo que los demás empleados.
  • La gente te interrumpe en conversaciones y reuniones.

Por qué es importante sentirse apreciado en el trabajo

Sentirse apreciado en el trabajo puede beneficiarle personalmente y puede beneficiar a su organización. Cuando se valora tu trabajo, puedes sentirte más seguro en tu puesto, menos preocupado por la seguridad laboral o por ser ignorado. Personalmente, puede tener un sentido de pertenencia en el trabajo, lo que puede mejorar su actitud y la moral de la empresa. Cuando los empleados sienten que sus contribuciones son importantes, pueden reducir el estrés y la ansiedad, aumentando así sus niveles de energía y rendimiento.

Sentirse apreciado también puede motivar a los empleados a rendir más. El refuerzo positivo puede funcionar mejor que otros incentivos, como las primas, para animar a los empleados a trabajar duro, aumentando la productividad. Un entorno feliz y motivado es beneficioso para que todos los empleados se sientan comprometidos y satisfechos en su puesto.

Relacionado: 15 formas de afrontar el agotamiento

Formas de hacer frente a la sensación de falta de aprecio en el trabajo

Estas son algunas de las formas en las que puedes gestionar el hecho de sentirte infravalorado en el trabajo:

Evaluar las expectativas

Evalúe las expectativas que tiene para sus compañeros y supervisores. Asegúrate de que eres realista en cuanto a la cantidad de elogios que esperas recibir. Más que un desprecio intencionado hacia ti, la ausencia de comentarios positivos puede deberse simplemente a que la gente está ocupada o tiene expectativas diferentes. Por ejemplo, si tu jefe te asigna un proyecto importante, suele significar que confía en ti y valora tu trabajo, aunque no lo exprese directamente.

Observe a sus compañeros de trabajo

Fíjate en si tus compañeros de trabajo reciben reconocimiento y con qué frecuencia. Esto puede ayudarte a determinar si te están dejando de lado o si no es habitual que nadie reciba elogios. Observa cómo reaccionan los jefes a los comentarios y sugerencias durante las reuniones, después de las presentaciones y en los hilos de correo electrónico o de mensajería.

Pedir una opinión de confianza

Considere la posibilidad de preguntar a un colega de confianza si cree que no se le aprecia. Puede que tengan una perspectiva valiosa e imparcial que le ayude a procesar sus sentimientos con menos emoción.

Hable con su jefe

Solicita una reunión con tu jefe para hablar de tus sentimientos. Evita acusar a tu jefe de malos tratos y, en su lugar, pide una evaluación de tu rendimiento. Explícale que es difícil medir tu rendimiento sin una retroalimentación periódica. Considera la posibilidad de llevar una lista de tus proyectos o logros recientes y ejemplos de cuándo el reconocimiento de tu jefe podría reafirmar tu enfoque y rendimiento para futuros proyectos.

Relacionado: Relacionado: 8 estrategias para lidiar con un jefe difícil

Asegúrate de que los demás conozcan tus aportaciones

Sus gerentes no podrán reconocerle si no conocen sus contribuciones. Quieres asegurarte de que tus supervisores se dan cuenta de tu valor de una manera genuina y reflexiva. Está bien añadir tu nombre a las presentaciones y tareas en las que trabajas. También puedes enviar un rápido correo electrónico a tu jefe agradeciéndole la oportunidad de trabajar en un gran proyecto.

Empieza a valorar a los demás

Puedes liderar los cambios que esperas ver en tu lugar de trabajo. Ofrece cumplidos sinceros a tus compañeros y jefes cuando tengan éxito y, a menudo, recibirás elogios a cambio. Cuando trabajes en un proyecto de grupo, asegúrate de mencionar a todos los miembros del equipo. Si su departamento alcanza un hito, tómese el tiempo de reconocer a cada persona. También puede incorporar muestras generales de apoyo y buena voluntad, como traer café o panecillos para su equipo o preguntar al departamento de RRHH si puede organizar una cena cuando su departamento tenga que trabajar hasta tarde.

Valídate a ti mismo

Siéntase orgulloso de su trabajo y confíe en sus capacidades. Los motivadores intrínsecos son mucho más poderosos. Considera hacer una lista de las cosas que son significativas para ti en tu trabajo, como una presentación importante, al final de cada semana o mes. Encuentra las partes de tu trabajo con las que conectas y que hacen que tu trabajo sea valioso, como la forma en que afecta a otras personas, tu amistad con los compañeros de trabajo o el horario flexible que te permite pasar tiempo con tu familia.

Concéntrese en las pequeñas victorias

Para aumentar la confianza y la motivación, concéntrese en las pequeñas cosas que consigue cada día, como escribir un correo electrónico difícil, terminar la primera página de un informe que teme o llegar a tiempo todos los días durante un mes. Celebrar los pequeños logros puede ayudarte a mantener la motivación y el compromiso en el día a día, aunque no recibas una validación externa.

Haz ejercicio antes de trabajar

El ejercicio tiene muchos beneficios personales que pueden trasladarse a tu trabajo, entre otros:

  • Aumento de la energía
  • Aumento de la confianza en sí mismo
  • Capacidad para establecer y alcanzar objetivos
  • Sentimiento de logro
  • Mejora del humor
  • Reducción del estrés

Encuentre algo nuevo

Después de poner en práctica estas estrategias, si sigues sintiéndote infravalorado en el trabajo, podrías considerar la posibilidad de buscar un nuevo empleo. Dé prioridad a la cultura del lugar de trabajo y a los valores de la empresa. En tus entrevistas, pregunta por las relaciones entre jefes y empleados, el papel de la retroalimentación positiva en el lugar de trabajo y los procedimientos de evaluación de la empresa. También puede solicitar hablar con otros empleados para conocer sus puntos de vista.

Te recomendamos

Lista de comprobación de la inspección de seguridad en el trabajo: Definición y cómo crearla (con plantillas)

Cómo cambiar de banco: Guía paso a paso

Cómo convertirse en gestor municipal (y consejos para avanzar en la carrera)

12 ejemplos de temas de formación en liderazgo

¿Cómo se avanza como cocinero?

15 señales de un buen gerente