Qué hacer cuando no te ascienden

Conseguir un ascenso ofrece nuevos y emocionantes retos y responsabilidades, y aumenta tu sensación general de satisfacción con tu trabajo. A pesar de su deseo, puede haber ocasiones en las que no consiga el ascenso por el que estaba trabajando. Si te preguntas por qué no te ascienden en el trabajo, tienes que evaluar qué es lo que te impide alcanzar tus objetivos profesionales para poder hacer cambios positivos que aumenten tus posibilidades de ascenso en el futuro. En este artículo analizamos las razones por las que no te ascienden y explicamos qué hacer en cada situación.

¿Cuándo asciende la mayoría de la gente en el trabajo?

Algunas personas creen que los ascensos se producen de forma natural con el tiempo. Aunque el tiempo es un factor importante a la hora de determinar si una persona es merecedora de un ascenso, ciertamente no es lo único que un empleador tendrá en cuenta.

En primer lugar, un empleado debe demostrar su competencia—y luego su excelencia—en su puesto actual. Otro buen indicador de que un empleado domina y entiende su función es si realiza sistemáticamente las tareas de forma independiente sin mucha supervisión. Si alguien necesita regularmente recordatorios o ayuda para completar los proyectos, es posible que no sea seleccionado para ascender.

Relacionado: Cómo equilibrar un trabajo de ritmo rápido

8 razones por las que no te ascienden

Si no estás ascendiendo en el trabajo, es importante que evalúes tu situación para determinar si puedes hacer cambios para mejorar tus posibilidades en el futuro. A continuación se exponen algunas razones por las que puede que no consigas un ascenso, con consejos sobre qué hacer en cada situación:

No estás haciendo conexiones sociales positivas

Es lógico que entablar relaciones con tus jefes y supervisores sea esencial para acabar ascendiendo. Sin embargo, es igualmente importante que te esfuerces en ser amable y servicial con todas las personas con las que te relacionas en la empresa. Si actualmente no te relacionas mucho con tus compañeros de trabajo, empieza a hacer un esfuerzo por hacerte amigo de ellos y ofrecerles ayuda cuando puedas.

Ya sea saludando al guardia de seguridad, respondiendo a un colega en un correo electrónico o firmando su W2 con el departamento de recursos humanos, cada persona es importante y merece su respeto. El simple hecho de ser amable y tener un comportamiento optimista al trabajar con los demás le ayudará a forjarse la reputación de ser un jugador de equipo que contribuye a la cultura positiva de su lugar de trabajo.

No tienes las habilidades adecuadas

Se necesita tiempo para ganarse un ascenso. Sin embargo, el tiempo por sí solo no garantiza necesariamente que alguien sea seleccionado para un puesto más alto en el trabajo. Para ascender, tendrá que demostrar que ha mejorado sus conocimientos, su productividad y sus habilidades. He aquí algunos consejos que le ayudarán a adquirir las habilidades necesarias y a lanzar su carrera en la dirección correcta:

  • Considerar la posibilidad de asistir a seminarios web o de otro tipo para adquirir conocimientos y certificaciones relevantes en su campo.
  • Piensa en el puesto de trabajo o en la promoción que quieres, y averigua qué habilidades necesitas para desempeñar ese puesto con eficacia.
  • Determine los antecedentes específicos que se desean para este tipo de puestos y trate de llenar los vacíos que pueda tener su currículum.

Por ejemplo, si el siguiente paso en tu objetivo profesional requiere habilidades técnicas, puede haber programas de certificación disponibles que podrías completar en un tiempo relativamente corto. Un certificado en línea sobre una habilidad concreta puede llevar sólo una hora, un fin de semana o un mes. Además, si el nuevo puesto requiere habilidades blandas, como la creación de equipos, la comunicación o la diplomacia en el lugar de trabajo, puede haber cursos electrónicos o seminarios en línea disponibles en esas áreas temáticas que puedes seguir.

No has construido una marca personal

Es posible que hayas oído la frase «crear una marca personal», pero ¿qué significa? En el trabajo, crear una marca es una forma de identificarse—y hacerse notar—en un campo o especialidad concretos. Intenta convertirte en un experto en un aspecto de tu trabajo, y esfuérzate por desarrollar y mantener relaciones con superiores con funciones similares. Hacerlo puede ayudarte a ganar reconocimiento y darte acceso a tareas o proyectos más importantes.

No estás pensando como un líder

Los verdaderos líderes aprovechan los comentarios como una oportunidad para crecer. Así que, si no te están ascendiendo, puede que tengas que ser más receptivo a las críticas constructivas para pensar y actuar más como un líder. A menudo, alguien con un cargo superior le ofrecerá ideas o consejos porque ve potencial en usted. Es fundamental recibir comentarios como prueba de tu talento. Esto ayudará a que tus superiores te vean como una persona entrenable y orientada al trabajo en equipo, lo que te guiará en tu eventual objetivo de desarrollo profesional y promoción.

Aquí tienes algunos consejos para demostrar tu potencial de liderazgo:

  • Alinearse para un posible ascenso creando oportunidades de liderazgo.
  • Colabora con los miembros de tu equipo en proyectos de grupo y en tu trabajo diario.
  • Ofrézcase como voluntario para impartir una sesión en su área de especialización.
  • Ofrezca ideas auténticas a sus superiores cuando sea apropiado.

Relacionado: 14 cualidades de liderazgo que se encuentran en los grandes líderes

No está difundiendo sus logros

Puede que estés trabajando duro para construir relaciones, desarrollar habilidades y crear oportunidades de liderazgo. Sin embargo, la única manera de que estos esfuerzos beneficien tu trayectoria profesional es que los demás los conozcan. Muestre las nuevas habilidades y certificaciones que haya obtenido de forma profesional. Mantener una sólida página de portafolio personal destacará el trabajo que estás haciendo. Poner al día a tu jefe o a tus superiores sobre los progresos que has hecho en proyectos importantes con regularidad, y compartir historias de éxito con tus compañeros cuando sea apropiado.

No siempre estás rindiendo al máximo

Para ascender en el trabajo, es importante mostrar constantemente resultados efectivos. Es menos probable que su empleador le ascienda si, por ejemplo, no realiza siempre todas sus tareas.

Para asegurarte de que siempre rindes al máximo, concéntrate en mantenerte organizado y en llevar la cuenta de todo lo que tienes que hacer cada día. También es vital que te comuniques con tus supervisores para ponerles al día de tus progresos y de cualquier reto que se te presente. Esto demuestra que realmente te importa el trabajo que haces y la empresa en general. Estos son algunos consejos adicionales para ayudarte a mejorar tu rendimiento:

  • Las revisiones del rendimiento no son las únicas instancias en las que puedes ser evaluado. Asegúrate de que todas tus interacciones con los jefes sean positivas y de que les demuestres continuamente que eres un gran trabajador.
  • Algo tan sencillo como llegar temprano al trabajo o quedarse hasta tarde puede ayudar a identificarte como alguien adecuado para un ascenso. Demuestra que eres un empleado dedicado.
  • Para dividir los grandes objetivos y proyectos de trabajo, establezca hitos más pequeños que pueda seguir a lo largo del camino. Esto te ayudará a mantenerte motivado y a mostrar a tus supervisores que estás haciendo progresos constantes.
  • Para mantener la concentración y la productividad en el trabajo, es importante evitar las distracciones. Durante las horas de trabajo, puede ser útil poner el teléfono en silencio, evitar entrar en las redes sociales y establecer horarios específicos para consultar el correo electrónico.

Relacionado: 10 consejos para dar lo mejor de sí en las evaluaciones de rendimiento

No estás al tanto de los posibles ascensos en tu lugar de trabajo

A menudo, puede haber una señal que indique que tu jefe está buscando promocionar a alguien, y es importante saber cuándo se producen estas señales. Cuando se trata de ver si un candidato es apto para un rol superior, un gerente puede asignar una tarea o proyecto importante para probar sus habilidades.

Sea consciente de cualquier carga de trabajo añadida o de los nuevos tipos de tareas, y asegúrese de hacer todo lo posible por completarlas para causar una buena impresión a su jefe. Conseguir una tarea nueva o desafiante puede ser su oportunidad de demostrar por qué es usted la elección correcta para un puesto avanzado dentro de su empresa.

No has expresado tu interés en una promoción

A veces, lo único que se interpone entre usted y la promoción que desea es el hecho de que aún no la ha pedido. Es importante aprender a mantener esta conversación con su jefe. Aunque no lo hayas intentado nunca, debes expresar tus objetivos y deseos profesionales con claridad, o puede que no te tengan en cuenta para un ascenso.

Para expresar su interés en una promoción, siga estos pasos:

  1. Solicite una reunión con su superior.
  2. Ven preparado para hablar de tus éxitos y logros hasta ahora.
  3. Prepárate para explicar tus esperanzas de avanzar en tu trayectoria profesional.
  4. Piense en lo que ha hecho para fortalecer su conjunto de habilidades.
  5. Demuestre cómo ha añadido valor a la empresa más allá de los requisitos de su función actual.
  6. Asegúrate de felicitar a las personas con cargos superiores que te han ayudado a llegar a donde estás hoy.