Ejemplos de habilidades no técnicas para incluir en un currículum

Las competencias no técnicas son cualidades, prácticas y habilidades que poseen los profesionales que no son específicas de su trabajo. Todos los profesionales necesitan algunas habilidades no técnicas para tener éxito en sus carreras—sin importar el sector. Saber qué habilidades no técnicas buscan los gerentes de contratación en los candidatos puede ayudarle a reconocer las habilidades que puede necesitar aprender para desarrollar una ventaja en el proceso de contratación.

En este artículo, definimos y enumeramos ejemplos de algunas habilidades no técnicas útiles para incluir en los currículos y compartimos consejos sobre cómo mejorar estas habilidades.

¿Qué son las habilidades no técnicas?

Las habilidades no técnicas se refieren a los talentos y prácticas interpersonales que los profesionales de todas las carreras pueden aplicar en su vida laboral diaria. Puede que algunas ocupaciones no requieran específicamente estas habilidades, pero suelen ser útiles.

A diferencia de las habilidades técnicas, las habilidades no técnicas rara vez se enseñan formalmente. Por ello, los profesionales suelen adquirir las habilidades no técnicas a través de la experiencia y de las características personales.

¿Por qué son importantes los conocimientos no técnicos?

Las habilidades no técnicas pueden ayudar a que un lugar de trabajo sea seguro y eficiente. Permiten a los profesionales trabajar bien juntos, asegurando que su entorno laboral sea positivo y productivo. Ciertas habilidades no técnicas, como la comunicación, pueden ayudar a prevenir accidentes y a garantizar que los profesionales comprendan las normas, los cambios y las expectativas del lugar de trabajo.

Muchos directores de contratación buscan aptitudes no técnicas en las cartas de presentación y los currículos para ayudar a predecir si un candidato es adecuado para el puesto y la cultura de la empresa.

Ejemplos de competencias no técnicas

Conocer ejemplos de aptitudes no técnicas puede ayudarle a reflexionar sobre las aptitudes que posee y las que puede querer desarrollar. He aquí una lista de ejemplos de aptitudes no técnicas a tener en cuenta:

Comunicación

Los profesionales con sólidas habilidades de comunicación escrita, verbal y no verbal pueden utilizar su talento para transmitir expectativas, necesidades y opiniones profesionales a sus compañeros de trabajo. Las habilidades de comunicación también son útiles en el servicio de atención al cliente u otras carreras de cara al cliente, ya que los profesionales que desempeñan estas funciones suelen hablar o enviar mensajes a los clientes, respondiendo a sus preguntas y resolviendo sus problemas, con regularidad.

Relacionado: Relacionado: 5 preguntas de la entrevista sobre habilidades de comunicación (con ejemplos de respuestas)

Gestión del tiempo

La gestión del tiempo es la práctica de controlar el tiempo que se tarda en completar las tareas para encontrar las prácticas de trabajo más eficientes. Los profesionales con buenas habilidades de gestión del tiempo saben priorizar las tareas y mantenerse concentrados mientras trabajan. Las habilidades de gestión del tiempo son especialmente útiles para los profesionales que trabajan con plazos de entrega o completan varias tareas por turno de trabajo.

Colaboración

Muchos profesionales trabajan con otros para lograr los objetivos de su empresa. Cooperar con los compañeros de trabajo es algo que se espera en cualquier carrera, y ser capaz de hacerlo puede ayudar a mantener un entorno de trabajo tranquilo y productivo.

La colaboración es una habilidad especialmente útil para los profesionales creativos, desarrolladores de productos, ingenieros y profesionales técnicos que trabajan con otros para crear un producto o completar proyectos. Los responsables de la contratación suelen preferir a los candidatos que se consideran colaboradores porque demuestra que el candidato puede trabajar bien en un entorno de equipo.

Adaptación

Las habilidades de adaptación permiten a los profesionales manejar cualquier cambio en su entorno de trabajo con facilidad y mantener la productividad. Los profesionales adaptables suelen ser rápidos de mente y se sienten cómodos con los cambios en las instrucciones de trabajo, los lugares y las tareas. La adaptabilidad es una habilidad importante para los profesionales que trabajan en un entorno de ritmo rápido o que cambia rápidamente.

Hablar con el público

La oratoria es la capacidad de hacer presentaciones, dar discursos o transmitir información de forma clara a los demás. Los profesionales que saben hablar en público suelen ser elocuentes, persuasivos y concisos.

Las carreras de liderazgo o relaciones públicas suelen requerir esta habilidad no técnica, pero otros profesionales también pueden beneficiarse de las habilidades de oratoria porque ayudan a mostrar confianza y a comunicar mejor las ideas a grupos de personas o individuos. Esta habilidad también puede ayudarte a levantar la moral entre los miembros de tu equipo y a persuadir a los clientes cuando trabajas en una carrera de ventas.

Relacionado: 30 estrategias para hablar mejor en público

Solución de problemas

Los profesionales que demuestran una gran capacidad de resolución de problemas suelen ser autosuficientes y capaces de solucionarlos cuando surgen. Esta habilidad es útil a la hora de afrontar la gestión de conflictos en el trabajo y puede permitir a los profesionales ser más independientes en su trabajo.

Los responsables de la contratación suelen apreciar a los candidatos que tienen una buena capacidad de resolución de problemas, ya que a menudo significa que los responsables pueden confiar en el profesional para afrontar problemas menores de forma independiente, en lugar de necesitar un supervisor.

Escucha activa

La escucha activa implica hacer un esfuerzo consciente por retener lo que otra persona dice y utilizar el contexto y las pistas sociales para entender completamente el mensaje que se quiere transmitir. Los profesionales utilizan la capacidad de escucha activa para relacionarse con sus compañeros y clientes y aprender nuevas prácticas e ideas.

Las habilidades de escucha activa también pueden ayudar a los profesionales a seguir las expectativas e instrucciones de trabajo, permitiéndoles completar sus tareas de forma precisa y productiva.

Aprendizaje activo

El aprendizaje activo se refiere a la práctica de esforzarse por adquirir nuevas habilidades y comprender mejor las prácticas y conceptos laborales. Los empleadores suelen apreciar a los profesionales con habilidades de aprendizaje activo porque pueden completar los procesos de formación rápidamente y adaptarse a los cambios en el lugar de trabajo.

Las habilidades de aprendizaje activo también pueden ayudarle a prepararse para los ascensos, ya que puede adquirir rápidamente nuevas habilidades que se aplican a puestos de mayor nivel.

Organización

Las habilidades organizativas pueden ayudar a los profesionales a mantener su espacio de trabajo ordenado y a gestionar su agenda, sus tareas y su comunicación de forma eficaz. Los profesionales organizados suelen ser también fiables y eficientes.

Relacionado: ¿Qué son las habilidades organizativas? (con ejemplos)

Red de contactos

Las habilidades para establecer redes son una combinación de otras habilidades no técnicas, como la comunicación, la colaboración y la escucha activa, que se utilizan para establecer relaciones profesionales. Aplicar las habilidades de creación de redes en el lugar de trabajo y en otros entornos profesionales, como las ferias de empleo o las conferencias del sector, ayuda a los profesionales a conectar mejor con sus compañeros y clientes.

Planificación

Las habilidades de planificación adecuadas implican ser capaz de priorizar las tareas, crear un flujo de trabajo, desarrollar un calendario de proyectos y, por lo demás, iniciar y terminar un proyecto o una tarea a tiempo. Los profesionales que poseen una gran capacidad de planificación suelen ser también hábiles en la gestión del tiempo y la resolución de problemas y son capaces de mantenerse organizados y proactivos en su trabajo.

Los empleadores suelen apreciar las habilidades de planificación porque los profesionales con estas habilidades suelen ser responsables y estar bien preparados. Esto puede permitir a los profesionales ser más independientes y hábiles en la elaboración de estrategias.

Creatividad

Las habilidades creativas son útiles para muchas carreras, especialmente las relacionadas con el arte. Los profesionales creativos suelen encontrar prácticas laborales innovadoras que pueden mejorar la calidad de su trabajo. Estas habilidades también pueden fomentar la eficiencia en el trabajo y permitir a los profesionales utilizar su imaginación, lo que puede conducir a una mayor satisfacción en el trabajo.

Algunas empresas valoran especialmente a los profesionales que muestran habilidades creativas, ya que estos profesionales suelen tener un pensamiento crítico y promueven la individualidad en el lugar de trabajo.

Relacionado: Cómo desarrollar la capacidad de pensamiento creativo en 5 pasos

Observación

Los profesionales observadores pueden estudiar su entorno de trabajo, sus compañeros y sus clientes para identificar las señales no verbales o las tendencias que pueden ayudarles a asistir mejor a los demás, a tomar decisiones y a aprender nuevas prácticas. La capacidad de observación es especialmente útil para los profesionales que se están formando para nuevas tareas o puestos, ya que suelen ser capaces de aprender rápidamente. Las habilidades de observación también pueden conducir a un trabajo más orientado a los detalles, lo que puede mejorar la calidad y la precisión del trabajo.

Inteligencia emocional

Las habilidades de inteligencia emocional permiten a los profesionales reflexionar sobre cómo sus acciones, hábitos y prácticas les afectan a ellos mismos y a los demás. Esto puede ayudar a los profesionales a determinar las formas en que pueden mejorar su escucha activa, comunicación, organización y otras habilidades no técnicas para promover mejor un entorno de trabajo saludable y feliz.

Liderazgo

Los profesionales con capacidad de liderazgo pueden guiarse a sí mismos y a sus compañeros de trabajo hacia el éxito. Las habilidades de liderazgo benefician a los gerentes y a los jefes de equipo, así como a los profesionales que ocupan funciones de miembros del equipo. Estas habilidades ayudan a los profesionales a tomar decisiones con seguridad, a trabajar de forma independiente y a motivar a los demás.

Consejos para mejorar sus habilidades no técnicas

Si quieres mejorar tus habilidades no técnicas, ten en cuenta estos consejos:

  • Reconozca qué habilidades quiere mejorar. Para planificar la mejora, es útil saber en qué habilidad te gustaría trabajar. Reflexiona sobre tus habilidades y las áreas en las que puedes tener problemas o las habilidades establecidas en las que quieres avanzar.
  • Supervise o mida su nivel de competencia actual. Esto puede ayudarte a hacer un seguimiento de tu progreso a medida que mejoras. Considere la posibilidad de pedir a un compañero de trabajo, a un amigo o a un supervisor una evaluación honesta de su capacidad actual y un comentario para mejorar.
  • Pida ayuda. Si conoces a alguien que ya domina la habilidad no técnica que deseas mejorar, pídele consejo.
  • Participar en talleres. A veces, hay talleres dedicados a fomentar las habilidades no técnicas que quieres adquirir. Estos talleres o ejercicios pueden ayudarte a adquirir conocimientos y nuevas habilidades.