Cómo elegir las normas del equipo (con ejemplos y consejos)

Un conjunto de normas y procedimientos establecidos puede mejorar el rendimiento de un equipo si todos los miembros se adhieren a ellos. La consecución de estos objetivos exige una fuerte conexión entre la cultura del equipo y sus objetivos.

En este artículo, analizamos cómo puede elaborar una lista de normas para su equipo y ofrecemos ejemplos que pueden servir de inspiración para crear las suyas propias.

¿Qué es la cultura del trabajo?

¿Por qué son importantes las normas de equipo?

Disponer de un conjunto de principios rectores para la conducta de los empleados en el equipo, conocidos como normas de equipo, ayuda a que cada persona sepa lo que se espera de ella. Las siguientes son las ventajas de establecer normas para su equipo:

  • Fomenta la cohesión del grupo
  • Mantiene las expectativas justas
  • Permite el autocontrol
  • Establece y mantiene la cultura del lugar de trabajo
  • Proporciona un marco para adaptarse a nuevas situaciones
  • Ayuda a los nuevos miembros del equipo a entender rápidamente las expectativas

Al determinar y transmitir claramente las normas de su equipo, puede fomentar los comportamientos y actitudes que mejor ayudan a la empresa, a la dirección y al personal a prosperar.

Relacionado: Etapas del desarrollo de un equipo

Cómo elegir las normas del equipo

Las mejores normas para cada equipo deben adaptarse a su entorno de trabajo único y dependen de factores específicos del lugar de trabajo, del equipo en su conjunto y de los miembros individuales del equipo. A continuación se indican varios pasos que deben seguirse al elegir las normas para su equipo:

1. Pensar en las necesidades específicas y únicas de su empresa

Hacer esto le ayudará a centrarse en los tipos de expectativas que serán más eficaces. Hágase preguntas como las siguientes

  • 1. ¿Los miembros del equipo trabajan en un entorno de cara al cliente o tienen interacciones regulares con empleados de otros departamentos?
  • ¿Son frecuentes las reuniones de alta presión, los plazos ajustados o las cargas de trabajo imprevisibles?
  • ¿Habrá reuniones a distancia?

2. Establezca normas de conducta general

Considere cómo quiere que los miembros del equipo se traten entre sí, a los clientes, a los supervisores o a los medios de comunicación. Piense en las expectativas de responsabilidad que tiene para cada miembro del equipo y para el equipo en su conjunto. Piense en las mejores formas de fomentar la conducta profesional dentro del equipo.

3. Piense en las normas para los directivos y supervisores

Entre ellas, el proceso adecuado para recompensar un rendimiento excelente, los pasos para la toma de decisiones o la transparencia.

4. Describa las expectativas de las reuniones del equipo

Intente incluir lo que cada uno debe hacer para prepararse para la reunión y durante la misma. Piensa en si habrá algún seguimiento, como un correo electrónico de resumen o una lista detallada de los próximos pasos.

5. Piensa en normas que puedan mejorar la eficacia de tu equipo

Decida si puede pensar en normas para los procesos de trabajo o el flujo de trabajo o si existe un orden claro de acciones y una jerarquía de personas con las que hablar para obtener aclaraciones.

6. Piense en cómo debe comportarse su equipo en situaciones difíciles

En este caso, puede tratarse de interacciones con clientes importantes, plazos ajustados o un cambio repentino en los requisitos de la tarea. Decida cómo quiere que los miembros del equipo dirijan sus preocupaciones.

7. Reflexiona sobre tus experiencias pasadas

Piensa en situaciones que hayas encontrado con este equipo o tipo de entorno de trabajo específico. Decida qué ha funcionado bien, qué comportamientos o estrategias utilizaron los empleados con mejor rendimiento y cómo puede adaptar sus estrategias para que sean normas para su equipo.

8. Anticipe cómo cambiarán las necesidades de su equipo y de su empresa a medida que vayan creciendo

Si va a expandirse a nuevas áreas, lo que podría requerir un cambio en las responsabilidades del equipo, es posible que desee planificar ese evento. Algunos cambios pueden ser: la incorporación de nuevos miembros del equipo y los requisitos de formación continua o capacitación.

9. 1. Pida a los miembros de su equipo que aporten sus opiniones e ideas

Dependiendo de las necesidades de su equipo, puede hacerlo en una reunión, de forma individual o incluso mediante una encuesta anónima. Incluir a los miembros del equipo en el proceso de toma de decisiones puede ayudar a que los miembros adopten las normas de trabajo y asuman la responsabilidad de aplicarlas.

10. Pida ideas a otros directivos, especialmente a los que tienen equipos de éxito y estilos de liderazgo que usted admira

Busque el consejo de líderes más experimentados. Esto puede ahorrarle tiempo a la hora de desarrollar las normas de su equipo, y estos mentores pueden tener sugerencias que usted no haya considerado.

11. Piense en recompensas o incentivos para ofrecer

Pueden ser para miembros individuales del equipo o para el equipo en su conjunto. Los incentivos pueden servir de refuerzo positivo para que el equipo siga las normas de trabajo.

Ejemplos de normas de equipo

Utilice esta lista de ejemplos de normas de equipo como guía cuando piense en las suyas:

  • Si dirige una reunión, comparta los objetivos y resuma el contenido con el equipo con antelación. Si va a asistir a una reunión, revise estos puntos y prepare cualquier pregunta o aportación. De este modo, las reuniones podrán desarrollarse con eficacia.
  • Sea puntual en las reuniones. La dirección debe asegurarse de que todas las reuniones comiencen y terminen a tiempo.
  • Durante las reuniones, levante la mano para pedir la palabra.
  • Cumpla con todas las tareas y acepte sólo el trabajo que pueda esperar razonablemente que se complete con éxito. Esté dispuesto a decir cuándo es probable que una tarea supere lo que puede realizar dado su nivel de formación o la carga de trabajo actual. Hacer esto permite al equipo trabajar juntos para encontrar otra solución.
  • Responder a los correos electrónicos de los clientes en un plazo de 24 horas.
  • Sé respetuoso con el espacio de trabajo. Sé consciente de los demás y procura que el ambiente de trabajo sea física y emocionalmente cómodo para todos.
  • Anime a los demás. Escuche a sus compañeros de equipo y esté abierto a los comentarios. Reconozca los éxitos de sus compañeros de trabajo.
  • Informa inmediatamente a tu jefe de equipo o a tu manager si te encuentras con un reto, para poder abordarlo juntos.
  • Sonreír siempre al saludar a los clientes, incluso por teléfono.
  • Asegúrese de que entienden las expectativas de sus tareas y pida aclaraciones si es necesario.
  • Esté dispuesto a pedir ayuda. Si observa que un miembro del equipo necesita ayuda, ofrézcasela o trabajen juntos para pensar en soluciones.
  • Recuerda que formas parte de un equipo. Dé prioridad al éxito del grupo por encima de la ambición individual.