Datos demográficos objetivo: Qué son y cómo identificarlos

Para vender un producto o servicio de forma eficaz, hay que entender a quién se intenta llegar. Un método para entender a los clientes es definir el grupo demográfico objetivo de su empresa. Los datos demográficos representan las características de los clientes, que se pueden utilizar para crear esfuerzos de marketing más adaptados.

En este artículo, explicamos la demografía objetivo y proporcionamos los pasos para determinar un objetivo demográfico.

¿Qué es la segmentación demográfica y por qué es beneficiosa?

¿Qué es un mercado objetivo demográfico?

Cuando una empresa necesita identificar a sus clientes objetivo con fines de marketing, los define utilizando datos demográficos. Los datos demográficos representan las características observables y medibles de un grupo de personas o población. Algunos ejemplos comunes de la información demográfica recopilada son:

  • Edad
  • Género
  • Raza o etnia
  • Ubicación geográfica
  • Nivel de educación
  • Ocupación
  • Ingresos
  • Estado civil
  • Número de hijos
  • Estado de vida (inquilino o propietario)

Entender la demografía de los clientes actuales y potenciales puede ayudar a una empresa a definir sus mercados objetivo. Un mercado objetivo es un grupo de personas con características o intereses compartidos al que una empresa quiere llegar para vender sus productos o servicios. La empresa puede utilizar la información demográfica para desarrollar estrategias de marketing que atraigan a diferentes tipos de clientes. La creación de campañas de marketing adaptadas a cada mercado puede ser un método eficaz para retener y atraer clientes.

Relacionado: Análisis del mercado objetivo: Qué es y cómo hacer uno

Demografía objetivo vs. mercado objetivo

Un objetivo demográfico y un mercado objetivo están relacionados pero representan dos conceptos diferentes. No se puede crear un mercado objetivo sin identificar los clientes' demográficos. Algunas de las diferencias entre estos dos términos son:

  • El mercado objetivo representa características específicas. Los datos demográficos se refieren a los clientes' identificadores. Por ejemplo, un cliente puede ser una mujer soltera de 32 años que gana 76.000 dólares anuales. Cada uno de esos rasgos demuestra una demografía.
  • Los mercados objetivo representan grupos de clientes. Los datos demográficos ayudan a definir y crear mercados objetivo. Utilizando el ejemplo anterior, esa mujer de 32 años puede representar un grupo muy propenso a comprar la nueva línea de una empresa de maquillaje. Pueden crear un mercado objetivo utilizando esos datos demográficos, como mujeres solteras de entre 18 y 35 años que ganan entre 50.000 y 80.000 dólares anuales.
  • Los mercados objetivo incluyen más detalles. Para crear un mercado objetivo, una empresa no suele basarse únicamente en los datos demográficos de los clientes. Por ejemplo, más allá de la edad, el sexo y el nivel de ingresos, la empresa puede investigar los intereses, aficiones o preferencias de los clientes. Esta información se denomina investigación psicográfica, que revela las motivaciones internas de los clientes. Utilizando el ejemplo anterior, la empresa de maquillaje puede buscar ese grupo demográfico pero centrar sus mensajes de marketing en sus miembros que disfrutan llevando un maquillaje de aspecto natural en lugar de estilos atrevidos.

Relacionado: ¿Cómo puedo encontrar mi mercado objetivo?

Cómo identificar un grupo demográfico objetivo

Puede utilizar los siguientes pasos para ayudar a identificar su grupo demográfico objetivo:

1. Defina su negocio

Para entender el grupo demográfico o la audiencia a la que te diriges, primero debes entender tu negocio. Piense en los productos o servicios que ofrece. Pregunte qué necesidades o intereses satisface o qué problemas resuelve. Identificar estos objetivos puede ayudarle a averiguar el tipo de clientes a los que quiere llegar.

Utilizando el ejemplo de una empresa que vende equipos de ejercicio en casa, puede querer dirigirse a clientes que ya hacen ejercicio a menudo y se sienten cómodos utilizando los equipos sin instrucciones. O bien puede dirigirse a personas que se inician en el ejercicio físico y necesitan equipos fáciles de usar. Al evaluar el negocio y los objetivos de sus clientes, la empresa tiene una idea general de a quién quiere llegar. Debe dar más pasos para definir a sus clientes, lo que permitirá a la empresa adaptar su marketing o sus servicios.

Relacionado: Cómo definir una estrategia empresarial

2. Analice sus clientes actuales

Si ya estás vendiendo productos o servicios, puedes observar a tus clientes actuales para saber a qué grupos demográficos ya llegas. Si tiene una presencia digital, como un sitio web o perfiles en las redes sociales, puede utilizar software o herramientas de análisis para encontrar esta información. Estos recursos a menudo pueden indicarle detalles demográficos como la edad, la ubicación y el género. A veces también puede conocer detalles sobre los intereses o preferencias de estilo de vida de sus visitantes.

Por ejemplo, la empresa de equipos de ejercicio en casa puede utilizar herramientas de análisis para descubrir que un hombre de entre 25 y 50 años que vive en Estados Unidos representa su cliente típico. Esta información demuestra a quiénes llegan, pero puede que no represente su objetivo demográfico. En función de su grupo demográfico objetivo, es posible que quieran mantener sus esfuerzos de marketing igual para llegar a un público similar o cambiarlos para atraer a nuevos tipos de clientes.

Relacionado: ¿Qué es Google Analytics?

3. Llegar directamente a los clientes

Para obtener más información sobre sus clientes actuales y potenciales, puede utilizar métodos de investigación de mercado primarios. Este tipo de investigación requiere llegar directamente a los consumidores, y puede llevar a cabo este proceso usted mismo o subcontratarlo. Algunos ejemplos de investigación primaria son las encuestas a clientes, las entrevistas y los grupos de discusión. Durante este proceso, puede hacer preguntas específicas sobre los sentimientos de los participantes con respecto a sus productos o servicios. Por ejemplo, puede preguntarles qué les gusta de ellos o qué necesita mejorar.

Después de recopilar esta información, puede dividir a los encuestados en diferentes categorías demográficas. Estas categorías pueden ser amplias, como el género o el nivel de ingresos, o puede combinar diferentes datos demográficos. Examine cada grupo para comprender cómo perciben los diferentes clientes sus productos o servicios. Después de evaluar los resultados, puede darse cuenta de que necesita comercializar su producto de manera diferente a cada grupo o segmento para atraerlos.

Relacionado: Estudio de mercado: 5 ejemplos y explicaciones

4. Realice una investigación del mercado secundario

Para obtener información sobre su sector y las tendencias de consumo relevantes, puede realizar una investigación de mercado secundaria. La investigación secundaria se refiere a la utilización de información recopilada por otra entidad. Esta investigación puede incluir la lectura de artículos, informes, estudios, publicaciones comerciales o específicas del sector y documentos académicos.

Normalmente, esta investigación ofrece una visión más amplia de las industrias y los mercados. Puede ayudarle a definir las tendencias de consumo en su sector que puede necesitar observar o seguir. Por ejemplo, podría demostrar el creciente poder adquisitivo o el interés en su tipo de productos por parte de un grupo demográfico específico. O puede obtener información que le ayude a predecir el comportamiento de compra de sus clientes. Con estos datos, puede descubrir un nuevo grupo demográfico al que dirigirse o estrategias para aumentar sus ventas.

Relacionado: Guía para realizar estudios de mercado

5. Revise a sus competidores

También puede definir su grupo demográfico objetivo observando a los competidores de su sector. Fíjese en sus esfuerzos de marketing para determinar el tipo de clientes a los que intentan atraer o llegar. También puede investigar las finanzas de los competidores para determinar su rendimiento en comparación con el suyo. Si a ellos les va mejor y se dirigen al mismo público, es posible que tenga que evaluar sus estrategias de marketing actuales y encontrar formas de alinearlas con las suyas.

Si bien esta información puede ayudarle a entender qué clientes compran su tipo de productos, también puede ayudarle a identificar lagunas en el mercado. Dirigir su atención hacia un grupo demográfico al que no llegan sus competidores puede ser una forma eficaz de diferenciar su negocio. O puede descubrir que su producto no ofrece todas las características que el suyo sí. Entonces puede centrar su estrategia de marketing en destacar esas características y cómo pueden ayudar a grupos específicos de clientes.

Relacionado: Relacionado: Análisis de la competencia: Definición y qué incluir

6. Crear personas

Ahora puede aprovechar toda la investigación y los datos que ha reunido para crear personas de compra. Las personas son un método para definir a su público, y puede utilizar diferentes datos demográficos para crear varias personas. Puede crear un personaje para cada uno de los grupos demográficos a los que quiera dirigirse. Para que estos personajes sean más realistas, asigne detalles demográficos como la edad, la ocupación, la ubicación geográfica y el género. Incluya también la información obtenida de la investigación primaria, como los intereses, preferencias y necesidades típicas de los distintos grupos.

Por ejemplo, la empresa de aparatos de gimnasia para el hogar puede crear un personaje para su cliente actual: Jim es un hombre de 30 años que vive en Nueva Jersey y gana 85.000 dólares al año. Es un ávido aficionado al fitness que hace ejercicio seis veces a la semana. Durante sus esfuerzos de investigación, la empresa también puede haber encontrado un mercado creciente de amas de casa al que dirigirse. Puede crear otro personaje basado en ese grupo demográfico. Una vez que construya sus personajes, será más fácil crear campañas de marketing adaptadas a cada grupo al que quiera llegar.