14 Objetivos a corto plazo para mejorar su carrera hoy mismo

Las metas laborales a corto plazo pueden mejorar tus perspectivas de carrera al ayudarte a definir tus objetivos para un determinado periodo de tiempo. Independientemente de tu línea de trabajo y de tu rango dentro de una organización, establecer hitos realistas para el futuro inmediato probablemente te hará más productivo. Establecer objetivos laborales a corto plazo es un paso importante, pero se necesita compromiso y dedicación para cumplirlos.

En este artículo, analizamos los múltiples tipos de objetivos a corto plazo para el trabajo y por qué son importantes para el desarrollo de la carrera.

¿Por qué son importantes los objetivos laborales a corto plazo?

Los objetivos profesionales a corto plazo son, por lo general, pequeños objetivos que te planteas con el fin último de alcanzar tus metas profesionales a largo plazo. Además de dividir un objetivo complejo en varios más pequeños y hacerlo más alcanzable, los objetivos a corto plazo también te mantienen motivado en tu camino hacia el éxito a largo plazo. La creación de hitos más pequeños significa que siempre estás centrado en tu próximo objetivo.

Relacionado: Establecer objetivos para mejorar la carrera profesional

Tipos de objetivos laborales a corto plazo

Existen diferentes tipos de objetivos laborales a corto plazo que pueden mejorar directa o indirectamente tus perspectivas profesionales. Pueden ser:

  • Objetivos profesionales a corto plazo
  • Objetivos financieros a corto plazo
  • Objetivos académicos a corto plazo
  • Objetivos de salud a corto plazo

Objetivos profesionales a corto plazo

Estos objetivos tendrán un impacto positivo directo en su vida profesional y generalmente consisten en pequeños cambios y ajustes que le ayudarán a ser más productivo. Pueden ser tan básicos como asegurarse de llegar 10 minutos antes cada día o mantener un escritorio limpio y bien organizado. Otros objetivos directos a corto plazo en el trabajo pueden ser aprender a comunicarse mejor con los compañeros y los clientes, establecer más contactos o conseguir una especialización profesional adicional.

Relacionado: Objetivos SMART: Definición y ejemplos

Objetivos financieros a corto plazo

Aunque no está necesariamente vinculado a los objetivos laborales, establecer objetivos financieros a corto plazo probablemente mejore su perspectiva profesional a largo plazo al darle un mayor control sobre sus ingresos. Objetivos como reducir o eliminar la deuda de las tarjetas de crédito, depositar un determinado porcentaje de tus ingresos mensuales en una cuenta de ahorros, llevar un mejor control de tu presupuesto o aprender a invertir pueden convertirse en logros a largo plazo.

Objetivos académicos a corto plazo

Mejorar tu formación puede suponer muchas mejoras personales y profesionales. Desde el punto de vista profesional, los logros académicos pueden conducir a nuevas oportunidades que pueden ayudarte a alcanzar tus objetivos laborales a largo plazo. Decidir hacer un curso relevante para el trabajo y establecer mini-milestones que te ayuden a seguir tu progreso es probable que mejore tus perspectivas profesionales a largo plazo.

Objetivos de salud a corto plazo

Estar sano y con energía suele ser un factor muy importante para el éxito profesional. Por lo tanto, mejorar tu salud y tu forma física en general puede ser un objetivo importante tanto para tu vida personal como profesional. El simple hecho de comprometerse a ir regularmente al gimnasio, dormir más o reducir los alimentos poco saludables de su dieta puede darle la energía y la confianza que necesita para alcanzar sus objetivos a largo plazo.

Relacionado: 10 Consejos para estar más orientado a los objetivos en el trabajo

14 ejemplos de objetivos laborales a corto plazo

He aquí ejemplos de algunos de los objetivos profesionales a corto plazo más relevantes:

  1. Obtén un nuevo certificado o título.
  2. Mejore sus cifras de rendimiento.
  3. Mejora tus habilidades de comunicación y de creación de redes.
  4. Cambiar de trabajo.
  5. Mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada.
  6. Pierde menos tiempo durante las horas de trabajo.
  7. Haga una página web para usted.
  8. Comunícate más con tus compañeros de trabajo.
  9. Llegar al trabajo antes.
  10. Organice su puesto de trabajo.
  11. Más información.
  12. Familiarícese con las nuevas tecnologías.
  13. Empezar un proyecto personal.
  14. Observe a sus compañeros de trabajo.

1. Obtener un nuevo certificado o título

Prácticamente todos los campos profesionales cambian gradualmente, con nuevas tecnologías y nuevas formas de hacer las cosas. Por eso el aprendizaje constante es un objetivo importante a corto plazo. Un curso de postgrado o cualquier otro tipo de formación relevante puede mejorar tus perspectivas profesionales y darte una ventaja sobre la competencia.

2. Mejore sus cifras de rendimiento

El objetivo de aumentar tus métricas de trabajo, como la calidad, la cantidad y la eficiencia de tu trabajo, es probablemente el objetivo profesional a corto plazo más sencillo, ya que te ayuda directamente a mejorar en lo que haces. Las métricas de rendimiento dependen de tu profesión y de la organización que te contrate, pero suelen estar relacionadas con el aumento de la satisfacción del cliente, la entrega de todos los proyectos dentro de los plazos establecidos y la reducción de los costes de la empresa. Trabajar en estas métricas cada día te situará en una buena posición para conseguir un objetivo a largo plazo, como la obtención de un ascenso.

3. Mejore sus habilidades de comunicación y de creación de redes

Aprender a comunicarte y ponerte en contacto con profesionales relevantes dentro de tu línea de trabajo puede ayudarte a conseguir tus objetivos profesionales a largo plazo. La creación de redes puede proporcionarle valiosos contactos en el sector que pueden conducir a nuevas oportunidades. Para aprovechar al máximo las oportunidades de establecer contactos, tendrá que mejorar sus habilidades de comunicación, lo que le ayudará a comunicarse con éxito con las personas adecuadas. Además de hacer que el trabajo en red sea más eficiente, la mejora de sus habilidades de comunicación probablemente le ayudará a coordinarse mejor con sus compañeros de trabajo y a ser más un jugador de equipo.

4. Cambiar de trabajo

Encontrar un nuevo lugar de trabajo también puede considerarse un objetivo profesional a corto plazo. Hay situaciones en las que un determinado trabajo u organización no puede ayudarle a desarrollar su carrera. Al cambiar de trabajo, te mantendrás motivado y mantendrás tu deseo de mejorar, lo que en última instancia beneficiará a tus perspectivas profesionales.

5. Mejore el equilibrio entre su vida laboral y personal

Encontrar el equilibrio adecuado entre trabajar mucho y poco es importante para tu calidad de vida y, si se hace de forma eficaz, tendrá un impacto positivo en tu salud, bienestar y rendimiento laboral. Por lo tanto, planificar la búsqueda de un equilibrio entre la vida laboral y personal que le permita disponer de tiempo suficiente para perseguir sus objetivos profesionales sin que ello afecte a su salud y bienestar mental es un importante objetivo laboral a corto plazo.

6. Perder menos tiempo durante las horas de trabajo

El tiempo que dedicas y los resultados que obtienes durante las horas de trabajo pueden acumularse con el tiempo y ponerte en camino de alcanzar tus objetivos a largo plazo. Planificar la reducción de los hábitos de pérdida de tiempo durante las horas de trabajo, como navegar por Internet o hablar con los amigos y la familia, le ayudará a ser más productivo y lograr más en el tiempo que pasa en el trabajo.

7. Haz un sitio web para ti

Crear una página web personal es una forma rápida y eficaz de mostrar tu experiencia laboral y tus habilidades. Puede resultar útil en muchas situaciones, como cuando solicite nuevos puestos o para obtener más reconocimiento en el trabajo.

8. Comuníquese más con sus compañeros de trabajo

La mayoría de los trabajos y funciones profesionales forman parte de un equipo más amplio, por lo que una buena comunicación e interacción con tus compañeros de trabajo probablemente mejore tus probabilidades de éxito profesional. Haz un esfuerzo por comunicarte e interactuar con ellos siempre que sea posible, como en las pausas para comer o en los eventos de la empresa.

9. Ponte a trabajar antes

Llegar al trabajo o a un evento relacionado con el trabajo sólo 15 minutos antes cada día es un objetivo a corto plazo que puede mejorar potencialmente tus perspectivas profesionales a largo plazo. No sólo es más fácil concentrarse y organizar el día cuando hay menos gente alrededor, sino que también creará una imagen de persona trabajadora y dedicada.

10. Organiza tu puesto de trabajo

Mantener tu escritorio o cualquier otro espacio de trabajo limpio y organizado puede mejorar significativamente tu productividad y tu moral. También demostrará a los demás que eres una persona muy organizada.

11. Leer más

Independientemente del sector en el que trabajes y de la función que desempeñes, es probable que las cosas estén siempre mejorando. Por lo tanto, siempre puedes encontrar cosas nuevas que aprender. Haz un esfuerzo consciente para leer al menos un libro relacionado con el trabajo cada mes. La información recién adquirida se acumulará con el tiempo y es probable que se convierta en un activo profesional en el futuro.

12. Familiarízate con la nueva tecnología

Hay constantes mejoras tecnológicas en prácticamente todos los campos, y estar familiarizado con las que se producen en su línea de trabajo puede mejorar potencialmente su rendimiento futuro. Busque fuentes en línea que cubran esos avances del sector y consúltelas con regularidad para estar al tanto de ellos.

13. Inicie un proyecto personal

Trabajar en algo que te apasiona en tu tiempo libre también puede tener un efecto positivo en tu vida profesional. Un proyecto paralelo puede mantenerte creativo y con un estado de ánimo positivo, lo que hace que las experiencias difíciles en el trabajo sean más fáciles de sobrellevar.

14. Observe a sus compañeros de trabajo

Haz un esfuerzo por observar detenidamente cómo tus compañeros de trabajo se enfrentan a determinadas situaciones laborales, especialmente los compañeros con más experiencia que la tuya. Esto te expondrá potencialmente a nuevas formas de hacer ciertas cosas, pero también tendrás una mejor idea de quiénes son las personas más trabajadoras y eficientes de la oficina.