13 Objetivos empresariales importantes a tener en cuenta (más los 4 tipos principales)

Tener una base sólida de una empresa con una base de clientes leales y una plantilla motivada y competente es de vital importancia, pero para que se desarrolle, los objetivos deben ser claros. Cuando establece objetivos empresariales, muestra su compromiso con el desarrollo de su empresa de una forma única. Si usted es un líder, debe establecer objetivos para su equipo, para que puedan tener claras las metas y las áreas de mejora.

En este artículo, definimos los objetivos empresariales, discutimos por qué son importantes y proporcionamos 13 ejemplos de objetivos para ayudarle a establecer los suyos propios.

¿Qué es un objetivo empresarial?

Una organización se esfuerza por conseguir un resultado cuantificable para cumplir los objetivos empresariales. El método SMART, que significa específico, mensurable, alcanzable, pertinente y con un plazo determinado, es una forma de formular objetivos por parte de los profesionales.

A medida que la organización crece, es importante establecer periódicamente nuevos objetivos empresariales para hacer un seguimiento eficaz del rendimiento de los empleados y asegurarse de que la empresa progresa y mejora.

Los objetivos empresariales son también una forma estupenda de que usted y los miembros de su equipo' identifiquen sus puntos fuertes y sus áreas de mejora. Una vez que los haya determinado, podrá poner en práctica nuevas estrategias que le ayuden a mejorar su propio rendimiento, lo que contribuye a mejorar la eficiencia de la organización en general.

Relacionado: Guía de los objetivos de una organización

¿Por qué son importantes los objetivos empresariales?

La creación de un objetivo empresarial sólido es importante para su organización porque:

  • Mantiene a los empleados centrados en el crecimiento
  • Refuerza los elementos clave del negocio
  • Te motiva a ti y/o a tu equipo hacia un objetivo
  • Ayuda a estructurar las tareas y responsabilidades
  • Puede aumentar su cuota de mercado
  • Impulsa la cooperación y la colaboración en equipo
  • Construye mejores relaciones de trabajo
  • Puede promover un mejor control de los costes y una mejor presupuestación

Relacionado: ¿Cuál es la diferencia entre metas y objetivos?

Los cuatro objetivos principales de una empresa

Aunque cada empresa puede tener objetivos específicos en función de su sector, equipo, producto y situación financiera, los objetivos empresariales suelen dividirse en cuatro categorías principales:

  • Económico
  • Humano
  • Orgánico
  • Social

1. Objetivos económicos

La mayoría de las empresas citan el crecimiento financiero como una meta u objetivo empresarial general, pero dependiendo de las necesidades financieras únicas de su empresa, su objetivo económico podría ser

  • Supervivencia: Mientras que el objetivo final es ganar suficiente dinero para pagar todos los gastos generales y también obtener beneficios, las pequeñas empresas o las nuevas empresas pueden centrarse simplemente en obtener los ingresos suficientes para cubrir los costes y poder seguir funcionando.
  • Obtención de beneficios: Más allá de la supervivencia del negocio, los propietarios quieren ganar lo suficiente para tener un salario y/o poder hacer crecer el negocio.
  • Crecimiento: La mayoría de los empresarios se plantean el crecimiento: cómo van a crecer, qué medidas tomarán cuando la demanda supere a la producción y cómo afectará el crecimiento a corto y largo plazo a su negocio.

2. Objetivos humanos o individuales

La motivación de los objetivos humanos en una empresa es encontrar formas de satisfacer las necesidades de tus empleados, para que se sientan valorados y apoyados. Algunos ejemplos comunes de objetivos humanos o individuales son

  • Pagar salarios competitivos
  • Ofrecer ventajas a los empleados, como vacaciones ilimitadas o eventos de agradecimiento al equipo.
  • Proporcionar entornos de trabajo más seguros y saludables
  • Proporcionar oportunidades de crecimiento y desarrollo personal
  • Proporcionar incentivos para motivar a los empleados

3. Objetivos orgánicos

Los objetivos empresariales orgánicos son metas que incorporan todos los aspectos de la empresa: su desarrollo, supervivencia, progreso y perspectivas. Algunos ejemplos comunes son:

  • Utilizar los beneficios para obtener capital o reforzar la empresa
  • Utilizar modelos de crecimiento para contribuir al éxito de la empresa
  • Impulsar ideas innovadoras a través de actividades enfocadas
  • Para mejorar la marca y la reputación
  • Aumentar el tamaño de la producción para satisfacer la demanda

4. Objetivos sociales

Los objetivos sociales de las empresas se crean para ayudar o devolver algo a la sociedad de alguna manera. Las empresas suelen establecer objetivos sociales:

  • Garantizar productos de mayor calidad para los clientes
  • Garantizar precios justos para los clientes
  • Para garantizar unas prácticas comerciales justas
  • Garantizar prácticas de empleo justas (antidiscriminatorias)
  • Proteger el medio ambiente tomando medidas razonables para limitar la huella de carbono de la empresa.
  • Servir a la comunidad (escuelas, organizaciones benéficas, programas sociales, etc.)

Relacionado: 15 Principios éticos en los negocios

13 tipos más comunes de objetivos empresariales

Al establecer sus objetivos empresariales, intente trabajar con su equipo para determinar los puntos fuertes y las oportunidades de mejora. Determine qué tipo de tiempo, compromiso y recursos requerirán sus objetivos a corto y largo plazo, y empiece a formular la forma de alcanzarlos. Para ayudar a la lluvia de ideas, hemos incluido algunos de los objetivos más populares que las empresas utilizan para tener éxito:

1. Aumentar la cuota de mercado de su producto o servicio

Mejorar el número de productos o servicios que vende a los clientes implica aumentar la cuota de mercado global. Cree y utilice su lista de clientes y contactos para encontrar aún más clientes potenciales. Cuantos más clientes utilicen los productos, mayor será su cuota de mercado.

Si el equipo de ventas se dirige a otras empresas, pídales que amplíen su alcance preguntándoles a quiénes podrían conocer que podrían beneficiarse de este producto. Si trabaja para empresas más pequeñas, considere la posibilidad de llegar a los miembros de la comunidad u otras organizaciones cercanas que podrían encontrar el producto valioso.

Relacionado: ¿Qué es la cuota de mercado? Definición, tipos y cómo aumentarla

2. Proporcionar oportunidades para que los equipos mejoren sus habilidades de liderazgo

Los líderes fuertes motivan y animan a sus equipos a mejorar. Tanto si las oportunidades de formación en liderazgo se ofrecen a los empleados de menor nivel como a los miembros del personal ejecutivo, una organización puede beneficiarse enormemente de estas habilidades.

Relacionado: Guía para la formación de directivos

3. Reducir la rotación de personal y aumentar la satisfacción

Los empleados suelen ser más propensos a aportar proyectos e ideas valiosas si disfrutan trabajando en una empresa. Por lo tanto, para reducir la rotación de personal, su objetivo empresarial debe centrarse en mejorar la satisfacción de los empleados. Considere la posibilidad de ofrecer a los miembros del equipo valor a través de salarios competitivos, oportunidades de crecimiento, programas de reembolso de la educación, ventajas únicas u horarios de trabajo flexibles.

Relacionado: La clave de la satisfacción de los empleados y cómo conseguirla

4. Llegar a más miembros de la comunidad

Ser activo y participar en la comunidad es una gran manera de conectar con potenciales clientes locales y puede ayudar a establecer relaciones más sólidas, crear confianza e impulsar el reconocimiento de la marca. con potenciales clientes. Esto es especialmente eficaz para las empresas más nuevas, ya que es una gran manera de que conozcan a los miembros de la comunidad y construyan conexiones duraderas.

5. Mantener o aumentar los beneficios

Especialmente en el caso de las empresas de nueva creación, mantener un beneficio constante puede ser un reto durante los primeros años. Establecer un objetivo con metas de apoyo para mantener los beneficios es una forma eficaz de garantizar que un negocio se mantenga financieramente estable.

Si su negocio ya está establecido, considere la posibilidad de tener un objetivo global para aumentar los beneficios mediante la lluvia de ideas y la aplicación de nuevos métodos y estrategias para vender más productos y seguir aumentando los ingresos.

Relacionado: ¿Qué son los objetivos estratégicos? (Con ejemplos)

6. Reforzar el servicio de atención al cliente

Para asegurarse de que los clientes tienen una experiencia positiva con su equipo, cree un objetivo que motive ofreciendo incentivos tanto a sus empleados como a sus clientes.

Además, comunique lo importante que es una experiencia de cliente excepcional cada vez que interactúe con los clientes. Si lo hace, inspirará a su equipo para que se enfrente a esos retos y a sus clientes para que valoren su empresa por ello.

Relacionado: ¿Qué son los objetivos empresariales? Definición, cómo establecer objetivos empresariales y ejemplos

7. Instalar herramientas y sistemas para aumentar la productividad

Hay varias herramientas disponibles para ayudar a mejorar la productividad de su empresa.. Por ejemplo, puede utilizar herramientas de recursos humanos para ayudar a sus equipos de recursos humanos y de gestión a completar tareas básicas como la contratación y el reclutamiento, la gestión del tiempo, la incorporación y la formación y el aprendizaje y el desarrollo. Las herramientas de productividad pueden agilizar muchas tareas para que usted y su equipo puedan centrarse en objetivos de mayor envergadura.

8. Hacer crecer la organización

Hay varias formas de establecer objetivos para hacer crecer una organización, como ampliar el número de clientes actuales, trabajar en una zona de oficinas más grande o contratar más empleados. Si una empresa está creciendo, suele significar que está teniendo más éxito y que está funcionando bien.

Relacionado: 10 estrategias de marketing para hacer crecer su negocio

9. Establecer el mensaje y la voz de la marca

La marca de una empresa es lo que los clientes suelen asociar con su producto o servicio y lo que diferencia a una empresa de sus competidores. Para crear una nueva marca o fortalecer la existente, considere la posibilidad de colaborar con los equipos de ventas o de liderazgo para realizar una lluvia de ideas. Trabaje para mantener la voz de la marca y los mensajes coherentes en todos sus materiales de ventas y marketing.

Relacionado: Qué es la identidad de marca y cómo construirla

10. Mejorar el valor de la empresa

La reputación y los beneficios son factores importantes que pueden clasificar el valor global de una empresa. A medida que el valor del negocio crece, el interés y el compromiso de los accionistas con la empresa aumentan. A menudo, esto puede garantizar que una empresa siga siendo más estable desde el punto de vista financiero y cuente con el apoyo de sus accionistas.

11. Mejora la calidad del producto o servicio de la empresa

Cuando una empresa aumenta la calidad de sus productos o servicios, debería recibir menos quejas y más comentarios positivos de sus clientes. Esto también puede llevar a los clientes a recomendar su producto, lo que conduce a una sólida reputación empresarial, un aumento de la retención de clientes y un mejor conocimiento de la marca.

12. Conviértase en un líder de opinión en el sector

Una gran manera de cumplir con los objetivos de negocio más grandes es convertirse en un líder de pensamiento en su industria. La elaboración periódica de contenidos como entradas de blog, libros blancos o libros electrónicos con temas relacionados con el sector añade valor a la experiencia de tus clientes al educarlos. Cuanto más contenido de calidad cree, más confianza generará y más clientes potenciales adquirirá.

Relacionado: ¿Qué es el liderazgo del pensamiento? Cómo convertirse en un líder del pensamiento

13. Vender un producto más fiable

Un gran objetivo para los directivos y equipos de liderazgo es aumentar la fiabilidad de los productos. Empiece por su equipo de desarrollo de productos. Inicie los objetivos de calidad y resolución de problemas para detectar oportunidades de mejora. Con esta información, usted’podrá proporcionar constantemente mejoras y actualizaciones de acuerdo con las necesidades de los clientes&#x2019.

Relacionado: Cómo redactar los objetivos empresariales (con ejemplos)