Cómo establecer objetivos profesionales significativos como asistente ejecutiva

El trabajo de un asistente ejecutivo es rápido y exigente, lo que hace difícil centrarse en los objetivos a largo plazo. Tener en cuenta tus objetivos personales y profesionales, además de tus responsabilidades, puede ayudarte a mantenerte centrada y a construir tu éxito profesional a lo largo del tiempo. Aunque ayudar a los demás a alcanzar sus objetivos es la función principal de un asistente ejecutivo, es posible que usted también tenga sus propios objetivos.

En este artículo, ofrecemos instrucciones sobre cómo establecer objetivos como asistente ejecutivo y compartimos consejos para cumplirlos.

¿Por qué es importante que un asistente ejecutivo tenga objetivos?

Establecer objetivos como asistente ejecutiva puede ayudarle a seguir su progreso y a tener un propósito de mejorar su satisfacción laboral. Estas son algunas de las ventajas que puede obtener al establecer objetivos como asistente ejecutiva:

Mantenerse organizado

Establecer objetivos le permite hacer un seguimiento de sus prioridades tanto diarias como a largo plazo. Los asistentes ejecutivos tienen que gestionar sus propias agendas y las complejas necesidades de sus ejecutivos, y tener objetivos establecidos puede ayudarte a mantener el rumbo. La implementación de objetivos en los que pueda centrarse en su propio beneficio puede proporcionarle una estructura en su jornada laboral, mejorando su organización general y sus habilidades de coordinación.

Apoyar a otros miembros del personal

Como asistente ejecutiva, tienes un impacto directo en el éxito de los demás profesionales a los que apoyas. Si consigue sus propios objetivos profesionales, podrá ser un mejor asistente ejecutivo y ofrecer un apoyo aún mejor a los demás miembros de su equipo. El desarrollo de sus habilidades y la consecución de sus objetivos profesionales refuerzan su competencia como asistente ejecutiva y le permiten dar lo mejor de sí misma cada día en el trabajo.

Mejorar los sistemas de la oficina

Establecer objetivos para uno mismo puede tener un impacto duradero en el lugar de trabajo. Al esforzarse por conseguir objetivos personales y profesionales, puede encontrar mejores sistemas y procedimientos para ofrecer apoyo a los ejecutivos. Alcanzar tus objetivos puede ayudarte a diseñar e implementar formas más eficientes de realizar tus tareas en el lugar de trabajo, lo que puede mejorar el funcionamiento de la organización mucho después de que te vayas a tu siguiente puesto u oportunidad.

Crear nuevas oportunidades

Es posible que no se dé cuenta de cuántas oportunidades de crecimiento tiene hasta que empiece a ser intencionado en cuanto a la superación personal mediante el establecimiento de objetivos. Al establecer puntos de referencia para el crecimiento de tus habilidades o la realización de tareas, puedes investigar y aprender sobre nuevas oportunidades de desarrollo profesional. Ser una persona emprendedora y motivarse activamente para tener éxito en el trabajo también puede demostrar liderazgo y potencial de crecimiento. Es posible que tu jefe se dé cuenta de tus esfuerzos y te ofrezca la posibilidad de asumir más responsabilidades o de aprender sobre otros aspectos de la empresa.

Construir tu conjunto de habilidades

La incorporación de objetivos en su trabajo como asistente ejecutiva le ofrece la oportunidad de aprender nuevas habilidades que quizá no haya desarrollado simplemente completando las tareas de su descripción de trabajo. Independientemente de tus futuras aspiraciones profesionales, establecer objetivos como asistente ejecutiva puede ampliar tu zona de confort y dotarte de habilidades transferibles que puedes aplicar a muchos entornos. Ser capaz de cuantificar tus objetivos puede motivarte a crecer más allá de tu puesto como asistente ejecutiva y a explorar nuevas áreas profesionales.

Cómo establecer objetivos como asistente ejecutivo

Decidir en qué objetivos centrarse puede ser la parte más difícil de crear un plan de crecimiento como asistente ejecutiva. Sigue estos pasos para desarrollar objetivos personalizados y procesables que te ayuden a crecer en tu papel de asistente ejecutiva y más allá:

1. Organice sus objetivos en temas

Empieza por identificar los aspectos generales de tu vida profesional que quieres mejorar. Comenzar el proceso de fijación de objetivos identificando temas puede proporcionarle un punto de partida sólido que podrá perfeccionar más adelante. Podrías utilizar el tema del «desarrollo personal» para establecer objetivos sobre el cuidado personal y la conciliación de la vida laboral y familiar relacionados con tu función de asistente administrativo. Un tema de «mejora de la eficiencia» podría orientar los objetivos relacionados con la gestión del tiempo, la organización y la agilización de la comunicación.

Relacionado: Tipos de objetivos empresariales que impulsan el éxito

2. Revisar las declaraciones de misión de la empresa y del departamento

Como asistente ejecutiva, tus objetivos personales pueden tener un mayor impacto si están conectados con la organización en su conjunto. Lee la declaración de la misión de tu empresa o departamento e identifica los aspectos de la declaración con los que más te relacionas. Alineando tus objetivos personales con los de la empresa, puedes crear un camino directo para el crecimiento interno y tener un impacto significativo en el éxito general del negocio.

3. Investigar las cualificaciones de los asistentes ejecutivos

Parte del establecimiento de objetivos como ejecutivo consiste en comprender cómo puedes mejorar tus cualificaciones, tanto para tu función actual como para futuros trabajos. Investiga las cualificaciones de otros puestos de asistente ejecutivo y comprueba cómo se compara tu experiencia actual. Considere qué tipo de certificaciones, clases de formación continua o habilidades técnicas tienen otros asistentes ejecutivos. El objetivo de perfeccionar sus cualificaciones puede aumentar su potencial de ingresos y ayudarle a ser competitivo para los puestos de trabajo, los ascensos y los aumentos.

4. Pida a su jefe que le dé su opinión

La obtención de comentarios externos es fundamental para la mejora efectiva de uno mismo. Puede crear objetivos relevantes hablando con el ejecutivo al que apoya sobre qué tipo de crecimiento le gustaría ver. Si su ejecutivo no tiene ninguna idea sobre los objetivos que puede establecer, pregúntele qué cualidades aprecia más de usted. Comprender tus puntos fuertes puede ayudarte a identificar formas de potenciarlos o de conseguir que tus otras habilidades alcancen el mismo nivel de competencia.

5. Centrarse en unos pocos objetivos a la vez

Establecer demasiados objetivos a la vez puede distraer y abrumar, por lo que hay que determinar cuáles son los objetivos más prioritarios y centrarse en ellos primero. Empiece por elegir cinco objetivos que quiera alcanzar. Intente seleccionar diversos objetivos que aborden diferentes temas o aspectos de su desarrollo para asegurarse de obtener el mayor impacto de sus esfuerzos.

Relacionado: 20 objetivos que debes fijarte para avanzar en tu desarrollo personal

6. Comprender el propósito de cada objetivo

Saber por qué se fija cada objetivo es una de las principales formas de mantenerse motivado y de alcanzar realmente sus objetivos. Si establece un objetivo pero no está seguro de cómo le afectará a usted o a los demás alcanzarlo, elimínelo de su lista. El propósito de tus objetivos puede ir desde mejorar tu felicidad en el trabajo hasta fortalecer las conexiones con tus compañeros o aumentar tu potencial de ingresos.

7. Utiliza el formato de objetivos SMART

Una vez que hayas hecho una lluvia de ideas sobre los objetivos que quieres establecer, es el momento de escribirlos. Cuando describas cada uno de tus objetivos, intenta utilizar el formato SMART. Un objetivo SMART es:

  • Específico
  • Medible
  • Alcanzables
  • Relevante
  • Con límite de tiempo

A medida que escriba sobre cada objetivo, explique cómo va a lograr cada uno de ellos, qué métricas va a utilizar para hacer un seguimiento de su progreso y el calendario que quiere utilizar para lograr sus objetivos.

Algunos ejemplos de objetivos SMART para asistentes ejecutivos podrían ser:

  • Para modernizar y agilizar los procesos de programación en el trabajo, investigaré las opciones de software de programación digital, seleccionaré una opción y digitalizaré la programación dentro de la siguiente.
  • En un esfuerzo por mejorar las oportunidades de ascenso, completaré los últimos cursos de mi licenciatura en administración de empresas en los próximos dos años.

Relacionado: Objetivos SMART: Definición y ejemplos

8. Coloca tus objetivos en un lugar accesible

Imprima su lista de objetivos y colóquela en un lugar que vea todos los días. Colocar los objetivos en un lugar visible le permitirá pensar en ellos con regularidad y centrarse en cómo cada una de sus acciones en el trabajo puede contribuir a alcanzarlos.

Consejos para lograr los objetivos de tu asistente ejecutivo

Una vez que haya establecido sus objetivos, utilice estos consejos para aumentar sus posibilidades de alcanzarlos según el calendario deseado, sin dejar de equilibrar las responsabilidades de su trabajo:

4. Desarrollar un calendario para trabajar en sus objetivos

Escribe los siguientes pasos que debes dar para empezar a trabajar en cada objetivo. Programe tiempo cada día o semana para trabajar en esos pasos. Reorganizar tu agenda para dedicar tiempo al desarrollo profesional te garantiza que podrás avanzar regularmente en todos tus objetivos.

Relacionado: Relacionado: 5 formas de conseguir objetivos en el trabajo

Dése recompensas a sí mismo

Encuentre formas de celebrar su éxito cuando alcance o supere los puntos de referencia de su objetivo. Esto puede ser tan sencillo como invitarse a un largo almuerzo, siempre y cuando se dé algún tipo de reconocimiento por su éxito.

7. Informar a los demás para que rindan cuentas

Comparta sus objetivos con sus colegas o con el ejecutivo al que asiste para proporcionarse la motivación externa necesaria para alcanzarlos. El hecho de que otra persona esté pendiente de tus objetivos personales puede ayudarte a mejorar tu motivación y darte una razón para trabajar en pos de tus objetivos incluso cuando no te apetezca.

1. Reflexionar sobre los objetivos no alcanzados

Nadie es capaz de alcanzar todos sus objetivos todo el tiempo. Cuando no consigas un objetivo, aprende de la experiencia reflexionando sobre lo que te impidió alcanzarlo. Pensar en los factores que han contribuido a no alcanzar un objetivo puede ayudarle a mejorar sus procesos de fijación de objetivos en el futuro. Tal vez tenga que elaborar un calendario más realista, pedir apoyo externo o reevaluar su horario de trabajo para acomodar los objetivos en el futuro.