¿Qué hace un director financiero? Objetivos y responsabilidades

Los directores financieros mantienen la salud financiera de una empresa. Esto puede implicar la gestión de los presupuestos y la creación de rentabilidad para una empresa joven o la evaluación de riesgos estratégicos y de inversiones para una empresa establecida. Sin embargo, los objetivos de la gestión financiera siguen siendo los mismos, independientemente del tamaño de la empresa. En este artículo, hablaremos de los objetivos de la gestión financiera, así como de las tareas y los componentes necesarios para alcanzarlos.

¿Qué es la gestión financiera?

La gestión financiera es una profesión de las finanzas corporativas que implica la dirección de la situación financiera de una empresa mediante la gestión del presupuesto, la elaboración de informes y la elaboración de estrategias para el futuro. Las actividades diarias de un gestor financiero dependen del tamaño de la organización y de la cantidad de datos que tenga que mantener y procesar.

Relacionado: Relacionado: Aprenda a ser un gestor financiero

Objetivos comunes de la gestión financiera

El objetivo de un gestor financiero es mantener la solvencia y el éxito de la empresa u organización. Este objetivo tiene varios elementos:

Maximizar el valor actual

El director financiero o el equipo directivo trabaja para mantener el mayor valor posible de los activos de la empresa. En una empresa pública, esto significa mantener el mayor valor posible por acción de la empresa.

Mantener el crecimiento

El director financiero tiene como objetivo aumentar el valor de la empresa a lo largo del tiempo. Para ello, elabora y aplica planes financieros.

Maximizar los beneficios

Maximizar los beneficios puede implicar la localización de oportunidades para invertir, adquirir un competidor o desarrollar nuevos productos. Esto puede implicar la comunicación con otras divisiones, como la de marketing o la de investigación y desarrollo, para crear estrategias eficaces.

Minimizar el coste

Al supervisar los gastos, un director financiero busca oportunidades para minimizar los costes de la empresa, como los gastos generales y los costes de fabricación y distribución. A continuación, comunican estos posibles cambios a los respectivos equipos de gestión.

Evitar la quiebra

Por último, el gestor financiero tiene como objetivo mantener la solvencia de la empresa, es decir, que tenga suficiente dinero para seguir operando y evitar la quiebra.

Relacionado: Su guía para las carreras de finanzas

Componentes de la gestión financiera

Estas son las tres áreas de la gestión financiera que ayudan a los gestores financieros a cumplir sus objetivos:

Controlar

El gestor financiero mantiene o crea rentabilidad controlando el dinero de la organización, manteniéndose al día con los gastos y haciendo los ajustes necesarios en la forma en que la empresa gasta el dinero. Realiza un seguimiento de estos cambios y ajustes en relación con los resultados previstos, de modo que la empresa avance hacia la consecución de sus objetivos y la rentabilidad a largo plazo.

Informes

El director financiero tiene como objetivo mantener el cumplimiento de la empresa con los requisitos legales de información. Para ello, elabora informes financieros periódicos y precisos y se mantiene al corriente de todas las normativas pertinentes. Esto es importante porque las empresas informan de sus finanzas al gobierno a efectos fiscales y de registro público, y la presentación de informes precisos ayuda a la empresa a mantener una imagen positiva.

Planificación

Para mantener la rentabilidad de la empresa, el gestor financiero realiza proyecciones y modelos para el futuro financiero de la empresa. Su estrategia puede incluir la gestión del dinero y la inversión a largo plazo, planes de expansión o decisiones estratégicas en otras partes de la empresa que tienen un impacto financiero.

Funciones del gestor financiero

Las funciones específicas de un puesto de gestión financiera dependen del tamaño de la empresa. En una empresa pequeña, una persona puede ser responsable de la mayoría o de todas las tareas de gestión financiera. En una empresa más grande, varios puestos o un departamento entero realizan estas tareas conjuntamente. Las tareas de gestión financiera incluyen:

Seguimiento del dinero

Para mantener la solvencia de una empresa, un gestor financiero tiene que hacer un seguimiento de cuánto dinero tiene en cada momento. Los gestores financieros realizan estas tareas para hacer un seguimiento de los activos de una empresa:

  • Revisión de estados financieros: Revisar la actividad bancaria, los extractos y los informes permite al director financiero detectar discrepancias.
  • Gestión del crédito: A medida que una empresa amplía o utiliza el crédito, el gestor financiero hace un seguimiento de estas transacciones.
  • Crear mejoras en las áreas presupuestarias: Cuando el director financiero ve dónde los costes están superando las expectativas o simplemente dónde podría haber una mejora financiera, comunica e implementa estos cambios.
  • Evaluar el rendimiento financiero: Los gestores financieros miden el rendimiento de la empresa en relación con los presupuestos y las proyecciones.

Gestión de documentos

La gestión financiera implica la creación y el mantenimiento de muchos documentos, que incluyen:

  • Desarrollar el presupuesto maestro de la empresa': También llamado análisis de desviación presupuestaria, el presupuesto maestro de una empresa reúne los gastos y los beneficios de la misma.
  • Redactar informes: El director financiero también crea otros informes según sea necesario, haciendo un seguimiento del rendimiento de la empresa en ámbitos amplios o detallados.
  • Utilizar la tecnología: Dado que la automatización ayuda a mantener los registros, el gestor financiero sabe cómo utilizar las bases de datos y los programas informáticos para hacer un seguimiento de los fondos e interpretar grandes cantidades de información.

Establecer el cumplimiento

El director financiero debe conocer y hacer que la empresa cumpla con toda la normativa financiera pertinente. Estas son algunas de las tareas que podría incluir:

  • Gestionar las nóminas: El equipo financiero mantiene la nómina, que puede incluir algunas responsabilidades de seguimiento del tiempo en las instituciones más pequeñas. Dependiendo del tamaño de la empresa, el director financiero también puede comunicar la información de la nómina a la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo.
  • La declaración de impuestos: El equipo financiero gestiona la presentación de los impuestos para la organización, incluidos los impuestos federales, los impuestos estatales, los impuestos sobre las ventas, los impuestos sobre el empleo y los impuestos especiales.
  • Mantener el cumplimiento de las normas de información pública: La Ley Sarbanes-Oxley regula la presentación de informes sobre las finanzas de las empresas públicas. Exige que la empresa presente informes anuales públicamente, que un auditor externo revise los controles financieros internos de la empresa y que la dirección firme estos estados y sea responsable de su exactitud. En una empresa que cotiza en bolsa, el equipo de gestión financiera es responsable de estos informes.
  • Mantener el cumplimiento del sector: Además de las normativas e informes generales, un gestor financiero debe hacer un seguimiento de las normativas específicas del organismo. Las organizaciones sin ánimo de lucro que prestan asistencia sanitaria o contratan con una administración pública suelen tener una normativa específica que cumplir.

Creación de estrategias

El equipo de gestión financiera trabaja para elaborar estrategias y proyectar el futuro financiero de la empresa. Este proceso puede implicar:

  • Desarrollar e interpretar modelos financieros: El equipo financiero construye modelos específicos para mostrar cómo puede funcionar la empresa en el futuro. Pueden utilizar estos modelos para ofrecer actualizaciones de progreso dentro de la empresa.
  • Creación de planes específicos: Con los modelos e informes en mente, el gestor financiero crea planes para hacer frente a los déficits o a cualquier diferencia entre las proyecciones y los costes reales.
  • Analizar el riesgo: Con la experiencia financiera y el conocimiento de la historia de la empresa, el gestor financiero analiza el riesgo de las actividades potenciales y puede participar en la fijación de precios y la negociación de nuevos contratos.
  • Identificar oportunidades: El director financiero se mantiene al día de las tendencias, los oficios y las normas del sector. Con este conocimiento, es posible identificar oportunidades de inversión, posibles fusiones y adquisiciones que puedan ayudar a la empresa.

Mantener relaciones

El componente directivo de ser gestor financiero se extiende a la gestión del personal. Estas son algunas de las tareas interpersonales de un director financiero:

  • Supervisar a otros empleados de finanzas: En las grandes empresas con departamentos de servicios financieros, los puestos de dirección financiera implican la supervisión de otros profesionales financieros y contables.
  • Mantener las relaciones profesionales: La gestión financiera requiere el mantenimiento de buenas relaciones de trabajo con los demás. Esto implica a todos los ejecutivos de la empresa y a otros departamentos, en particular los de compras y producción, pero también se extiende a otros organismos o clientes con los que la organización pueda trabajar.

Relacionado: Habilidades del Gerente de Finanzas: Definición y ejemplos

Puestos en la gestión financiera

Estos son algunos de los trabajos relacionados con la gestión financiera:

Tesorero

Los tesoreros gestionan el flujo de caja, concilian los extractos, seleccionan el banco de la empresa y crean informes. En las organizaciones más pequeñas, a veces la misma persona ocupa los puestos de tesorero y director financiero.

Gestor de créditos

Un gestor de crédito hace un seguimiento del crédito concedido por una empresa a sus clientes. Este puesto mantiene las relaciones con los clientes, hace un seguimiento de los pagos y mantiene los términos y acuerdos de crédito, a menudo elaborando informes sobre esta actividad.

Gestor de caja

El gestor de tesorería es responsable de los préstamos, el efectivo y las inversiones de una organización. También lleva la cuenta de los saldos futuros proyectados y se asegura de que los saldos se mantengan dentro de rangos aceptables.

Controlador

Un controller desarrolla los planes estratégicos de una empresa para el futuro y también puede trabajar con datos para crear informes y elaborar presupuestos.

Relacionado: 6 tipos de trabajos de finanzas

Gestor de riesgos

Un gestor de riesgos identifica y evalúa el riesgo potencial de una organización. Revisan las respuestas pasadas de la organización al riesgo y evalúan los posibles contratos para prevenir riesgos futuros.

Director financiero

Un director financiero es un ejecutivo que supervisa toda la actividad financiera y contable de una empresa. Suele ser el tercer ejecutivo de mayor rango en una organización y depende del consejo de administración y del director general.

Te recomendamos

Cómo convertirse en un arquitecto de soluciones senior

Proceso de cumplimiento de pedidos: Definición y pasos clave

Cómo registrar un nombre comercial

Consejos de autopromoción para triunfar en su carrera

Riesgo vs. Problema: ¿Cuál es la diferencia?

Deseconomías de escala: Diferentes tipos y cómo funcionan