10 objetivos que los preceptores deben establecer con las nuevas enfermeras

Un preceptor de enfermería colabora con los nuevos enfermeros de los que es mentor para crear objetivos de aprendizaje en los que trabajan juntos. Estos objetivos proporcionan a los enfermeros más nuevos áreas específicas que deben mejorar mientras se acostumbran a su trabajo de enfermería. El preceptor construye su trabajo con los enfermeros en torno a estos objetivos, por lo que es importante que los objetivos sean relevantes.

En este artículo, analizamos 10 objetivos que pueden establecer los preceptores y los enfermeros, acompañados de algunos consejos útiles.

¿Qué es un preceptor de enfermería?

Un enfermero preceptor es un enfermero con más experiencia que guía el camino de un estudiante de enfermería, un enfermero graduado o cualquier personal nuevo que se incorpore al lugar de trabajo. Aunque el enfermero preceptor conserva la responsabilidad última de los cuidados del paciente, educa a los nuevos enfermeros en métodos y técnicas clínicas para fomentar la independencia y los procedimientos correctos. El papel del preceptor de enfermería incluye:

  • Proporcionar apoyo y recursos durante la transición a la fuerza de trabajo
  • Crear un lugar de trabajo seguro que favorezca el aprendizaje del personal
  • Facilitar el crecimiento de las enfermeras en el entorno clínico
  • Evaluar el nivel de competencia de los estudiantes en los entornos clínicos
  • Supervisar los cuidados de enfermería del estudiante y garantizar una práctica segura
  • Comunicación con el instructor clínico para discutir el rendimiento del estudiante

Las enfermeras preceptoras siguen esforzándose por aumentar los conocimientos básicos de las enfermeras sobre las condiciones médicas y el tratamiento de los pacientes de su especialidad. Los nuevos enfermeros pueden aprender a comunicarse mejor, a prestar una atención sanitaria de alta calidad, a mantener la seguridad de los pacientes y a utilizar diferentes tipos de sistemas de prestación de asistencia sanitaria a través del ejemplo y la instrucción del preceptor. Trabajar con un preceptor para aprender estas habilidades puede ayudar a una enfermera a desarrollar estas cualidades críticas:

  • Toma de decisiones
  • Aprendizaje permanente
  • Responsabilidad personal
  • Normas éticas
  • Sensibilidad a las diversas poblaciones de pacientes

¿Cuáles son los objetivos del preceptor de enfermería?

Los objetivos del preceptor de enfermería son metas fijadas para los enfermeros noveles que trabajan con un preceptor durante el comienzo de sus primeros trabajos en el sector sanitario. Estos objetivos ayudan a los enfermeros a integrarse mejor en el lugar de trabajo, al tiempo que desarrollan habilidades esenciales para el trabajo. Los preceptores de enfermería suelen utilizar el marco de objetivos SMART al establecer los objetivos. Cada objetivo establecido con el sistema SMART es específico, medible, alcanzable, realista y oportuno. El uso de este tipo de marcos ayuda a que los objetivos sean significativos y relevantes para la enfermera individual y el entorno sanitario.

10 objetivos para enfermeros y preceptores

Estos son algunos de los objetivos que un preceptor y un estudiante de enfermería pueden establecer juntos:

1. Mejorar la comunicación con el resto del personal

Un preceptor de enfermería permite una comunicación eficaz entre el nuevo enfermero y sus colegas. Los preceptores también enseñan la comunicación efectiva proporcionando información vital o preguntas críticas durante cada interacción. Este conocimiento puede ayudar a las nuevas enfermeras a reunirse con confianza con los médicos y los nuevos pacientes.

Un enfermero preceptor puede establecer una comunicación con un enfermero a través de:

  • Modelar una buena relación con otras enfermeras
  • Proporcionar un ambiente cómodo para interactuar
  • Proporcionar retroalimentación
  • Compartir experiencias de enfermería pasadas

Incluso más allá del entorno laboral, estas habilidades de comunicación mejoradas pueden ser útiles para futuros puestos y currículos.

Relacionados 10 habilidades de comunicación para el éxito profesional

2. Reforzar las habilidades organizativas

Las habilidades organizativas implican una gestión eficaz del tiempo y los recursos. Un preceptor de enfermería puede ayudar a los enfermeros a mantenerse organizados mientras archivan y crean registros. La documentación minuciosa de las tareas diarias puede ayudar a los enfermeros a practicar una mejor gestión del tiempo.

El enfermero preceptor puede reforzar las habilidades organizativas de los enfermeros de estas maneras:

  • Añadir progresivamente pacientes a la carga de trabajo de las enfermeras' hasta que puedan llevar una carga completa
  • Realizar ejercicios de gestión del tiempo con regularidad
  • Promover el uso de hojas de trabajo e informes organizativos durante los turnos

Relacionado: ¿Qué son las habilidades organizativas? (con ejemplos)

3. Aumentar la capacidad psicomotriz

Las habilidades psicomotoras son capacidades que permiten reacciones precisas o rápidas y que requieren la coordinación mano-ojo. Entre las actividades de enfermería que requieren habilidades psicomotoras se encuentran la inyección de medicamentos por goteo intravenoso o el manejo de máquinas médicas. Para que los enfermeros desarrollen estas habilidades, deben practicar hasta que no requieran apenas supervisión. El enfermero preceptor puede promover la independencia mediante las siguientes tareas:

  • Instruirles en todas las políticas y procedimientos del hospital
  • Ayudar a las enfermeras a revisar los fundamentos y el razonamiento de los tratamientos
  • Reducir progresivamente la cantidad de supervisión durante los procedimientos de los pacientes
  • Ayudar a las enfermeras a realizar cualquier procedimiento desconocido
  • Revisión de las enfermeras' lista de verificación de habilidades completa

4. Aumentar los conocimientos médicos

El conocimiento de las condiciones médicas, su diagnóstico y la medicación adecuada son fundamentales para que las enfermeras puedan proporcionar una buena atención. Una preceptoría exitosa puede ayudar a las enfermeras a desarrollar esta base de conocimientos médicos que pueden aplicar en una amplia variedad de situaciones. Un preceptor de enfermería puede fomentar los conocimientos médicos a través de:

  • Actuar como sustituto de las enfermeras mientras practican cómo enseñar a sus pacientes
  • Cuestionar a las enfermeras sobre los efectos y los efectos secundarios de los medicamentos
  • Ayudar a la enfermera a crear una lista de los medicamentos más recetados y sus dosis

5. Fortalecer las habilidades de pensamiento crítico

El pensamiento crítico es el proceso de analizar un problema determinado y aportar una solución racional a ese problema. La toma de decisiones para el cuidado de los pacientes implica el uso del pensamiento crítico a diario para identificar los males a partir de los síntomas y prescribir correctamente la medicación. Un enfermero preceptor puede promover el pensamiento crítico mediante:

  • Animar a las enfermeras a hacer preguntas sobre temas que les resulten difíciles
  • Invitación a participar en rondas interdisciplinarias
  • Retar a las enfermeras a estudiar para obtener una certificación adicional

Relacionado: 10 Habilidades esenciales de pensamiento crítico (y cómo mejorarlas)

6. Desarrollar habilidades de liderazgo

Las habilidades de liderazgo son habilidades interpersonales que se utilizan para organizar a otros hacia un objetivo común o para completar una tarea. Estas habilidades son útiles en el sector sanitario, ya que los enfermeros suelen trabajar en equipo con otros enfermeros, especialistas y médicos. El preceptor puede fomentar las habilidades de liderazgo mediante:

  • Delegar algunas responsabilidades de liderazgo del equipo
  • Llevar a cabo una conferencia de atención al paciente, preferiblemente con uno de los enfermeros' pacientes
  • Promover la coordinación con los enfermeros' miembros del equipo

Relacionado: Relacionado: 6 Habilidades clave de liderazgo: Definiciones y ejemplos

7. Mejorar las habilidades de asertividad

La asertividad es la capacidad de tener seguridad y confianza en uno mismo sin ser agresivo. Esta habilidad es beneficiosa a la hora de negociar con pacientes que pueden ser agresivos o poco cooperativos, de comunicarse con conocimiento de causa con los médicos y de delegar tareas. El enfermero preceptor puede fomentar la asertividad en sus enfermeras a través de los siguientes métodos:

  • Promover el intercambio de opiniones
  • Ayudar a revisar situaciones que implican comunicación y confrontación
  • Modelado de técnicas de comunicación para utilizar con los pacientes y los médicos

8. Proporcionar una educación de calidad al paciente

La enseñanza al paciente es el proceso de educar a un paciente sobre su diagnóstico, la medicación y los posibles efectos secundarios. La enfermera comienza por identificar las necesidades de aprendizaje del paciente y, a continuación, desarrolla e implementa un plan de enseñanza. El enfermero preceptor puede ayudar en este proceso:

  • Proporcionar a las enfermeras material y recursos didácticos y de lectura variados
  • Ayudar a las enfermeras a elegir el método de enseñanza más apropiado para un paciente en particular
  • Ayudar a identificar y abordar las necesidades de enseñanza de los pacientes individuales

9. Participar en experiencias de aprendizaje organizadas

Las enfermeras continúan su formación formal con talleres y seminarios educativos para comprender las últimas actualizaciones médicas y de procedimiento. Un preceptor de enfermería puede proporcionar esta formación continua a las enfermeras en cuanto a competencia clínica, profesionalidad y normas de la unidad. El preceptor puede elaborar una lista de comprobación de competencias para guiar a las enfermeras en la adquisición de estas habilidades y evaluar su progreso.

10. Ser un modelo de los valores de la enfermería

Un modelo de conducta es una figura que encarna las buenas prácticas y los valores en su comportamiento profesional. Las enfermeras noveles pueden aprender de todas las acciones de las enfermeras preceptoras y empezar a vivir esos valores en su propio desempeño laboral. Una enfermera puede ser un modelo de conducta eficaz si es

  • Ser cordial con todos los miembros del personal
  • Interactuar con los pacientes de manera profesional
  • Mantenerse actualizado a través de la investigación