Objetivos SMART que pueden mejorar sus habilidades de comunicación

Las habilidades de comunicación son cruciales en la vida profesional y personal, ya que hacen que todo, desde las reuniones hasta los proyectos de colaboración, funcione mejor. Si te interesa mejorar tus habilidades comunicativas, puedes probar a establecer objetivos específicos y analizar los pasos que puedes dar para conseguirlos. El sistema de objetivos SMART puede ayudarte a desarrollar objetivos realistas y centrados en tus retos personales. En este artículo, analizamos cómo establecer objetivos SMART para mejorar las habilidades comunicativas.

¿Qué son los objetivos SMART?

SMART es un acrónimo que puede ayudarte a establecer objetivos razonables. Esto es lo que significa:

  • Específicos: Defina su objetivo específico antes de empezar. En lugar de apuntar a una emoción o cualidad, determine qué le gustaría cambiar, cómo piensa hacerlo, qué acciones puede realizar y por qué lo intenta.
  • Mensurable: Hacer que tu objetivo sea medible puede ayudarte a seguir tu progreso. Puedes hacerlo añadiendo números o cualidades específicas al objetivo, como un determinado número de asistentes a un evento o repeticiones de la tarea.
  • Alcanzable: Un objetivo alcanzable puede mantenerte motivado y ayudarte a comprender tus propias capacidades.
  • Relevante: Cuando los objetivos son relevantes para el trabajo que usted' está haciendo, lograrlos es significativo para usted y tiene un impacto en quienes lo rodean, en su organización y en su comunidad.
  • Oportuno: Ten en cuenta el calendario de tu objetivo para que te des un tiempo razonable para completarlo sin descuidar los plazos y las responsabilidades con los demás.

¿Por qué son importantes los objetivos para mejorar las habilidades de comunicación?

Los objetivos SMART pueden parecer más apropiados para establecer objetivos de ventas o de marketing, que son más fácilmente cuantificables, pero este marco puede ser muy útil para introducir mejoras cuantificables en sus habilidades de comunicación. Establecer objetivos específicos y cuantificables puede ayudarle a comprender exactamente qué es lo que quiere mejorar. Un objetivo planificado puede ayudarle a identificar las técnicas que puede utilizar para mejorar las reuniones semanales de su oficina o proporcionar informes trimestrales más cohesionados para un cliente, por ejemplo.

Establecer objetivos también le permite adaptar su enfoque a su situación. A medida que pruebe nuevas técnicas, podrá evaluar su eficacia de forma individual, mantener las que funcionan y sustituir las que no se adaptan a sus circunstancias.

Relacionado: Habilidades de comunicación para el éxito profesional

Ejemplos de objetivos SMART para las habilidades de comunicación

A continuación se presentan algunos ejemplos para crear objetivos SMART relacionados con la comunicación en el lugar de trabajo. Cada ejemplo aborda los cinco criterios cruciales de SMART:

Crear reuniones más eficaces

Si ves que tus compañeros de trabajo tienen muchas preguntas sobre los temas que tratas en las reuniones, puedes intentar poner en marcha un objetivo SMART para mejorar su retención de información. Tu plan podría incluir una forma específica de documentar la información de las reuniones para que otros puedan acceder a ella, como un resumen en forma de lista que envíes por correo electrónico al equipo después. A continuación, planea anotar el número de preguntas que recibe en relación con la información de las reuniones después de compartir cada lista con el equipo. Poner en práctica este objetivo durante tres semanas podría ser tiempo suficiente para medir si es eficaz.

Este objetivo es específico porque la estrategia incluye una acción concreta: crear un resumen de correo electrónico con una lista de viñetas. Puedes medir su eficacia haciendo un seguimiento de cuántas preguntas respondes sobre el contenido de la reunión después de enviar tus correos electrónicos de revisión. Como puede escribir una lista de viñetas rápidamente, puede alcanzar este objetivo sin un compromiso de tiempo significativo. Este objetivo sería relevante y oportuno en una oficina en la que las reuniones diarias y las preguntas que provocan forman parte de su rutina.

Relacionado: 18 habilidades de presentación para los negocios y cómo mejorarlas

Mejorar las habilidades de redacción de memos y correos electrónicos.

Si quieres mejorar tus habilidades de comunicación escrita, puedes crear un objetivo SMART que establezca que vas a crear un esquema antes de escribir cada correo electrónico. Dentro de cada correo electrónico, planeas hacer tus frases concisas, y luego editar cualquier frase que no se ajuste a tu esquema antes de enviarla. Planea seguir este método durante dos semanas para poder formar mejores hábitos de escritura en ese periodo de tiempo.

Este objetivo es específico y medible porque has decidido una estrategia—un esquema—y criterios que te ayudarán a evaluar tu proceso de escritura. Es alcanzable y relevante porque se aplica al correo electrónico, una tarea rutinaria y específica que realizas cada día. Por último, este objetivo SMART es oportuno porque te has dado un plazo específico para utilizar estos pasos y trabajar en esta habilidad.

Relacionado: Habilidades de comunicación escrita: Definiciones y ejemplos

Hablar en público

Si quieres mejorar tus habilidades de presentación, podrías diseñar un objetivo SMART como hacer un calendario de preparación para un próximo discurso. Si tu discurso es dentro de un mes, podrías dedicar una semana a investigar y redactar el borrador, dos semanas a practicarlo a diario y la última semana a grabarte a ti mismo dando el discurso y ajustando tu entrega.

Este objetivo es específico porque incluye límites de tiempo precisos para cada paso, y es medible porque puedes comprobar si estás cumpliendo con tu horario y practicando. Establecer un objetivo un mes antes del discurso es más alcanzable que intentar mejorar tus habilidades para hablar en público en uno o dos días. Este objetivo SMART puede ser oportuno si tienes una fecha concreta para dar un discurso, y es relevante porque se aplica directamente a tus responsabilidades laborales.

Relacionado: Habilidades verbales más demandadas: Definiciones y ejemplos

8. Motivar al equipo

Si quiere aumentar la productividad o la moral de la oficina, puede utilizar un objetivo SMART que indique que va a aplicar una nueva estrategia de incentivos. Puede decidir un incentivo específico que atraiga a su personal, una parte de las tareas de su equipo que sea fácilmente medible y un periodo de tiempo lo suficientemente largo para ver los resultados pero lo suficientemente corto para decidir si el incentivo está funcionando. Puede combinar estos elementos en un objetivo SMART, como probar un programa de verano para ofrecer una bonificación de 50 dólares en la nómina al empleado que entregue más trabajo cada semana.

Este objetivo es específico porque defines todos los elementos del programa antes de empezar. Es medible porque puede comparar los índices de trabajo terminado con los índices de trabajo antes de que el programa comience. Puede ser alcanzable si su empresa puede permitirse el pago de primas y si puede hacer un seguimiento de la cantidad de trabajo que realizan los empleados individualmente. Esto podría ser relevante y oportuno si tiene un objetivo de producción específico que le gustaría alcanzar durante el verano.

Mejorar la comunicación no verbal

La comunicación no verbal es importante tanto si se trabaja en la oficina como a distancia, y puede incluir el lenguaje corporal, el movimiento, la postura, el habla, las expresiones faciales y el tacto. Para mejorar su comunicación no verbal profesional, puede utilizar un objetivo SMART para mejorar su capacidad de acogida de los nuevos compañeros de trabajo. Para ello, puede realizar una investigación sobre el lenguaje corporal y observar el lenguaje corporal de los demás en las conversaciones durante una semana, y luego probar algunas de estas técnicas la semana siguiente durante el proceso de incorporación de los empleados.

Este objetivo es específico porque implica dos pasos de investigación claros y un paso de acción definido dentro del objetivo. Puede medir su éxito implementando este objetivo con los nuevos empleados para que sus datos se basen totalmente en sus nuevas interacciones y no en la reputación de su lugar de trabajo. Puede ser alcanzable y oportuno si normalmente trabaja con nuevos empleados como parte de sus tareas habituales, y puede ser relevante si tiene nuevos empleados que se incorporan al equipo en breve.

Relacionado: Habilidades de comunicación no verbal: Definición y ejemplos

Proporcionar feedback individual

Si quiere mejorar la eficacia del feedback que da a los miembros de su equipo, podría establecer un objetivo SMART para una parte específica del proceso de feedback. Podría establecer un objetivo para mejorar la retroalimentación de los nuevos empleados en formación creando un objetivo escrito con cada miembro del equipo en su primera reunión trimestral individual, estableciendo un recordatorio en el calendario y volviendo a comprobarlo cada semana durante un mes para hacer un seguimiento del progreso.

Este objetivo es específico porque implica la creación de indicadores de rendimiento por escrito y controles semanales, y puedes medir tu éxito anotando los controles en tu propio calendario. Puede dedicar tanto o tan poco tiempo a cada control como necesite para que el objetivo sea alcanzable dentro de su propio horario. Este objetivo puede ser relevante y oportuno durante cualquier ciclo de incorporación.

Relacionado: Habilidades interpersonales: Definiciones y ejemplos

Mejorar la comunicación en la oficina

Un objetivo SMART para mejorar tu comunicación en la oficina podría ser mejorar la forma en que informas al director de los problemas del equipo que se pasan por alto. Podrías anotar los problemas a medida que van surgiendo, y luego presentárselos al director durante tu próxima reunión individual si aún no se han resuelto.

Este objetivo es específico y alcanzable porque implica una sola tarea nueva: tomar nota de los temas tratados en la oficina. Se puede medir después de la reunión con tu jefe, momento en el que podrás evaluar si la comunicación de esa información ayudó a crear soluciones a los problemas de la oficina. Puede ser relevante si tu oficina experimenta retos continuos, y puede ser oportuno si tienes una reunión individual con tu jefe próximamente.

Te recomendamos

Cómo tener una reunión de networking exitosa (incluye consejos)

Oferta de marketing: Qué es y cómo crearla

Guía de los OKR: Definición, consejos y ejemplos

Véndeme este bolígrafo: Las mejores formas de responder a esta difícil pregunta de la entrevista

¿Qué certificaciones puedo obtener con una licenciatura en Psicología?

Cómo mejorar sus habilidades para hablar en público en 8 pasos