15 objetivos profesionales de enfermería (con consejos)

Si eres enfermero o aspirante a serlo, es posible que quieras establecer objetivos profesionales para tu futuro. Establecer objetivos profesionales de enfermería puede ayudarte a planificar tu carrera, mejorar tus habilidades y ascender a puestos más altos.

En este artículo, analizamos por qué son importantes los objetivos profesionales de enfermería, sugerimos 15 posibles objetivos de enfermería que puedes establecer y ofrecemos consejos para diseñar y alcanzar tus objetivos profesionales.

¿Por qué son importantes los objetivos profesionales de la enfermería?

Establecer objetivos profesionales para uno mismo puede proporcionar una serie de beneficios, como por ejemplo:

  • Planifica tu carrera con antelación. Saber lo que quieres conseguir como enfermera te permite averiguar de antemano cómo alcanzar tus objetivos. Por ejemplo, si sabes que quieres convertirte en una enfermera profesional, podrías fijarte el objetivo de asumir más funciones de liderazgo en tu actual trabajo de enfermería para prepararte para las responsabilidades adicionales de una enfermera profesional.

  • Distinguirse como profesional de la enfermería La enfermería y las prácticas sanitarias cambian continuamente. Establecer objetivos profesionales para seguir desarrollando tus habilidades como enfermera puede ayudarte a seguir siendo competitiva.

  • Mejorar la calidad de los cuidados Las enfermeras que mejoran continuamente sus habilidades y conocimientos pueden proporcionar un mayor nivel de atención a sus pacientes.

  • Aumentar su potencial de ingresos. Son muchos los factores que influyen en el salario de una enfermera, como el nivel de conocimientos, la formación y las responsabilidades de liderazgo. Los objetivos profesionales relacionados con la ampliación de su formación o el perfeccionamiento de sus habilidades pueden ayudarle a negociar, solicitar o recibir un salario más alto.

  • Motivarse para dar lo mejor de sí mismo Los objetivos profesionales a largo plazo pueden servir de inspiración diaria. Las enfermeras con objetivos claros para su carrera pueden estar más motivadas para continuar su formación, mejorar sus habilidades o proporcionar una atención de calidad al paciente.

Relacionado: Relacionado: 9 principios para la ética en enfermería

15 objetivos profesionales de las enfermeras

He aquí 15 objetivos profesionales que pueden aumentar tu motivación, desarrollar tus habilidades de enfermería y hacer avanzar tu carrera:

1. Aumenta tus habilidades tecnológicas

Desarrolla tus habilidades en tecnología sanitaria. Las prácticas de enfermería implican cada vez más dispositivos y sistemas técnicos avanzados. Muchos centros médicos utilizan historias clínicas electrónicas que las enfermeras crean, acceden o actualizan. Es posible que en tu lugar de trabajo también se utilicen otras tecnologías, como monitores de pacientes portátiles o servicios de telesalud. Familiarícese con estas tecnologías sanitarias para poder entender y utilizar con soltura todas sus funciones. También puede fijarse el objetivo profesional de ser capaz de solucionar problemas o errores con la tecnología sanitaria de su centro de trabajo.

2. Obtenga certificaciones

2. Recibir certificaciones de enfermería. Las organizaciones profesionales de enfermería suelen ofrecer una gran variedad de certificaciones de enfermería. Podrías obtener una certificación que demuestre que tienes una habilidad específica, como primeros auxilios o habilidades de investigación clínica. También podrías considerar la posibilidad de inscribirte en un programa de certificación para una especialidad de enfermería o una unidad específica, como pediatría, oncología o neonatología.

3. Mejorar tu eficiencia

3. Ser más eficiente en tus responsabilidades como enfermera. Las enfermeras suelen compaginar múltiples tareas y pacientes en un mismo día. Tener la capacidad de realizar sus tareas con una eficiencia optimizada puede ayudar a garantizar que cumple con todas sus responsabilidades del turno mientras proporciona una atención de calidad al paciente.

4. Mejora tus habilidades de comunicación

Perfeccione su capacidad para comunicarse eficazmente con los pacientes, los médicos, los compañeros de enfermería y otras personas con las que colabora a diario. La mayoría de las enfermeras se comunican a través de muchos métodos, incluidos los canales de comunicación escrita y verbal. Aprende a hablar y escribir con la mayor claridad posible. También puedes practicar la escucha activa y la lectura atenta de la documentación médica.

La comunicación enfermera a menudo implica también la interpretación del lenguaje corporal. Presta atención a las respuestas físicas del paciente o del profesional médico mientras interactúas con ellos. Por ejemplo, si notas que tu paciente tensa los hombros, pregúntale si se siente incómodo y si hay alguna forma de ayudarle.

Relacionado: Importantes habilidades de liderazgo de la enfermera y cómo desarrollarlas

5. Encuentre un mentor

Un mentor de enfermería puede ayudarte a definir y alcanzar tus objetivos profesionales. Algunos centros médicos cuentan con programas internos de tutoría para enfermeras a los que puedes unirte. También puedes pedirle a una enfermera que admires que te sirva de mentora sin la ayuda de un programa formal. Una tutoría con una enfermera que tenga más experiencia profesional que tú puede ayudarte a crear objetivos más realistas y alcanzables.

6. Obtener un título avanzado

Obtén un título superior de enfermería. Un título más avanzado puede aumentar tus conocimientos y habilidades de enfermería, darte la capacidad legal para desempeñar más responsabilidades de atención al paciente y aumentar tu potencial de ingresos. Si actualmente tienes un título de grado, piensa en obtener una licenciatura en enfermería. La obtención de un título de grado puede ayudarte a ascender a un puesto administrativo, de liderazgo o de gestión, como el de enfermero responsable o director de unidad.

Si ya tienes una licenciatura, considera la posibilidad de obtener un Master of Science in nursing (MSN). Obtener un MSN te permite convertirte en una enfermera registrada de práctica avanzada (APRN). Con una licencia de APRN, puedes evaluar, diagnosticar e idear planes de tratamiento para los pacientes. En algunos estados, también puedes recetar medicamentos. Un grado de MSN le da la capacidad de perseguir múltiples posiciones de enfermería avanzada, tales como:

  • Especialista en enfermería clínica
  • Enfermero/a practicante
  • Enfermera comadrona
  • Enfermera anestesista
  • Educador de enfermería

Relacionado: Tipos de másteres en enfermería

7. Convertirse en un experto en determinadas tareas

Intenta dominar algunas de tus responsabilidades como enfermera. Es probable que realices una gran variedad de tareas cada día, como administrar fluidos intravenosos, ayudar a los pacientes a entender sus planes de tratamiento, mantener los registros sanitarios o controlar las constantes vitales. Márcate un objetivo profesional para mejorar tu productividad y precisión en varias de estas tareas.

8. Optimizar la atención al paciente

Perfeccionar las técnicas de atención al paciente. Uno de los principales objetivos de una enfermera es proporcionar una atención de calidad a sus pacientes. Piensa en cómo podrías optimizar tus tácticas o prácticas actuales de atención al paciente. Por ejemplo, podrías trabajar para convertirte en un mayor defensor de las necesidades individuales de tus pacientes.

9. Ser un mentor

Si eres una enfermera con más experiencia, considera la posibilidad de convertirte en mentora de enfermeras. Ser mentor de enfermería puede ayudarte a marcar la diferencia con las enfermeras menos experimentadas. Puedes actuar como mentor de enfermería a través de un programa oficial o simplemente hacer saber a los nuevos enfermeros que pueden acudir a ti con preguntas o para que les aconsejes sobre su carrera. Si decides convertirte en mentor a través de un programa oficial, es posible que tengas que completar primero la formación de mentor de enfermería.

Relacionado: 11 Principales organizaciones profesionales de enfermería: Redes, certificaciones y más

10. Ofrece tu tiempo como voluntario

Apúntate a las oportunidades de voluntariado de enfermería. A menudo hay una gran demanda de enfermeras que ofrezcan su tiempo como voluntarias en clínicas, hospitales y otros centros médicos de comunidades desatendidas. Las organizaciones también pueden buscar voluntarios de enfermería durante o inmediatamente después de catástrofes naturales, como huracanes, terremotos o tornados. Si te interesa, puedes incluso viajar a nivel internacional como enfermera y colaborar como voluntaria en tareas de ayuda en catástrofes, protocolos de higiene y otras.

11. Especialícese en un campo de la enfermería

Algunas enfermeras optan por especializarse en un campo o tipo de enfermería concreto. Si quieres seguir una especialización en enfermería, empieza por considerar tus intereses y experiencias personales en este campo. Las enfermeras que quieren trabajar en un tipo específico de medicina o con un determinado tipo de paciente pueden seguir muchas especialidades, entre ellas:

  • Pediatría o atención sanitaria infantil
  • Control y prevención de infecciones
  • Cardiovascular, o cuidado de pacientes con problemas de corazón y sangre
  • Geriatría, o cuidado de adultos mayores
  • Atención holística
  • Atención psiquiátrica o de salud mental
  • Oncología, o atención a pacientes con tumores
  • Neurociencia
  • Diálisis, o la eliminación de los residuos de los riñones de un paciente' s
  • Médico-quirúrgico
  • Neonatal, o atención a los recién nacidos
  • Cuidados ambulatorios
  • Obstetricia, o atención a mujeres embarazadas y nuevas madres
  • Gastroenterología
  • Ortopedia, o atención a pacientes con problemas óseos y musculares

Relacionado: Oportunidades de progreso para las enfermeras y 8 trabajos a tener en cuenta

12. Llevar una vida equilibrada

Tómate el tiempo para cuidarte a ti misma. Entre los largos turnos de trabajo, la atención a muchos pacientes y el equilibrio de múltiples tareas, la profesión de enfermera puede estar muy ocupada. Sin embargo, las enfermeras que practican el autocuidado pueden, en última instancia, desempeñar sus funciones con mayor eficacia y proporcionar una mejor atención a sus pacientes. Mantenga su bienestar general pasando tiempo con sus seres queridos, durmiendo lo suficiente, hidratándose y realizando otras tareas de autocuidado.

13. Continúa tu formación por tu cuenta

Formarse en tecnologías, prácticas y metodologías sanitarias nuevas o en desarrollo. Conocer las últimas noticias de enfermería y medicina puede ayudarte a perfeccionar tus habilidades y a estar al día de los avances en tu sector. Márcate el objetivo profesional de aprender algo nuevo cada semana, mes o trimestre. Para practicar la autoeducación, ten en cuenta:

  • Suscripción a revistas de enfermería o a boletines informativos que recojan publicaciones de enfermería recientes
  • Acudir a charlas, conferencias, talleres y otros eventos para profesionales sanitarios o de enfermería
  • Participar en una organización de enfermería local o nacional
  • Leer las publicaciones de su hospital, unidad o clínica
  • Hablar con otras enfermeras sobre las últimas noticias sanitarias o los avances en enfermería

14. Aprovechar los servicios internos

Si su lugar de trabajo ofrece clases en servicio, talleres u oportunidades de observación del trabajo, inscríbase y asista. La formación continua puede ser una buena manera de perfeccionar tus conocimientos de enfermería, aprender nuevas prácticas del sector o desarrollar conocimientos sobre un campo de enfermería especializado. Si tu actual hospital o centro médico no ofrece formación continua, considera la posibilidad de hablar con otras enfermeras y profesionales de la medicina en tu lugar de trabajo para trabajar juntos en el desarrollo de oportunidades de formación continua que puedan beneficiaros a todos.

15. 1. Ser un defensor de la enfermería

Practicar la defensa de la enfermería. Los enfermeros suelen tener la oportunidad de defender a sus pacientes, por ejemplo:

  • Mediación en conversaciones entre pacientes y médicos sobre planes de tratamiento
  • Ayudar a los pacientes a entender la terminología médica
  • Cómo poner al día a los familiares de un paciente sobre su evolución
  • Explicar a los pacientes sus derechos legales tanto a nivel regional como federal
  • Enseñar a los pacientes a abogar por sus propios servicios sanitarios, por ejemplo creando resúmenes médicos
  • Comunicar a los médicos u otros profesionales de la medicina los deseos del paciente para su tratamiento sanitario

También podría considerar ser un defensor de los cambios políticos, de la profesión de enfermería o de su comunidad. Por ejemplo, podrías:

  • 5. Participar en foros públicos sobre protocolos sanitarios
  • Trabajar con las escuelas locales para mejorar sus servicios sanitarios
  • Ofrecer un testimonio médico o de enfermería experto
  • Escribir a los responsables políticos locales o nacionales sobre las iniciativas sanitarias que se están estudiando

Consejos para establecer objetivos profesionales de enfermería

Estos son algunos consejos que pueden ayudarte a crear y alcanzar tus ambiciones profesionales en tu carrera como enfermera:

Apunta a objetivos realistas

Establezca objetivos que pueda alcanzar de forma realista. Un objetivo puede ser ambicioso y, al mismo tiempo, ser factible para ti. Considera la posibilidad de utilizar las estrategias de objetivos SMART para ayudarte a diseñar objetivos profesionales que sean alcanzables y prácticos.

Relacionado: Objetivos SMART en enfermería

Cree plazos para sus objetivos

Establece plazos para que puedas progresar de forma constante hacia la consecución de tus objetivos. Puedes crear subtareas para tu línea de tiempo que te ayuden a cumplir objetivos más pequeños relacionados con tus metas más ambiciosas. Por ejemplo, si uno de tus objetivos profesionales de enfermería es obtener un título avanzado, podrías establecer plazos para las tareas relacionadas con ese objetivo, como la búsqueda de programas de posgrado o la redacción de tu declaración personal.

Reevalúe sus objetivos según sea necesario

A veces, uno puede fijarse objetivos que luego se da cuenta de que son demasiado complejos o ambiciosos. Otras veces, tus aspiraciones profesionales pueden cambiar y evolucionar a medida que adquieres más conocimientos y experiencia en enfermería. Revisa periódicamente tus objetivos profesionales y comprueba si se ajustan a tus necesidades, deseos y estilo de vida actuales. No pasa nada si te das cuenta de que quieres cambiar un objetivo, alterar su calendario o crear metas totalmente nuevas.

Elija cumplir los objetivos

Trabaja para conseguir objetivos que te resulten gratificantes. Intenta crear objetivos que se ajusten a tus intereses y experiencias profesionales, así como a otros factores que influyen en tu vida. Progresar hacia tus objetivos y alcanzarlos puede causarte estrés, pero también debe ser personal y profesionalmente satisfactorio.