Todo lo que necesita saber sobre la organización de productos

Las empresas suelen reevaluar su estructura y si sus flujos de trabajo funcionan para sus productos. La organización de productos es una solución habitual para las empresas que creen que podrían mejorar los procesos de desarrollo y venta. Si está pensando en cómo satisfacer mejor las necesidades de sus clientes, la organización de productos puede ayudarle a orientar su pensamiento. En este artículo, definimos qué es la organización de productos, por qué las empresas la utilizan y cómo puede construir una estructura de organización de productos para su equipo.

Comprender la organización de la gestión

¿Qué es la organización del producto?

La organización del producto es la estructura que utiliza una empresa para desarrollar, gestionar y comercializar un bien o servicio que ofrece. Especialmente cuando se producen múltiples bienes, las empresas tienen que decidir cómo distinguir a los empleados que trabajan en una línea de productos de los asignados a otros. Algunas de las decisiones que puede tomar una empresa son

  • Qué productos clasificar juntos
  • A quién poner al frente de cada división
  • Procedimientos y flujos de trabajo en cada división
  • Objetivos de ventas y desarrollo de los distintos productos

Relacionado: ¿Qué es una línea de productos?

¿Qué es una estructura organizativa basada en el producto?

Una estructura organizativa basada en el producto agrupa a los empleados y equipos por el bien o servicio que están desarrollando en lugar de por las funciones que desempeñan. He aquí un ejemplo de cómo podría ser la diferencia:

En una empresa farmacéutica que utiliza una estructura organizativa basada en funciones, todos los responsables de marketing trabajan en la misma división. Dentro de la división, grupos más pequeños de vendedores trabajan en campañas para diferentes productos farmacéuticos. Colaboran con otros colegas de marketing y no con investigadores o contables.

En una estructura organizativa basada en el producto, todos los empleados que manejan un mismo medicamento colaboran. Los responsables de marketing se comunicarían directamente con los investigadores para construir una campaña y con los contables para elaborar su presupuesto. Trabajarían menos con los responsables de marketing de otras divisiones.

¿Por qué es importante la organización del producto?

La organización del producto es importante porque permite a los empleados especializar sus habilidades al servicio de un producto bien definido. Puede minimizar las dificultades que una empresa puede tener en la comunicación, el desarrollo del producto y las ventas. Al alinear el enfoque de los empleados en todas las funciones, la eficiencia y la colaboración pueden mejorar.

Por ejemplo, si los profesionales del marketing obtienen información de los consumidores que podría mejorar un producto, pueden comunicarlo directamente a los desarrolladores de productos que ya están en su equipo. De lo contrario, los empleados tendrían que enviar las percepciones a través de otros empleados y entre divisiones.

¿Cómo se organizan los equipos de producto?

Dependiendo del tamaño de su equipo de producto, puede haber un único jefe de producto o varios gerentes que informen a un ejecutivo. Estas son algunas organizaciones comunes de los equipos de productos:

  • Equipos pequeños: Un equipo a pequeña escala puede requerir un único gestor de productos que dirija a cada miembro del equipo.
  • Equipos de tamaño medio: Los equipos que tienen varios miembros en cada departamento pueden necesitar unos cuantos gestores de productos intermedios. Estos gestores se comunican con el director de productos o el vicepresidente que supervisa toda la división.
  • Equipos grandes: Las grandes empresas pueden clasificar muchos productos juntos. En esta estructura, los jefes de producto pueden depender de los directores de producto, que a su vez se corresponden con el director de producto o el vicepresidente.

Tipos de estructuras de organización de productos

La naturaleza de su producto puede hacer que ciertas estructuras organizativas sean más sensatas que otras. Estas son las estructuras de organización de productos más comunes que responden a las diferentes necesidades empresariales que pueda tener:

Por producto o línea de productos

Esta es la estructura de organización de productos más común. Las divisiones gestionan los distintos productos por separado y los directores de producto dependen del director o vicepresidente correspondiente. Este modelo permite a la empresa escalar de forma eficiente y tomar decisiones rápidas que sólo se aplican a un producto o línea de productos concretos.

Ejemplo

Un fabricante de automóviles estructura su organización por equipos que trabajan en modelos distintos porque tienen diseños, características y requisitos de fabricación contrastados. Los jefes de producto supervisan cada modelo y dependen del jefe de producto del fabricante.

Relacionado: ¿Qué es la estrategia de desarrollo de productos?

Por característica

Si el producto de su empresa tiene características individuales complejas que requieren colaboración, puede tener sentido organizar equipos en torno a ellas, o puede tener productos separados que utilizan la misma característica como punto central de venta.

Ejemplo

El fabricante de coches vende unos pocos modelos, pero todos ellos cuentan con innovadoras tecnologías eléctricas y sistemas de infoentretenimiento que los consumidores valoran. La empresa puede necesitar equipos enteros de investigación, desarrollo y marketing para estas dos características distintas. En este caso, aunque la empresa no venda ninguna de las dos características por sí sola, el fabricante estará mejor servido si prioriza la organización del producto en torno a ellas.

Por segmento de mercado

Las empresas más grandes suelen satisfacer las necesidades de clientes con diferentes ingresos o motivaciones. Es posible que su empresa produzca varios productos comercializados para diferentes sectores del mercado y decida que su organización de productos debe reflejar eso.

Ejemplo

Un fabricante de automóviles puede ofrecer vehículos tanto a los compradores de lujo como a los económicos. Puede producir dos berlinas y dos todoterrenos diferentes. Aunque la producción de la berlina de lujo es similar a la de la versión económica, el fabricante puede organizarse por segmento de mercado en lugar de por tipo de coche. Esto permitiría a los equipos de investigación, diseño y marketing centrarse en un tipo de comprador.

Cómo establecer una estructura de organización del producto

Estos son los pasos que podría dar para establecer una estructura de organización de productos para su empresa:

1. Decidir el tipo de estructura

Revise los pros y los contras de cada estructura de organización de productos y considere qué modelo se ajusta mejor a su empresa. Piense en ello:

  • Número de productos
  • Segmentos de mercado comprometidos
  • Principales impulsores de las ventas de productos
  • Necesidades de producción de cada producto
  • Estrategia de crecimiento a largo plazo

2. Definir las funciones y responsabilidades

La escala de su empresa puede influir en la forma de gestionar su estructura de organización de productos. Determine cuántos gerentes necesita su empresa para seguir siendo ágil en sus comunicaciones sin sacrificar el liderazgo necesario para maximizar el potencial de cada departamento. Puede asignar varios departamentos de un equipo de productos a un único gestor, pero tenga en cuenta los puntos fuertes de cada uno de ellos. El éxito de sus gestores de producto depende de su capacidad para tomar decisiones informadas y proporcionar una retroalimentación significativa.

Relacionado: Ejemplo de carta de presentación de director de producto

3. Colocar a los empleados

Una vez que haya determinado su estructura y sus asignaciones de liderazgo, decida qué empleados pertenecen a qué proyectos. Su objetivo es combinar los miembros del equipo cuya colaboración podría ser la más productiva. Puedes tener en cuenta estos factores:

  • Necesidades del producto: Cada producto tiene diferentes necesidades de desarrollo. Considere a sus mejores vendedores para los equipos que trabajan en productos más nuevos y a sus mejores innovadores para los productos que se enfrentan a una mayor competencia.
  • Antecedentes: Tenga en cuenta lo que sus empleados han hecho hasta ahora con su empresa y lo que hicieron para empleadores anteriores. Alinee la experiencia con los productos que más pueden beneficiarse.
  • Trabajo en equipo: Aplica sus conocimientos sobre las relaciones laborales entre sus empleados para preservar el éxito de los colaboradores.
  • Diversidad: Los equipos con diferentes perspectivas suelen producir mejores resultados. Considere lo que podría aportar cada miembro del equipo en función de su experiencia, formación y habilidades.
  • Ubicación: Las empresas más grandes pueden tener empleados en todo el país o en diferentes oficinas. Evalúa si la colaboración remota sería útil o no y si algún empleado está interesado en trasladarse.

4. Evaluar los resultados

Especialmente cuando se implanta una nueva estructura de organización del producto, es importante contar con sistemas para evaluar los resultados. Los gestores deben elaborar informes coherentes y establecer métricas importantes que permitan determinar si su producto está llegando a más personas y proporcionando un mayor valor al cliente. También puede hacer una investigación interna para determinar cómo se han adaptado los empleados.

Te recomendamos

Cómo comunicarse eficazmente con un equipo difícil

10 pasos para tratar con un compañero de trabajo grosero

Ciclo de explotación vs. Ciclo de caja

¿Qué es la publicidad comparativa? (con ejemplos)

Consejos para redactar una propuesta de valor única (con ejemplos)

¿Cuánto tiempo se tarda en ser asistente médico?