Organización descentralizada: Una guía definitiva

La elección de una estructura empresarial descentralizada puede aliviar las cargas de gestión y permitir a los trabajadores tomar decisiones. Independientemente de su posición en la empresa, una organización descentralizada puede permitirle operar de forma independiente y tomar sus propias decisiones. Una empresa que apuesta por una estructura descentralizada puede beneficiarse enormemente, pero requerirá la cooperación de todos.

En este artículo, analizamos qué es la organización descentralizada, exploramos sus ventajas y posibles inconvenientes y ofrecemos consejos para implantar la organización descentralizada en su empresa.

¿Qué es una organización descentralizada?

En una organización descentralizada, los mandos intermedios y los inferiores toman la mayoría de las decisiones en lugar de los altos cargos. A veces, los empleados participan incluso en la toma de decisiones. Una organización centralizada es lo contrario de una organizada, en la que los altos cargos de la empresa toman todas las decisiones importantes y existe una estricta jerarquía en la toma de decisiones. La mayoría de las empresas mantienen una mezcla equilibrada de descentralización y centralización.

Algunas de las principales situaciones en las que la organización descentralizada funciona bien son

  • Cuando una empresa tiene diferentes puntos de contacto con sus clientes y cada uno de ellos requiere un servicio de atención al cliente muy individualizado
  • Cuando una organización tiene un gran número de tiendas diferentes y su alta dirección no puede supervisarlas todas y tomar decisiones importantes para ellas
  • Cuando el mercado de un producto específico es de ritmo rápido y hay una intensa competencia, por lo que todas las decisiones deben tomarse lo más rápidamente posible
  • Donde los nuevos desarrollos alteran constantemente el modelo de negocio, haciendo que el control centralizado sea menos efectivo

Relacionado: Ocho estructuras organizativas de gestión de proyectos y cómo utilizarlas

Ventajas de la organización descentralizada

Estas son algunas de las ventajas más importantes de la descentralización:

Permite a la alta dirección centrarse en el largo plazo

El uso de una organización descentralizada suele significar que el propietario de la empresa o el equipo directivo superior ya no tiene que dedicar tiempo a tareas como la contratación de nuevo personal, el pedido de suministros y otras tareas cruciales pero que requieren mucho tiempo. Con la carga de estas tareas asumida por los empleados de nivel inferior, los líderes de la empresa pueden centrarse en las estrategias a largo plazo.

Puede capacitar a los empleados

Dar a los empleados la oportunidad de tomar decisiones que afectan directamente a su trabajo puede darles un sentido de importancia dentro de la organización. Esto puede darles la confianza que necesitan para idear soluciones creativas a problemas complicados y aplicarlas más rápidamente de lo que lo harían si necesitaran la aprobación de la alta dirección.

Puede llevar a una toma de decisiones rápida y eficaz

Frente a una estructura centralizada, con decisiones que suelen tardar mucho en ser aprobadas y aplicadas, una descentralizada permite que un directivo de nivel inferior tome una decisión y la aplique inmediatamente sin esperar a la aprobación. Esto puede ayudar a la empresa en situaciones en las que las decisiones rápidas son cruciales para su éxito.

Relacionado: 10 principios del liderazgo de servicio

Ayuda a las organizaciones en expansión

Si una empresa está en constante crecimiento y necesita expandirse, descentralizar el proceso de gestión puede ayudar a que las nuevas sucursales funcionen de forma más eficiente como entidades independientes. Permitir que cada gestor regional tome sus propias decisiones puede mejorar la eficiencia, ya que es más probable que las decisiones se tomen rápidamente y se basen en circunstancias relacionadas únicamente con esa región específica.

Mantiene la eficiencia del proceso de gestión en caso de emergencia

Si se produce una situación en la que un responsable de la toma de decisiones dentro de la empresa está incapacitado de una u otra manera por diversas razones, tiende a afectar más a una empresa organizada de forma centralizada, ya que su proceso de toma de decisiones se ve muy afectado. Sin embargo, en un sistema descentralizado, el hecho de que los empleados de nivel medio y bajo estén más acostumbrados a operar de forma independiente garantiza que las decisiones importantes se tomen a tiempo.

Puede identificar el potencial de la alta dirección

Dar autoridad a los gerentes de nivel inferior es una buena manera de que la alta dirección de la organización analice sus procesos de toma de decisiones. Esto puede revelar potencialmente los empleados que tienen las habilidades y la mentalidad para ascender a puestos más altos en el futuro.

Relacionado: ¿Qué es una estructura organizativa geográfica?

Inconvenientes de la organización descentralizada

Algunos de los principales inconvenientes de la organización descentralizada son

Puede llevar a puntos de vista localizados

Cuando se da a los gestores locales el poder de tomar sus propias decisiones, existe una gran posibilidad de que las decisiones que tomen no sean válidas para el conjunto de la empresa, ya que responden a las necesidades específicas de esa sucursal. Esto puede llevar a situaciones en las que las sucursales que no dan beneficios se mantienen en funcionamiento durante más tiempo del que deberían. Sin embargo, este riesgo puede mitigarse con una formación específica de la dirección regional y encontrando formas de responsabilizar a los directores locales de sus propias decisiones.

Puede guardar información valiosa a nivel local

Es posible que las sucursales locales bien gestionadas no compartan sus procedimientos eficientes y sus procesos de toma de decisiones con el resto de la organización. Esto puede evitarse si la alta dirección hace un esfuerzo consciente por identificar las buenas prácticas locales y promoverlas en toda la organización.

Las ramas pueden utilizar procedimientos totalmente diferentes

Si cada director local tiene autoridad para tomar sus propias decisiones en relación con su sucursal, existe una gran posibilidad de que, con el tiempo, la forma de hacer las cosas de cada sucursal difiera de las demás. Esto puede dificultar el control de factores como las normas de calidad por parte de la organización en su conjunto. Esto suele evitarse facilitando la comunicación constante entre cada oficina local y la alta dirección.

Relacionado: 10 tipos de estructuras organizativas (con pros y contras)

Consejos para aplicar la organización descentralizada

Tenga en cuenta estos consejos para garantizar una organización descentralizada eficiente y eficaz:

  • Compartir los datos relevantes con los gerentes locales. Asegúrese de que todos los responsables locales que también toman decisiones disponen de toda la información necesaria para tomar decisiones con pleno conocimiento de causa.

  • Promueva la retroalimentación ascendente constante. Una forma eficaz de recopilar información relacionada con el rendimiento de cada gestor local' es pedir la opinión de los empleados de nivel inferior. Puede ser abierta o anónima, y en cualquier caso, puede utilizar esta información para descubrir diversos problemas de gestión.

  • Haga hincapié en la calidad a la hora de contratar nuevos empleados. El elemento más importante para el éxito de una estructura descentralizada es, sin duda, la capacidad y la ética de trabajo de los directivos de nivel medio e inferior encargados de tomar las decisiones. Por esta razón, la contratación de calidad es aún más importante para este tipo de estructura directiva.

  • Cree y aplique una estrategia global . Aunque un sistema organizativo descentralizado reparte las responsabilidades de la toma de decisiones entre varios empleados, una estrategia centralizada que los mantenga trabajando hacia los mismos objetivos generales puede ayudar a la organización a aplicar con éxito sus estrategias a largo plazo.

  • Juzgue a los empleados que toman decisiones por los resultados. En lugar de supervisar cada decisión de los gestores locales, suele ser más eficaz que el equipo de alta dirección de la empresa se centre en los resultados a la hora de decidir si un determinado gestor está haciendo un buen trabajo o no. Esto da a los directivos locales la libertad de tomar sus propias decisiones y permite a la alta dirección retener sólo a los responsables locales de calidad.