Organizaciones informales frente a organizaciones formales: Diferencias y ventajas

Los entornos de trabajo formales suelen incluir estructuras organizativas informales además de la estructura formal. Crear organizaciones informales puede ser beneficioso para establecer redes de apoyo y relaciones entre los empleados. Antes de empezar a crear una organización informal, es importante conocer sus ventajas y desventajas en relación con una estructura formal.

En este artículo, analizamos qué son las organizaciones informales, por qué son beneficiosas y en qué se diferencian de las organizaciones formales.

Los 5 tipos más comunes de estructuras empresariales

¿Qué es una organización informal?

Los individuos en el lugar de trabajo u otro entorno dependen de las organizaciones informales para saber cómo cooperar. Las organizaciones informales comprenden el conjunto de conexiones y normas personales y profesionales que conforman la forma en que los grupos completan las tareas y proyectos y establecen relaciones.

Por lo general, las organizaciones informales no son entidades de cara al público, sino que son un tipo de dinámica dentro del entorno laboral que favorece las relaciones personales, las comunidades que comparten intereses comunes y las redes sociales. Las organizaciones informales también proporcionan apoyo motivacional y emocional a los miembros que participan o se afilian a ellas.

Las organizaciones informales también proporcionan una forma de colaboración entre equipos, fomentan la innovación y permiten a los equipos resolver problemas fuera de las estructuras y procesos tradicionales de las organizaciones más formales.

Relacionado: ¿Qué es la cultura organizativa?

¿Qué es una organización formal?

Las organizaciones formales cuentan con estructuras explícitas, así como con procesos y planes para alcanzar objetivos empresariales específicos. A diferencia de las organizaciones informales, las organizaciones formales suelen ser entidades de cara al público que aplican procedimientos jerárquicos y ordenados que dirigen situaciones de trabajo que son coherentes.

En una organización formal, los miembros suelen tener funciones específicas que desempeñan para alcanzar determinados objetivos que apoyan una meta más amplia de la organización. Muchas estructuras empresariales utilizan la organización formal como una forma de formar procesos coherentes para abordar diversos aspectos de las operaciones empresariales.

Relacionado: ¿Qué es la jerarquía empresarial y funciona?

Beneficios de las organizaciones informales

Aunque las organizaciones informales no suelen tener la misma estructura que las organizaciones formales, hay varias ventajas de formar una. Considere las siguientes ventajas de crear y mantener una organización informal:

Mayor capacidad de respuesta a los cambios

Debido a la flexibilidad y la naturaleza informal de este tipo de organizaciones, las afiliaciones informales tienden a ser más receptivas a los cambios en la estructura y las situaciones que pueden afectar a los miembros. Dado que nadie tiene un papel específico dentro de una organización informal, todos los miembros tienen la misma oportunidad de tomar decisiones que apoyen su bienestar en diferentes circunstancias. Esto es muy beneficioso porque, con la flexibilidad que tienen las organizaciones informales, todos los miembros pueden influir en la dirección de la organización.

Mayor enfoque en las personas

Las organizaciones informales también se centran directamente en los resultados emocionales y de motivación, lo que puede ser ventajoso para fomentar las relaciones de apoyo. Los miembros de las organizaciones informales en sus lugares de trabajo pueden tener mayores oportunidades de encontrar apoyo emocional, estímulo de sus compañeros y construir relaciones con otros miembros del grupo. Este ambiente crea una cultura positiva en la que los miembros fomentan la creatividad, la inclusión y la comunicación abierta.

Más oportunidades de comunicación

Las personas que forman parte de organizaciones informales en el trabajo también tienen más oportunidades de comunicarse sobre diferentes temas. Dado que las organizaciones informales no ponen en marcha procesos específicos para alcanzar objetivos, las personas que forman parte de este tipo de afiliaciones suelen encontrar oportunidades para conectar más con los demás y comunicarse en diferentes áreas de sus lugares de trabajo.

Apoya los valores sociales y culturales

Más que para establecer y alcanzar objetivos empresariales, las organizaciones informales existen dentro de las empresas para proporcionar apoyo social. Las organizaciones informales suelen centrarse más en los valores sociales y culturales que en los resultados cuantitativos, lo que hace que este tipo de estructuras sean esenciales para animar a los miembros del personal a sentirse cómodos en sus entornos de trabajo.

Combina con organizaciones formales

Las organizaciones formales se benefician de las organizaciones informales porque la estructura informal de apoyo emocional, la motivación de los compañeros y las oportunidades de colaboración informal pueden ayudar a los empleados a encontrar más compromiso en los procesos, procedimientos y normas de rendimiento de una organización formal. Además, las organizaciones informales proporcionan los valores sociales y culturales que ayudan a los equipos a conectar entre sí cuando realizan procesos de trabajo más formales.

Relacionado: Formas de organización empresarial: Ventajas y desventajas

Ventajas de las organizaciones formales

Junto con los beneficios de las organizaciones informales, las organizaciones formales son ventajosas para dirigir varios procesos que ofrecen oportunidades a los empleados para crear organizaciones informales. Considere algunas de las ventajas de contar con una estructura organizativa formal:

Proporciona una jerarquía estructural

La mayoría de las empresas se basan en la organización formal para crear jerarquías dentro del lugar de trabajo. Normalmente, las organizaciones formales utilizan un enfoque descendente, en el que los altos cargos son los responsables de tomar las decisiones y establecer los objetivos. El personal de los mandos intermedios comunica estas normas a los miembros del equipo para que lleven a cabo objetivos específicos que apoyen el crecimiento de los ingresos y la rentabilidad.

Da a los miembros funciones específicas

Las organizaciones formales también otorgan a los miembros del personal funciones específicas con responsabilidades para sus roles. Por ejemplo, los gerentes y supervisores tienen funciones de liderazgo específicas que les obligan a dirigir, controlar y evaluar a los miembros del personal. Con funciones específicas, los equipos de una organización formal comprenden mejor lo que los empleadores esperan de ellos y las tareas necesarias para alcanzar sus objetivos.

Resalta las normas y las prácticas

Las organizaciones formales también cuentan con prácticas para medir y evaluar el rendimiento, la productividad, los resultados financieros y otros procesos empresariales. La estructura que las organizaciones formales dan a las empresas permite a los profesionales establecer normas de conducta, expectativas de rendimiento y estrategias específicas para alcanzar objetivos importantes.

Relacionado: 17 Estructuras empresariales a considerar para incorporar a su empresa u organización

Diferencias entre organizaciones formales e informales

Hay varias diferencias clave entre las organizaciones informales y las formales, entre ellas:

Propósito

Una de las mayores diferencias entre las organizaciones formales e informales es el propósito que hay detrás de cada una. Una organización informal suele estar al servicio de las necesidades individuales y sus miembros pueden crear un propósito a medida que la organización evoluciona. Además, los objetivos no son siempre un foco de atención y pueden no estar siempre claros debido a los requisitos sociales de la organización más que a las directrices específicas de la empresa.

En una organización formal, sin embargo, hay un propósito específico y un objetivo claramente establecido que los miembros trabajan para lograr. Los profesionales de las organizaciones formales planifican y aplican las directrices que dirigen la organización para lograr su propósito. Los miembros que desempeñan funciones de liderazgo suelen evaluar la eficacia con la que los miembros trabajan para lograr el propósito de la organización, mientras que las evaluaciones de los empleados no suelen ser una actividad en una organización informal.

Jerarquía y estructura

Las organizaciones informales no dependen de ninguna estructura o jerarquía real para proporcionar apoyo y fomentar la interacción social. La ausencia de estructura jerárquica en las organizaciones informales puede deberse a objetivos temporales o a que la organización es totalmente social. Además, muchas organizaciones informales no tienen los amplios requisitos que tienen las organizaciones formales, lo que a veces elimina por completo cualquier tipo de estructura jerárquica.

Las organizaciones formales utilizan estructuras específicas que apoyan la consecución de objetivos empresariales concretos. Con la estructura jerárquica que proporciona una organización formal, los miembros del personal son capaces de trabajar juntos para lograr los mismos resultados. Las organizaciones formales han establecido políticas, procedimientos y expectativas que conforman la estructura de la organización, en la que cada miembro del personal tiene su lugar en un papel jerárquico diferente.

Autoridad y gestión

Las organizaciones informales carecen de roles específicos, lo que otorga a sus miembros la misma autoridad y supervisión de la organización. Al igual que la estructura jerárquica, la autoridad jerárquica no está presente en una organización informal. Esto significa que las organizaciones informales ponen menos énfasis en la jerarquía de gestión establecida, dando a todos la misma oportunidad de tomar decisiones y aportar a la organización.

En una organización formal existen jerarquías de autoridad y gestión claramente establecidas. Por ejemplo, los directivos de alto nivel suelen supervisar a los de nivel medio, que a su vez supervisan a los miembros del personal que desempeñan funciones de nivel inferior. Esta estructura de autoridad permite a los equipos saber claramente quién está a cargo de la toma de decisiones, de iniciar procesos y de influir en el cambio.

Influya en

Las organizaciones informales apoyan a sus miembros para que todos tengan la misma influencia en la dirección de la afiliación. Además, las organizaciones informales suelen tener normas menos notorias que los miembros expresan a través de sus valores, creencias, costumbres o moral. También puede haber menos presión sobre el rendimiento, y los miembros de las organizaciones informales pueden tener todos oportunidades de actuar en capacidades de liderazgo, independientemente de su nivel de experiencia.

Por el contrario, en una organización formal, las figuras de autoridad y los miembros de mayor nivel suelen ser los que más influyen en la dirección de los procesos y las operaciones. Por ejemplo, un directivo de alto nivel suele tener más influencia en una organización formal que un empleado bajo su supervisión.

Procesos

Los procesos dentro de una organización informal suelen estar también menos estructurados que los de las organizaciones formales. Por ejemplo, los procesos de comunicación dentro de una organización informal no suelen seguir ninguna pauta o protocolo establecido, por lo que todos los miembros pueden interactuar entre sí sin tener que seguir un protocolo específico.

Los procesos dentro de una organización formal, sin embargo, están muy estructurados y siguen protocolos específicos que los supervisores y directores establecen. Esta estructura de procesos también es evidente en los procesos de comunicación, por ejemplo, en los que la información suele fluir desde los miembros en funciones de liderazgo hasta los miembros subordinados.