¿Qué es el pago neto? Con consejos de facturación

Recibir el pago por los servicios prestados es una parte crucial de la gestión de un negocio, de la dirección de una empresa o del trabajo como autónomo. Conocer la terminología contable asociada a la facturación puede ayudarte a entender y comunicar durante el proceso de facturación, sea cual sea la situación en la que te encuentres. Un término común que puedes escuchar o utilizar al facturar es el de pago neto 45.

En este artículo, definimos los pagos netos 45 y proporcionamos consejos para redactar condiciones efectivas de pago de facturas.

¿Qué es una factura? Definición, qué incluye

¿Qué es un pago neto 45?

Un pago neto de 45 es una frase que se refiere a una factura que un cliente debe pagar en un plazo de 45 días. Según el sector, el producto o el servicio y la relación entre el emisor de la factura y el receptor, los plazos de pago de las facturas pueden variar. Exigir el pago en un plazo de 45 días, como ocurre en una factura de pago neto a 45 días, es un plazo de pago de facturas relativamente común. Otros plazos de pago habituales son 7 días, 10 días, 30 días, 60 días o incluso 90 días. También es posible que veamos los términos COD, que significa contra reembolso, CIA, que significa efectivo por adelantado o PIA, que significa pago por adelantado.

Muchas empresas y particulares aplican sanciones a las cuentas que pagan más tarde del plazo acordado. Estas medidas pueden incluir, por ejemplo, cargos por demora o la limitación de los privilegios de compra. En el caso de un acuerdo de pago neto 45, estas penalizaciones entrarían en vigor después de 45 días naturales sin pagar.

Relacionado: Facturación vs. Factura: ¿Cuál es la diferencia?

¿Quién utiliza los pagos netos 45?

Los propietarios de empresas, los gerentes y los autónomos suelen establecer las condiciones de los contratos entre ellos y los clientes. Para algunos sectores, un acuerdo de pago neto de 45 podría ser un plazo relativamente largo para recibir el pago. Si, por ejemplo, necesitas conciliar las cuentas mensualmente, un plazo de pago de 15 o 30 días podría ser más efectivo. Por tanto, los pagos de 45 netos suelen ser mejores para empresas y particulares que pueden permitirse esperar un poco más antes de recibir el pago.

Relacionado: Guía de horas facturables

Consejos para redactar unas condiciones de pago de facturas eficaces

Las condiciones de pago de facturas más eficaces suelen ser las que dan lugar a una tasa de devolución de pagos más rápida. Si está redactando o revisando las condiciones de pago de sus facturas, aquí tiene algunos consejos que pueden serle útiles:

Redacte sus facturas con claridad

Utilizar un lenguaje profesional en sus facturas puede ayudar a transmitir una sensación de obligación, lo que puede ayudarle a recibir el pago a tiempo. También es importante comunicar claramente el plazo de pago exigido, ya que algunos clientes pueden no estar familiarizados con frases como pago neto 45. Considere la posibilidad de comunicar las fechas de vencimiento en términos de días o fechas, y tenga claro si se refiere a días hábiles o días naturales.

Detallar cada factura

Detallar las facturas significa enumerar los artículos incluidos según el tipo o la categoría. Intente incluir el nombre del producto, una descripción del mismo, así como la fecha de entrega de esos bienes. Detallar claramente las facturas puede aumentar la probabilidad de recibir los pagos a tiempo.

Utilice las condiciones de pago adecuadas

Utilizar plazos de pago más cortos, como un 15 neto o un 30 neto, puede ser útil para los nuevos clientes o para aquellos que puedan tener tendencia a pagar sus facturas con retraso. Otros clientes, sobre todo los que confías en que paguen a tiempo, podrían beneficiarse de un plazo más largo, como un plazo de pago neto de 45. Intente considerar cuidadosamente cada situación y cualquier detalle relevante cuando decida las condiciones de pago para su negocio o incluso para un cliente individual.

8. Aplicar una tarifa por retraso

Incluir las políticas de morosidad en las facturas puede motivar a los clientes a pagar rápidamente para evitar esa comisión. Si se recuerda a los clientes la política de morosidad en cada factura, es más probable que recuerden esa política y la fecha de vencimiento de la factura. También podrían optar por pagar su factura antes que otras que no imponen una tasa de retraso.

Envíe las facturas con prontitud

Intenta enviar tus facturas tan pronto como se haya entregado el producto. Cuanto antes reciba el cliente su factura, antes podrá iniciar su proceso de cuentas por pagar y efectuar el pago correspondiente. Una forma de hacerlo es establecer y comunicar una fecha de facturación fija para que los clientes puedan anticipar cuándo recibirán su factura y enviar el pago.

Incentivar el pago puntual

Ofrecer un incentivo para el pago puntual puede ser otra forma de redactar unas condiciones de factura eficaces. Algunas empresas, por ejemplo, ofrecen un descuento para las cuentas que se pagan en un determinado número de días del plazo de pago. Una estructura de descuento común es ofrecer un 1-2% de descuento en el total de cada factura si la cuenta se paga en su totalidad dentro de los primeros 10 días de un ciclo de facturación.

Enviar recordatorios de pago

A veces, los clientes pagan las facturas con retraso porque se les ha pasado por alto. El envío de recordatorios de pago, especialmente en el caso de un plazo de pago más largo como un net 45, puede ayudar a garantizar que los clientes se acuerden de presentar el pago a tiempo.

Presentar las facturas electrónicamente

Redactar y enviar sus facturas electrónicamente puede ser una forma más eficiente de facturar a los clientes y recibir los pagos porque es una manera rápida y fácil de hacerles llegar la información que necesitan. Además, es más probable que las facturas electrónicas acaben en el lugar correcto, ya que es probable que utilices la misma dirección de correo electrónico para enviar las facturas cada vez que salgan.

Recibir los pagos por vía electrónica

Recibir los pagos electrónicamente puede ser otra forma de recibir el pago con mayor rapidez y hacer un seguimiento eficiente de esos recibos. Intente incluir una declaración de preferencia de pago electrónico en el lenguaje de su factura para animar a los clientes a pagar en línea, si tiene sentido para su situación. Asegúrate de pensar en el tipo de cliente y en sus preferencias cuando decidas si ofreces o exiges el envío de pagos en línea.

Ofrezca múltiples opciones de pago

También puede ser útil permitir múltiples opciones de pago y escribir esta flexibilidad en las condiciones de sus facturas. Incluso si se centra en los pagos electrónicos, puede considerar la posibilidad de aceptar pagos por transferencia electrónica de fondos (TEF), pagos con tarjeta de débito y crédito o incluso opciones de servicios de pago de terceros. Esta flexibilidad puede dar lugar a una recepción más rápida de los fondos que se le deben.

Mantén firmes las fechas de entrega

Incluir fechas de vencimiento no negociables en las condiciones de sus facturas puede ayudar a garantizar el pago puntual porque establece una expectativa de puntualidad. Aunque una concesión ocasional por retraso puede ser beneficiosa para las relaciones con sus clientes y consumidores, considere la posibilidad de ejercer estas flexibilidades mínimamente.

Concilie los informes con frecuencia

Identificar con frecuencia si hay cuentas vencidas y cuáles son, puede ser una estrategia eficaz de gestión de facturas. Considere la posibilidad de incluir el periodo de conciliación en las condiciones de la factura o en el acuerdo ampliado con el cliente. Es más probable que los clientes paguen a tiempo si saben que usted controla de cerca sus cuentas.