Fundación con fines de lucro vs. sin fines de lucro: Diferencias clave entre organizaciones

Las empresas pueden tener diferentes estructuras de propiedad, como sociedades o corporaciones. También pueden tener diferentes objetivos y usos de financiación, lo que a menudo diferencia a una empresa con ánimo de lucro de una organización sin ánimo de lucro. Entender las diferencias entre las entidades con y sin ánimo de lucro puede ayudarte a tomar una decisión profesional informada. En este artículo, explicamos qué es una empresa con ánimo de lucro, describimos qué es una empresa sin ánimo de lucro y ofrecemos nueve diferencias clave entre los dos tipos de organización.

140 Títulos de trabajo sin ánimo de lucro a tener en cuenta

¿Qué es una empresa con ánimo de lucro?

Un negocio con ánimo de lucro es una empresa cuyo objetivo principal es obtener ingresos y beneficios para sus fundadores, dirigentes y empleados. La empresa reparte los ingresos que obtiene después de pagar sus gastos y deudas entre las distintas partes interesadas de la empresa de una forma predeterminada.

Relacionado: Plantilla de currículum para organizaciones sin ánimo de lucro: Cómo crear un currículum sin ánimo de lucro con ejemplos

¿Qué es una empresa sin ánimo de lucro?

Una empresa sin ánimo de lucro es una organización cuyo objetivo principal es proporcionar un beneficio benéfico a la comunidad. En lugar de obtener beneficios y distribuirlos entre los accionistas de la empresa, los beneficios obtenidos por la organización se reinvierten en la organización sin ánimo de lucro y se utilizan para promover la misión de la organización en beneficio de la comunidad a la que sirve.

Relacionado: ¿Cuál es la diferencia entre ingresos y beneficios?

Las diferencias entre las empresas con ánimo de lucro y las sin ánimo de lucro

Además del uso de los beneficios, hay una serie de diferencias funcionales e idealistas entre las organizaciones con y sin ánimo de lucro. Revise esta lista de las nueve mayores distinciones entre los dos tipos de empresas para saber más:

1. Financiación

Una de las mayores diferencias entre las organizaciones con y sin ánimo de lucro es la forma en que consiguen capital para sus empresas. Tradicionalmente, las empresas con ánimo de lucro buscan inversores que les ayuden a poner en marcha su empresa y a mantener su crecimiento. Normalmente, estos inversores reciben una parte de los beneficios obtenidos a cambio de su inversión. Las organizaciones sin ánimo de lucro, por el contrario, buscan donaciones en lugar de inversiones. Cualquier persona, organización o institución que dé dinero a una organización sin ánimo de lucro no recibirá una parte de los beneficios. Es una donación pura y dura, no una inversión.

2. Propósito

Otra diferencia clave entre una organización con y sin ánimo de lucro es el propósito o la misión de la institución. Por lo general, las empresas con ánimo de lucro pretenden ofrecer un producto o servicio a los consumidores y obtener beneficios con ello. Una organización sin ánimo de lucro tiene como objetivo proporcionar un servicio o beneficio a la comunidad sin intención de obtener beneficios. En cambio, se centran plenamente en mejorar un aspecto social de su comunidad y no en ganar dinero.

3. Audiencia

En la mayoría de los casos, las empresas con ánimo de lucro tienen un público muy específico y definido al que dirigen su producto o servicio. Muchas empresas con ánimo de lucro llevan a cabo extensas investigaciones y análisis para encontrar a su cliente ideal y luego dedican recursos a garantizar que ese segmento de la población conozca el producto o servicio de la empresa. Las organizaciones sin ánimo de lucro suelen tener un público mucho más amplio. La mayoría debe dirigirse a un mercado que incluye a los donantes potenciales, la comunidad a la que sirve la organización, los consumidores que comprarán el servicio o el producto de la organización y los voluntarios u otras partes interesadas que trabajan con la organización.

4. Liderazgo

El comité de dirección que supervisa las operaciones de la empresa difiere sustancialmente de una empresa con ánimo de lucro a una organización sin ánimo de lucro. En una empresa con ánimo de lucro, a menudo los principales dirigentes tienen un interés financiero firme y sustancial en el éxito de la empresa. Este grupo de líderes puede ser un único propietario, un grupo de propietarios o un compendio de accionistas. Estos líderes se preocupan principalmente por aumentar los beneficios de la empresa.

En una organización sin ánimo de lucro, el comité de dirección suele ser un consejo de administración que no obtiene ningún beneficio económico de su afiliación a la empresa. En lugar de ello, guían a la organización teniendo en cuenta el grado de cumplimiento de la misión de la empresa y buscando formas de mejorar el alcance de la comunidad, el reconocimiento y las donaciones.

5. Cultura

La cultura empresarial de una compañía con ánimo de lucro suele centrarse en cómo mejorar las ventas y los beneficios. La mayoría de los debates organizativos y la mentalidad general del grupo se centran en las mejores formas de alcanzar los objetivos financieros. En cambio, en una organización sin ánimo de lucro, la cultura suele estar más orientada a la comunidad. En lugar de discutir sobre las formas de ganar más dinero, los empleados, voluntarios y líderes dedican su tiempo a pensar en las formas en que pueden beneficiar a su comunidad y aumentar la eficacia social de los esfuerzos de su organización.

6. Impuestos

La legislación fiscal difiere sustancialmente entre las empresas con ánimo de lucro y las instituciones sin ánimo de lucro. En la mayoría de los casos, las empresas con ánimo de lucro deben pagar impuestos sobre sus actividades y beneficios según lo estipulado por el gobierno federal y estatal. Las organizaciones sin ánimo de lucro deben recibir una designación fiscal especial del gobierno, normalmente registrándose como 501(c)3, pero una vez que lo han hecho, reciben beneficios fiscales de los que no disponen las empresas con ánimo de lucro. Al considerar las implicaciones fiscales, siempre es mejor consultar a un profesional de la fiscalidad para obtener la información más actualizada y aplicable a su situación.

7. Personal

Por lo general, el personal de una empresa con ánimo de lucro está formado por empleados remunerados y, potencialmente, por algunos becarios no remunerados. Los empleados que trabajan para una empresa con ánimo de lucro suelen hacerlo para ganarse la vida, más que por un compromiso singular con la causa o la misión de la empresa. Las organizaciones sin ánimo de lucro, sin embargo, suelen funcionar con un equipo de voluntarios y unos pocos empleados remunerados. Estos voluntarios dan su tiempo sin ningún beneficio compensatorio porque creen en el trabajo que realiza la organización y quieren prestar un servicio a su comunidad.

8. Propiedad

Otra diferencia clave entre una organización con y sin ánimo de lucro es la propiedad. Las empresas con ánimo de lucro pueden tener diferentes modelos de propiedad, pero la propiedad física e intelectual que utiliza la empresa es técnicamente propiedad de quien mantiene el control de la misma. En una organización sin ánimo de lucro, no hay verdaderos propietarios. Es una entidad de titularidad pública, y ningún miembro de la organización puede apropiarse de la propiedad física o intelectual que utiliza como compensación por su trabajo en la institución.

9. Rendición de cuentas

Dado que la mayoría de las organizaciones sin ánimo de lucro están exentas de impuestos, están obligadas a presentar información sobre sus prácticas financieras y empresariales a organizaciones locales y federales para rendir cuentas. Normalmente, las organizaciones sin ánimo de lucro lo hacen anualmente con un documento llamado Formulario 990 del IRS. Las instituciones con ánimo de lucro no están obligadas a presentar información de rendición de cuentas, ya que pagan impuestos sobre sus ingresos y beneficios. Como siempre, lo mejor es consultar con un profesional de los impuestos para determinar cómo mantener el cumplimiento.

Te recomendamos

Cómo convertirse en un BCBA en 2021

Cómo desarrollar una estrategia de crecimiento (incluye ejemplos)

Cómo convertirse en un ajustador de seguros

Consejos para comunicarse con los ejecutivos

16 Mejores prácticas de etiqueta para el correo electrónico en el lugar de trabajo

Cómo hacerse amigo de su jefe