5 pasos para entrar en un programa de enfermería

La enfermería puede ser tu carrera si te gusta ayudar a la gente y trabajar en la sanidad. Para convertirse en enfermero en activo, debe ser admitido en un programa de enfermería, realizar un examen de licencia y buscar un puesto que se ajuste a sus habilidades.

En este artículo, te explicamos los pasos que puedes dar para mejorar tus posibilidades de entrar en el programa de enfermería que elijas.

Relacionado: La guía del recién graduado para la búsqueda de empleo  Cómo encontrar tu pasión para una carrera más satisfactoria

Cómo acceder a un programa de enfermería

Para elegir y matricularse en el programa de enfermería adecuado, sigue estos pasos:

1. Investigar un poco

La carrera de enfermería puede ser gratificante, pero tendrás que asegurarte de elegir la especialidad adecuada para tus objetivos profesionales. Para ver qué puede interesarte, investiga algunos de los diferentes tipos de enfermería, así como las funciones típicas de cada puesto y los rangos salariales. Investiga los puestos de nivel inicial, como el de auxiliar de enfermería o el de enfermera titulada, y los puestos de nivel ejecutivo, como el de jefe de enfermería o el de director de enfermería. También puedes buscar oportunidades de voluntariado en hospitales, donde podrás observar más directamente las responsabilidades diarias de una enfermera.

Relacionado:  Aprender a ser enfermero

2. Examinar los diferentes caminos de la enfermería

Una vez que hayas investigado, podrás decidir cuál es tu carrera de enfermería. Las opciones más comunes son las de enfermera práctica licenciada o enfermera titulada. Existen otras certificaciones de especialidad, como la de enfermera certificada en oncología, enfermera de familia o enfermera anestesista certificada, pero suelen requerir una formación adicional. Estas son algunas de las rutas de enfermería más comunes: 

  • Enfermero/a práctico/a licenciado/a: Una enfermera diplomada trabaja bajo la supervisión de médicos y enfermeras tituladas. Comprueban la altura, el peso y las constantes vitales, como la tensión arterial, el pulso y la temperatura. En el caso de los pacientes con estancias más largas, ayudarán a su comodidad y darán informes sobre el estado del paciente a los enfermeros o a los médicos. Los programas de LPN suelen durar aproximadamente un año e incluyen la realización y aprobación de un examen administrado por el estado llamado NCLEX-PN.

  • Enfermera titulada: La responsabilidad principal de un enfermero/a es la atención al paciente. Realizarán tareas similares a las de una enfermera diplomada, pero también pueden tener tareas adicionales como la administración de pruebas diagnósticas y el análisis de los resultados. Otras responsabilidades pueden incluir los planes de tratamiento de los pacientes. Para convertirse en enfermera registrada, deberá obtener un título de una institución acreditada.

Los programas de RN incluyen el ASN o el BSN:

  • Grado en enfermería: Esto proporciona una base sólida en la atención sanitaria. El programa incluye cursos generales de salud, como biología y anatomía, así como horas clínicas. Este programa suele completarse en dos años. Tras la graduación, te presentarás al examen NCLEX-RN;

  • Licenciatura en Enfermería: El BSN también proporciona una base sólida para una carrera en la atención sanitaria, pero se centra más en el desarrollo profesional y el liderazgo. Además de los cursos generales y las horas clínicas, el BSN incluye cursos adicionales más especializados, como investigación en enfermería, teoría de la enfermería, microbiología y prevención de enfermedades. El BSN se suele completar en cuatro años. Al igual que en el caso del ASN, te presentarás al examen NCLEX-RN después de haber obtenido tu título.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que las LPN pueden decidir convertirse en RN. Si este fuera el caso, sólo necesitarías un año de estudios adicionales y hacer y aprobar el examen NCLEX-RN. Del mismo modo, si decides obtener un BSN después de haber recibido un ASN, sólo necesitarás dos años de estudios adicionales. Algunos pueden optar por esta vía si más adelante deciden que quieren tener un mayor papel de liderazgo o quieren obtener una licencia de especialidad y necesitan obtener su maestría.

3. Aprender los requisitos que debes cumplir para tu trayectoria profesional

Una vez que te hayas decidido por un camino, tendrás que mirar los requisitos de los programas que te interesan. La mayoría de estos programas tienen sesiones informativas en las que puedes aprender más sobre el programa y hacer preguntas. Asistir a estas sesiones te ayudará a decidir qué programa de estudios será el mejor para ti. Los requisitos más comunes incluyen clases relacionadas tomadas en la escuela secundaria, como anatomía o biología;

Relacionado:  Cómo incluir cursos relevantes en un currículum de estudiante

4. Preparar y realizar un examen de acceso

La mayoría de los programas exigen la superación de una prueba de acceso. Cuando compruebes los requisitos de los distintos programas, te dirá qué prueba de acceso debes hacer. Algunos de los exámenes requeridos más comunes son el National League for Nursing Pre-Admission Exam, el Health Education Systems Inc. o el examen de aptitud de la Oficina de Servicios Psicológicos. Estos exámenes son similares al ACT y al SAT, pero son específicos de enfermería.

5. Aplicar a los programas disponibles

A veces, es útil solicitar varios programas de enfermería diferentes. Una vez que hayas visitado todas las sesiones informativas disponibles, clasifica las escuelas en orden de tus preferencias. Los requisitos de solicitud más comunes incluirán una solicitud totalmente cumplimentada, tu expediente académico oficial de la escuela secundaria o del GED, los resultados de los exámenes estandarizados, ensayos y posiblemente cartas de recomendación. Algunos programas pueden incluir una cuota de solicitud junto con una fecha límite para presentarla.

Relacionado: La guía del recién graduado’para la búsqueda de empleo

Consejos para el proceso de solicitud

Aquí tienes algunos consejos adicionales para ayudarte a entrar en el programa de enfermería que elijas:

  • Asegúrese de que su solicitud está completa: Cada programa puede tener requisitos diferentes, así que asegúrate de dedicar tiempo a revisar cada solicitud para comprobar que está completa y es correcta.

  • Preséntese pronto: Comprueba los plazos de los programas a los que te presentas y trata de presentarlos con antelación. Presentar tu solicitud con antelación demuestra tu deseo de participar en el programa. También puede garantizar que su solicitud se estudie más rápido y con mayor detenimiento 

  • Prepárese para una entrevista de entrada: Aunque no todos los programas de enfermería exigen una entrevista de acceso, algunos lo harán. Si forma parte de los requisitos de tu programa, asegúrate de prepararla con antelación.

  • Sé persistente: Aunque no consiga entrar en todos los programas, sea tenaz y vuelva a solicitarlo. A lo largo del proceso, estarás aprendiendo continuamente y descubrirás lo que funciona y lo que no. Este proceso de aprendizaje te ayudará a entrar en el programa adecuado para ti.