8 Señales de que usted es un pensador estratégico (y cómo desarrollar habilidades de pensamiento estratégico)

El pensamiento estratégico es importante para las empresas porque les permite encontrar soluciones creativas a los problemas cotidianos. Su empresa puede beneficiarse de tener empleados que sean pensadores estratégicos eficaces, y usted puede posicionarse para un ascenso si tiene esa capacidad. Puede medir su propia capacidad de pensamiento estratégico identificando los signos.

En este artículo, analizamos qué es el pensamiento estratégico, por qué es importante, los signos que indican que usted es un pensador estratégico y los pasos que puede dar para desarrollar fuertes habilidades de pensamiento estratégico.

¿Qué es el pensamiento estratégico?

Al buscar cuidadosa y deliberadamente las vulnerabilidades y amenazas mientras se buscan oportunidades, el pensamiento estratégico es un proceso de pensamiento racional que considera una serie de variables.

Relacionado: 5 Consejos Para Pensar Estratégicamente En El Trabajo

¿Por qué es importante el pensamiento estratégico?

El pensamiento estratégico es importante porque le lleva a ser capaz de crear un conjunto claro de planes, objetivos y nuevas ideas. Independientemente del sector en el que se encuentre, las nuevas tendencias pueden desarrollarse con rapidez y debe ser capaz de aprovecharlas rápidamente para capitalizar las oportunidades potenciales. Si utiliza el pensamiento estratégico, podrá ser más hábil a la hora de aprovechar las nuevas oportunidades y prever las tendencias.

Además, el pensamiento estratégico le permite hacer mayores contribuciones en su puesto y asegurarse de que sigue siendo un empleado esencial dentro de la organización. También puede ayudar a demostrar a su empleador que está preparado para nuevas oportunidades.

Relacionado 5 habilidades de pensamiento crítico para usar en el trabajo (y cómo mejorarlas)

Señales de que eres un pensador estratégico

Estos son algunos signos de que usted' es un pensador estratégico:

  • Dedicar tiempo a la autorreflexión: Si con frecuencia se encuentra reflexionando sobre su trabajo, las tareas realizadas o las experiencias que desearía que hubieran sido diferentes, es probable que sea un pensador estratégico. Una de las características de los pensadores estratégicos es reflexionar sobre los acontecimientos y las experiencias y, a continuación, utilizar ese conocimiento para influir en su rendimiento futuro.
  • Hacer muchas preguntas: Los pensadores estratégicos intentan comprender el contexto y evitar los problemas que podrían surgir asegurándose de que todos los implicados entienden lo que tienen que hacer y por qué. Los pensadores estratégicos se preguntan por qué un asunto es importante, qué factores clave han llevado a una decisión, qué resultado es el más deseable y a quién afectará.
  • Compartimentar las distracciones: Si es usted un pensador estratégico, probablemente sea eficaz a la hora de compartimentar sus responsabilidades y minimizar las distracciones para centrarse en la prioridad más relevante y elevada.
  • Establecer objetivos regulares: Los pensadores estratégicos suelen fijarse objetivos de rendimiento para seguir progresando profesionalmente.
  • Demostrar decisión: Los pensadores estratégicos comprenden la importancia de ser decisivos en su toma de decisiones. Reúnen información de manera eficiente y luego toman una decisión basada en esa información. Reconocen que para tomar decisiones y ser decisivos se necesita tanto conocimiento como confianza.
  • Acogida a la retroalimentación: Otra señal de que usted es un pensador estratégico es que colabora con los demás y está abierto a recibir comentarios para mejorar sus capacidades.
  • Disfrutar ayudando a los demás: A los pensadores estratégicos les suele gustar ayudar a los demás a dar lo mejor de sí mismos y a alcanzar su máximo potencial. Reconocen que es importante ayudar a todos a superar los retos para alcanzar los objetivos de toda la empresa.
  • Planificación de los objetivos profesionales a largo plazo: Si usted es una persona que imagina regularmente dónde estará profesionalmente dentro de uno o incluso cinco años y comienza a dar los pasos para llegar a donde necesita estar, entonces es probable que sea un pensador estratégico.

Relacionado: Guía completa para establecer objetivos estratégicos (con ejemplos)

Cómo desarrollar habilidades de pensamiento estratégico

Estos son los pasos que debe dar para seguir desarrollando sus habilidades de pensamiento estratégico:

1. Pausa y reflexión

El primer paso que debe dar para mejorar sus habilidades de pensamiento estratégico es comprometerse a frenar y dedicar tiempo a reflexionar sobre una situación. Para asegurarse de que lo hace con regularidad, puede programar un tiempo al día o a la semana para dedicar activamente un tiempo a pensar. Podría planear hacerlo durante su paseo matutino, mientras conduce hacia el trabajo por la mañana o simplemente durante un momento del día en el que esté solo.

Independientemente del momento en que decida dedicar su tiempo a la autorreflexión, asegúrese de que se encuentra en un lugar tranquilo y de que repite el hábito con regularidad. Recuerda que cuanto más a menudo lo hagas, mejor serás.

2. Cambie conscientemente su estilo de pensamiento

El pensamiento estratégico requiere que participes en dos tipos diferentes de pensamiento: el pensamiento divergente, en el que observas una situación en su totalidad y generas ideas, y el pensamiento convergente, en el que observas detenidamente las ideas generadas y las ordenas racionalmente.

3. Ganar experiencias e ideas

Cuantas más experiencias e ideas conozca, más estratégicamente podrá evaluar una situación. Para desarrollar su pensamiento estratégico, intente adquirir nuevas experiencias siempre que sea posible. Visite nuevos lugares y conozca y mantenga conversaciones con nuevas personas. Incluso puede limitarse a tomar una ruta diferente para volver a casa después del trabajo o visitar una parte nueva para estimular su mente.

4. Discuta ideas con personas que piensan de forma diferente a la suya

Otra forma de mejorar sus habilidades de pensamiento estratégico es debatir ideas con otras personas, especialmente con las que tienen perspectivas diferentes a las suyas. De esta forma, le resultará más fácil contemplar las situaciones de forma diferente. Si necesita resolver un problema, reunir a personas muy diferentes, como personas creativas y técnicas o introvertidas y extravertidas, puede ser extremadamente útil para generar nuevas ideas.

5. 1. Animar a los demás a pensar estratégicamente

También debe animar a otras personas a pensar estratégicamente. Considere la posibilidad de recompensar a las personas de su equipo por identificar formas nuevas y creativas de hacer las cosas. Incluso el reconocimiento público puede fomentar la innovación entre un equipo y ayudar a crear toda una cultura de pensamiento estratégico.

6. Tomar decisiones sobre qué hacer a continuación

Parte de ser un pensador estratégico es ejecutar lo que se aprende. Después de dedicar tiempo a pensar y generar ideas, tiene que ejecutar su estrategia. Identifique los recursos que necesita para ejecutar su idea y pase a la acción.