Pensar vs. Sentir en el trabajo: ¿Cuál es la diferencia?

Cada persona tiene una personalidad única que aporta diversidad y diferentes perspectivas al entorno laboral. El Indicador de Tipo Myers-Briggs (MBTI) es un test que indica a las personas cuál de los 16 tipos de personalidad previstos poseen y cómo sus personalidades les ayudan a tomar decisiones. Las personas que realizan la evaluación pueden determinar si son más propensas a utilizar las preferencias de pensamiento o de sentimiento y cómo aplicar mejor su tipo de personalidad a la hora de tomar decisiones en su vida personal y laboral.

En este artículo, definimos el pensamiento y el sentimiento, comparamos estos dos tipos de personalidad en el trabajo y ofrecemos consejos para trabajar tanto con los pensadores como con los sentidores.

Relacionado: Los 16 tipos de personalidad de Myers-Briggs: Qué son y qué significan

¿Qué es el pensamiento?

El pensamiento es una de las cuatro categorías que forman las 16 personalidades generales de la evaluación MBTI. El test es un inventario autocompletado que evalúa qué tipo de personalidad tiene y cómo percibe el mundo que le rodea. Las personas con el rasgo de pensamiento, o pensadores, confían mucho en la información objetiva en todos los ámbitos de su vida. Son pensadores críticos que evalúan las situaciones y las personas basándose en la lógica y los hechos y se centran en la resolución de problemas cuando se enfrentan a retos personales o laborales.

Hay muchos rasgos de personalidad comunes a los pensadores. Algunos de ellos son

  • Rational
  • Crítica
  • Objetivo
  • Inquisitivo
  • Introspectiva
  • Analítico

¿Qué se siente?

El sentimiento es otro rasgo que se encuentra en la evaluación del MBTI. Las personas con el rasgo del sentimiento, o feelers, suelen ser conscientes no sólo de sus propias emociones sino también de las de los demás. Son protectores de las personas que valoran, lo que afecta a los esfuerzos que realizan tanto a nivel personal como profesional. Se centran en sus emociones y pueden mostrar respuestas motivadas por las emociones en lugar de la toma de decisiones objetiva que los pensadores podrían enfatizar.

Las personas que sienten poseen muchos rasgos de personalidad, como:

  • Gentileza
  • Atención
  • Compasión
  • Empatía
  • Ayuda
  • Alimentar las capacidades

Pensar frente a sentir en el lugar de trabajo

Mientras trabajas, es posible que interactúes con personas que piensan y que sienten. Las personas con rasgos de pensamiento interactúan y visualizan el mundo de forma diferente a las que tienen rasgos de sentimiento. Esta es una lista de las diferencias entre los pensadores y los sentidores en el lugar de trabajo:

Opciones de carrera

Debido a su naturaleza analítica, los pensadores destacan en carreras racionales y sistemáticas. Algunas de ellas incluyen trabajos relacionados con la informática, los negocios, las matemáticas y la ingeniería. Algunas de las carreras que los pensadores pueden disfrutar en función de su personalidad y experiencia laboral son:

  • Abogado
  • Cirujano
  • Matemático
  • Desarrollador de software
  • Mecánico
  • Director de ventas
  • Administrador de la escuela
  • Agente de seguros

Por el contrario, los sentidores disfrutan cuidando de los demás y destacan por mantener la comodidad y la conexión de las personas entre sí. Sobresalen en los trabajos en los que pueden utilizar sus habilidades para ser cuidadores o proyectar sus emociones a través del arte. Algunos de los trabajos que pueden ser adecuados para los feelers en función de su personalidad y habilidades son los siguientes:

  • Profesor
  • Escritor
  • Pediatra
  • Artista
  • Psicólogo
  • Trabajador social
  • Técnico veterinario
  • Auxiliar de salud a domicilio

Relacionado: Cómo utilizar su tipo de Myers-Briggs para avanzar en su carrera

Estilo de comunicación

Los pensadores suelen comunicarse analizando las conversaciones antes de responder. Exploran las diferentes formas en que podrían responder y centran sus respuestas en transmitir con precisión sus perspectivas sobre un determinado tema. Están orientados a los objetivos cuando se comunican y mantienen la objetividad de la conversación, a la vez que cambian su enfoque hacia la solución de un problema, si es posible.

Al contrario que los pensadores, los sentidores priorizan las emociones sobre la objetividad y centran sus discusiones en las emociones y opiniones de los participantes en la conversación. Suelen intentar que todos los participantes en una conversación se sientan cómodos y comprendidos. También utilizan el lenguaje corporal para comunicarse, imitando a los demás en una conversación para entender y empatizar con lo que sienten los demás.

Relacionado: 4 Estilos de comunicación

Motivaciones

En todos los lugares de trabajo hay motivadores particulares que inspiran a los empleados a optimizar continuamente su rendimiento mientras trabajan. Los sentimentales suelen preferir los motivadores extrínsecos, como un aumento de sueldo o un ascenso dentro de la empresa. Algo que un pensador puede visualizar y alcanzar en su futuro próximo le inspira a trabajar duro, mientras que los sentidores prefieren los motivadores intrínsecos. Los sentimentales suelen apreciar el saber que el trabajo que hacen ayuda a la gente y afecta positivamente a los objetivos a largo plazo de su empresa.

Relacionado: Tipos de motivación en el trabajo (con ejemplos)

7. Manejar los enfrentamientos

Los pensadores suelen enfrentarse directamente a los conflictos. Perciben las señales externas de un conflicto inminente y se ponen en contacto directamente con la parte agraviada para discutir los obstáculos particulares desde un punto de vista racional y objetivo. Utilizan la lógica y aportan múltiples datos para demostrar su punto de vista. Por el contrario, como los sentidores son empáticos, tienden a evitar el conflicto cuando es posible. Aunque generalmente pueden observar los cambios en el lenguaje corporal de una persona agraviada que tiene pensamientos diferentes a los suyos, los feelers pueden permanecer en silencio en lugar de decir algo que afecte a los sentimientos de otra persona o que cree un ambiente de trabajo incómodo.

Consejos para interactuar con los pensadores

He aquí algunos consejos útiles para directivos o compañeros de trabajo sobre cómo entablar con éxito conversaciones con pensadores:

  • Intente comenzar una conversación con una lista de puntos lógicos. Esto puede ser una base más útil para la discusión.
  • Mantenga un lenguaje lo más objetivo posible y sea breve al exponer sus puntos. Los pensadores son racionales y es más probable que escuchen activamente una conversación si te abstienes de incluir razonamientos emocionales en tus puntos.
  • Intenta mostrarte tranquilo y razonable mientras continúas una discusión. Los pensadores suelen sentirse más cómodos con la razón que con las discusiones centradas en la emoción.
  • Tenga en cuenta la opinión de un pensador' para asegurarse de que una discusión sigue siendo lógica y objetiva.

Consejos para interactuar con los «feelers

Intenta emplear algunos de estos consejos para entablar una discusión significativa con un presentista:

  • Intente comenzar una conversación con puntos en los que ambos estén de acuerdo. Esto permite que un interlocutor comprenda que usted' está dispuesto a colaborar en un tema.
  • Centrarse en las preocupaciones de los interlocutores. Es más probable que una conversación progrese positivamente si un feeler sabe que entiendes sus opiniones.
  • Considere la posibilidad de dejar que un sentidor hable sin interrupción sobre sus opiniones. A menudo quieren sentirse valorados en una conversación en lugar de pasar directamente a la parte de resolución de problemas de una discusión.