Qué hacer cuando pierdes un trabajo

La pérdida inesperada de un empleo puede ser difícil de afrontar. Seguir un enfoque sistemático en esta situación puede ayudar a que las cosas sean menos abrumadoras. Después de perder un trabajo, hay que lidiar con los ajustes que resultan de esta transición y luego centrarse en el futuro y en encontrar nuevas oportunidades.

En este artículo, le ofrecemos 18 pasos que puede seguir tras perder su empleo.

Relacionado: Cómo afrontar la pérdida de empleo

18 pasos a seguir después de perder un trabajo

Los siguientes pasos le ayudarán en esta transición, sea cual sea su situación.

1. Procese sus sentimientos

Es probable que pase por una serie de emociones tras recibir la noticia de su empleador. Al principio, puede sentirse triste o enfadado por sus circunstancias. En algunas situaciones, puede incluso sentir alivio por tener la oportunidad de encontrar un nuevo puesto o una nueva trayectoria profesional. Permítase sentir estas emociones y pida ayuda cuando la necesite.

Justo después de perder el trabajo es también un buen momento para reflexionar—tratar de entender por qué te sientes así. Cuando lo haces, puede servirte de estímulo para dar los siguientes pasos. Por ejemplo, cuando te das cuenta de que las incógnitas actuales te ponen nervioso, te demuestra que debes empezar a hacer planes para calmar esos miedos.

2. Dígale a la gente

Lo primero que debes hacer es decírselo a tu familia o a cualquier otra persona a la que apoyes. Sé honesto con la situación, y luego habla de tus próximos pasos y de cualquier cambio que debas hacer durante este periodo de adaptación. También puedes mencionar esta noticia a tus amigos para que sean conscientes de tu situación. Es posible que puedan aconsejarte, ayudarte a buscar oportunidades o darte apoyo de otras formas significativas.

3. Solicitar el paro

Si has perdido tu trabajo por causas ajenas a tu voluntad, como un despido, deberías tener derecho a las prestaciones por desempleo. Vaya a la página web del Departamento de Trabajo de su estado y solicite el subsidio lo antes posible para poder empezar a cobrarlo cuanto antes. Además, asegúrate de saber cuánto recibirás cada semana en prestaciones laborales y si hay límites de tiempo para recibirlas

4. Revise sus opciones de seguro médico

Consulte con el departamento de recursos humanos de su empresa las opciones de seguro médico. Es posible que le permitan continuar con la cobertura existente proporcionada por el empleador durante un periodo determinado a través de la Ley federal de Reconciliación del Presupuesto Ómnibus Consolidado (COBRA). Sin embargo, es probable que tenga que pagar la totalidad de la prima mensual porque su antigua empresa ya no subvenciona el coste.

Si es posible, averigüe si puede recibir cobertura a través del plan de su cónyuge. De lo contrario, puede investigar las opciones de planes de asistencia sanitaria no proporcionados por el empleador o pedir sugerencias a sus amigos. La pérdida de un empleo suele ser un acontecimiento que da derecho a adquirir una cobertura de seguro fuera de los periodos de inscripción.

5. Decida qué hacer con su 401(k)

Si tenía un plan de jubilación 401(k) con su empresa, averigüe qué puede hacer con él al dejar el trabajo. Sus opciones pueden variar en función del empleador o del plan. Sin embargo, a menudo puede elegir entre las siguientes:

  • Dejar el dinero invertido al empresario: Si el saldo es de al menos 5.000 dólares, normalmente puedes mantener la cuenta, pero es posible que tengas que pagar cuotas de mantenimiento y seguir ciertas restricciones.
  • Transfiere el dinero a un 401(k) con un nuevo empleador: Si encuentra un nuevo trabajo que ofrezca un plan 401(k), puede transferir los fondos de su cuenta actual a la nueva sin impuestos ni penalizaciones. Asegúrese de investigar cómo es el proceso de transición para asegurarse de que puede hacerlo sin problemas.
  • Trasladar el dinero a una cuenta IRA: Si su saldo era inferior a 5.000 dólares y todavía no tiene un nuevo empleador, puede trasladar los fondos a una cuenta individual de jubilación (IRA). En estas cuentas con impuestos diferidos, pagas impuestos cuando retiras los fondos a la edad de jubilación.
  • Cobrar el 401(k): Si no puede utilizar las opciones anteriores, su empresa puede enviarle el saldo de su cuenta en forma de cheque. Sin embargo, el cobro de un 401(k) le deja sujeto a penalizaciones y a una retención fiscal del 20%.

Relacionado: Relacionado: 4 cosas que puede hacer con su 401(k) después de dejar su trabajo

6. Desarrollar un presupuesto

Aunque reciba la indemnización por despido o las prestaciones por desempleo, es posible que sus ingresos no alcancen el mismo nivel que antes. Analice su presupuesto actual y haga los ajustes necesarios. Puede empezar por los gastos más pequeños, como reducir las idas y venidas diarias a por el café o la comida para llevar al restaurante. También puedes recortar todo aquello de lo que sabes que puedes prescindir por ahora, como la cuota del gimnasio o la suscripción a un servicio de streaming. No puedes eliminar ciertos gastos, así que debes centrarte en asegurarte de que tienes suficiente dinero para cubrirlos.

Relacionado: Cómo crear un presupuesto en 7 pasos

7. Establecer un calendario para sí mismo

Una vez organizadas las necesidades, debes hacer de la búsqueda de empleo tu prioridad. Para mantener una rutina, trata tus días como si tuvieras un empleo—pon una alarma por la mañana, dúchate, vístete y elige una hora concreta para empezar a trabajar. Tu horario puede mantenerte en el camino y motivado. El desempleo también te ofrece más libertad, así que reserva tiempo para ti y tus intereses. Participar en actividades no profesionales puede ayudarte a conocer gente nueva y a crear tu red de contactos. Estas aficiones o actividades pueden incluso encerrar el potencial de una nueva carrera u oportunidades de trabajo.

8. Determine su trayectoria profesional deseada

Cuando pienses en buscar un nuevo trabajo, reflexiona sobre el tipo de carrera que quieres tener. Si no estaba plenamente satisfecho en su antiguo puesto, ahora tiene la libertad de buscar oportunidades que se ajusten mejor a sus intereses o capacidades. Piensa en lo que más te gusta hacer y busca trabajos que incluyan esas habilidades o responsabilidades. Hacer esto le da una idea de lo que podría servir como buenas opciones y de si puede necesitar obtener credenciales adicionales para pasar a esas funciones.

Si determina que quiere cambiar de carrera, puede que tenga que ser más flexible. Con menos experiencia que otros candidatos, es posible que tenga que trabajar para llegar a puestos más avanzados. También puedes buscar trabajos temporales o con contrato, que te permiten probar carreras para decidir si te parecen una buena opción.

9. Evaluar su presencia en línea

Cuando los posibles empleadores te buscan en Internet o comprueban tus antecedentes, es posible que encuentren tus perfiles en las redes sociales. Quieres que estas páginas públicas sean un reflejo positivo de ti mismo, así que asegúrate de que el contenido o las imágenes publicadas sean apropiadas para el trabajo. También puedes utilizarlas para mostrar tus cualificaciones profesionales o tu marca. En el caso de las profesiones creativas, puedes publicar imágenes de tu trabajo o enlaces a las entradas de tu blog. Si trabajas en un sector más técnico, puedes publicar enlaces a artículos o a la doctrina sobre tu campo. Esto demuestra que estás al día en tu sector.

10. Actualizar el currículum

A medida que vaya solicitando nuevos puestos de trabajo, asegúrese de actualizar su currículum y adaptarlo a cada uno de ellos. Los responsables de la contratación quieren candidatos que tengan habilidades, experiencias y cualificaciones relevantes. Para ello, utiliza las palabras clave de las descripciones de los puestos de trabajo en todo tu currículum para captar su atención y pasar por los posibles sistemas de seguimiento de candidatos.

Relacionado: Guía para actualizar su currículum

11. Identifique sus referencias

Es posible que los posibles empleadores le pidan referencias cuando solicite un puesto, así que tenga preparada una lista de contactos. Dependiendo de la razón por la que hayas perdido tu trabajo, es posible que sigas en contacto con tu antiguo empleador. Pregunte a sus antiguos jefes o compañeros de trabajo si pueden servirle de referencia cuando empiece a hacer entrevistas de trabajo. También puede ponerse en contacto con otros empleadores anteriores o colegas del sector que puedan hablar positivamente de sus cualificaciones.

Relacionado: Tipos de referencias y cómo conseguirlas

12. Acérquese a su red de contactos

Utiliza las redes sociales, el correo electrónico o los mensajes de texto para ponerte en contacto con tus redes personales y profesionales y hacerles saber que estás buscando un nuevo trabajo. Estas conexiones pueden ayudar a encontrar oportunidades o proporcionar referencias. Además de ayudarte a encontrar un trabajo, puedes pedirles consejo sobre el proceso de búsqueda de empleo o sobre el sector al que quieres dedicarte.

13. Enfocar su búsqueda de empleo

Aunque quiera enviar tantos currículos como sea posible, es mejor adoptar un enfoque más centrado. Solicite sólo los trabajos que se ajusten a sus cualificaciones y habilidades. Enviar solicitudes para puestos que no le interesan mucho o que no reúnen las cualificaciones necesarias puede suponer una pérdida de tiempo tanto para usted como para el responsable de la contratación. Además, cuando sabes que tienes las aptitudes o la experiencia adecuadas, te sientes más seguro al entrar en el proceso de entrevista.

14. Utiliza una variedad de opciones de búsqueda de empleo

Aunque los portales de empleo y las plataformas de búsqueda en línea son una buena manera de encontrar puestos en su área o sector, no confíe únicamente en un método. Si estás interesado en una empresa concreta, consulta su sitio web y sus redes sociales para ver si tienen vacantes o ponte en contacto con ellos directamente. También puede buscar en las agencias de empleo, aunque tenga en cuenta que algunos de esos puestos pueden ser temporales o por contrato.

Puedes conocer gente asistiendo a ferias de empleo o a eventos de networking profesional. Asegúrate de llevar currículos actualizados y tarjetas de visita que puedas repartir a posibles empleadores. Intenta asistir a eventos de networking específicos del sector o de la industria para ayudar a hacer conexiones que puedan conducir a oportunidades relevantes. Cuando asista a estos eventos, asegúrese de vestir de forma profesional y prepárese para hablar de sí mismo y de sus cualificaciones.

Relacionado: Las mejores formas de encontrar trabajo: Seis métodos que realmente funcionan

15. Dedique tiempo al desarrollo profesional

Utiliza parte de tu tiempo extra para desarrollar habilidades que te ayuden a avanzar profesionalmente. Cuando busques puestos de trabajo, fíjate en las habilidades o cualificaciones que buscan los empresarios de tu campo. Busca en Internet o en tu zona recursos y clases que te ayuden a desarrollar y practicar esas habilidades. Luego puedes incluirlas en tu currículum y hablar de ellas en las entrevistas para demostrar tu compromiso continuo con el desarrollo.

16. Practicar las técnicas de entrevista

Cuando te prepares para una entrevista con empresas, empieza a investigar las preguntas más comunes para tu campo o puesto. Puedes redactar y practicar las respuestas para sentirte más cómodo a la hora de hablar con los jefes de contratación. Practica solo o delante de un amigo que pueda darte su opinión. Además, evalúe su forma de hablar y el lenguaje corporal que utiliza, ya que pueden influir en la percepción que tienen de usted los jefes de contratación. Si se muestra seguro y con aplomo al hablar de sus cualificaciones y logros relevantes, deja una fuerte impresión.

17. Prepárate para hacer frente a tu pérdida de empleo

Los entrevistadores suelen preguntar por qué dejaste tu último trabajo, así que ten preparada una respuesta profesional. Debes centrarte en el futuro, no en el pasado, por lo que debes ser conciso y luego pasar a tus esperanzas de nuevas posibilidades. Evite hablar mal de su antiguo empleador para mantener una reputación positiva como empleado. Si perdiste el trabajo debido a tu rendimiento, aborda el tema con sinceridad y explica lo que aprendiste de la experiencia o cómo has mejorado desde entonces.

Relacionado: Cómo explicar tus razones para dejar un trabajo (con ejemplos)

18. No se desanime

Perder un trabajo y buscar uno nuevo puede ser duro, sobre todo cuando te enfrentas al rechazo. Sin embargo, recuerde que no debe tomarse las cosas como algo personal— por la razón que sea, el trabajo no funcionó, o la nueva oportunidad potencial no era la adecuada. Todavía hay muchos puestos de trabajo que pueden satisfacer sus necesidades. Mantén una actitud positiva centrándote en las victorias de cada día, estén o no relacionadas con el trabajo. Cuando te sientes feliz, te ayuda a mantenerte ilusionado con el futuro y motivado para continuar tu búsqueda.