La permanencia en un puesto de trabajo: Definición, ventajas y desventajas

Cuando trabajas para una empresa durante un largo periodo de tiempo, se te considera un empleado de larga duración. Tener esta denominación conlleva varias ventajas y desventajas para los profesionales en activo. Saber qué es la permanencia y cómo funciona te ayuda a determinar si debes permanecer con tu actual empresa durante un largo periodo o cambiar de trabajo con más frecuencia. En este artículo explicamos qué es la permanencia en un puesto de trabajo, quiénes pueden optar a ella y enumeramos las ventajas y desventajas que conlleva la permanencia.

¿Qué es la permanencia en un puesto de trabajo?

La permanencia en el puesto de trabajo se refiere al tiempo que un empleado ha trabajado para su actual empresa. Los empleados de larga duración suelen haber trabajado para una empresa durante más de cinco años, mientras que los de corta duración suelen haber trabajado allí durante menos de cinco años. Por lo tanto, si se le conoce por tener una larga permanencia, significa que lleva mucho tiempo trabajando para su empresa. Si tiene una permanencia corta, puede significar que sólo lleva días, semanas, meses o incluso algunos años trabajando para su actual empresa.

¿Qué es la titularidad académica?

En un entorno académico, la titularidad se refiere a un tipo de promoción que puede recibir un profesor cuando cumple ciertos requisitos. Normalmente, los profesores reciben la titularidad tras demostrar su compromiso con la enseñanza y con su institución en particular. Cuando uno está en el camino de la titularidad, comienza como profesor asistente, se convierte en profesor asociado y, finalmente, en catedrático.

Conseguir la titularidad como profesor significa esencialmente que tienes seguridad en el trabajo académico. Una vez que se obtiene la titularidad, su empleador sólo puede despedirle por una causa justificada o en situaciones extremas. Por ejemplo, si su institución suspende su programa, es motivo suficiente para que su empleador le cese.

Relacionado: ¿Qué es un empleado titular? Los principales beneficios de la titularidad y cómo mantenerse comprometido como tal

¿Cuáles son los requisitos para la titularidad académica?

Los requisitos para acceder a la titularidad académica varían según la institución. Cada institución de enseñanza superior tiene su propio procedimiento para conceder la titularidad a sus profesores. Normalmente, los profesores reciben la titularidad cuando han demostrado entre cinco y diez años de compromiso con la enseñanza, la investigación y su institución en particular. Hay que tener en cuenta que aunque un miembro del personal a tiempo completo trabaje en una institución durante un largo periodo, no recibe automáticamente la titularidad. Los educadores suelen tener que completar un periodo de prueba y mostrar una ética profesional antes de recibir la titularidad. Podrá conocer las condiciones exactas de la titularidad cuando reciba una carta de su institución ofreciéndole la titularidad.

¿Quién puede optar a la titularidad?

Cualquiera puede tener una larga permanencia en el puesto siempre que siga desempeñando bien su trabajo y su empleador siga contratándolo. Sin embargo, no todos los puestos de docencia e investigación siguen un itinerario de permanencia. En concreto, los profesores y los adjuntos no siguen un itinerario de permanencia.

¿Cuánto tiempo suelen permanecer los empleados en un puesto de trabajo?

Según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS), la permanencia media de los empleados es de 4,1 años. Hay que tener en cuenta que la duración de la permanencia de un empleado en un puesto de trabajo depende de varios factores, como la edad, el trabajo, el sector y la vida personal. Como es de esperar, el número de nuevas contrataciones y las separaciones entre empleados también afectan a la permanencia media.

También cabe mencionar que, según el BLS, los empleados más jóvenes tienden a cambiar de trabajo con más frecuencia que los de más edad. Por lo que respecta a los puestos de trabajo, los empleados de las ocupaciones de servicios o servicios de alimentación tienden a tener una menor permanencia en el puesto que los individuos que desempeñan funciones de gestión o profesionales. Dentro de estos últimos, los que tienen ocupaciones jurídicas, de arquitectura e ingeniería son algunos de los roles específicos que tienden a tener una mayor permanencia con su empleador.

Relacionado: ¿Cuánto tiempo debes permanecer en un trabajo?

Ventajas de la permanencia en el empleo

La permanencia en el puesto de trabajo presenta varias ventajas para los empleados, independientemente del sector en el que se encuentren. Estas son algunas de las ventajas de la permanencia en el empleo:

Experiencia en su campo

Una mayor permanencia en el puesto de trabajo suele conllevar una mayor experiencia y conocimiento en su campo. Como empleado fijo, a menudo se compromete a aumentar sus habilidades y experiencia, así como a aprender otras nuevas. Los empleadores también pueden sentirse inclinados a formarte de forma cruzada enseñándote nuevas habilidades. Esto te permite ganar más confianza y más cualificación tanto para los puestos actuales como para los futuros.

Estabilidad laboral

Los empresarios valoran a los empleados que no sólo rinden bien, sino que también demuestran su compromiso con la empresa. Tener una larga permanencia en el puesto demuestra tu lealtad y devoción tanto a la empresa para la que trabajas como a tu puesto dentro de ella. Cuando los empleadores reconocen esto, pueden sentirse más inclinados a mantenerte cerca.

Las empresas no sólo consiguen evitar la contratación y formación de nuevos empleados, sino que también consiguen mantener a sus empleados con un historial probado. Desde el punto de vista del empleado, no tiene que preocuparse tanto por su carrera o su posición en la empresa. Básicamente, su motivación y compromiso con la empresa le ayudan a conseguir una mayor estabilidad laboral.

Deja oportunidades

Los empleados o profesores universitarios que tienen la titularidad suelen tener la oportunidad de tomar una licencia profesional o personal. Estos permisos prolongados les permiten tomarse un descanso, mantenerse al día en su campo y pueden ayudarles a sentirse renovados antes de continuar con su trabajo.

Mayor libertad académica

Los profesores titulares tienen más tiempo para investigar y escribir sobre temas de investigación, aunque sean sobre temas más controvertidos. Esencialmente, pueden investigar y escribir sobre estos temas sin temer un despido o repercusiones negativas. Tener esta libertad permite a los profesores titulares desarrollar nuevas ideas que les interesan.

3. Desventajas de la permanencia en el puesto de trabajo

Aunque la titularidad puede presentar varias ventajas, también tiene sus propias desventajas. Considere las siguientes desventajas de la titularidad:

Complacencia en el desempeño

Cuando trabajas para tu empresa durante un largo periodo de tiempo, puedes perder el interés por tu trabajo. Esto puede llevarle a sentirse demasiado cómodo con su puesto, ya que no teme perderlo. Si este es el caso, es posible que sólo haga lo que se le pide sin ir más allá. Por lo tanto, esto puede disminuir la calidad y la cantidad de su trabajo.

6. Falta de promoción profesional

Aunque ser un empleado de larga duración demuestra tu dedicación y lealtad a la empresa, también puede dificultar tu avance profesional. Algunas empresas ofrecen oportunidades de formación cruzada en las que puedes aprender nuevas habilidades que te ayuden a avanzar en tu carrera. Sin embargo, permanecer en un solo puesto de trabajo puede impedirte explorar otras oportunidades laborales en las que realmente puedas destacar o avanzar en tu carrera.