Rasgos de personalidad organizados en el lugar de trabajo

El nivel de organización de un individuo puede afectar a su productividad y a sus resultados en el trabajo. Si tienes una personalidad organizada, es más probable que te mantengas concentrado, gestiones bien tu tiempo y cumplas los plazos y objetivos. También puede tomar medidas para mejorar la forma de organizar su tiempo, sus tareas y su espacio de trabajo.

En este artículo, describimos los rasgos de la personalidad organizada y los consejos para mejorarla.

¿Qué es una personalidad organizada?

Una personalidad organizada es una persona que es naturalmente ordenada, puntual y detallista. Sus hábitos y comportamientos en la vida y en el trabajo son ordenados, planificados y eficientes. Tienen una capacidad de organización natural que otros tipos de personalidad tendrían que desarrollar. Muchos empresarios valoran a los empleados con personalidades organizadas porque suelen ser fiables, eficaces y productivos en el trabajo.

Relacionado: Guía: 16 tipos de personalidad

Tipos de rasgos de personalidad organizados

Una persona muy organizada tiende a tener rasgos comunes de personalidad organizada que le permiten completar las tareas rápidamente y mantenerse concentrada en el trabajo. He aquí 11 características de las personas organizadas:

Hacen listas

Escribir las cosas hace que sean más fáciles de recordar. Una persona organizada hace listas de información importante, por ejemplo:

  • Tareas diarias
  • Fechas
  • Información de contacto
  • Ideas u observaciones
  • Peticiones de los compañeros de trabajo
  • Objetivos

Es posible que organicen los elementos de su lista por importancia, de modo que se acuerden de completar primero los más urgentes. También actualizan sus listas a lo largo del día, eliminando las tareas completadas y añadiendo otras nuevas.

Utilizan herramientas de organización

Una persona muy organizada suele tener un sistema para gestionar la información. Pueden utilizar herramientas como:

  • Hojas de cálculo
  • Calendarios
  • Planificadores diarios, semanales y mensuales
  • Aplicaciones
  • Software de gestión de proyectos
  • Programas para tomar notas

Estas herramientas les ayudan a gestionar las tareas de trabajo y a rendir a un alto nivel.

Tienen una rutina

Las personas con personalidades organizadas tienden a seguir patrones predecibles. Pueden hacer las mismas cosas—comprobar el correo electrónico, responder a las solicitudes de reunión e informar a su jefe, por ejemplo—en el mismo orden al comienzo de cada jornada laboral. Las rutinas les ayudan a completar las tareas con mayor rapidez y les convierten en colegas de confianza.

Su oficina está ordenada

El escritorio o el área de trabajo de una persona bien organizada suele estar limpio, ordenado y libre de desorden. Guardan los objetos en espacios lógicos, como cajones, estanterías y contenedores, donde pueden encontrarlos rápida y fácilmente. Es posible que utilicen etiquetas para recordar dónde se encuentran las cosas. Las personalidades organizadas guardan sólo los objetos que necesitan para evitar que se acumulen papeles y carpetas en sus escritorios. Un espacio ordenado permite a estas personas trabajar de forma más eficiente y evitar perder u olvidar archivos o documentos importantes.

Son puntuales

Las personalidades organizadas suelen llegar al trabajo o a las reuniones a tiempo o ligeramente antes. También completan sistemáticamente los proyectos a tiempo y cumplen los plazos. Es posible que establezcan recordatorios en el calendario o alertas telefónicas para mantener el horario a lo largo del día. Los directivos pueden confiar en que harán su trabajo de forma eficiente y sin necesidad de recordatorios.

Hacen las cosas de forma inmediata

Las personalidades organizadas hacen las cosas de inmediato en lugar de postergarlas. Empiezan a responder a los correos electrónicos y a completar los elementos de su lista de tareas diarias en cuanto llegan al trabajo. Si un cliente tiene un problema o un compañero de trabajo necesita ayuda, una persona organizada lo aborda inmediatamente. Este rasgo les ayuda a terminar los proyectos a tiempo y a evitar los olvidos.

Relacionado: 20 consejos de gestión del tiempo para profesionales

Piden ayuda

Las personas organizadas conocen sus puntos fuertes y débiles. Entienden que su tiempo es valioso y saben cómo utilizarlo mejor. Por lo tanto, se sienten cómodas delegando las tareas que necesitan ayuda para completar o pidiendo ayuda para asegurarse de terminar un proyecto a tiempo.

Son el optimismo

Las personas con una personalidad organizada suelen tener una actitud positiva y una perspectiva optimista. Creen que pueden realizar las tareas y producir un trabajo de calidad. La gente suele disfrutar trabajando con personas organizadas por su energía positiva.

Establecen objetivos

Las personas bien organizadas disfrutan estableciendo y alcanzando objetivos. Su alto nivel de orden y organización les permite centrarse en ese objetivo sin distraerse. Pueden priorizar fácilmente las tareas y dejar de lado las que no les ayudan a alcanzar sus ambiciones inmediatas o a largo plazo. La consecución de un objetivo o hito proporciona a las personalidades organizadas una sensación de satisfacción.

Relacionado: Establecer objetivos en el trabajo: beneficios y consejos

Planifican con antelación

A las personalidades organizadas les gusta estar preparadas para cualquier cosa que puedan encontrar en el trabajo, desde reuniones y presentaciones hasta posibles problemas. Planifican con antelación para tener tiempo suficiente para completar los proyectos y pueden tomar medidas para prevenir conflictos antes de que ocurran.

3. Saben cuándo relajarse

Las personas muy organizadas en el trabajo suelen tener la capacidad de separar su vida profesional de la personal. Desconectan del trabajo al final del día para poder relajarse y centrarse en otros compromisos. Este rasgo ayuda a evitar que las personalidades organizadas se estresen y les permite volver al trabajo al día siguiente concentrados y renovados.

Relacionado: ¿Qué son las habilidades organizativas? (con ejemplos)

Consejos para organizarse

Tanto si tienes una personalidad organizada como si quieres desarrollar mejores habilidades organizativas, aquí tienes algunos consejos para mejorar:

  • Tenga un plan al comienzo de cada día de trabajo y establezca un objetivo de lo que quiere lograr ese día.
  • Cada viernes, elabore un plan básico que enumere un par de tareas que desee realizar cada día de la semana siguiente.
  • Crea listas diarias, semanales y mensuales de las cosas que tienes que hacer por orden de importancia para poder priorizarlas adecuadamente.
  • Utiliza herramientas como calendarios, software de programación y planificadores para organizar las tareas, los proyectos y las reuniones.
  • Delegue tareas en sus compañeros de trabajo si necesita ayuda para completar un proyecto.
  • Utilice la función de clasificación de su servicio de correo electrónico para catalogar automáticamente los mensajes entrantes por tema, tipo o prioridad.
  • Intenta mantener a cero el número de mensajes nuevos en tu bandeja de entrada borrando los correos basura o innecesarios y archivando los demás.
  • Una vez a la semana, limpia tu escritorio guardando los objetos en cajones y armarios y tirando los suministros y materiales que ya no necesites.
  • Céntrese en una tarea a la vez en lugar de hacer varias cosas a la vez para prestarle toda su atención antes de pasar a la siguiente.
  • Tómese breves descansos a lo largo del día para refrescarse y recuperar la concentración entre las tareas de su lista de tareas pendientes.
  • Poner el móvil en silencio y apagar las notificaciones para evitar que te distraigan de las tareas importantes.
  • Intenta trabajar con documentos digitales en lugar de papel para evitar el desorden y mantener tu escritorio limpio y organizado.
  • Anula la suscripción al spam y a las listas de correo electrónico que ya no necesitas.
  • Mantenga los suministros, manuales y otros artículos que más utiliza a lo largo del día más cerca de usted, y guarde los que utiliza con menos frecuencia en un cajón.

Seguir estos pasos puede ayudarte a gestionar bien tu tiempo, mantenerte concentrado y priorizar las tareas en el trabajo.

Relacionado: 14 maneras de organizarse en el trabajo

Los mejores trabajos para personalidades organizadas

Las personalidades organizadas suelen tener éxito en trabajos que implican plazos, datos, sistemas complejos y atención al detalle. Algunos de los mejores trabajos para personalidades organizadas son:

  • Subtitulador o transcriptor
  • Empleado de entrada de datos
  • Corrector o editor
  • Archivero de museos
  • Agente inmobiliario
  • Diseñador de interiores
  • Contable
  • Abogado
  • Gestor de proyectos
  • Consultor de viajes
  • Asistente personal
  • Planificador de eventos
  • Empaquetador de tienda de comestibles
  • Ama de casa
  • Especialista en inventarios
  • Analista de datos
  • Organizador profesional
  • Bibliotecario