¿Cuáles son las perspectivas laborales de un pediatra?

Los pediatras se centran en la salud física y emocional de los niños. Estos médicos suelen disfrutar de salarios cómodos y perspectivas profesionales positivas. Aprender más sobre cómo convertirse en pediatra y las perspectivas laborales puede ayudarle a determinar si es una buena carrera para usted. En este artículo, hablamos de lo que hace un pediatra, de cómo acceder a la profesión y de lo que se puede esperar en términos de perspectivas laborales.

¿Qué hace un pediatra?

Un pediatra es un médico que mantiene a los niños sanos cuidando su salud física y mental y apoyando su desarrollo conductual. Administran cuidados preventivos, como las vacunas, y también prescriben tratamientos para enfermedades y afecciones a corto y largo plazo, como los resfriados o el asma. Los pediatras también ejercen en varias subespecialidades, como la neurología pediátrica, los cuidados críticos y la cardiología.

Relacionado: 14 carreras que implican trabajar con bebés

Cómo ser pediatra

Estos son los pasos que generalmente se dan para convertirse en pediatra:

1. Obtener un título universitario

Para ser admitido en la facultad de medicina, primero hay que obtener la licenciatura. Las carreras más comunes son pre-medicina, biología, psicología y otras materias relacionadas con la ciencia. Céntrate en cursos como química, anatomía, microbiología y desarrollo infantil. Para mejorar tu perfil, realiza trabajos de voluntariado y prácticas, que pueden consistir en trabajar en hospitales o consultas o en realizar investigaciones. Las facultades de medicina suelen preferir a los candidatos que tienen actividades extracurriculares para demostrar que son activos y tienen ganas de aprender más.

2. Conseguir una alta puntuación en el MCAT

Entre el primer y el último año de carrera, o durante el último año, se realizará el examen de admisión a la universidad de medicina (MCAT), que es un requisito para todas las facultades de medicina. Este examen evalúa tus conocimientos científicos, tu capacidad de pensamiento crítico y tus habilidades de escritura. Una alta puntuación en el MCAT puede convertirte en un candidato más impresionante, además de tu GPA y tus actividades extracurriculares. Puedes hacer el MCAT hasta cuatro veces, pero la mayoría de las facultades de medicina sólo tienen en cuenta tu puntuación más reciente.

3. Completar la escuela de medicina

La carrera de medicina suele durar cuatro años. Los dos primeros años se centran en los estudios en el aula, incluyendo cursos de fisiología, anatomía, farmacología, patología y genética. En el tercer año, empiezas a participar en rotaciones clínicas como parte de un período de prácticas pediátricas. Durante este período, aprenderás más sobre lo que implica la pediatría y cómo sería tu día a día. Es probable que pases la mayor parte del tiempo siguiendo a uno o más pediatras en diferentes hospitales universitarios.

Tu cuarto año implica más rotaciones, pero empezarás a tener más experiencia práctica. También puedes optar por centrarte en una especialidad para ver si te interesa practicarla a largo plazo.

Relacionado: ¿Cuánto tiempo se tarda en ser pediatra?

4. Hacer una residencia en pediatría

Para ser pediatra, hay que hacer una residencia en pediatría, que suele durar unos tres años. El primer año de residencia es técnicamente un periodo de prácticas. Como interno, trabajarás bajo la supervisión de médicos y residentes de tercer año para tratar a los pacientes y aprender a establecer relaciones con ellos y sus familias. En los años dos y tres, te conviertes en un residente de pleno derecho. Comenzará a asumir su propia carga de pacientes, incluyendo la solicitud de pruebas, el diagnóstico de enfermedades y la oferta de tratamientos. Seguirás trabajando bajo la supervisión de un médico durante toda la residencia.

Una vez terminada la residencia, puede convertirse en pediatra general. Sin embargo, si te interesa especializarte, puedes hacer una beca. Podrías pasar de uno a tres años adicionales en una beca, dependiendo de tu especialidad.

5. Obtenga su licencia y una certificación de la junta

Todos los médicos, incluidos los pediatras, necesitan una licencia para ejercer la medicina. Cada estado tiene su propia junta de licencias con diferentes tipos de requisitos, así que investiga un poco antes de solicitarla para asegurarte de que presentas toda la documentación necesaria. Por lo general, hay que demostrar que se ha graduado en una facultad de medicina acreditada, que ha aprobado el examen de licencia médica y que está en proceso de completar su residencia. Normalmente puedes solicitar la licencia en tu primer año de residencia.

Los pediatras también necesitan estar certificados por la Junta Americana de Pediatría. Normalmente necesita los mismos requisitos que la licencia, pero también tiene que aprobar un examen. Si piensas especializarte, también tienes que estar certificado en tu especialidad.

Es necesario renovar periódicamente tanto la licencia como la certificación para demostrar que se tienen los conocimientos más actualizados sobre pediatría. Los plazos varían, por lo que puede ser útil consultar con cada consejo para asegurarse de que tiene una licencia y una certificación actualizadas.

Relacionado: Cómo elegir una especialidad en medicina

Perspectiva laboral de un pediatra

Más de 32.000 personas trabajan como pediatras, según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos. La gran mayoría trabaja en la práctica privada. Estos son algunos factores que hay que tener en cuenta a la hora de evaluar las perspectivas laborales de un pediatra:

Crecimiento del puesto de trabajo

Según la Oficina de Estadísticas Laborales, es probable que el número de pediatras se mantenga estable o incluso disminuya ligeramente durante la próxima década. La BLS prevé unas 800 vacantes al año.

Salarios

El salario base medio de un pediatra es de 177.475 dólares al año. Los salarios difieren según la región geográfica, siendo los salarios de pediatra más altos en ciudades como Charlotte, Carolina del Norte, y Los Ángeles, California. Para obtener la información salarial más actualizada de Indeed, haz clic en el enlace de salarios.

Lugar de trabajo

La Oficina de Estadísticas Laborales indica que aproximadamente dos tercios de los pediatras trabajan en consultas privadas, y otro 20% en hospitales de medicina general o de cirugía. Otras fuentes de empleo son los centros de atención ambulatoria, las facultades y los hospitales especializados.

Demanda de especialistas

Muchos estados han informado de la escasez de médicos, sobre todo en ciertas especialidades como la cirugía pediátrica. También puede haber oportunidades para un mayor crecimiento del empleo en las zonas rurales.

Geografía

La distribución de los pediatras es mayor en los estados más poblados, como Texas y California. Michigan, Massachusetts y Ohio completan los cinco estados con más pediatras generales.

Áreas metropolitanas:

La concentración de pediatras es mayor en áreas metropolitanas como Nueva York. Otras áreas de alta densidad son las de Los Ángeles, Boston, Washington, D.C. y Chicago, y sus alrededores. La competencia puede ser mayor en estas zonas, pero también puede haber un mayor número de vacantes.

Te recomendamos

Cómo superar el miedo a hablar

Cómo crear una campaña de relaciones públicas

Gestión de la marca: Definición, ejemplos y consejos para el éxito

25 términos financieros esenciales que debes conocer

Cómo Escribir una Sinopsis (Con Consejos)

Cinco formas de mejorar su capacidad cognitiva