Cómo crear grandes planes de formación y desarrollo

El departamento de recursos humanos de una empresa debe asegurarse de que los empleados reciban la formación y el desarrollo que necesitan para tener éxito en su trabajo y ayudar al crecimiento de la empresa. Los especialistas en recursos humanos crean calendarios de cursos para empleados concretos mediante planes de formación y desarrollo.

En este artículo, discutimos todo lo que necesita saber sobre los programas de formación y desarrollo, incluyendo cómo crear un plan de este tipo y un ejemplo de uno.

¿Qué es la formación y el desarrollo?

Un departamento de recursos humanos puede ayudar a los empleados a mejorar sus habilidades, a conocer mejor su trabajo y a adquirir más conocimientos para mejorar su trabajo y su rendimiento general. La empresa puede crecer y mejorar si los empleados reciben formación y desarrollo con regularidad.

A medida que la tecnología sigue avanzando y adquiere mayor protagonismo en el lugar de trabajo, es fundamental que las empresas creen planes de formación y desarrollo que ayuden a los empleados a mantenerse al día con las nuevas tendencias, tecnologías y habilidades.

Los departamentos de RRHH también pueden ofrecer formación sobre las actualizaciones de las normas, políticas y procedimientos de la empresa, así como instrucción sobre las leyes actualizadas relativas al lugar de trabajo y formación sobre salud y seguridad. La formación y el desarrollo pueden adoptar la forma de formación presencial, cursos universitarios, talleres, cursos en línea o formación interna. Corresponde al departamento de RRHH organizar estas clases y presupuestar el material, el transporte y el alojamiento que conlleva la formación.

Relacionado:   Recursos Humanos: Definición y funcionamiento

Por qué es importante la formación y el desarrollo

La formación y el desarrollo de los empleados es importante para una organización porque ayuda a los miembros de su equipo a contribuir al éxito general de la empresa aumentando la confianza, la eficiencia y la productividad de los empleados. Cuando proporciona a su equipo una formación que les ayuda a mejorar continuamente sus habilidades y conocimientos, también les anima a contribuir al crecimiento de la organización aportando nuevas ideas. Los beneficios de un plan de aprendizaje y desarrollo continuos incluyen:

  • Aumentar el rendimiento y la productividad de los empleados
  • Identificar y reforzar las áreas de oportunidad
  • Crear y mantener la coherencia en todo el equipo
  • Aumentar la moral y la satisfacción de los empleados
  • Crear oportunidades para aprender nuevas habilidades y tecnología

Aumentar el rendimiento y la productividad de los empleados

Cuando se proporciona formación y desarrollo continuos a los empleados, éstos pueden adquirir los conocimientos y habilidades que necesitan para hacer su trabajo correctamente. La formación y el desarrollo continuos ayudan a reforzar los conocimientos y las habilidades que pueden olvidar con el tiempo. También comprenderán mejor cuál es su función específica y las responsabilidades asociadas a su puesto. Esta combinación de conocimientos, habilidades y comprensión de su papel ayuda a aumentar su confianza, lo que también contribuye a mejorar su rendimiento laboral general. Cuando los empleados se mantienen informados de los rápidos cambios en las normas del sector y de las nuevas tecnologías, pueden ayudar a la empresa a mantenerse por delante de sus competidores.

Identificar y reforzar las áreas de oportunidad

Los empleados tienen tanto atributos fuertes que aportan al lugar de trabajo como áreas de oportunidad en las que pueden mejorar. Es responsabilidad del departamento de RRHH ayudar a la empresa a identificar estas áreas de oportunidad para cada empleado y crear planes de formación y desarrollo que les ayuden a reforzar las áreas que necesitan mejorar. Esto dará a los empleados la confianza añadida de que pueden hacer su trabajo correctamente, lo que ayudará a motivarlos para que den lo mejor de sí mismos.

Relacionado: ¿Qué es la formación en el puesto de trabajo?

Crear y mantener la coherencia en todo el equipo

Cuando todos los empleados reciben la misma formación, tienen la misma base de información sobre la que trabajar. Esto ayuda a crear coherencia dentro de la plantilla. Es su responsabilidad, como asociado de recursos humanos, implementar programas de formación y desarrollo de los procedimientos y políticas de la empresa para asegurarse de que todos tengan los mismos conocimientos de base.

Aumentar la moral y la satisfacción de los empleados

También puede ayudar a aumentar la moral y la satisfacción de los empleados proporcionándoles la información que necesitan para sentirse seguros en su puesto. Cuando una empresa se toma el tiempo y el dinero para formar a sus empleados, les muestra que se les valora y que la empresa quiere ayudarles a crecer también. Esto ayuda a aumentar la moral de los empleados y la satisfacción en el trabajo.

Crear oportunidades para aprender nuevas habilidades y tecnología.

Hoy en día, muchas industrias están adoptando nuevas tecnologías a un ritmo acelerado y para que los empleados, especialmente los que llevan mucho tiempo en la empresa, aprendan nuevas habilidades necesitan formación. Cuando la empresa adopta una nueva tecnología en el lugar de trabajo, es probable que usted se encargue de formar a los empleados actuales sobre cómo utilizar esa tecnología para mejorar su eficiencia y productividad.

Relacionado: Habilidades duras frente a habilidades blandas

Cómo crear y aplicar un plan de formación y desarrollo de los empleados

Como asociado de recursos humanos, debe saber cómo crear y aplicar un plan de formación y desarrollo de los empleados que ofrezca la formación adecuada a los empleados que la necesitan. Desarrollar y aplicar el plan adecuado es tan importante como la propia formación. Hay cuatro procesos básicos que puede seguir para construir un plan de formación y desarrollo exitoso e implementar el programa para los miembros de su equipo:

  1. Evalúe las necesidades de su equipo
  2. Crear un plan
  3. Impartir la formación
  4. Evaluar el éxito de la formación

1. Evalúe las necesidades de su equipo

El primer paso para crear un plan de formación y desarrollo de los empleados es evaluar las necesidades tanto de la empresa como de su equipo. Hay ciertos programas de formación que todos los miembros de una organización deberían recibir, como los relacionados con las políticas de la empresa y las cuestiones de seguridad. Pero otras formaciones relacionadas con los conjuntos de habilidades y los conocimientos del sector pueden variar de un departamento a otro. Por ejemplo, el plan de formación y desarrollo más eficaz para el equipo de ventas será probablemente diferente del programa más eficaz para el equipo de TI.

Esta fase del proceso se conoce como la fase de análisis de las necesidades de formación. Puede implicar que los empleados realicen autoevaluaciones y obtengan evaluaciones y recomendaciones de sus supervisores para determinar en qué competencias básicas tienen margen de mejora y a qué objetivos empresariales clave se refieren esas competencias.

2. Crear un plan

A continuación, cree el plan de formación y desarrollo de los empleados rellenando los objetivos clave de la empresa, las competencias básicas que necesitan desarrollarse y el plan de acción para alcanzar esos objetivos. Tendrá que tener en cuenta el presupuesto, el tamaño del equipo que se va a formar y los detalles de cada curso de formación a la hora de determinar qué acciones emprenderá para formar y desarrollar a su equipo, cuándo y dónde tendrán lugar esas formaciones, cuál será el contenido de la formación y qué materiales necesitará para que el programa de formación tenga éxito.

3. Impartir la formación

El siguiente paso es impartir la formación a su equipo. Tanto si es usted quien imparte la instrucción como si ha trabajado con un instructor de formación, tendrá que asegurarse de que el contenido del programa de formación se imparte adecuadamente para que los miembros del equipo aprendan la información que necesitan para mejorar sus competencias básicas y alcanzar los objetivos empresariales clave a los que se dirige la formación. Cada sesión de formación debe ser convincente, entretenida y atractiva para que los miembros de su equipo reciban la información de una manera que les anime a retener lo que aprenden y aplicarlo en el lugar de trabajo.

4. Evaluar el éxito de la formación

La etapa final de la formación y el desarrollo de los empleados consiste en evaluar el éxito de la formación y comenzar una nueva evaluación de las necesidades de la empresa y de su equipo. Tendrá que determinar si su equipo fue capaz de retener y aplicar las habilidades y conocimientos impartidos en la formación, así como qué competencias básicas y objetivos empresariales pueden trabajar para mejorar a continuación. Los programas de formación y desarrollo de los empleados que tienen más éxito suelen ser los que fomentan la formación y el crecimiento continuos.

Ejemplo de plan de formación y desarrollo

Puede utilizar el siguiente ejemplo de plan de formación y desarrollo de empleados para crear su propio programa adaptado a las necesidades de su organización y de su personal:

Fecha: 11/25/2019

Nombre del empleado: Ashley Johnson
Departamento: Servicio de atención al cliente
Puesto: Asociado de atención al cliente

Objetivos empresariales clave

  1. 10. Aumentar el índice de satisfacción de los clientes al 90%.
  2. Aumentar el número de llamadas atendidas y resueltas diariamente.

Competencias básicas

  1. Habilidades de comunicación y atención al cliente
  2. Habilidades de gestión del tiempo

Plan de acción

  1. Completar el programa de formación avanzada de atención al cliente y poner en práctica las habilidades para aumentar el índice de satisfacción de los clientes.
  2. Siga a los líderes existentes dentro del departamento de atención al cliente y ponga en práctica sus técnicas de gestión del tiempo para ayudar a resolver las preocupaciones de los clientes más rápidamente, de modo que haya tiempo para atender más llamadas.