Guía definitiva para la planificación estratégica

La planificación estratégica es una forma organizada, sistemática y coordinada de planificar la consecución de objetivos específicos. Utilizar la estrategia para trazar un camino para su carrera personal, su equipo o su organización puede crear dirección y claridad, lo que en última instancia conduce al éxito.

En esta guía de planificación estratégica, explicaremos la importancia de la planificación estratégica, cómo desarrollar y planificar una estrategia y los beneficios de hacerlo. Con un proceso de estrategia en marcha, podrá optimizar las operaciones de su carrera y establecer un proceso para alcanzar los objetivos.

¿Qué es la planificación estratégica?

La planificación estratégica es una estrategia de gestión empresarial que ayuda a las empresas a comunicar los objetivos de la organización y las actividades y acciones necesarias para alcanzar dichos objetivos. Las ideas básicas de la planificación estratégica incluyen:

  • Enfocar adecuadamente la mano de obra y los recursos
  • Establecer prioridades
  • Ajuste de la dirección de la organización
  • Alinear los objetivos de las partes interesadas, los accionistas y los empleados
  • Colaboración en todos los niveles de la organización hacia un objetivo común

Cuando se aplica correctamente, la planificación estratégica puede determinar el estado actual de una empresa, hacia dónde planea ir en el futuro y las formas de medir el éxito. No existe un método único para desarrollar un plan estratégico, ya que todos los sectores son diferentes. Dependiendo de su función en la empresa o de su experiencia en el trabajo, es posible que tenga que modificar las estrategias de planificación estratégica para adaptarlas a sus objetivos a corto y largo plazo.

Pero descubrir las distintas formas de elaborar, aplicar y seguir un plan estratégico tiene muchas ventajas en empresas de todos los tamaños. Con la estrategia y la planificación, se elabora una hoja de ruta hacia la rentabilidad, la eficiencia y la posible expansión.

Cómo desarrollar un plan estratégico

Cuanto más minucioso sea su plan fundacional, mejor será su plan. La creación y redacción de un plan estratégico comienza con una fase de desarrollo. Recuerde que la elaboración de este paso puede llevar semanas o incluso meses. Debe ser muy detallado, con mucha investigación y bien redactado para reducir la ambigüedad y la confusión.

A continuación se describen los pasos necesarios para elaborar un plan estratégico:

  1. Analice las tendencias del sector, de los consumidores y de la competencia.
  2. Realice un análisis DAFO.
  3. Escriba su declaración de intenciones.
  4. Crear una declaración de visión.
  5. Defina sus objetivos a largo y corto plazo.
  6. Crear valores fundamentales y objetivos departamentales.
  7. Definir las necesidades presupuestarias, financieras y de personal.

Un buen plan estratégico, una vez completado, permite a los directivos manejar la toma de decisiones clave y orienta el funcionamiento interno de la empresa. Veamos cada uno de los pasos anteriores con más detalle:

1. Analizar las tendencias del sector, de los consumidores y de la competencia

El primer paso hacia la planificación estratégica de la organización es alinearse con la misión y los objetivos establecidos de la misma. Esto comienza con el análisis de la industria, el mercado y las tendencias de la competencia.

La mejor manera de iniciar este proceso es considerar los factores externos de su empresa, en lugar de las facetas internas. Algunas de las ideas que debe estudiar en su análisis son:

  • El tamaño de su respectivo sector
  • Tendencias de precios
  • Regulación gubernamental, concesión de licencias y otras cuestiones potenciales
  • Las modas de los productos
  • Los problemas de los consumidores con respecto a los productos y servicios
  • Competidores y amenazas, así como sus acciones en los últimos seis meses o un año
  • Tasa de crecimiento del sector

La mayor parte de esta información es fácil de conseguir. Una vez más, cuanto más minuciosas e investigadas sean estas áreas de su plan, más eficaz será su plan. Entender lo que es la industria de arriba abajo y diferenciar su marca de la competencia son dos de los aspectos más cruciales.

2. Realizar un análisis DAFO

Ahora que ha abordado la parte de investigación de su plan, debe elaborar un análisis DAFO. Este análisis evalúa sus puntos fuertes, sus debilidades, sus oportunidades y sus amenazas, así como las de su equipo u organización. Al igual que muchos otros procesos de la planificación estratégica, es esencial tomarse el tiempo necesario para realizar una evaluación en profundidad de cada aspecto.

  • Puntos fuertes: Piense en lo que hace mejor que nadie en el sector. Un personal altamente cualificado, una gran cantidad de capital o recursos en efectivo, inversores, el crecimiento del sector, las bajas barreras de entrada, la base de clientes y el margen de beneficios pueden ser factores que influyan en lo que usted hace mejor que sus competidores.
  • Los puntos débiles: La falta de capital, una plantilla con poca formación, un margen de beneficios bajo, altas barreras de entrada y una base de clientes pequeña son ejemplos de puntos débiles. El proceso DAFO puede ayudar a la hora de idear soluciones para mejorar los puntos débiles.
  • 1. Oportunidades: Las oportunidades son áreas en las que usted, su equipo o su organización pueden destacar. Algunos ejemplos de oportunidades son los inversores dispuestos e interesados, el reconocimiento de la marca de otras ofertas de productos, las nuevas ofertas de productos, las patentes o cualquier otra cosa que ofrezca una posibilidad de éxito de alguna manera.
  • Amenazas: Las amenazas incluyen cualquier cosa que pueda hacer sufrir a su organización. Ejemplos de ello son las tendencias del mercado, el poder adquisitivo de los consumidores, la falta de liquidez o la disminución de los precios de su producto.

El análisis DAFO se centra en los factores internos (puntos fuertes y débiles) y externos (oportunidades y amenazas). Es importante utilizar esta y otras herramientas de análisis durante esta fase para comprender bien su posición y los objetivos que debe perseguir.

3. Escriba su declaración de misión

Elaborar una declaración de misión puede ayudar a su organización a definir objetivos y planes para alcanzarlos. Específica y directa, una buena declaración de misión puede aportar claridad a su organización a todos los niveles al definir los valores fundamentales y explicar la razón de ser de la organización. Estos dos aspectos son fundamentales para la planificación estratégica.

Para obtener ejemplos de declaraciones de misión que puedes utilizar para informar la tuya, la mayoría de las empresas publican sus declaraciones en línea para los clientes. Busque sus marcas favoritas en Internet para ver cómo declaran sus objetivos y valores fundamentales. Las declaraciones de misión pueden ser cortas o largas. La idea es abordar por qué existe su negocio y qué puede ofrecer a los clientes.

4. Crear una declaración de visión

Una declaración de visión debe explicar cómo va a cumplir la declaración de misión. Para elaborar una gran declaración de visión, elimine la jerga y el lenguaje industrial para hacerla accesible a todos. A diferencia de una declaración de misión, una declaración de visión se utiliza como inspiración para los empleados y no para personas ajenas a la empresa, como inversores o clientes. La redacción de una declaración de visión apoyará y mantendrá los valores, objetivos, propósito y misión de su marca.

Puede crear su propia declaración de visión respondiendo a las siguientes preguntas:

  • ¿Dónde estará la marca dentro de cinco o diez años?
  • ¿Cómo va a interactuar mi empresa con los clientes o mejorar su vida?
  • ¿Cuál será el impacto de mi empresa en el sector, en el mundo, en los consumidores?

Una vez que haya respondido a las preguntas anteriores, puede elaborar una declaración de visión que describa sus planes para el futuro.

5. Defina sus objetivos a largo y corto plazo

Después de completar el análisis DAFO y de definir los valores fundamentales de la empresa, debe desarrollar objetivos empresariales a corto y largo plazo. Los objetivos a largo plazo deben alinearse con la declaración de la misión de la empresa, mientras que los objetivos a corto plazo son hitos que le ayudarán a alcanzarlos. El uso del marco de objetivos SMART puede servir de orientación para establecer objetivos específicos y relevantes.

Aunque sus objetivos deben ser específicos para su organización, a continuación se ofrecen algunos ejemplos de áreas en las que los objetivos pueden producir valor:

  • Mejorar la eficiencia operativa
  • Desarrollar la cultura de la empresa
  • Aumentar los ingresos
  • Cambiar o actualizar la oferta de productos
  • Apoyar las nuevas estrategias de ventas y marketing

El aspecto más importante de la creación de un objetivo es que sea un reto, pero alcanzable. Además, debes tener un método para medir tus objetivos y mejorarlos.

6. Crear valores fundamentales y objetivos departamentales

Otra parte de la planificación estratégica es la creación de valores fundamentales. Estos no sólo ayudan a elaborar sus declaraciones de misión y visión, sino que también pueden funcionar de forma inversa. Esto significa que sus declaraciones de visión y misión pueden ayudarle a determinar cuáles son sus valores fundamentales. Los valores esenciales suelen ser una o dos palabras que describen las creencias fundamentales de su organización.

Ejemplos:

  • Honestidad
  • Calidad
  • Dependencia
  • Integridad
  • Pasión
  • Diversidad

A partir de estos valores fundamentales, se pueden derivar los objetivos departamentales. Los objetivos departamentales ayudan a construir la estrategia y son un componente básico de la planificación estratégica corporativa. Cada uno de estos objetivos debe fijarse anualmente para que su equipo pueda alcanzarlos y modificarlos según sea necesario en los años siguientes.

Por ejemplo, el objetivo de una empresa podría ser lanzar una nueva línea de productos. Por lo tanto, su objetivo departamental para su equipo de investigación y desarrollo podría ser crear un nuevo producto que satisfaga los problemas o cuestiones que puedan tener los consumidores. Utilizar objetivos específicos, medibles y procesables dentro del departamento puede ayudar a conseguir el éxito. En algunos casos, las empresas ofrecen bonificaciones a los empleados que cumplen estos objetivos antes del plazo establecido.

Relacionado: Cómo utilizar los indicadores clave de rendimiento (KPI) para alcanzar los objetivos

7. Definir las necesidades presupuestarias, financieras y de personal

La parte final de su plan estratégico consiste en determinar las necesidades presupuestarias, de financiación y de personal para alcanzar los objetivos establecidos. Cada departamento debe desempeñar un papel en la determinación de lo que necesitará para hacer su parte en el apoyo a la misión de la organización.

Secciones estándar de un plan estratégico

Aunque su plan puede incluir diferentes elementos en función de las necesidades de su organización, estas son las secciones estándar de un plan estratégico:

  • Resumen ejecutivo: Resuma el propósito de su plan estratégico en el resumen ejecutivo. Debe ser breve y directo. En algunos casos, puede que quiera escribir esta parte en último lugar para que todo esté fresco en su mente y pueda concluir las ideas en unas pocas frases.
  • Página de la firma: Esta es una página para que todas las partes interesadas de alto nivel firmen su plan estratégico.
  • Descripción de la empresa: Esto puede ser útil para proporcionar un contexto, como una breve historia de la empresa y sus productos y ofertas comerciales. Destaca los logros relevantes de la marca que se relacionan con el plan.
  • Declaraciones de misión y visión con valores fundamentales: Los valores fundamentales también pueden ir en esta sección para ayudar a solidificar sus declaraciones de misión y visión.
  • Análisis DAFO y estratégico: Para presentar tus objetivos y planes, debes incluir tu análisis DAFO junto con cualquier otra investigación importante que sirva de base al resto de la estrategia.
  • Planes de acción: Su plan de acción debe explicar claramente cómo piensa alcanzar su visión y sus objetivos en un plazo determinado. Sea preciso en sus acciones y en cómo aplicar el plan en toda la empresa.
  • Financiación y presupuesto de funcionamiento: Los profesionales de las finanzas o los contables pueden ayudarle a elaborar proyecciones que indiquen cuánto dinero necesita para financiar su plan de acción. Incluya elementos como el flujo de caja previsto, los gastos, los ingresos, el rendimiento de la inversión, el rendimiento del capital y cualquier deuda que pueda acumular.
  • Evaluación del plan estratégico: Proporcione una rúbrica detallada para evaluar su plan estratégico. Esto podría incluir el análisis de las cifras de fin de año, la solicitud de opiniones de los clientes, la entrevista a los empleados y otras cosas. Exponga una o dos frases que resuman cómo piensa medir el éxito del plan.
  • Ejecución: Aquí se debe explicar cómo se quiere presentar el plan a los departamentos, empleados y personas implicadas. Esta sección debe proporcionarse a cada una de las partes interesadas de la dirección y de su equipo. Cada persona debe entender claramente cómo contribuye al plan en lo que respecta a su puesto. Deben entender lo que significa lograr el éxito en sus responsabilidades requeridas.
  • Comentarios y puntuación: Una sección de retroalimentación o cuadro de mando es opcional, pero puede permitir a la dirección y a los empleados hacer preguntas valiosas sobre el progreso del plan. Un cuadro de mando es un método visual que funciona mejor con la mayoría de las personas que un documento escrito.

Consejos para el desarrollo del plan estratégico

Al redactar un plan estratégico, tenga en cuenta los siguientes consejos para que sea claro y eficaz:

  • Mantenga un lenguaje lo más sencillo posible. Utilice un lenguaje claro y directo que sea fácil de entender para todos.
  • Utilice un equipo de personas de confianza para ayudarle a redactar el plan estratégico. El uso de una variedad de perspectivas hará que el documento final sea mejor.
  • Contrate a un consultor si es necesario. Muchos consultores se especializan en la planificación estratégica. Aunque exigirán un pago por los servicios de consultoría, su experiencia puede ayudarle a crear un mejor plan estratégico que se traduzca en beneficios en el futuro.
  • Si eres un directivo de nivel medio o un colaborador individual, envía los borradores de la planificación estratégica a la alta dirección para su aprobación. Al hacerlo, te aseguras de que el plan esté alineado con los objetivos de mayor nivel de la organización.
  • Haz que tu documento sea fácil de leer y de consultar. Utiliza formatos como la negrita, el subrayado y las listas numeradas o con viñetas para organizar la información.

Cómo escribir un plan estratégico para los objetivos de la carrera personal

Un plan estratégico personal es beneficioso para las personas que desean mejorar sus perspectivas laborales, reforzar sus habilidades personales y alcanzar sus objetivos profesionales. Al igual que un plan estratégico para una empresa, su plan estratégico personal debe ayudarle:

  • Evalúe sus puntos fuertes y débiles personales 
  • Evaluar sus objetivos de hitos en determinados intervalos de tiempo.
  • Evalúe dónde se ve en el futuro.

Para desarrollar una estrategia de carrera personal, considere los siguientes pasos:

1. Resuma sus valores fundamentales

Entender qué es lo más importante para ti puede ayudarte a identificar tus objetivos profesionales. Tanto si valoras la estabilidad financiera, la ayuda a los demás, la creación de relaciones u otros elementos, éstos deben guiar la forma de establecer tu estrategia.

2. Anotar los objetivos SMART

Para desarrollar un plan, necesita un punto final o destino. Identificar tus objetivos puede ayudarte a solidificar tu dirección y a entender hacia qué estás trabajando. Pueden ser objetivos profesionales específicos de tu trabajo actual, como conseguir un determinado puesto o nivel de antigüedad, o bien objetivos más generales, como conseguir un determinado título, habilidad o iniciar tu propio negocio. Para cumplir las normas de los objetivos SMART, tus objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y basados en el tiempo.

3. Identificar los hitos

Una vez que haya establecido los objetivos a largo plazo, debe identificar los hitos o los objetivos a corto plazo que tendrá que alcanzar para lograrlos. Si busca un ascenso, por ejemplo, debe establecer los hitos (como el aprendizaje de ciertas habilidades o la dirección de un determinado número de personas) que se requieren para obtener el ascenso.

4. Mantenga sus objetivos actualizados

Cada año, debe actualizar su plan estratégico para compensar cualquier tipo de cambio en su vida. Es posible que tus objetivos cambien o que necesites añadir, eliminar o revisar los hitos que te has marcado. Haga un seguimiento de lo que ha conseguido y de las áreas en las que debe centrarse.

La planificación estratégica es una parte vital de cualquier empresa, ya que proporciona documentación para seguir el progreso hacia un objetivo. Recuerde que la planificación estratégica es un proceso y no un acontecimiento singular. La planificación estratégica tiene como objetivo mejorar o transformar una empresa durante un largo periodo de tiempo y debe abordarse y ajustarse regularmente.