Planificación de productos: Qué es y cómo hacerla

La planificación es fundamental para desarrollar un artículo popular y lanzarlo al mercado, ya que el lanzamiento de un artículo rentable es crucial para los ingresos y la reputación de una empresa.

En este artículo, analizamos qué es la planificación del producto, la importancia de planificar el producto y cómo crear un plan de producto.

¿Qué es la planificación del producto?

La planificación del producto es el procedimiento para desarrollar internamente productos o servicios de éxito. Se ocupa de los detalles y las opciones relacionadas con el propio producto. También sienta las bases para otras opciones de producto como la distribución, el precio y el marketing.

La planificación del producto es un proceso continuo, no sólo una etapa del proceso de desarrollo del producto. Es algo más que una reunión interna para discutir ideas para un nuevo producto. Es un proceso en constante cambio que afecta a todas las decisiones estratégicas relacionadas con un producto, y requiere una cuidadosa reflexión y adaptabilidad.

¿Quién es el responsable de la planificación del producto?

Los jefes de producto son los principales responsables de la planificación del producto dentro de una organización. Trabajan con diversos miembros del equipo interno y con las partes interesadas para tomar decisiones estratégicas a lo largo de todo el proceso de desarrollo del producto. Un gestor de productos puede investigar y presentar nuevos datos, mantener una comunicación abierta y gestionar las expectativas sobre el nuevo producto.

Relacionado: Aprende a ser gestor de productos

¿Por qué es importante la planificación de un producto?

La planificación del producto es importante porque puede afectar al éxito de su nuevo producto o servicio. Sus productos o servicios son probablemente los que más contribuyen a los ingresos de su empresa, por lo que es importante que tome decisiones estratégicas al respecto. La planificación de productos es un proceso exhaustivo que ayuda a su empresa a tomar las mejores decisiones. También puede ayudar a garantizar que su empresa no pase por alto ninguna oportunidad de negocio potencialmente beneficiosa.

La planificación del producto también afecta a la percepción de su empresa. Con una planificación eficaz de los productos, puede producir un producto excelente que funcione bien y que todo el mundo quiera, lo que aumenta la imagen de su marca. Además, proporcionar un producto a tiempo y que cumpla lo prometido suele generar clientes satisfechos, lo que mejora sus índices de satisfacción.

Una planificación eficaz de los productos también puede mejorar la eficiencia de su empresa. Al saber exactamente lo que necesita, puede utilizar más eficazmente los recursos que tiene y evitar la pérdida de tiempo o de materiales. Además, planificar con precisión los materiales que necesita puede ayudar a mejorar el control de su inventario.

Relacionado: ¿Qué es la estrategia de desarrollo de productos?

Cómo crear un plan de producto

He aquí algunos pasos para la planificación del producto:

1. Identificar un problema y establecer un objetivo

Identifique una necesidad o un problema que falte y para el que crea que su empresa puede aportar una solución. Esto suele implicar debates abiertos para compartir diversas oportunidades. Una vez seleccionado el problema, establezca y acuerde un objetivo para ayudar a proporcionar una solución.

2. Desarrollar el concepto de su producto

Desarrollar el concepto de su producto se refiere a pensar en los detalles y características reales de lo que puede ser su solución. A medida que vaya compartiendo ideas y posibilidades, asegúrese de considerar otros problemas basados en la solución que sabe que necesita. Esto puede ayudarle a planificar mejor su posible producto, y es posible que pueda resolver varios problemas con su producto.

3. Completar el estudio de mercado

Inicie el estudio de mercado para conocer mejor la demanda de su producto. Realice un análisis de la competencia para saber más sobre las empresas que intentan resolver el mismo problema que usted. Utiliza tus descubrimientos para mejorar tu producto basándote en las carencias de sus productos.

También es importante que investigue a sus clientes potenciales. Conozca mejor sus mercados objetivo y sus características demográficas, como su edad, su sexo, sus hábitos de consumo, etc. Utiliza esta información para crear personas de compra que te ayuden a determinar a quién va dirigido tu producto.

4. Pruebe su producto

Una vez que determine que existe una demanda de su producto y que se haya ajustado a las tendencias y demandas del mercado, cree un prototipo de su producto y deje que la gente lo pruebe. Organizar un grupo de discusión suele ser una forma eficaz de recibir los valiosos comentarios sobre su producto que necesita. Cree un grupo de discusión con una mezcla de personas, y asegúrese de incluir a personas que representen con exactitud a sus compradores. Permita que los participantes prueben y discutan su producto, y utilice sus comentarios para determinar si su producto está listo para salir al mercado o si necesita ajustes.

5. Lanza tu producto

Después de realizar pruebas y recibir comentarios con éxito, lance su producto. Dependiendo del tamaño de su empresa, puede optar por fabricar su producto a pequeña o gran escala. La elección de un lanzamiento a pequeña escala le permite probar su producto a mayor escala. En función de la demanda, podrá ampliar su disponibilidad a mercados más grandes.

6. Desarrollar el ciclo de vida del producto

El lanzamiento de su producto no es el final de la planificación del mismo. Es importante que planifique otras etapas de la vida del producto. Entre ellas:

  • Introducción
  • Crecimiento
  • Madurez
  • Declinar

Elaborar una hoja de ruta del producto puede ayudarle en esta etapa. Es importante que considere múltiples posibilidades para el ciclo de vida de su producto. Además, siga controlando el éxito de su producto y realice más estudios de mercado para adaptarse mejor a las demandas de los consumidores.

Relacionado: ¿Qué es el ciclo de vida de un producto?

Mejores prácticas para la planificación del producto

He aquí algunas de las mejores prácticas que debe aplicar para planificar con éxito el producto:

Mantenga una comunicación abierta

La comunicación abierta y frecuente es esencial para la planificación del producto. Es importante que cree un entorno en el que todos los implicados en el proceso de desarrollo del producto sientan que pueden compartir ideas y preocupaciones. Fomentar la colaboración puede ayudarle a crear un producto o servicio mejor al final.

También es importante que los gestores de proyectos compartan periódicamente cualquier actualización que tengan sobre el proyecto. Esto incluye nuevos estudios de mercado, desarrollos de productos o cualquier cambio en los planes del producto. Proporcione constantemente breves resúmenes de las últimas actualizaciones y permita que los que trabajan en el proyecto compartan sus opiniones.

Abordar la planificación de productos como un proceso continuo

La planificación del producto no empieza y termina con unas pocas reuniones al principio del desarrollo del producto. Es un proceso continuo que requiere que se adapte a medida que surgen nuevos retos. Por ejemplo, una nueva parte interesada puede unirse al proceso de desarrollo y compartir preocupaciones que su equipo no había considerado previamente. Otro ejemplo sería si la investigación de mercado muestra que el cliente deseado no ha respondido como usted esperaba, pero un cliente diferente que no había considerado ha respondido favorablemente.

Conozca a su público

La investigación de mercado y el análisis de la competencia son fundamentales para el éxito de la planificación del producto. Aunque a todo el mundo dentro de la empresa le guste el nuevo producto o servicio, es aún más importante que al público objetivo le guste el producto. Establezca los perfiles de los clientes al principio del proyecto y vuelva a revisarlos y ajustarlos cuando sea necesario. Utilice grupos de discusión y hable con las partes interesadas para asegurarse de que su servicio o producto se ajusta a la demanda de los consumidores.

Establezca objetivos claros

Al comenzar su plan de producto, es esencial establecer un objetivo claro hacia el que trabajar. Asegúrese de que todos los miembros de la empresa comparten las mismas ideas sobre el objetivo. Esto puede ayudarle a prepararse para el éxito, ya que a menudo es más fácil determinar el objetivo final y trabajar gradualmente para conseguirlo.

5. Utilizar herramientas de planificación de productos

Sustituya el software de documentos estándar o los bocetos de papel y lápiz por un software específico de planificación de productos. Aproveche estas herramientas que fomentan la colaboración para favorecer un mejor entendimiento. Estas herramientas pueden mejorar el proceso para ayudar a mantener una comunicación abierta con las partes interesadas, desarrollar la hoja de ruta del producto y mucho más.