Guía de PMP y CSM con las principales diferencias

Tener una certificación PMP o CSM puede ayudar a los profesionales a optar a puestos bien remunerados y a avanzar en sus carreras. En la mayoría de las profesiones, suele ser necesario emplear a un gestor de proyectos para los proyectos en equipo. Si estás interesado en convertirte en un gestor de proyectos, es posible que puedas comprender cómo puedes avanzar en tu carrera comparando el PMP y el CSM.

En este artículo, explicamos qué es un PMP y qué es un CSM con una lista de diferencias clave entre estas dos certificaciones.

Tipos de certificaciones de gestión de proyectos

¿Qué es la PMP?

Los profesionales de la gestión de proyectos son profesionales que han obtenido la certificación del Project Management Institute. El Project Management Institute expide certificaciones a quienes aprueban su examen. Todos los sectores demandan gestores de proyectos, por lo que tener un PMP puede aumentar las oportunidades de trabajo. Los gestores de proyectos deben planificar estratégicamente, establecer objetivos, supervisar a los empleados y el progreso del proyecto, y comunicarse con el equipo del proyecto, los clientes y otras partes interesadas. Los empleadores reconocen su certificación PMP como resultado de estas habilidades.

Relacionado: Aprenda qué hace un director de proyecto

¿Qué es el CSM?

Un Certified Scrum Master(CSM) es una certificación para profesionales que practican la gestión de proyectos utilizando el marco de Scrum. Obtener un CSM le permite liderar un equipo con Scrum, que es una metodología de gestión de proyectos ágil. La Scrum Alliance administra el examen y otorga la credencial a los profesionales que aprueban el examen. Si trabajas en una empresa que utiliza Scrum y estás considerando un rol de gestión, obtener la credencial CSM puede ayudarte a calificar para el nuevo rol.

Relacionado: ¿Qué es la gestión ágil de proyectos?

PMP vs CSM

Si bien ambas certificaciones ayudan a los candidatos a calificar para puestos de gestión, hay diferencias en la forma de obtener y utilizar cada certificación. Aquí están las diferencias clave entre las dos:

Uso de la metodología

Tanto un Project Management Professional como un Certified Scrum Master están capacitados para liderar un proyecto y dirigir el equipo del mismo, pero estas certificaciones son válidas para determinadas metodologías. Por ejemplo, un CSM sólo puede dirigir un proyecto en equipo si utiliza la metodología ágil Scrum. Un PMP utiliza múltiples metodologías como la cascada, Agile y la cadena crítica. Para determinar qué metodología utilizar para un proyecto, utilizan el Project Management Body of Knowledge, que describe los mejores usos de cada metodología y marco de gestión de proyectos.

Relacionado: Guía del marco de gestión de proyectos

Calificación del puesto

Estas certificaciones también difieren en los puestos para los que ayudan a calificar. La certificación Project Management Professional ayuda a calificar para más puestos de trabajo que un CSM. Por ejemplo, si te certificas como PMP, puedes trabajar como gerente de recursos, gerente de proyectos de consultoría o gerente de proyectos en una variedad de industrias. Con un CSM calificas para puestos de gestión de Scrum, como Scrum master.

Relacionado: Cómo convertirse en director de proyectos (pasos y preguntas frecuentes)

Cuerpo de certificación

Organismos distintos conceden cada una de estas certificaciones a los solicitantes. El Project Management Institute certifica a los profesionales para un PMP y la Scrum Alliance otorga la certificación a los solicitantes del CSM. El Project Management Institute requiere que los solicitantes se presenten en un centro de pruebas para el examen, que ellos supervisan, pero Scrum Alliance administra el examen CSM en línea.

Requisitos previos

Para realizar el examen, el Project Management Institute requiere que los solicitantes que quieran una certificación PMP tengan 2000 horas de experiencia trabajando en proyectos de equipo y al menos 1500 horas trabajando en proyectos de equipo que utilicen la metodología Agile. Los solicitantes también deben tener un título de grado medio o superior y tener formación en gestión de proyectos ágiles.

Sin embargo, no hay requisitos previos para el examen CSM, aunque el solicitante puede considerar la posibilidad de realizar un curso sobre Scrum para adquirir los conocimientos necesarios para aprobar el examen.

Relacionado: ¿Qué es la gestión de proyectos Scrum?

Examen para la certificación

El proceso de examen es donde más se diferencian estas dos certificaciones. El examen para obtener una PMP pone a prueba a los solicitantes en lo siguiente:

  • Principios y mentalidad ágiles: Entender cómo implementar la metodología ágil demuestra que el solicitante puede gestionar un proyecto de forma competente.

  • Compromiso con las partes interesadas: Un factor clave para obtener esta certificación es centrarse en los clientes y las partes interesadas, como los ejecutivos de las empresas, durante todo el proceso del proyecto.

  • Métricas de rendimiento del equipo: Las métricas de rendimiento, como el cumplimiento de los objetivos, la finalización de las tareas y la satisfacción del cliente, ayudan al gestor a guiar al equipo y a dirigir el proyecto.

  • Planificación adaptativa: La capacidad de adaptar los planes es necesaria para algunas metodologías de gestión de proyectos y puede ayudar a garantizar la versatilidad de los profesionales de la gestión de proyectos.

  • Entrega orientada al valor: Una de las tareas de los gestores de proyectos es determinar el valor que un proyecto ofrece a los clientes y a la empresa. La capacidad de comprender y realizar una entrega basada en el valor es importante.

  • Detección y resolución de problemas: Un gestor de proyectos debe ser capaz de identificar los problemas y crear soluciones para mantener un proyecto en el calendario.

  • Mejora continua: Un objetivo de la gestión de proyectos es mejorar constantemente los métodos, los flujos de trabajo y el equipo del proyecto.

El examen para convertirse en un Scrum Master certificado pone a prueba estos temas:

  • Roles de Scrum: Cada miembro del equipo Scrum tiene un rol y esto ayuda a asignar tareas.

  • Historia y fundamentos de Scrum: Es importante que el Scrum master entienda cómo completar un proyecto utilizando los procesos de Scrum.

  • Productos atrasados: Se trata de una lista de tareas que el equipo debe completar. Un CSM es capaz de crear y gestionar estos backlogs.

  • Sprints: En Scrum un sprint es un grupo de tareas que se completan en la sucesión del otro.

  • Planificar lanzamientos y sprints: La capacidad de organizar los sprints es esencial para la finalización del proyecto con Scrum.

  • Problemas que pueden surgir al implementar los métodos de Scrum: Es útil ser capaz de identificar y corregir cualquier problema que pueda ocurrir durante el uso de Scrum. Para gestionar un equipo en Scrum y CSM necesita entender cada aspecto de la metodología.

  • Escalabilidad de Scrum: La metodología de Scrum puede funcionar con equipos o proyectos de cualquier tamaño, pero un MSC debe saber cómo ajustar la escala para que se adapte a su equipo y proyecto.

  • Dirigir reuniones, incluyendo el scrum diario: El software Scrum permite a los equipos celebrar reuniones, que son esenciales para la planificación y la comunicación durante el proceso de realización de un proyecto. Dado que el CSM dirige estas reuniones, es importante entender cómo programar y dirigir una reunión en Scrum.

  • Creación de tareas e informes: Un CSM debe definir las tareas y crear informes de progreso, rendimiento y proyectos para compartirlos con el equipo.

  • Organización y creación de equipos: Un CSM se centra en la colaboración del equipo, la comunicación y en garantizar que cada miembro del equipo tenga las herramientas necesarias para tener éxito.