Cómo utilizar la política de oficina en beneficio de todos

La política de oficina es un concepto con el que todos los que trabajan deberían estar familiarizados, ya que está presente en casi cualquier entorno de oficina. Puedes utilizar la política de oficina de forma positiva para establecer más conexiones con tus compañeros de trabajo y ayudar a provocar cambios en el lugar de trabajo.

En este artículo, analizamos cómo navegar por la política de la oficina en beneficio de todos.

¿Qué son los gastos de oficina?

La política de oficina, también conocida como política del lugar de trabajo, es un proceso que utiliza las redes sociales y la dinámica de poder para efectuar cambios en el lugar de trabajo. La política de oficina, aunque suele tener una connotación negativa, puede utilizarse de forma positiva para beneficiar a los empleados de todos los niveles.

Cuando conozca la política de su oficina, podrá aprender a utilizarla de forma que sea beneficiosa para todos. La política de la oficina puede fomentar la camaradería entre los compañeros y aumentar la motivación de los empleados.

Todo el mundo debería tener derecho al respeto y al mismo nivel de ventajas e incentivos para mantener una cultura de trabajo saludable. Cuando se promueve una política de oficina positiva, se anima a los demás a hacer lo mismo.

He aquí algunos ejemplos de políticas de oficina utilizadas de forma positiva:

  • Un nuevo empleado ha empezado a trabajar recientemente. Rápidamente ha entablado una buena relación con su jefe, así que éste le ha invitado a una hora feliz después del trabajo con otros compañeros. Ahora el nuevo empleado se siente más unido a sus compañeros de trabajo y tiene más satisfacción laboral.
  • Un directivo utilizó su influencia para que su equipo participara en actividades de creación de equipos. Todos se lo pasaron bien realizando estas actividades, y se nota que su equipo es más cooperativo y productivo en el trabajo.
  • Un empleado es siempre amable con todos sus compañeros, lo que hace que sea agradable trabajar con él. Su supervisor se ha dado cuenta de lo bien que trabaja con los demás y lo ha ascendido a un puesto de gerente.

Relacionado: Cómo navegar por la política en el lugar de trabajo

Cómo sortear la política de la oficina

Aquí tienes una lista de consejos para sortear la política de la oficina:

  1. Determine la dinámica de su lugar de trabajo.
  2. Hacer conexiones positivas.
  3. Mantenerse neutral durante los conflictos.
  4. Demuestra tu capacidad de liderazgo.
  5. Ayude a crear un cambio positivo.

1. Determine la dinámica de su lugar de trabajo

Algunos lugares de trabajo tienen muy poca política de oficina, mientras que otros se ven influidos por ella todos los días. Un lugar de trabajo con poca política de oficina probablemente se rija por su manual del empleado. Todo el mundo sigue las mismas normas y reglamentos y los directivos siguen protocolos escritos. Un lugar de trabajo muy influenciado por la política de oficina suele tener muchas reglas no escritas que los empleados siguen además de un manual del empleado.

Cuando estés en el trabajo, observa el comportamiento de tus compañeros. Determina si la dinámica de poder se basa en la jerarquía de los puestos de trabajo o si se basa en cosas como la popularidad o la reputación. Al saber quién tiene más influencia en el trabajo, puede tener una mejor idea de cómo funciona su lugar de trabajo.

Cuando hable con sus compañeros de trabajo, diga sólo cosas positivas sobre otros empleados. Esto ayuda a crear un ambiente de trabajo saludable en el que todos se sienten respetados. Por ejemplo, puedes decir cosas agradables sobre el proyecto de un compañero de trabajo o decir lo mucho que te gusta trabajar con tu equipo. Sigue la regla de oro y trata a los demás como quieres que te traten a ti.

Relacionado: Guía de la cultura de la empresa

2. Establezca conexiones positivas

Establezca conexiones genuinas y positivas con sus compañeros de trabajo para sentirse más implicado en su lugar de trabajo. Hazlo siendo cordial y apoyando a todos. También puedes invitar a todos a cenar después del trabajo o ayudar a planificar un evento laboral inclusivo. Aunque tiene sentido conocer primero a tu equipo y departamento inmediato, con el tiempo deberías conocer también a otros departamentos a un nivel más profundo, especialmente si trabajas con otro departamento a menudo.

Demostrando que eres amable con todo el mundo, puedes hacer crecer tu red social y construir relaciones profesionales más positivas. Actúa de forma que la gente te considere alguien considerado con todo el mundo.

3. Manténgase neutral durante los conflictos

Cuando surjan conflictos en el trabajo, intenta mantenerte neutral. Sigue tus propios valores fundamentales en lugar de hacer lo que los demás puedan estar haciendo. Es importante recordar esto, incluso en situaciones menores, porque estás estableciendo un estándar para todos los demás. Tener integridad te ayudará a sentirte bien con tus acciones en el trabajo.

En lugar de participar en conversaciones demasiado políticas o controvertidas, tiende a participar en otras más desenfadadas. Esta es una buena forma de mantener relaciones profesionales libres de conflictos.

4. Demuestra tu capacidad de liderazgo

Si notas que en tu lugar de trabajo hay mucha política de oficina, recuerda que tienes la opción de mostrar un comportamiento positivo. Puedes utilizar tu capacidad de liderazgo para inspirar a otros compañeros de trabajo a actuar de forma similar.

Un buen líder da un buen ejemplo a los demás. Para ello, demuestre a los demás que usted es firme en sus valores y creencias. Sé siempre amable, positivo y consciente de tus acciones en el trabajo.

Relacionado: Cómo demostrar habilidades de liderazgo en el trabajo

5. Ayudar a crear un cambio positivo

Todo el mundo debería sentirse cómodo en el trabajo, y si crees que esto podría mejorarse en tu lugar de trabajo, toma medidas. Puedes hacerlo siendo compasivo y empático con todos tus compañeros de trabajo. Trata de entender el punto de vista de todos antes de decidir cómo te sientes sobre una situación.

Ayude a disipar los conflictos cuando surjan dirigiendo a sus compañeros a los recursos humanos. También puedes ayudar a dos compañeros de trabajo a intentar entenderse mejor. Trabaja para llegar a un compromiso que sea justo para todas las partes.

Otra forma de ayudar es proponiendo actividades de creación de equipos. Las actividades de creación de equipos pueden ayudar a los compañeros a aprender a trabajar con una mentalidad colectiva en lugar de individualista. Esto puede conducir a una mejor cooperación y comunicación entre los compañeros de trabajo.