Cómo navegar por la política del lugar de trabajo

En muchos lugares de trabajo, puede parecer que la política de la oficina es una parte intrínseca del lugar de trabajo. Si su organización muestra signos de política en el lugar de trabajo, hay algunas cosas que puede hacer para educarse y entender la dinámica de su oficina de forma positiva. En este artículo, aprenderá qué es la política de oficina, los niveles de comportamiento político y cómo tratar la política en el lugar de trabajo.

¿Qué es la política en el lugar de trabajo?

Leer más: La guía definitiva de la tutoría

La política en el lugar de trabajo puede darse en una organización cuando el personal y los miembros del equipo hacen un mal uso de su superioridad para ganar popularidad, ascensos indebidos u otras recompensas positivas mediante un comportamiento negativo. Además, la política en el lugar de trabajo también puede referirse a la presencia de comportamientos de menoscabo para obtener favores con los superiores, así como a los chismes o la mala conducta que pueden estar presentes en una organización.

Sin embargo, normalmente puede haber al menos algún nivel de política en el lugar de trabajo en una organización, y con el conocimiento de los comportamientos, las características y las acciones los empleados pueden ser más propensos a lidiar con éxito con una atmósfera política o evitarla por completo.

Relacionado: Guía: 16 tipos de personalidad

Niveles de política en el lugar de trabajo

A menudo, la política en el lugar de trabajo puede tener grados específicos de presencia. Por ejemplo, algunos casos de política en el lugar de trabajo son aparentemente inexistentes o moderados, mientras que otros son intensos. Estos grados o niveles de política en el lugar de trabajo pueden tener a veces un comportamiento distinto inherente a la dinámica del lugar de trabajo:

Bajo o inexistente

Un ambiente político bajo o inexistente en el lugar de trabajo puede demostrar que una empresa da prioridad a los resultados en lugar de crear una cultura y establecer relaciones con los compañeros de trabajo. Cuando el ambiente político es mínimo, los requisitos para los ascensos, las normas para dirigir y gestionar equipos y las expectativas de conducta suelen estar claramente definidas. Los compañeros pueden entender cuál es su papel y pueden disfrutar de un sentimiento de compañerismo entre ellos.

Moderado

En un lugar de trabajo con una política moderada, las normas de conducta y los reglamentos pueden seguir siendo respetados, aplicados y comprendidos. Sin embargo, este grado de política en el lugar de trabajo puede estar presente en pequeños equipos o departamentos, y aunque puede haber conflictos, pueden ser poco frecuentes y fáciles de resolver. También puede haber una mentalidad de «jugador de equipo», en la que los empleados de una empresa pueden ser capaces de lidiar con pequeños casos de política en el lugar de trabajo, aunque prefieran evitarlos.

Alto

En un lugar de trabajo muy político, puede haber reglamentos formales, expectativas de gestión y normas de conducta, pero puede que sólo se apliquen en los momentos que convengan a los empleados con superioridad. También puede existir la presencia de pequeños grupos de compañeros que expulsan a otros pequeños grupos o individuos. Socavar el trabajo de otros empleados’también puede ser una característica de un entorno altamente político. A menudo, trabajar en una organización con estas características puede ser muy estresante, sin embargo, muchos empresarios también podrían aprender a interactuar y a gestionar sus carreras cuando este grado de política está presente.

Patológico

Cuando la política en el lugar de trabajo alcanza un grado patológico, las interacciones y actividades cotidianas pueden ser tensas y muy estresantes. En este tipo de lugares de trabajo, puede ser habitual que el personal alcance metas y cumpla objetivos haciendo caso omiso de los requisitos, las normas y los reglamentos formales, así como evitando la supervisión del comportamiento político por parte del supervisor. Los compañeros que trabajan en este tipo de entorno suelen mostrar un alto nivel de desconfianza, lo que en última instancia se traduce en un descenso de la productividad.

Factores que contribuyen a la política en el lugar de trabajo

Puede haber algunos factores que contribuyan al nivel de política en el lugar de trabajo, el menor de los cuales puede surgir a veces del deseo de un empleado de avanzar en su carrera. Además, los factores que contribuyen a la presencia de la política en el lugar de trabajo pueden ser de naturaleza organizativa o factores individuales que intervienen para posibilitar el ambiente político.

Estos son ejemplos de factores organizativos o individuales que pueden contribuir a la política en el lugar de trabajo:

  • La alta inversión de un empleado en una empresa puede llevar a la manipulación de la promoción, el ascenso o los favores a los que se siente con derecho.
  • Un empleado que puede aspirar a ganar popularidad mientras evita el trabajo duro y constante.
  • La falta de supervisión o de cumplimiento de los protocolos.
  • La formación de camarillas por falta de organización empresarial, o por rumores o chismes desenfrenados.
  • Supervisores, gerentes y otros superiores de la organización que pueden ser arrogantes, sentenciosos o de alguna manera duros e inaccesibles.

Aunque siempre puede haber un nivel de mentalidad de «jugador de equipo» o grados de política en el lugar de trabajo, también puede haber formas efectivas de manejarlos.

Relacionado: Una guía para la motivación del poder

Cómo gestionar la política en el trabajo

La política en el lugar de trabajo no siempre significa que se produzcan acontecimientos o acciones negativas. Cuando se utiliza de forma positiva, la política en el lugar de trabajo no sólo puede ayudar a fomentar un ambiente de camaradería, sino también a motivar a los equipos de proyectos, departamentos de ventas u otros miembros del equipo y del personal para que trabajen en pos de objetivos comunes para su organización. Las siguientes estrategias pueden utilizarse para abordar entornos intensamente políticos, y también ayudan a convertir la política en una herramienta positiva:

1. Comprender la dinámica de la organización

A veces, la política en el lugar de trabajo puede eludir o evadir la estructura organizativa oficial. Una forma de abordar la política de la oficina es observar cómo sus compañeros y superiores navegan por esta estructura. Del mismo modo, fíjese en los casos en los que no se tiene en cuenta el cargo o la superioridad de las personas en favor de quienes tienen poder e influencia en su organización.

Además, puede observar y tomar nota de las políticas positivas presentes en su lugar de trabajo. Entre los compañeros de los que podrías aprender se encuentran los que actúan como mentores, los supervisores que ofrecen una retroalimentación continua y eficaz u otros colegas que ejercen una influencia positiva en tu lugar de trabajo.

2. Conozca las redes informales

Después de observar la dinámica organizativa formal, también puede conocer las redes informales que existen en el lugar de trabajo. Por ejemplo, puede prestar atención a la forma en que la gente se relaciona con los que tienen poder y con los que tienen un poder mínimo. También puede tomar nota de qué colegas se llevan bien y qué colegas parecen preferir evitar a los demás.

Entender cómo se desenvuelven las redes sociales de su empresa puede, en última instancia, ayudarle a sortear los entornos políticos negativos y a reforzar los ambientes positivos.

Relacionado: 10 consejos para trabajar en red como un profesional

3. Construir relaciones con los compañeros

A medida que vayas aprendiendo y comprendiendo las normas sociales de tu lugar de trabajo, podrás empezar a diversificar y establecer relaciones con tus compañeros. Siempre puedes ser cordial y apoyar a los compañeros de trabajo con los que te relacionas; sin embargo, puedes considerar evitar favorecer a determinadas personas o equipos en detrimento de otros.

Si te mantienes amable con todos tus compañeros y les ofreces amistad, demuestras que estás abierto a establecer relaciones profesionales y a ampliar tu red de contactos.

4. Utilice su red de contactos

A medida que empiece a establecer relaciones con sus compañeros de trabajo y a ampliar su red, puede utilizarla como medio para ofrecer apoyo en situaciones de estrés, colaborar en ideas de mejora y poner en práctica objetivos de equipo y estrategias de motivación positiva que contribuyan a beneficiar a su lugar de trabajo. Tener una red profesional fuerte también puede asegurarte que estás seguro de navegar por una política mínima o moderada en el lugar de trabajo.

5. Desarrollar las habilidades interpersonales

Cuando construyes relaciones con tus colegas también puedes desarrollar tus habilidades interpersonales. Las habilidades interpersonales pueden, en última instancia, ayudarle a alcanzar el éxito social en el lugar de trabajo, ya que puede aprender a comunicarse eficazmente con sus compañeros de equipo y sus superiores. Además, sus relaciones profesionales pueden seguir desarrollándose sobre la base de unas habilidades interpersonales eficaces, por lo que la creación de su red y el desarrollo de estas habilidades pueden actuar como un ciclo giratorio de desarrollo de habilidades y creación de amistades.

Relacionado: Habilidades interpersonales: Definiciones y ejemplos

6. Mejora tu confianza

A medida que aprendas a desenvolverte en un lugar de trabajo político, puede que también descubras que la forma en que te comportas, cómo defiendes tus valores y la manera en que interactúas con los demás acaba mejorando tu confianza general. Tener confianza en el lugar de trabajo puede ser esencial para gestionar no sólo tus obligaciones laborales, sino también el ambiente político de tu organización, si es que lo hay.

7. Mantener la neutralidad en situaciones negativas

Si la política en el lugar de trabajo aumenta de intensidad en su organización, siempre puede optar por permanecer neutral. Reiterar y reafirmar tus valores fundamentales y el propósito de tu trabajo puede ayudarte a ponerte al margen de cualquier conflicto, por pequeño que sea. Además, optar por mantenerse alejado de las discusiones demasiado políticas, la socialización o el favoritismo puede ayudar a enfatizar su deseo de mantenerse ajeno y neutral a la situación.

8. Ayude a fomentar un cambio positivo

Si observa que en su organización existe un grado de política de oficina que podría tener un impacto negativo en la empresa, puede optar por actuar para apoyar los cambios que eviten mayores niveles de política. Por ejemplo, puede ofrecerse a colaborar con varios colegas para crear una actividad de creación de equipos que ayude a los diferentes equipos o departamentos a trabajar e interactuar juntos cuando no lo hagan ya. Además, puede considerar la posibilidad de ofrecer apoyo cuando surja un conflicto en forma de documentación, asesoramiento o tutoría para superar transgresiones menores.

Si puede mostrar que es compasivo y está motivado para hacer cambios positivos en el lugar de trabajo, sus compañeros pueden verlo e incluso pueden motivarse para participar.

Te recomendamos

4 Ejemplos de recursos de capital (y consejos para ahorrar dinero)

Consejos para calcular el coste de la fórmula de inventario

Contabilidad vs. Auditoría: ¿Cuál es la diferencia?

Cómo escribir una propuesta de negocio en 2021

Guía completa para hacer preguntas de cierre

21 Modelos de negocio y ejemplos