P&R: ¿Por qué es importante el liderazgo en las organizaciones?

Un directivo debe utilizar su capacidad de liderazgo por el bien de la organización. En el actual entorno empresarial, que cambia rápidamente, las estructuras jerárquicas descendentes y estáticas han dado paso a marcos organizativos más ágiles y receptivos. Aunque el cumplimiento de los objetivos del equipo y el seguimiento de los procedimientos establecidos siguen siendo prácticas de gestión sólidas, comunicar la visión e inspirar el deseo de conseguirlo forman parte del conjunto de habilidades del directivo eficaz.  ¿Cómo puede un directivo utilizar sus cualidades de liderazgo para inspirar, motivar y guiar a su equipo?

¿Cuáles son las cualidades y habilidades de un líder?

Antes de que un directivo pueda encarnar buenas cualidades de liderazgo, debe comprender cuáles son estos rasgos. Un buen líder debe poseer varios atributos: 

  • Conciencia. Un líder debe hacerse responsable de alcanzar los objetivos de la organización. Al tener un sentido de la responsabilidad o del deber, el líder puede motivar al grupo para que lo siga 
  • Competencia general y conocimiento del trabajo. Un líder debe tener un conocimiento completo del trabajo del equipo. Aunque no domine todos los conjuntos de habilidades implicados, la profunda familiaridad y experiencia del líder sobre el trabajo aumentará la confianza general del equipo;
  • Visión. La capacidad de imaginar la misión y el propósito de la organización, tanto en el presente como en el futuro, permite al líder comunicarlo al equipo;
  • Empatía. La capacidad de empatizar con los demás, poseer respeto por los otros, comprender la perspectiva y el punto de vista de los miembros del equipo—todos estos atributos ayudan a un líder a mantener el funcionamiento fluido y eficiente del equipo 
  • Equidad básica. Sin un sentido básico de la equidad, un líder no puede aspirar a gestionar un equipo de personas con intereses y atributos y orígenes diversos 
  • Espíritu positivo, inteligencia, capacidad analítica. Estas tres cualidades se combinan para dar a un líder la capacidad de gestionar los retos y los posibles problemas y encontrar soluciones a las dificultades que puedan surgir en los esfuerzos de un equipo por alcanzar sus objetivos;
  • Confianza en sí mismo. Un líder confía en sus propias capacidades y en su criterio. Agradece las aportaciones de los demás y no se siente amenazado por las críticas constructivas. Como resultado, los demás depositan su confianza en el líder.
  • Capacidad de comunicación/organización. Un buen líder puede comunicar los objetivos de la organización y alinear los objetivos y aptitudes individuales con el propósito del grupo;
  • Entusiasmo. El entusiasmo es contagioso. Un líder apasionado da energía a su equipo;
  • Integridad. Hacer lo correcto refuerza el espíritu de equipo. Al fomentar la confianza cuando se hace lo correcto, aunque duela en el momento, todo el equipo se beneficia y rendirá más. 
  • Fidelización. Defienda a su equipo en tiempos de crisis. Los miembros del equipo que perciben que el líder de su equipo es leal a ellos son más propensos a devolver esa lealtad 
  • Ser decisivo. Tome una decisión y asuma los golpes si resulta no ser la correcta. La indecisión merma la productividad y la moral 
  • Carisma. Una pequeña dosis de carisma no hace daño. Ser educado, agradable, bien hablado y atractivo es una gran ventaja para un líder.

2. ¿Cómo benefician las habilidades de liderazgo a una organización?

Un buen liderazgo puede impregnar todos los niveles de una organización para asegurar el buen funcionamiento de los equipos individuales, por sí mismos y en conjunto. Un liderazgo de calidad fomenta la unidad y promueve un funcionamiento orgánico del conjunto. Como la comunicación es abierta y el líder busca la contribución de los individuos, las personas se sienten inspiradas para dar su mejor esfuerzo. Para producir un producto de éxito, una organización debe contar con un liderazgo capaz de fomentar el cumplimiento de los objetivos de la organización’

Una de las cuestiones que tienen que ver con la consecución de los objetivos de la empresa es cómo traducir la visión y la misión de la organización en resultados precisos en las esferas clave que el líder considera cruciales. Un buen líder solicitará las aportaciones de los miembros del equipo para el desarrollo de objetivos bien definidos. De este modo, el equipo en su conjunto se implica en el proyecto o trabajo. El resultado es un mejor resultado o producto.

Para fomentar la adopción de los objetivos de la organización por parte de cada uno de los miembros del equipo, un líder demostrará a los miembros del equipo que se les valora escuchando y respetando sus sugerencias, y reconociendo sus contribuciones laborales. La unidad de la organización se beneficiará de este enfoque;

Un líder es importante para gestionar el cambio organizativo. Un líder implementará una estructura de recompensas para ayudar a alcanzar los objetivos estratégicos que resulten en la unión de los objetivos individuales y de la empresa.

Relacionado: ¿Qué significa el liderazgo?

¿Cuál es la diferencia entre un gestor y un líder?

Una explicación sencilla de la diferencia entre un gestor y un líder es que un líder lo es en virtud de los rasgos o atributos individuales de esa persona. Un gestor es un gestor por el cargo que ocupa o el trabajo que realiza. Un líder inspira, influye y establece la dirección. Un directivo planifica, ejecuta y supervisa el rendimiento. Hay más diferencias específicas, como las siguientes:

  • La gestión se ocupa de las operaciones. Se asegura de que las políticas, los procedimientos y las directrices funcionen en la organización;

  • El liderazgo consiste en modelar a los miembros individuales del equipo las cualidades necesarias para el progreso general de la organización.

  • El papel de un directivo es administrativo. Planificar, organizar y controlar son funciones clave de la gestión.

  • Un líder se ocupa de los aspectos más interpersonales del trabajo;

A pesar de las diferencias entre los papeles de gestor y líder, en el clima empresarial de hoy en día, una buena capacidad de liderazgo por parte de los gestores es crucial para el éxito de cualquier organización. A estos directivos se les denomina líderes gerenciales.

¿Cuáles son los atributos de un líder directivo?

Un directivo es una persona clave en la organización. Debe poseer las habilidades necesarias para promover las metas y objetivos de la organización. Algunas de las formas de trabajo de los directivos son:  

  • Con una comunicación eficaz y clara hacia arriba y hacia abajo en la jerarquía de la organización;
  • Siendo creativos en la resolución de problemas 
  • Siendo adaptables y flexibles en su enfoque. Están abiertos a nuevas ideas de los miembros del equipo.
  • Con una sólida comprensión del comportamiento humano.
  • Con una visión completa del entorno empresarial, incluidos los competidores, las amenazas para su negocio y las formas de optimizar el rendimiento y la producción.

Relacionado: Cómo ser un buen gestor

¿Por qué necesita un directivo tener capacidad de liderazgo?

Debería ser evidente que un directivo necesita capacidad de liderazgo. Aunque, según las definiciones tradicionales, un líder dirige la visión de la empresa y el gerente establece las operaciones específicas, un gerente sigue necesitando habilidades de liderazgo para ser eficaz. No está de más repetir que el entorno empresarial, tan cambiante, exige que el directivo adopte un enfoque más global y flexible que solemos asociar con los líderes;

Un directivo explora el liderazgo blando, por el que los empleados de hoy en día tienen afinidad. La moral de un miembro del equipo se beneficia de ser tratado como un colega. Un equipo puede llegar a soluciones creativas para problemas novedosos abriendo el proceso de resolución de problemas;

Un gestor no puede gestionar a las personas, sólo puede gestionar las actividades, los recursos y el flujo de trabajo. Dado que un directivo sólo puede gestionar cómo las personas producen resultados, la única opción para el líder directivo es dirigir a las personas, no gestionarlas. El entorno empresarial actual es transparente y colaborativo.

¿Cuáles son algunos aspectos del liderazgo directivo?

Para centrarse en las personas que hacen posible el cambio, un líder directivo debe perfeccionar las áreas en las que puede incorporar a las personas al proceso de forma significativa 

  • Delegue en los miembros de su equipo. Esto fomenta su participación y contribución al éxito de la empresa. 
  • Entrene a sus empleados para desarrollar sus habilidades y su moral. Los miembros del equipo que reciben coaching son más competentes en su trabajo y más felices;
  • Sea un oyente activo. Esta es una parte crucial de ser un comunicador eficaz que a menudo se pasa por alto.
  • Cultivar relaciones significativas entre los miembros del equipo. Gánate la confianza de los miembros de tu equipo siendo auténtico e interesándote por sus problemas. Resuelve los conflictos y los miembros de tu equipo te admirarán por tu capacidad de liderazgo.

¿Cuáles son los diferentes estilos de liderazgo directivo?

Si un directivo cuenta con un equipo muy competente y capacitado, puede adoptar un estilo de liderazgo más abierto y democrático. Este estilo es apropiado cuando los miembros del equipo son muy independientes y valoran su propia capacidad para tomar decisiones. Estos miembros del equipo también conocen bien los objetivos generales de la organización, han tratado antes con directivos participativos y tienen los conocimientos suficientes para enfrentarse a los desafíos por sí mismos. Para sacar el máximo provecho de estos miembros del equipo, el directivo debe permitirles cierto grado de autonomía.  

El directivo puede adoptar un estilo más directivo o autoritario si posee conocimientos especializados y la habilidad necesaria para la consecución de los objetivos del equipo. Un entorno de trabajo que se mueve rápidamente y en el que la situación está en constante cambio también requerirá un estilo de gestión directivo. 

El liderazgo transaccional es muy similar al liderazgo autoritario. En el liderazgo transaccional, el líder espera que sus subordinados lleven a cabo su visión. Este estilo se basa principalmente en la personalidad del líder, y no en las exigencias de la tarea o del entorno. En la resolución de problemas, se espera que los miembros del equipo consulten al líder. El inconveniente de este enfoque es que puede provocar una gran rotación en el equipo, ya que las personas con talento e inteligencia no suelen cumplir órdenes como autómatas;

Un líder transformacional inspira lealtad y confianza en su equipo creando una visión compartida, preparando a su equipo para afrontar los retos del trabajo y dirigiendo con energía y carisma.

¿Cómo puede un directivo mostrar un buen liderazgo?

Tu equipo responderá a tus acciones y a cómo te manejas como su líder. Estas son algunas acciones que puedes llevar a cabo para mostrar un buen liderazgo.

  • Camine por el camino. Si programa una reunión para tratar el tema de la impuntualidad, no se presente tarde. O, si lo hace, asúmalo y utilícelo como una oportunidad de aprendizaje para estimular el debate 
  • Construir un equipo. Construir redes dentro de su equipo, con la organización en general, y con proveedores y clientes externos. 
  • Predicar con el ejemplo. Nunca pida a su equipo que realice una tarea para la que usted no esté equipado o dispuesto a realizarla 
  • Sea honesto en la evaluación de su trabajo.  No corregir un rendimiento que no está a la altura de las expectativas no le granjeará la admiración ni contribuirá al éxito de su equipo ;
  • No te extralimites en cuanto a tu autoridad. Plantear exigencias poco razonables a su equipo sólo le hará ganarse su enemistad, no mejorar su rendimiento 
  • Sé realista pero optimista. Puede parecer evidente, pero puede ser útil recordar activamente que mantener una actitud realista pero optimista producirá los mejores resultados.
  • Aprovecha los consejos de un mentor. Un buen líder sabe cuándo pedir ayuda o consejo. Esto es una señal de fortaleza, ética de trabajo y confianza en sí mismo;
  • Invite a que le den su opinión. Esto indica a tu equipo que valoras su aportación. Los miembros del equipo le devuelven su confianza en sus ideas con su lealtad y dedicación al éxito del equipo;
  • Dé poder a los miembros de su equipo. Permitir que tu equipo realice las tareas con autonomía es una cualidad de liderazgo que se pasa por alto. Esto mejora la eficiencia de tu equipo al eliminar los cuellos de botella. Mejora la moral al mostrar a tu equipo que confías en ellos. Cuando se confía en el rendimiento de las personas, éstas lo hacen;
  • Desarrolle la flexibilidad. Para hacer frente al dinámico entorno empresarial que cambia constantemente, un director de equipo que sea un buen líder debe ser flexible en su enfoque de los retos inminentes;

Una organización eficaz y productiva se compone de equipos individuales dirigidos por gerentes que encarnan buenas cualidades de liderazgo.

Te recomendamos

Comprensión del embudo de marketing y cómo utilizarlo

¿Qué son los miembros del canal?

¿Qué es el error fundamental de atribución? (con ejemplos)

Guía sobre el rendimiento organizativo

¿Cómo puedo crear y mantener un programa diario?

Cómo convertirse en escritor en 7 pasos