¿Por qué es importante la planificación de la sucesión? (Más beneficios y consejos)

La creación de un plan de sucesión para los puestos importantes de una empresa es un paso importante para mantener la regularidad de las operaciones y los niveles de alto rendimiento. Al contar con un plan de sucesión para las salidas planificadas e inesperadas, usted se asegura de que su empresa siga adelante con una interrupción mínima o nula. Un plan de sucesión también puede ser beneficioso para mejorar y mantener su personal actual. En este artículo, analizamos por qué es importante la planificación de la sucesión, en qué consiste, los beneficios que aporta y los consejos para llevarla a cabo con eficacia.

¿Qué es la planificación de la sucesión?

La planificación de la sucesión es el acto de crear un plan para cuando un empleado senior u otro empleado importante deje la empresa. Un plan de sucesión puede incluir cualquier cambio de personal o de política que corresponda a la salida del empleado. Una empresa puede crear varios planes de sucesión para el mismo puesto, proporcionando directrices a seguir en función de las diferentes circunstancias que puedan surgir.

Relacionado: Cómo crear un plan de transición de empleados (con ejemplo)

¿Por qué es importante la planificación de la sucesión?

La planificación de la sucesión proporciona a una empresa un curso de acción para evitar la incertidumbre cuando un empleado deja la organización. Esto puede hacer que el período de transición sea más productivo y eficiente para minimizar cualquier interrupción durante el cambio de personal. La creación de planes de sucesión para puestos importantes dentro de la empresa tiene como objetivo garantizar los mejores intereses de la empresa mientras se gestiona la ausencia de un miembro del personal.

Beneficios de la planificación de la sucesión

La creación de planes de sucesión para puestos importantes dentro de su empresa es una forma eficaz de mejorar el rendimiento durante una transición. Algunas de las principales ventajas de utilizar un plan de sucesión son

Retención del talento

La creación de planes de sucesión es una forma excelente de demostrar a los empleados que son valiosos, lo que puede hacer que permanezcan más tiempo en su empresa. Al incluir a un empleado en un plan de sucesión, usted le proporciona una dirección clara sobre sus avances en la carrera profesional. Esto les muestra que, si permanecen en su empresa, pueden obtener un ascenso en el futuro. Esto puede ser especialmente eficaz cuando el plan se prepara para la salida del empleado en una fecha determinada, ya que proporciona seguridad al empleado.

Relacionado: 9 consejos para pasar con éxito a ser supervisor

Mantenimiento del rendimiento

Al proporcionar a los empleados un plan a seguir durante un cambio de personal, éstos comprenden sus expectativas durante la transición y pueden seguir rindiendo al máximo. Esto puede minimizar el número de empleados a los que afecta el cambio de personal y también el impacto para el personal al que influye. Así se mantienen los niveles de rendimiento para mantener elevados los niveles de producción de la empresa.

Claridad organizativa

Permitir que el personal entienda quién está en la línea para ocupar el puesto, y cualquier cambio en sus propias expectativas debido al cambio, proporciona estabilidad a los empleados. Esto minimiza aún más cualquier interrupción del funcionamiento normal como resultado de la transición del empleado. La estabilidad puede ayudar a que los empleados se sientan cómodos y seguros, lo que puede tener el efecto de elevar la moral dentro de la empresa.

Aversión a las crisis

Durante una salida inesperada, un plan de sucesión proporciona beneficios amplificados. Cuando una salida no está programada, no ofrece la oportunidad de hacer ajustes antes de la salida para minimizar su impacto. Con un plan de sucesión en marcha, puede minimizar esta interrupción comenzando su respuesta lo más rápidamente posible, eliminando la necesidad de elaborar estrategias para tomar las mejores decisiones.

Reducción de los costes de transición

Hacer un cambio de personal puede provocar costes de organización. Estos van desde la pérdida de producción hasta el coste de emprender la búsqueda de un empleado de reemplazo. Con un plan de sucesión en marcha, se reduce el impacto financiero de la interrupción. Si su plan incluye información sobre quién asume el puesto vacante o una lista de candidatos para cubrirlo, puede eliminar o reducir el coste de la búsqueda de un sustituto.

Consejos para la planificación de la sucesión

Crear un plan de sucesión es una forma eficaz de proteger su empresa y facilitar el proceso de llevar a cabo cualquier cambio de personal. Siga estos consejos al crear sus planes de sucesión para obtener el máximo beneficio:

Desarrollar políticas claras sobre la creación de planes

Al igual que los planes de sucesión proporcionan una valiosa orientación durante un cambio, las políticas sobre planes de sucesión pueden indicar al personal cuándo crear un nuevo plan. Anotar en las políticas de la empresa tanto los puestos que siempre requieren planes de sucesión como las condiciones en las que un puesto no requerido puede beneficiarse de un plan le garantiza la cobertura necesaria de los planes de sucesión. Esto puede mejorar el valor global que aportan los planes de sucesión en su empresa.

Fomenta la alerta temprana

Cuanto más tiempo tenga para preparar una salida, más eficazmente podrá planificar y mitigar los efectos de su marcha. Cuando un miembro del personal pasa a ocupar un puesto que requiere un plan de sucesión, es conveniente hablar con él sobre la importancia de avisar con antelación de cualquier cambio. Puede incluir cláusulas en los contratos de los altos cargos que exijan un preaviso. Esto le proporciona el tiempo necesario para iniciar cualquier plan de transición.

Relacionado: Cómo redactar un plan de transición a un nuevo empleo (con plantilla)

2. Planifica para lo inesperado

Al crear planes de sucesión para un puesto, es beneficioso incluir tanto una transición planificada como una transición inesperada. Es posible que un puesto importante dentro de su organización quede vacante de forma inesperada por una serie de razones, y tener un plan para una vacante sorprendente puede reducir significativamente el impacto que el cambio tiene en su organización. Los planes de sucesión para vacantes inesperadas pueden incluir tanto planes a largo plazo para encontrar al próximo profesional que ocupe el puesto, como planes a corto plazo para minimizar cualquier impacto inmediato del cambio.

Dar prioridad al trabajo especializado

Al crear un plan de sucesión, el trabajo más importante que realiza un empleado para que usted lo aborde con el plan es cualquier trabajo que requiera habilidades especializadas. Esta es la conducta que puede resultar más difícil de cubrir durante una transición. Al identificar a las personas dentro de la organización capaces de gestionar las responsabilidades especializadas durante un cambio, se mejora el rendimiento de la empresa a lo largo de un cambio.

Proporcionar al personal oportunidades de desarrollo

Contratar desde dentro suele ser la forma más eficaz de sustituir a un miembro del personal que se marcha. Para preparar un plan de sucesión que incluya la promoción interna, es importante asegurarse de que tiene miembros del personal preparados para la transición al puesto que deja el empleado. Ofrecer oportunidades de formación y tutoría a los empleados con potencial para ocupar el puesto le permite hacer que la transición a un nuevo empleado sea más fácil y productiva.

Relacionado: Desarrollar una cadena de talentos (con pasos)

Anote a sus futuros líderes

Elaborar una lista de empleados que crees que tienen potencial para pasar a puestos más avanzados puede ayudarte a crear planes de sucesión de forma más eficaz. Además de proporcionarle una lista de preseleccionados a la hora de considerar cómo cubrir un puesto vacante, también le ayuda a identificar a los empleados que más pueden beneficiarse de una mayor formación y tutoría. Hablar con otros altos cargos de su empresa es una forma eficaz de identificar candidatos, preguntando a los supervisores por sus mejores trabajadores. El análisis de los datos de rendimiento también puede ayudarle a identificar a los candidatos potenciales más fuertes.

Facilitar una transición gradual

En el caso de las salidas planificadas, la creación de una transición gradual de un miembro del personal al siguiente puede reducir significativamente o eliminar las interrupciones en su empresa. Hacer que el nuevo empleado trabaje junto al empleado saliente o empezar a transferir responsabilidades al nuevo empleado de forma gradual mientras el miembro del equipo que se va sigue trabajando para usted ayuda a que el cambio sea menos perceptible. Esto también proporciona una oportunidad para que el nuevo empleado haga cualquier pregunta que tenga mientras comienza a ejecutar su nuevo papel y responsabilidades.

Conozca sus planes de futuro

La transición de un empleado a otro también puede ser una oportunidad para realizar un cambio dentro de la organización. Al igual que se beneficia de tener planes de sucesión, también es útil tener planes a corto y largo plazo para su empresa o departamento. Esto puede permitirle identificar las áreas en las que puede facilitar estos cambios durante una transición de personal, minimizando el impacto total de los dos cambios al producirse simultáneamente.

Te recomendamos

Valor Intrínseco: Definición y cómo calcularlo

Preguntas frecuentes: Investigación secundaria (qué es y cuándo utilizarla)

11 Consejos para ayudarle a subir de nivel en su carrera profesional

Cómo Escribir Correos Electrónicos que Tocan la Base

¿Qué tan inteligente es usted emocionalmente? Los beneficios de las pruebas de inteligencia emocional

¿Qué son los productos de calidad inferior?