Cómo practicar la gratitud mientras se trabaja a distancia

A medida que millones de personas experimentan los efectos del distanciamiento social relacionado con las medidas de seguridad COVID-19, la sensación de aislamiento que conlleva el trabajo a distancia puede hacerse cada vez más presente. En esos momentos de mayor estrés, puede ser útil recordar las cosas que te hacen estar agradecido. Practicar la gratitud puede ayudarte a ti y a tu equipo a mantener la motivación y a sentirte más feliz mientras trabajas.

En este artículo, ofrecemos pasos prácticos que puedes seguir para practicar la gratitud en momentos de incertidumbre.

Ejercicios sencillos de agradecimiento

Pruebe estos consejos para expresar su gratitud y mantenerse positivo:

  • Reflexionar sobre los retos del pasado.
  • Conéctese con sus colegas.
  • Llevar un diario de agradecimiento.
  • Contactar con amigos y seres queridos.
  • Sea realista.
  • Practique la meditación guiada.
  • Elogie a un compañero de trabajo al menos una vez al día.
  • Sea coherente.
  • Comparta sus ideas.

1. Reflexionar sobre los retos del pasado

Para encontrar la gratitud por su situación actual, recuerde cómo superó los retos del pasado y reflexione sobre todos los progresos que ha realizado. Es importante recordar que hay poder en el pensamiento positivo y que sólo tú tienes el poder de cambiar tus pensamientos. Escribe tus retos pasados, cómo te sentiste durante la incertidumbre y qué hiciste para superarla. ¿Cómo puede aplicarse lo que aprendiste a tu situación actual? Aunque ahora las cosas parezcan inciertas, tus circunstancias cambiarán con el tiempo.

Relacionado: 7 desafíos de trabajar a distancia y cómo superarlos

2. Conectar con los colegas

Haga un esfuerzo por reconocer a sus compañeros de trabajo por sus esfuerzos. Esto puede ser tan sencillo como enviar un mensaje de agradecimiento a través de programas de mensajería instantánea o escribir un rápido correo electrónico. Algunas empresas cuentan con sistemas para realizar elogios públicos. Cuando agradezcas a un compañero o le elogies por sus esfuerzos, céntrate en un ejemplo concreto por el que te sientas agradecido, eso puede ayudarles a mantenerse motivados. Ofrecer comentarios positivos con regularidad también le asegura mantener la relación con los miembros de su equipo, promoviendo un sentido de comunidad en línea.

Relacionado: Todo lo que debe saber sobre el trabajo desde casa

3. Llevar un diario de gratitud

Cuando se experimentan circunstancias difíciles, puede ser fácil pasar por alto los actos de bondad al azar. Llevar un diario de gratitud es una de las mejores maneras de reconocer estos pequeños momentos. También puede ayudar a cambiar el enfoque de tus pensamientos de lo negativo a lo positivo. A medida que vayas añadiendo entradas, considera la posibilidad de probar nuevos ejercicios diseñados para hacerte pensar en la gratitud. Por ejemplo, comience el proceso de escribir el diario anotando tres cosas, grandes o pequeñas, que aprecie tener en su vida, como un gerente atento o la capacidad de distanciarse socialmente mientras trabaja.

4. Contactar con amigos y seres queridos

Cuando estés trabajando, es aconsejable hacer pequeños descansos a lo largo del día para mantener la concentración, pero respetando tus objetivos y responsabilidades diarias. Por ejemplo, la Técnica Pomodoro sugiere hacer una pausa de cinco minutos cada 25 minutos, y una pausa más larga cada 100 minutos. Durante estos descansos, considere la posibilidad de hablar con sus amigos y familiares para expresarles su gratitud. No sólo te estás tomando el tiempo para recargarte, sino que también estás recibiendo apoyo al conectarte con otros. Conectar con tus seres queridos puede ayudarte a encontrar más formas de expresar tu gratitud a los compañeros de trabajo.

Relacionado: Cómo utilizar la técnica Pomodoro para dominar la gestión del tiempo

5. Sea realista

Practicar la gratitud es un tipo de objetivo que requiere un esfuerzo adicional y cambios de comportamiento. Teniendo esto en cuenta, tome medidas para prepararse para el éxito y para superar posibles retos. Reúne los materiales que necesitas para escribir entradas en el diario y cartas. Reserva tiempo para el autocuidado programando recordatorios en tu teléfono.

Relacionado: Relacionado: 8 tipos de motivación para lograr tus objetivos

6. Practicar la meditación guiada

La meditación guiada puede ayudarle a identificar y expresar su gratitud más fácilmente. Durante los descansos, considere la posibilidad de utilizar ejercicios de meditación guiada diseñados para ayudarle a centrarse en lo que más importa. Incluso cinco minutos de meditación pueden ayudarle a apreciar más la vida y a reducir el estrés.

7. Elogie a un compañero de trabajo al menos una vez al día

Encuentre al menos un miembro del equipo al que pueda agradecer o felicitar una vez al día para mantener el hábito de mostrar gratitud. Considere la posibilidad de enviar un correo electrónico o un mensaje de grupo que incluya a todo su equipo para iniciar una conversación positiva. También puedes agradecer a un compañero de trabajo personalmente a través de un chat privado. Expresar tu gratitud a los compañeros de trabajo al menos una vez al día te ayuda a mantener la comunicación y a colaborar mejor con ellos en un entorno remoto.

8. Ser coherente

Independientemente de cómo elijas practicar la gratitud, procura ser constante. Mantener una rutina durante los desafíos inesperados puede ayudarte a mantener la calma y a gestionar tus emociones. Esfuérzate por crear un horario que integre tus nuevos hábitos de gratitud. Podrías crear el hábito de practicar la meditación guiada antes de empezar a trabajar y una vez que termines el día para sentirte más tranquilo, o podrías aprovechar uno de tus descansos diarios para añadir una entrada en tu diario de gratitud. Estas prácticas pueden ser útiles incluso después de que pase el brote de COVID-19.

9. Comparta sus ideas

Si encuentra alguna práctica para expresar su gratitud que le funcione bien, considere compartirla con su equipo. Puede enviar un enlace al recurso y describir los resultados que ha experimentado. Si decides hacerlo, puede ser útil proporcionar los pasos específicos que sigues y la frecuencia con la que lo practicas para que los colegas sepan qué esperar si lo intentan. Cuando compartes tus propias ideas, es más probable que los miembros del equipo detallen las prácticas que les funcionan, facilitando una conversación abierta.

Te recomendamos

Guía para la captación de correos electrónicos en frío (con 16 buenas prácticas)

Cómo lidiar con exigencias irrazonables en el trabajo (con pasos)

33 Formas De Decir A Sus Empleados Trabajo Bien Hecho»»;

8 Certificaciones para trabajadores de la construcción

Cómo pedirle a alguien que rellene una encuesta (con consejos)

¿Qué es la gestión de proyectos de construcción?