Precios económicos: Definición, funcionamiento y beneficios comunes

La determinación del precio mediante la fijación de precios económicos es un método para fijar el precio de los artículos en función de sus costes de producción. Si trabaja en los departamentos de ventas o finanzas de una empresa que vende artículos, es posible que esté familiarizado con la fijación de precios económicos. La fijación de precios económicos es una estrategia de fijación de precios para cualquier empresa que venda productos y obtenga ingresos de esas ventas. Dado que la fijación de precios económicos puede aplicarse a cualquier organización que genere ingresos por las ventas, puede utilizarse en cualquier tipo de empresa que venda artículos a los consumidores, incluidos el comercio minorista, los servicios de alimentación y otros sectores.

En este artículo, definimos la fijación de precios económicos y exploramos cómo y cuándo utilizarla.

¿Qué es la fijación de precios económicos?

Los productos con bajos costes de producción tienen un precio reducido gracias a la fijación de precios económicos. El método tiene en cuenta cuánto dinero se necesita para fabricar un producto y llevarlo a las estanterías, fijando el precio en consecuencia, lo que hace que estos artículos tengan un precio más bajo que los que tienen costes de producción elevados. Además de los productos que no necesitan mucho marketing o publicidad, se puede utilizar la fijación de precios económicos para aquellos que no necesitan mucho marketing o comercialización, ya que el precio puede reducirse restando el coste del marketing y la publicidad.

Otro aspecto clave de la fijación de precios económicos es la concentración en productos que las empresas esperan vender en grandes cantidades, lo que puede dar lugar a que productos con precios bajos sigan generando ingresos. Esto puede ser especialmente eficaz con los productos genéricos que los clientes pueden comprar al por mayor, como los alimentos o los artículos de limpieza.

Relacionado: Entender la economía: Definición y aplicación

¿Cómo funciona la fijación de precios en economía?

El precio económico elige el precio de un producto en función de lo que cuesta producirlo. Para calcular el precio económico, puede utilizar la siguiente fórmula: coste de producción + margen de beneficio = precio.

Este cálculo tiene en cuenta cuánto dinero cuesta hacer un producto y cuánto dinero puede ganar en ingresos para determinar el precio más bajo que puede tener. Para realizar este cálculo, es posible que también tengas que encontrar el margen de beneficio de un producto, que puedes encontrar dividiendo los ingresos netos de una empresa por sus ingresos y multiplicando el resultado por 100 para obtener un porcentaje.

Por ejemplo: Consideremos una empresa que vende una crema facial genérica cuya producción cuesta 5 dólares y tiene un margen de beneficio del 60% o 0,60. Esta empresa puede utilizar la fijación de precios económicos sumando estos valores para establecer un precio para la crema facial de 5,60 dólares. Esto permite a la empresa obtener un pequeño beneficio manteniendo el precio de la crema facial lo más bajo posible.

Cuándo utilizar la fijación de precios económicos

Puede ser más eficaz utilizar los precios económicos para productos que tienen bajos costes de producción y que pueden venderse rápidamente sin necesidad de marketing o publicidad. Un uso común de la fijación de precios económicos es en relación con los artículos genéricos de alimentación que pueden venderse a un coste inferior al de los productos alimentarios de marca. Del mismo modo, los minoristas de cosméticos pueden utilizar la fijación de precios económicos para cualquier cosmético genérico que ofrezcan, ya que probablemente cueste menos dinero producirlo que los cosméticos de marca con ingredientes especializados.

La industria farmacéutica también puede utilizar el precio económico para los medicamentos genéricos que no dependen de las marcas o la publicidad para las ventas. Estos son algunos ejemplos más de productos que pueden beneficiarse de los precios económicos:

  • Supermercados con marcas propias
  • Tiendas de caja grande con marcas propias
  • Puntos de venta al por menor
  • Servicios de suscripción
  • Líneas aéreas del presupuesto
  • Hoteles y complejos turísticos económicos

Relacionado: Definición de demanda económica

Beneficios de la fijación de precios económicos

He aquí algunas de las ventajas más conocidas de los precios económicos:

Fácil de usar

Los precios económicos se consideran bastante sencillos de poner en práctica, lo que puede ayudar a las empresas más grandes que deciden pasar a los precios económicos después de haber operado ya, haciendo que la transición sea fácil. Las nuevas empresas o negocios también pueden implementar la fijación de precios económicos en su estrategia comercial con facilidad, lo que puede ayudar a establecer precios para sus productos con bajos costes de producción y comercialización. La fórmula utilizada para calcular los precios económicos es también muy sencilla, lo que significa que casi cualquier empresa puede aprender a calcularlos.

Mantiene los costes bajos

Otra ventaja de los precios económicos es su capacidad para mantener los costes bajos. Dado que la fijación de precios económicos se centra en el establecimiento de precios para artículos con bajos costes de producción, esta práctica puede ayudar a las empresas a encontrar más lugares donde aplicar los precios económicos para ahorrar dinero. Los productos con precios económicos también ahorran dinero a las empresas en costes de marketing y publicidad, ya que estos productos no suelen ser objeto de publicidad. Así, las empresas pueden utilizar el dinero que podrían gastar en publicidad para desarrollar nuevos productos o para los productos que pretenden comercializar.

Trae nuevos clientes

Las empresas que utilizan precios económicos suelen vender sus productos a un coste inferior al de sus competidores de lujo o de marca. Esto puede atraer a nuevos clientes a su negocio, ya que es más probable que los clientes prueben un nuevo producto que se vende a un precio bajo que uno que tiene un coste elevado, ya que disminuye el riesgo de gastar dinero en un producto que podría no gustarles.

Los precios bajos también pueden animar a los nuevos clientes a utilizar los productos de una empresa específica, incluso si tienen un historial de compra del mismo producto de una empresa diferente, ya que el ahorro de dinero puede ser un factor importante a la hora de decidir qué artículos comprar.

Introduce nuevos productos más rápidamente

Los precios económicos suelen aplicarse a los productos que una empresa no tiene previsto comercializar ni publicitar. Por ello, los productos que tienen un precio económico pueden colocarse en las estanterías de las tiendas a un ritmo más rápido, ya que no requieren una presentación al público a través de estrategias de publicidad o marketing.

Esto puede permitir que los productos lleguen a los clientes con mayor rapidez y empiecen a crearse una reputación poco después de su producción, lo que también puede ayudar a mantener la frescura y la calidad de productos como los cosméticos o los alimentos.

Promueve el conocimiento de la marca

Muchas empresas utilizan los precios económicos para los productos genéricos que se venden con la propia marca de la empresa. Esto significa que los bajos precios que permite la fijación de precios económicos pueden animar a los clientes a comprar productos que se venden bajo el nombre del minorista donde compran el artículo en lugar de una marca externa o de diseño que podría ser más cara. La compra de productos genéricos de una empresa puede ayudar a los clientes a familiarizarse con esa empresa y a mantener el conocimiento de su marca.