¿Qué es la fijación de precios por objetivos?

Determinar el precio de un producto o servicio que vas a vender puede tener un gran impacto en el progreso de tu negocio. El precio objetivo es un método que se utiliza mejor en los mercados altamente competitivos en los que el nivel de la demanda afecta a los cambios en el precio. Mediante el uso de la fijación de precios objetivo, puede aprender a calcular el precio de un posible bien y deducir la probabilidad de que se venda y obtenga beneficios. En este artículo hablamos de la fijación de precios por objetivos, de las ventajas y desventajas de utilizar este método y de los otros tipos de estilos de fijación de precios.

¿Qué es la fijación de precios?

El precio objetivo es un método que las empresas utilizan para calcular el precio de venta de un producto basándose en los precios del mercado. En primer lugar, una empresa decide un precio competitivo para su producto basándose en un estudio de mercado y en el precio de venta de productos similares. Una vez que la empresa determina el precio de su producto, fija el beneficio que quiere obtener de él, lo que también se conoce como margen de beneficio.

Después de fijar un margen de beneficio, la empresa debe averiguar si el coste de producción o adquisición del producto está dentro del presupuesto restante. Si la empresa no puede completar el producto dentro de la restricción de costes, entonces cancela el proyecto. Al adoptar este enfoque, la empresa puede asegurarse de obtener un beneficio razonable porque puede vender su producto a un precio acorde con la demanda del mercado.

Las empresas, como los fabricantes de automóviles, que tienen una gran inversión de capital, son las que más utilizan el precio objetivo porque no está directamente vinculado a la demanda del producto, siempre que vendan todo el volumen de existencias.

Relacionado: Precios competitivos: Definición y consejos

Ejemplo de precios objetivo

Si una empresa quiere vender sillas de escritorio y el precio medio de mercado de las sillas de escritorio es de 200 dólares por silla, entonces la empresa podría fijar su precio de venta por silla en 250 dólares y comercializar sus sillas de escritorio como un producto de gama alta. Si deciden que quieren obtener un 20% de beneficio en cada venta, entonces obtendrán 50 dólares de beneficio por cada silla vendida. Por lo tanto, si la empresa quiere ganar 50 dólares por silla y vender la silla a 200 dólares, entonces debe ser capaz de fabricar la silla por 150 dólares o menos. Si el coste de fabricación es superior a 150 dólares, entonces no obtendrán el beneficio deseado y probablemente optarán por no seguir adelante con la venta de sillas de escritorio.

Relacionado: ¿Qué es una estrategia de precios?

3. ¿Cuáles son las ventajas de la fijación de precios en el mercado objetivo?

A continuación se enumeran algunas de las ventajas de utilizar el método de fijación de precios objetivo:

  • El precio objetivo es sensible al mercado, lo que significa que el precio objetivo considera y responde a la demanda y la oferta.
  • El cálculo de costes por objetivos da lugar a mayores beneficios para las organizaciones al reducir el coste de fabricación del producto, ya que el precio de venta se fija de antemano.
  • Permite a la empresa explorar una utilización innovadora y eficiente de los recursos.
  • Lleva a formas creativas y permanentes de reducir los costes y conduce a ganancias tecnológicas y económicas para la empresa.
  • Los clientes pueden disfrutar de mejores productos a precios más bajos, ya que es la empresa, y no el cliente, la que asume los costes, lo que significa que puede haber un mayor volumen de artículos de alto valor disponibles para la compra.
  • La empresa puede predecir y responder mejor a los cambios del mercado, ya que fija su precio al principio del proceso, y la coordinación entre sus distintos departamentos le permite formar una estrategia global en caso de que se produzcan cambios importantes en las tendencias del mercado.

Relacionado: Ejemplos de mercados objetivo

¿Cuáles son las desventajas de la fijación de precios por objetivos?

He aquí una lista de algunas desventajas de la fijación de precios por objetivos:

  • Toda la estrategia comercial depende de la correcta estimación del precio de venta final del producto. Cualquier error en el precio repercutirá negativamente en el resto de la estrategia de marketing.
  • Si la empresa estima un precio objetivo demasiado bajo y da a los departamentos de desarrollo y fabricación unas limitaciones demasiado rígidas, esos departamentos tendrán que hacer frente a la carga irreal de producir el producto.
  • En ocasiones, la empresa puede utilizar tecnología, materiales o diseños defectuosos más baratos para reducir los costes de producción. Esto puede suponer una pérdida de reputación para la empresa y la desconfianza de los consumidores hacia los productos a largo plazo.
  • Dado que la empresa tiene que determinar la cantidad de producto que quiere vender a su precio objetivo, si la empresa no vende toda la cantidad de existencias de su producto, experimentará pérdidas.

Relacionado: Cómo calcular el precio de venta

¿Cuáles son otros métodos de fijación de precios?

A continuación se presentan otros métodos que las empresas pueden utilizar para fijar el precio de los productos:

  • Precio de coste adicional g:** Este método determina primero el coste de fabricación del artículo y lo añade al margen de beneficio deseado por la empresa para determinar el precio de venta.
  • Precios basados en el valor: La fijación de precios basada en el valor utiliza la percepción del cliente sobre el valor de un producto para fijar los precios. El uso de esta estrategia implica medir y analizar las ideas de su base de clientes sobre el valor de su producto. Esta estrategia no tiene en cuenta el coste de producción, por lo que funciona mejor en los mercados en los que los precios suelen superar los costes por un amplio margen.
  • 3. Precios por hora: Los servicios, más que los bienes o productos físicos, utilizan principalmente este modelo porque tiene en cuenta la mano de obra que se ha empleado en el servicio.
  • Precios fijos: También conocido como precio basado en el proyecto, el precio fijo implica un precio para todo un contrato o proyecto. Este método ofrece consistencia para el cliente y puede maximizar los beneficios si la empresa puede completar el proyecto de forma eficiente.
  • Fijación de precios de las acciones: En algunos casos, las personas aceptan el capital, o las acciones de una empresa, como compensación por su producto o servicio. La elección de este precio puede depender del tamaño y el éxito del cliente y del rendimiento previsto de sus acciones.
  • Precios basados en el rendimiento: Esta opción se basa en la calidad de un servicio específico prestado para determinar el precio. Quienes ofrecen este modelo documentan sus resultados previos con antelación y acuerdan un pago por la prestación de esos resultados.
  • Precios de retención: Los precios de retención determinan el precio de los servicios y los acuerdan con el cliente antes de que se complete el trabajo. Las empresas fijan los precios de los retenedores en función del valor del servicio prestado. Algunos acuerdos de precios de retención permiten al cliente conservar las horas sobrantes o las unidades facturables y utilizarlas durante el siguiente periodo de tiempo.