Prefacio vs. Introducción: ¿Qué necesita su libro?

Incluso los autores experimentados pueden no estar seguros de la diferencia entre un prefacio y una introducción para un libro. Los dos términos se utilizan comúnmente, a veces incluso indistintamente, pero tienen significados diferentes. Si está escribiendo un libro y no está seguro de si debe incluir un prefacio o una introducción, le resultará útil saber más sobre los términos y su significado. En este artículo explicamos qué son los prefacios y las introducciones, exploramos los consejos que debe tener en cuenta a la hora de elegir un prefacio frente a una introducción y respondemos a algunas preguntas frecuentes sobre estos conceptos.

¿Qué es un prefacio?

Un prefacio es un capítulo introductorio al principio de un libro que explica por qué el autor lo escribió y proporciona cualquier información relevante que quiera compartir en relación con los métodos o el contexto. El prefacio no tiene ningún contenido que esté directamente relacionado con el contenido del libro, aparte de explicar por qué el autor decidió escribir sobre ese tema. Es lo más habitual en los libros de no ficción, donde el escritor puede querer explicar al lector por qué está cualificado para escribir sobre ese tema o en qué se ha inspirado para hacerlo.

Relacionado: Cómo conseguir un trabajo en el sector editorial

¿Qué es una introducción?

Una introducción es también un capítulo introductorio al principio de un libro, pero suele establecer alguna información básica sobre el contenido del libro. La introducción suele iniciar al lector en el tema del libro de forma que sea relevante para el resto del libro. Aunque no siempre es necesario leer el prefacio para entender el contenido del libro, la introducción sí suele serlo.

En los libros de no ficción, la introducción es un buen lugar para que el autor incluya cualquier definición o información que sea necesaria para comprender los conceptos tratados en el libro. En el caso de la ficción, la introducción puede ofrecer información sobre la trama que no se explicará por completo hasta más adelante o introducir al lector en el mundo en el que se desarrolla el libro.

Relacionado: Relacionado: 29 de los mejores trabajos para los amantes de los libros

Consejos para elegir entre un prólogo y una introducción

He aquí algunos consejos para elegir entre un prefacio y una introducción al escribir un libro:

Determine la relevancia para su público

Cualquier información introductoria debe tener relevancia para sus lectores. De lo contrario, sólo retrasa que el lector entre en el contenido importante de su libro, lo que podría hacer que algunos estén menos interesados en leerlo. Si ha escrito un libro de no ficción y cree que el lector querrá saber por qué lo ha escrito, qué métodos ha utilizado y qué le hace ser un experto en este tema, entonces un prefacio sería lo más relevante. Si ha escrito un libro de ficción y decide que su público probablemente no necesita información sobre su inspiración, es probable que elija una introducción.

Considere el contenido de su libro

Lo que decidas poner al principio de tu libro debe apoyar el contenido principal del mismo. Por ejemplo, si has escrito una detallada novela de ficción histórica y quieres proporcionar a los lectores información sobre tus métodos de investigación y sobre por qué te inspiraste para contar esa historia, puedes encontrar una utilidad para un prefacio al principio de tu libro. Otros tipos de contenido pueden no necesitar un prefacio, e incluirlo podría distraer a los lectores con información innecesaria.

Decida lo que quiere decir

Si considera las opciones para presentar a los lectores a usted o a su libro, puede determinar que tiene algo específico que quiere decir. Puede que sepa qué información quiere incluir al principio de su libro, pero no está seguro de cómo llamar a esa sección. Si el capítulo introductorio es sobre usted como autor y las razones por las que escribió su libro, eso sería un prefacio. Si el capítulo se relaciona directamente con el contenido de su libro y establece información importante necesaria para entender el resto del libro, eso sería una introducción.

Investigue su género

Algunos géneros de libros tienen formas establecidas de formatearlos, aunque puede haber una buena razón para romper con los métodos establecidos. Si investiga su género y determina que es norma incluir un prefacio pero no una introducción, puede optar por seguir esa norma y aplicarla a su libro. Por otro lado, puede decidir que lo que es estándar en su género no funciona para su libro específico y optar por algo diferente. En cualquier caso, es bueno estar al tanto de lo que otros autores de su género han hecho en el pasado.

Relacionado: ¿Cuánto ganan los novelistas?

Considere la posibilidad de incluir ambos

Para algunos libros, puede ser útil contar con un prefacio y una introducción. Sin embargo, este no es el caso de todos los libros, y si no está seguro de si es necesario para su libro o no tiene una buena razón para utilizar ambos, es mejor utilizar sólo uno para limitar la información innecesaria para los lectores. Para ciertos tipos de autores de no ficción puede ser útil utilizar ambos, especialmente si el escritor quiere establecer sus razones para escribir el libro, así como algunos conceptos y definiciones clave.

Preguntas frecuentes

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes sobre el uso de un prefacio o una introducción:

¿Qué extensión debe tener un prefacio?

Normalmente, un prefacio es bastante corto, aunque no hay un número específico de palabras o páginas que tenga que tener un prefacio. Algunos prefacios son de una sola página, mientras que otros pueden tener varias páginas. Dado que el objetivo de un prefacio es contextualizar el libro y contar al lector un poco sobre el autor, generalmente no se quiere que sea demasiado largo para que el lector pueda pasar al contenido principal del libro.

¿Es necesario incluir un prefacio o una introducción?

Si no cree que su libro necesita un prólogo o una introducción, no es necesario que incluya uno u otro. Su libro podría tener más fuerza si el lector empezara por el primer capítulo. Sólo debería incluir un prefacio o una introducción si mejora su libro y proporciona información que los lectores no pueden encontrar en el resto del libro.

Relacionado: Cómo escribir un gran libro electrónico

¿Es lo mismo un prólogo que una introducción?

Un prólogo no es lo mismo que un prefacio o una introducción, sobre todo porque el prólogo lo escribe alguien que no es el autor del libro. Los libros suelen incluir un prólogo si el autor o el editor consideran que el hecho de que un autor conocido o un experto en un campo relacionado presente el libro podría aumentar el interés por el mismo. El prólogo puede ofrecer antecedentes similares a los del prólogo, pero en general, el objetivo es que el autor del prólogo le dé credibilidad como autor.

Si has escrito tu primera novela, puedes pedir a un autor conocido que escribe el mismo género que escriba un prólogo para tu libro. Si has escrito un libro de no ficción, podrías buscar una autoridad en ese tema para que escriba un prólogo.

¿Qué longitud debe tener una introducción?

Las introducciones suelen ser más largas que los prólogos, ya que a menudo necesitan incluir más información. No hay una longitud específica que deba tener su introducción, siempre que incluya la información que considere necesaria. Dado que la introducción suele ser el inicio del contenido del libro, puede optar por tratarla como un capítulo normal y mantener la longitud en consonancia con la de los demás capítulos.

Te recomendamos

Bienes de Capital vs. Bienes de Consumo: ¿Cuál es la diferencia?

¿Qué es la economía de la oferta y cómo funciona?

11 Ventajas de la computación en nube

Factores de producción: Una Guía Definitiva

Cómo identificar su mercado objetivo

Cómo decirle a tu jefe que llegas tarde al trabajo