Cómo preparar una entrevista con un directivo (con ejemplos de preguntas y respuestas)

Prepararse para una entrevista de gestión es crucial si se está entrevistando para un puesto de gestión. Si tienes anécdotas que mejoren tus respuestas y destaquen los requisitos clave que un empleador busca más en un candidato, puedes tener éxito. Puede consultar una lista de preguntas y respuestas para hacerse una idea de lo que puede esperar en su entrevista de gestión.

En este artículo, hablaremos de por qué hay que prepararse para una entrevista con un directivo, de los pasos que hay que dar para prepararse y de las preguntas y ejemplos de respuestas que puedes revisar mientras piensas en tus propias respuestas.

¿Por qué hay que prepararse para una entrevista de dirección?

La entrevista para un puesto directivo se centra en sus habilidades de comunicación, su estilo de liderazgo y su capacidad para manejar situaciones difíciles. El jefe de contratación también examinará tu capacidad para motivar a un equipo. Tómese el tiempo necesario para preparar la entrevista, ya que esto le permitirá pensar en ejemplos en los que haya exhibido las habilidades clave que el director de contratación está buscando. Es importante que describa cómo gestiona diferentes objetivos, a veces conflictivos, cómo motiva a sus empleados y qué cree que significa ser un buen gestor.

Además, prepararse para una entrevista con un directivo puede ayudarle a sentirse más seguro sobre los diferentes tipos de preguntas que el entrevistador podría hacerle. Suele haber tres tipos principales de preguntas: preguntas de resolución de problemas relacionadas específicamente con su función, preguntas de comportamiento para evaluar su mentalidad y preguntas diseñadas para evaluar su pensamiento crítico y su creatividad. Si te preparas para la entrevista, podrás sentirte más seguro cuando el jefe de contratación te haga preguntas hipotéticas o situacionales.

Relacionado: 125 preguntas y respuestas habituales en las entrevistas (con consejos)

Cómo prepararse para una entrevista de dirección

Estos son los pasos básicos que se pueden dar para preparar una entrevista con un directivo:

1. Investiga la empresa

El primer paso que debe dar al preparar una entrevista con un directivo es investigar la empresa y aprender todo lo que pueda sobre el producto o servicio que ofrecen. Además, revise el resumen del puesto de trabajo e identifique tres atributos o cualificaciones específicas que buscan en un candidato. Si entiendes lo que la empresa busca en un candidato, podrás identificar experiencias concretas que demuestren que satisfaces sus necesidades.

2. Identificar los trabajos en los que fuiste líder

Dado que se trata de una entrevista para un puesto directivo, debe destacar las habilidades de liderazgo que ha desarrollado en puestos anteriores. También debes apoyar tu respuesta con ejemplos concretos para darle profundidad y significado. Cuando considere los trabajos específicos en los que ocupó un puesto de liderazgo, céntrese en aquellos en los que tuvo mayor responsabilidad.

3. Considera anécdotas específicas

Debe ser capaz de respaldar sus respuestas con ejemplos concretos para mostrar el alcance de su experiencia y demostrar su pensamiento crítico y su capacidad para resolver problemas. Revisa una lista de preguntas comunes para directivos e identifica situaciones relevantes que puedan añadir profundidad a tus respuestas.

Relacionado: Cómo preparar una entrevista

4. Compilar una lista de preguntas

Antes de la entrevista, es importante pensar en las preguntas que quiere hacer al entrevistador. Puede preguntar sobre las oportunidades de formación, la cultura de la empresa, cuestiones sobre el equipo con el que podría trabajar y los objetivos de su departamento. Las preguntas bien pensadas pueden ayudar a demostrar un interés genuino en una organización y a establecer una relación con la persona que realiza la entrevista.

Relacionado: Las mejores preguntas para su entrevistador (con ejemplos en vídeo)

Preguntas habituales en las entrevistas a directivos y ejemplos de respuestas

A continuación se presentan algunas preguntas habituales en las entrevistas y ejemplos de respuestas que puede tener en cuenta al pensar en sus propias respuestas a estas preguntas:

Describa su mayor logro en una función de liderazgo.

Un entrevistador quiere saber lo que considera prioritario y lo que ha conseguido. Al considerar la situación concreta de la que debe hablar, debe revisar la descripción del puesto e identificar si hay habilidades específicas que el director de contratación esté buscando. Si hay una cualificación específica que buscan en un candidato, esta es una oportunidad para impresionarles con lo que has conseguido.

Ejemplo: «Mi mayor logro fue en mi último cargo, cuando encabezaba el proceso de rediseño de un sitio web. Mi equipo era pequeño, pero el cliente esperaba que ofreciéramos grandes resultados. Reuní a todo el equipo para hacer una lluvia de ideas sobre diferentes estrategias y luego delegué responsabilidades. Negocié con algunos contratistas para conseguir el apoyo adicional que necesitábamos para mantener el proyecto en marcha a tiempo. Conseguimos completar el rediseño del sitio web en el plazo previsto y, de hecho, nos quedamos por debajo del presupuesto gracias a los grandes acuerdos que pude negociar con los contratistas;

1. ¿Cuál es su estilo de gestión?

Los directores de contratación hacen esta pregunta porque quieren saber si encajas en la cultura de la empresa y en el equipo que podrías dirigir. Quieren saber cómo influye tu estilo de gestión en el trabajo, cuál es tu estilo de comunicación y posiblemente cómo tomas las decisiones. Tu respuesta debe hablar de tu estilo de gestión y proporcionar ejemplos claros de cómo has utilizado este estilo y de la eficacia con la que ha funcionado. Puede incluir situaciones en las que modificó su estilo en función de la persona con la que trabajaba y por qué decidió hacerlo.

Ejemplo: «En realidad, no tengo un único enfoque para gestionar un equipo. Siempre trato de evaluar a los individuos del equipo y la situación y luego decido qué enfoque de gestión debo adoptar para obtener los resultados que necesitamos. Dicho esto, hay situaciones en las que creo que es necesario utilizar un estilo de gestión muy práctico en el que doy instrucciones claras. Esto es especialmente importante con los miembros del equipo menos experimentados. Cuando trabajo con un equipo con mucha experiencia, me desentiendo más y mantengo una política de puertas abiertas para que sepan que pueden acudir a mí en cualquier momento con preguntas o preocupaciones;

¿Cómo delega responsabilidades en su equipo?

Parte de ser un buen gestor es ser capaz de delegar eficazmente las responsabilidades a otros miembros de su equipo. Esta es una pregunta especialmente importante que hay que analizar antes de la entrevista. Piense en proyectos en los que haya trabajado en el pasado y explique el enfoque que adoptó para delegar el trabajo. Piensa en cómo elegiste a los miembros del equipo adecuados para las diferentes tareas y cómo les informaste de sus responsabilidades.

Ejemplo: He aprendido que es importante tener en cuenta los puntos fuertes de cada persona de tu equipo, por lo que uno de los primeros pasos que doy, después de dividir las diferentes tareas, es hablar con cada miembro del equipo individualmente. Quiero entender perfectamente en qué se sienten más cómodos trabajando y también la cantidad de trabajo que pueden soportar. Después de hablar con todos personalmente, distribuyo las responsabilidades y me aseguro de que cada persona entiende lo que se le pide.

Creo que uno de mis mayores puntos fuertes a la hora de delegar responsabilidades es reconocer las capacidades y el potencial de cada miembro de mi equipo y delegar responsabilidades de forma que les permita alcanzar el mejor rendimiento del equipo;

¿Cómo se motiva a la gente?

Mantener un equipo motivado y centrado es importante para alcanzar los objetivos de la empresa y mantener la moral alta. Cuando responda a esta pregunta, es importante que hable de los métodos específicos que utilizó en el pasado para motivar a su equipo. Puede incluir cómo gestionó los diferentes tipos de personalidades y los incentivos únicos que utilizó. También debe incluir los resultados de esos métodos y si ha habido ocasiones en las que ha tenido que modificar su enfoque en función de la situación o de las diferentes personalidades.

Ejemplo: «He descubierto que es realmente importante reconocer los esfuerzos individuales de los miembros del equipo. En mi anterior trabajo, dirigía un equipo de 10 personas y empecé a llevar una lista continua de sus logros individuales. A continuación, me puse en contacto con cada persona de mi equipo periódicamente para expresar mi agradecimiento por sus esfuerzos y citar esos logros.

Además, dado que algunos miembros de mi equipo eran más extrovertidos que otros, me esforcé por comprobar regularmente que los miembros más introvertidos del equipo tenían todo lo que necesitaban. Descubrí que la combinación de reconocimiento y comprobación de él tuvo un gran impacto en la moral y el rendimiento del equipo;