Presupuesto de base cero: Definición, pasos y ejemplo

Tanto si es un profesional de las finanzas que gestiona los gastos de una empresa como un particular que empieza un nuevo trabajo con un cambio de sueldo, puede utilizar un presupuesto para ayudarle a planificar sus gastos. Un presupuesto es una herramienta que puede organizar sus gastos y ayudarle a crear un plan financiero para el presente y el futuro. Un tipo de presupuesto que puede ayudarle a alcanzar sus objetivos de ahorro personal es un presupuesto basado en cero.

En este artículo, explicamos qué es un presupuesto de suma cero, discutimos cómo crear uno y exploramos las ventajas y desventajas de esta herramienta presupuestaria.

Más información: ¿Qué es un presupuesto?

¿Qué es el presupuesto basado en cero?

Un presupuesto de base cero es un sistema de presupuestación en el que se asigna una finalidad específica a cada dólar de los ingresos. Utilizando este sistema, distribuirías cada dólar a un área, como el pago del alquiler o la planificación de la jubilación. El objetivo de un presupuesto basado en cero es hacer que todos sus ingresos coincidan con las categorías de gasto previstas. Al final del proceso de elaboración del presupuesto, el objetivo es que no queden dólares sin asignar.

Cómo crear un presupuesto de suma cero

Puede crear un presupuesto de suma cero siguiendo los siguientes pasos:

1. Decidir el calendario del presupuesto

En primer lugar, decide cuándo quieres que empiece tu presupuesto y cuánto quieres que dure. Mucha gente utiliza un presupuesto mensual, pero también se puede planificar anualmente. En cualquier caso, decida la fecha de inicio de su presupuesto. Normalmente, los presupuestos comienzan el primer día de un nuevo mes, pero puedes empezar otro día si te viene mejor, como el día que cobras.

Intente darse un tiempo para organizarse. Por ejemplo, si actualmente es el día 18, planificar el comienzo del primer día del mes siguiente puede darle tiempo para reunir la información que necesita para planificar su presupuesto.

2. Cuente sus ingresos

Durante la fase de planificación, haga una lista de todas sus fuentes de ingresos. Tenga en cuenta su sueldo, los trabajos secundarios que pueda tener, los alquileres que reciba y los intereses de sus ahorros. Puede ser útil mirar su cuenta bancaria y anotar cualquier dinero que haya entrado en los últimos meses. Si lo prefieres, puedes anotarlo en un papel o en un ordenador.

2. Enumerar los gastos

Intente enumerar los gastos que tiene. Tenga en cuenta aspectos como:

  • Alquiler o hipoteca
  • Pagos con tarjeta de crédito
  • Préstamos para estudiantes
  • Teléfono o Internet
  • Sanidad
  • Ropa
  • Servicios de suscripción
  • Comestibles
  • Restaurantes
  • Entretenimiento (como conciertos o películas)

Esta lista puede ayudarle a empezar, pero es posible que tenga otras áreas de gasto en función de sus hábitos. Por ejemplo, si tiene una mascota, considere la posibilidad de añadir un gasto para su cuidado. También puede revisar sus extractos bancarios y tomar nota de los lugares en los que ha gastado dinero en los últimos meses.

Una vez que haya anotado todos sus gastos, organice su lista de forma que tenga sentido para usted y sus hábitos. Por ejemplo, podrías agrupar los gastos de alimentación y de restaurante en una categoría llamada "comida"

Leer más: Qué incluir en un presupuesto

3. Cree y organice las categorías de gasto

A continuación, intenta agrupar tus gastos en categorías o secciones más generales. Puede ser útil pensar primero en los gastos más importantes, como la hipoteca y los impuestos, y luego pasar a los gastos más pequeños, como el entretenimiento. Las categorías principales suelen ser:

  • Necesita
  • Desea
  • Ahorro
  • Pago de la deuda

Puedes añadir secciones adicionales si es necesario y luego ordenar los gastos de la lista. Por ejemplo, la hipoteca y los impuestos podrían ir en el apartado de necesidades, mientras que el cine podría ser un deseo.

Parte de un presupuesto basado en cero consiste en planificar cada dólar que ganes, así que intenta dividir estas grandes secciones en partes más pequeñas siempre que sea posible. Para tu categoría de ahorro, por ejemplo, podrías crear secciones como vacaciones, fondo de emergencia, casa nueva y jubilación.

4. Calcule sus gastos

Ahora que tiene una lista de sus categorías de gastos, puede calcular el coste medio de cada una. Si está creando un presupuesto mensual, calcule sus gastos mensualmente. Algunos gastos tienen un coste mensual conocido, como el pago de la hipoteca o el alquiler. Otros gastos, como los comestibles, pueden cambiar cada semana o cada mes. En este caso puede utilizar una media o una estimación. Si tiene un coste anual, puede dividirlo por 12 para estimar el coste mensual.

5. Desembolsa tus ingresos

El objetivo de un presupuesto basado en cero es tener cero dólares de sobra, lo que significa que tienes un plan para saber dónde poner cada dólar que ganas. Así pues, tome el total de sus ingresos mensuales y asigne una parte a cada categoría, empezando por las necesidades. Continúa así hasta que vayas bajando en la lista.

Si le sobra dinero, considere la posibilidad de añadir más a una categoría de ahorro. Del mismo modo, si llega a cero y aún le quedan categorías en su lista, puede hacer cambios. Por ejemplo, si quiere colocar 100 dólares en un fondo de jubilación cada mes, pero está en cero dólares en su presupuesto antes de llegar a esta categoría, podría tomar 100 dólares de su gasto de restaurante y moverlos a los ahorros.

6. Elija su formato

Ahora que tienes tus gastos planificados, puedes elegir un formato para tu presupuesto. Algunas personas utilizan hojas de cálculo o crean una tabla a mano, mientras que otras utilizan sitios web y aplicaciones. Puedes hacer que tu presupuesto basado en cero sea tan visualmente atractivo o sencillo como quieras. Intenta elegir un sistema y un formato que funcione para tus preferencias personales.

7. Seguir y comparar sus gastos

Cuando empieces a gastar, haz un seguimiento de los gastos en tu presupuesto de forma regular. Puede reservar un tiempo diario, semanal o mensual para añadir sus gastos a su presupuesto. Si ves que te pasas del presupuesto en una categoría, considera de qué categoría puedes sacar dinero para compensarlo. Por ejemplo, si tiene un presupuesto de 400 dólares en comestibles y alcanza ese límite a mediados de mes, puede ajustar la cantidad de otra categoría.

8. Evalúe regularmente

Considere la posibilidad de tomarse un tiempo cada mes para evaluar su presupuesto. Es posible que quiera cambiar algunos de sus desembolsos iniciales a medida que conozca mejor sus hábitos de gasto. También puede añadir nuevas categorías cada mes a medida que observe otras formas de gastar dinero.

Relacionado: 15 consejos y buenas prácticas para elaborar un presupuesto

Ventajas y desventajas de utilizar un presupuesto basado en cero

Hay muchos tipos de presupuestos disponibles, y un presupuesto basado en cero puede ser una gran opción para algunas personas. Sin embargo, elegir un presupuesto de base cero como herramienta de presupuestación tiene ventajas y desventajas, y es importante tenerlas en cuenta a la hora de decidir si este presupuesto es adecuado para ti:

Ventajas

Un presupuesto basado en cero puede ayudarte:

  • Haz un seguimiento de tus ingresos: Este tipo de presupuesto puede ayudarle a organizar sus ingresos mensuales procedentes de diversas fuentes.
  • Comprueba a qué se destina tu dinero: Al crear un plan para cada dólar, sabrá exactamente en qué gasta el dinero y cuándo. De este modo, le resultará más fácil detectar cualquier tendencia y realizar los ajustes necesarios en su presupuesto.
  • Establezca objetivos de ahorro claros: Si separas tu presupuesto en categorías, incluido el ahorro, puedes establecer objetivos más específicos. Por ejemplo, puedes crear un fondo de vacaciones o ahorrar para el pago inicial de una nueva casa. Ver cada categoría de ahorro enumerada puede ayudarte a motivarte para alcanzar tus objetivos.
  • 12. Gestiona tus gastos En un presupuesto basado en cero, si te pasas en alguna categoría, tienes que ajustar otra categoría para mantener el saldo cero. Esta es una parte normal y realista de la elaboración de un presupuesto, pero el presupuesto basado en cero hace que el proceso sea visible, lo que puede ayudarle a mantener el rumbo.
  • Personalice su planificación: Un presupuesto basado en cero es totalmente personalizable. Puedes crear tantas categorías y secciones como quieras, y puedes establecer las fechas para ayudarte a alcanzar tus objetivos personales. Además, algunas personas hacen el presupuesto a mano, mientras que otras utilizan el ordenador.

Desventajas

Un presupuesto basado en cero también tiene algunas desventajas, entre ellas:

  • Compromiso con el tiempo: Un presupuesto basado en cero requiere mucha planificación y organización. Al principio, crear y mantener este presupuesto puede llevarle más tiempo que otros sistemas de presupuestación, y requiere comprobaciones mensuales. Sin embargo, con el tiempo, puedes ser más rápido en la elaboración del presupuesto a medida que aprendes más sobre tus preferencias y hábitos de gasto.
  • Cambio de ingresos: Si sus ingresos cambian de un cheque a otro, como por ejemplo si trabaja por temporadas o tiene sueldos como propinas, puede resultar difícil calcular sus ingresos mensuales. Sin embargo, puedes utilizar un presupuesto basado en cero utilizando promedios y haciendo un seguimiento de tus ingresos durante cada período de pago. También puedes crear una sección separada en el apartado de ahorros donde guardes los ingresos de un mes anterior para planificar los cambios.
  • Gastos variables: Es posible que algunos gastos cambien cada mes, como los regalos. Algunos meses, puede que tengas grandes vacaciones u otros eventos como bodas. Es un reto planificar estos gastos variables, pero puede ser útil añadir una categoría separada a su presupuesto para ayudarle a ahorrar dinero para situaciones inesperadas.

Relacionado: Presupuesto: Definición y tipos

Ejemplo de presupuesto basado en cero

Aquí tienes un ejemplo de presupuesto basado en cero que puedes utilizar como guía a la hora de crear el tuyo:

Ingresos mensuales: 2500 dólares (incluye dos nóminas y los intereses de los ahorros)

*Necesita
Alquiler: $800
Comestibles: $350
Servicios públicos: 100 dólares
Teléfono e Internet: 75 dólares
Seguro médico: 50 dólares
Cuidado de las mascotas: 100 dólares
Gas: 75 dólares*.

*Pago de deudas
Préstamos para estudiantes: 200 dólares
Tarjeta de crédito: $50*

*Desea
Comer fuera: $100
Entretenimiento: 100 dólares
Servicios de suscripción: 50 dólares
Ropa nueva: 50 dólares*.

*Ahorro
Jubilación: 200 dólares
Fondo de emergencia: 150 dólares
Fondo de vacaciones: 50 dólares*.

Cantidad sobrante: $0

Te recomendamos

15 objetivos profesionales de enfermería (con consejos)

¿Qué es un segundo título de grado y por qué hay que cursarlo?

Guía para el control del inventario de la tienda: Beneficios, métodos y consejos

¿Qué es el cierre de un proyecto? Definición, pasos y consejos

Su guía para la normalización de datos (con tipos y preguntas frecuentes)

5 Ventajas y desventajas de la estructura organizativa matricial