Presupuestos y planificación financiera: ¿Cuál es la diferencia?

El presupuesto y la planificación financiera son procesos financieros que puede utilizar para mejorar sus finanzas personales. A pesar de sus muchas similitudes, sus principales divergencias radican en cómo funcionan dentro de su punto de vista financiero. Si desea saber más sobre el funcionamiento conjunto de estos dos procesos, puede investigarlos.

En este artículo, cubrimos la elaboración de presupuestos, la planificación financiera, las diferencias clave entre ambos y los consejos para utilizar con éxito ambos procesos.

¿Qué es un presupuesto?

¿Qué es la presupuestación?

La elaboración de un presupuesto es un método para hacer un seguimiento de los ingresos y los gastos semanal o mensualmente para gestionar su dinero. La elaboración de un presupuesto le permite asignar sus recursos financieros para cubrir aspectos como la vivienda, los servicios públicos, los alimentos, la gasolina, la ropa, los ahorros, la atención sanitaria, los seguros y las inversiones. Puede identificar sus principales gastos estableciendo un presupuesto. Los más significativos serán el centro de atención.

Como la elaboración de un presupuesto le permite ser más consciente de dónde y cómo gasta su dinero, puede eliminar o ajustar los gastos no deseados. Si decide utilizar su presupuesto para modificar los gastos no deseados, puede utilizar el dinero sobrante para trabajar en la consecución de objetivos financieros a corto o largo plazo. Para crear su presupuesto, la mayoría de la gente utiliza un planificador, lápiz y papel o una hoja de cálculo en un ordenador.

Relacionado: Relacionado: 8 métodos presupuestarios que le ayudarán a ahorrar

Consejos para crear un presupuesto eficaz

La creación de un presupuesto puede ayudarte a avanzar hacia la consecución de objetivos financieros como el pago de deudas o la inversión. Aquí tienes algunos consejos para crear un presupuesto eficaz:

  • Determina lo que vas a utilizar para hacer tu presupuesto y controlar tus gastos. Dependiendo de tus preferencias personales, puede que te sientas más cómodo utilizando una hoja de cálculo o lápiz y papel para crear tu presupuesto. Elegir el método que mejor se adapte a ti puede facilitar la creación y el seguimiento de tu presupuesto. También hay muchas aplicaciones y servicios gratuitos de elaboración de presupuestos disponibles en Internet.
  • Reunir el material financiero. Busque y reúna sus documentos financieros, incluidos los extractos bancarios, los talones de pago y las facturas. Tener todo el material de referencia en un solo lugar puede facilitar el proceso de creación de un presupuesto.
  • Totaliza tus ingresos mensuales. Si tiene una pareja o un cónyuge, es posible que quiera sumar sus ingresos juntos. Incluya los trabajos a tiempo completo, a tiempo parcial o cualquier otro ingreso.
  • Cree una lista de gastos mensuales. Empezando por los gastos más importantes, como los pagos de la hipoteca o el alquiler, crea una lista de tus gastos mensuales. No olvides incluir gastos como el mantenimiento del coche, los costes del transporte público, la ropa y el ocio.
  • Separe los gastos fijos de los variables. La gente suele separar los gastos fijos, o gastos que permanecen igual cada mes, como el alquiler, los servicios públicos, el seguro y el pago de deudas, de los gastos variables. Los gastos variables, o gastos que pueden cambiar cada mes, incluyen costes como la ropa, los comestibles, el entretenimiento y el mantenimiento del coche.
  • Añade tus ingresos y gastos. Para entender su relación entre ingresos y gastos, sume sus gastos e ingresos brutos de cada mes y reste los gastos de los ingresos. Esto le permite entender si le sobra dinero y a dónde va.
  • Eliminar o ajustar los gastos si es necesario. Este paso incluye centrarse en sus gastos variables. Un presupuesto acertado puede eliminar o ajustar ciertos gastos variables para aumentar la diferencia entre ingresos y gastos y le permite utilizar el dinero sobrante para alcanzar sus objetivos financieros.
  • 2. Haga un seguimiento de sus gastos para rendir cuentas Por último, asegúrese de hacer un seguimiento de cómo gasta su dinero cada mes. Tu presupuesto puede no ser útil si no sigues los límites de gasto que creas.

Relacionado: Por qué es importante hacer un presupuesto (más 7 beneficios de hacer un presupuesto)

¿Qué es la planificación financiera?

La planificación financiera es un proceso de construcción de una estrategia financiera integral para completar los objetivos financieros a largo plazo. La planificación financiera puede ayudarle a reducir las obligaciones fiscales, planificar una boda, recuperarse de las deudas, tener hijos, pagar la educación superior o gestionar el riesgo, la jubilación y el patrimonio. Su plan financiero incluye los pasos que piensa dar para alcanzar sus objetivos financieros futuros.

Un buen plan financiero hace un seguimiento trimestral o semestral de su progreso hacia la consecución de los objetivos. Al planificar las finanzas, es posible que desee una cartera que describa su flujo de caja y sus activos. Comprender su situación financiera actual le permite predecir su destino financiero. También le ayuda a definir sus objetivos financieros y a desarrollar una estrategia para alcanzarlos en función de sus preferencias personales. La planificación financiera es útil porque le permite establecer objetivos medibles que puede alcanzar financieramente, orientándole sobre cómo utilizar su dinero cuando tenga que tomar decisiones financieras importantes.

Relacionado: 6 tipos de trabajos de finanzas

Consejos para crear un plan financiero exitoso

Tener y utilizar un plan financiero puede ayudarte a alcanzar tus objetivos financieros y personales. He aquí algunos consejos para crear un plan financiero exitoso:

  • Considere la posibilidad de contratar a un asesor financiero. Dependiendo de tu situación y de tu comprensión de la planificación financiera, puede ser una buena idea contratar a un profesional de las finanzas para que te ayude a crear un plan financiero exitoso.
  • Cree una declaración de patrimonio neto. Saber con cuánto dinero empiezas es una buena manera de empezar tu plan financiero. Es conveniente que conozcas tus activos y pasivos antes de planificar financieramente.
  • Comprende lo que estás planeando. Elabore una lista de cosas que le gustaría incluir en su plan financiero, como sus objetivos personales y la forma en que estar financieramente sano le ayudaría a alcanzarlos.
  • Establezca objetivos financieros. Tanto si estás ahorrando para comprar una casa, como si estás pagando préstamos estudiantiles o construyendo una cartera de inversiones, es importante que establezcas objetivos financieros antes de empezar a planificar cómo conseguirlos.
  • Cree y siga un presupuesto orientado a objetivos. La elaboración de un presupuesto es importante porque le permite asignar dinero adicional a sus objetivos financieros.
  • Evalúe su progreso y haga ajustes. Para asegurarse de que avanza satisfactoriamente hacia sus objetivos financieros, evalúe su progreso semestral o trimestralmente y haga los ajustes necesarios.

Presupuesto vs. planificación financiera

Aunque tanto el presupuesto como la planificación financiera son métodos que le ayudan a alcanzar sus objetivos financieros, he aquí algunas de sus principales diferencias:

Diferentes objetivos

La elaboración de un presupuesto se centra estrechamente en mantener o eliminar determinados hábitos de gasto. Esto puede incluir algo como gastar menos dinero en entretenimiento o poner más dinero en su cuenta de ahorros cada mes. La planificación financiera se centra en alcanzar objetivos financieros importantes, como el pago de deudas o la compra de una casa.

Progresar periódicamente

Dado que el presupuesto se centra en los hábitos de gasto, puede hacer un seguimiento de su progreso mensual, semanal o incluso diario. Esto es mucho más frecuente que la frecuencia con la que podría seguir su progreso hacia los objetivos de su plan financiero. La planificación financiera se centra en los objetivos financieros más amplios y, por ello, es más probable que realice un seguimiento de su progreso trimestral o semestral, o cada tres o seis meses.

Nivel de detalle

A la hora de elaborar el presupuesto, puede ser útil determinar específicamente cuánto piensa gastar en cada categoría que se fije. Es importante asegurarse de que está dentro de los límites de gasto que se ha fijado, y es posible que quiera reducir los gastos, aunque sólo sea en unos pocos dólares cada mes, ya que los gastos pueden acumularse. La planificación financiera no requiere el mismo nivel de detalle. Los objetivos son mucho más amplios, y dedicar demasiado tiempo a calcular las cantidades exactas puede obstaculizar su progreso o hacerle perder tiempo.